19 de octubre de 2021

Los viajeros de la Vía Láctea - Fernando Benzo


Son unos cuantos libros los que Fernando Benzo tiene publicados desde hace años, pero no fue hasta el año pasado que descubrí al autor con Nunca fuimos héroes, una novela que me gustó muchísimo y que me dejó con ganas de seguir conociendo la obra del autor y qué mejor ocasión para ello que animarme con su última publicación. Hoy os hablo de Los viajeros de la Vía Láctea.

Mi opinión

Blanca y Javi, ya entrados en la década de los cincuenta, echan la vista atrás. Ellos son dos de los damnificados de una lejana noche en la Vía Láctea en la que todo cambió para un grupo de amigos, universitarios en aquellos célebres años ochenta madrileños, para los que el amor, la felicidad, las ganas de cambiar el mundo y la amistad dieron paso a una madurez que ha llevado a cada uno de ellos por distintos derroteros.

Fernando Benzo nos presenta en esta ocasión una agridulce novela coral en la que la ternura y la nostalgia se dan cita junto con los secretos largamente escondidos. Con una prosa sencilla y ágil y un ritmo medido y adecuado, el autor realiza una crónica de toda una generación saltando entre el presente y el pasado al tiempo que hace un ecléctico repaso de aquellos éxitos musicales que nos conquistaron a los que vivimos aquella década de los ochenta y sin dejar de lado al mismo tiempo unas cuantas referencias cinematográficas de la época.

Y al ritmo de esa fantástica playlist me dejé conducir por los dos protagonistas ya nombrados, Blanca y Javi, que intentarán dar respuesta a aquellas preguntas de juventud con las que tan fácil es sentirse identificado. Junto a ellos un amplio elenco de personajes perfectamente dibujados de forma que su perfil se hace reconocible hasta sentirlos como personas reales. Con ellos recorremos tres décadas de sus vidas a través de escenarios que tienen gran relevancia en la lectura, tanto que el legendario local La Vía Láctea casi podríamos considerarlo un personaje más de la novela.

Una novela generacional sin duda recomendable para cualquier lector, pero que especialmente gustará a la generación que ya ha pasado los cincuenta invitando a una mirada al pasado porque este es al fin y al cabo el que labra nuestro presente, aunque para ello debamos enfrentarnos, como hacen los protagonistas de la novela, al paso del tiempo, a los sueños incumplidos y a las viejas heridas a menudo sin cerrar. Temas y preguntas universales que llenan las páginas de la novela y nos invitan a la reflexión durante la lectura.

En definitiva, Los viajeros de la Vía Láctea es una interesante novela coral que nos habla de sueños y desengaños, de éxitos y fracasos, de lo que fuimos y de lo que somos. Una novela que me ha retrotraído a un pasado que, aunque lejano, mientras leía casi me parecía poder tocar con la punta de los dedos.

Ficha técnica

18 de octubre de 2021

Esta semana leo... #31 (2021)

El lunes pasado estaba de viaje por tierras italianas y falté a nuestra cita semanal, pero hoy de nuevo estoy aquí para contaros que comienzo la semana acompañada por las últimas páginas de El cirujano de almas de Luis Zueco.

Y como por fin tengo en mis manos el último Premio Fernando Lara y estoy deseando repetir con la autora mi siguiente lectura será Hasta donde termina el mar de Alaitz Leceaga. De la autora he leído sus dos novelas anteriores, El bosque sabe tu nombre y Las hijas de la tierra, y ambas me encantaron así que estoy segura de que esta nueva novela no me defraudará.

¿Y vosotros, qué leéis?

 

 


14 de octubre de 2021

La familia Martin - David Foenkinos


Siempre he pensado que Foenkinos es uno de sus autores con los que no caben las medias tintas, o gusta mucho, muchísimo, o no gusta nada de nada. Solo he leído dos libros suyos, La biblioteca de los libros rechazados y Hacia la belleza, pero sin duda me declaro dentro de la primera categoría. Hoy os hablo de La familia Martin.

Mi opinión

Conocemos a un autor en horas bajas ¿quizá el propio Foenkinos? Ni él mismo se cree la novela que está escribiendo, la inspiración parece haberle abandonado y llega a la conclusión de que nada mejor que un baño de realidad para reencontrarla. Bajará a la calle, parará a la primera persona que se encuentre y, si esta se lo permite, escribirá sobre ella. Y así es como el autor conocerá a Madeleine Tricot, una viuda de 80 años antigua costurera de Karl Lagerfeld, y entrará en la vida de los Martin.

Con Madeleine, Valérie, su hija, Patrick, el esposo de esta y Lola y Jérémie, los hijos de ambos, David Foenkinos construye una novela basada en la cotidianeidad de los pequeños, y grandes, avatares de una vida normal y corriente y a través de ellos aborda temas tan habituales y cercanos como el desencanto con la vida, el acoso laboral, la adolescencia, las redes sociales y la homosexualidad. Todo ello salpicado con dosis de autoficción en las que el autor nos habla no solo del proceso creativo, sino que realiza una burla y una crítica del oficio de escritor.

Con una prosa sencilla salpicada del particular sentido del humor del autor y un estilo elegante, La familia Martin es una lectura fluida y ágil. A través de capítulos cortos el autor nos mete de lleno en esta familia tan reconocible, creando desde el principio una corriente de empatía hacia ellos y hacia el propio autor que se ve arrastrado a involucrarse con ellos más de lo recomendable para su labor como escritor de sus vidas.

Una novela al más puro estilo Foenkinos en la que el autor reflexiona sobre la escritura, el amor y la vida cotidiana. Una narración en la que la vida y la ficción interactúan constantemente creando un estimulante juego lector. “¿De verdad la gente va a leer esto?”, pregunta uno de los personajes. Si quieres conocer la respuesta de Foenkinos solo tienes que sumergirte en las páginas de La familia Martin, yo lo he hecho y la he disfrutado.

Ficha técnica

5 de octubre de 2021

Un país con tu nombre - Alejandro Palomas


Al sentarme delante del ordenador para escribir esta reseña he sentido la necesidad de rescatar la que en 2013 escribí sobre El tiempo que nos une, aquella primera novela que leí de Alejandro Palomas, aquella novela que me confirmó como fiel lectora del autor y así fueron pasando por mis manos y quedándose en mi corazón Una madre, Un hijo, Un perro, Un amor… y ahora, hacemos un huequecito, porque ha venido para quedarse Un país con tu nombre.

Mi opinión

Hace ya tiempo que dije que las novelas de Alejandro Palomas son achuchables, porque achuchables son sus personajes, sus historias, porque achuchable es él y cuando se escribe como lo hace él, poniendo el corazón en la mano y dejándose el alma en las páginas, poco puede hacer esta pobre reseñadora para transmitiros lo que se siente leyendo cualquiera de sus novelas.

Y es que de nuevo con Un país con tu nombre vuelvo a encontrarme con una lectura que se vive a través de dos personajes a los que caí en la tentación de prejuzgar, tan alejados de mí los sentía, y a los que a lo largo de la lectura no solo fui comprendiendo, sino sintiéndolos profundamente cercanos a mí en sus emociones y en su dolor.

Podría deciros que en esta ocasión nos encontramos con una novela que nos habla de las segundas oportunidades y de los sueños que nunca debemos desechar porque siempre estamos a tiempo de cumplirlos, pero para mí, por encima de todo, y sé que muchos, la mayoría, no estaréis de acuerdo, Un país con tu nombre es una novela sobre el duelo y la pérdida y sobre cómo cada uno nos enfrentamos a ella.

Y ahora, aquí sentada delante de esta pantalla, vuelvo a constatar que yo aún no sé cómo hacerlo, que me duele demasiado seguir escribiendo porque solo tengo una imagen en mi cabeza, que esa pena inabarcable que inunda las páginas de Un país con tu nombre, es la pena tan inmensa que siento y no sé cómo manejar, así que me vais a permitir que hoy sea así de breve y termine mi reseña aquí, no sin antes recomendar leer Un país con tu nombre a todos aquellos que no temáis un viaje a vuestras emociones.

Ficha técnica


4 de octubre de 2021

Esta semana leo... #30 (2021)

Primer lunes de octubre y os cuento que comienzo la semana leyendo Os vigila de Amelia De Dios Romero, un thriller psicológico del que hasta ahora os puedo contar que de una sentada leí ayer cien páginas así que la cosa promete.

Tengo la semana un poco complicada, pero sin duda hacia el viernes podré comenzar una nueva lectura que aún tengo pendiente de decidir y la cosa no pinta fácil porque son varios los que están en la rampa de salida así que tomaré la decisión según el pálpito que me dé cuando llegue el momento.

¿Y vosotros, qué leéis?


2 de octubre de 2021

Resumen de septiembre


Seguimos avanzando en los meses y seguimos sumando lecturas. En esta ocasión seis novelas me han acompañado durante el mes de septiembre. Veamos cuáles han sido. 

  1. Trigo Limpio. Juan Manuel Gil.
  2. Las gratitudes. Delphine de Vigan.
  3. A fuego lento. Paula Hawkins.
  4. Astillas en la piel. César Pérez Gellida.
  5. Un país con tu nombre. Alejandro Palomas.
  6. La familia Martin. David Foenkinos

Bastante leído y poco reseñado, pero esta semana empiezo a ponerme las pilas para ir contándoos lo que me han parecido y ya hay alguna reseña programada. De las seis sin duda destacan Astillas en la piel de la que sí os he hablado y mi fantástico reencuentro con Delphine de Vigan, una de mis autoras de cabecera que con Las gratitudes ha vuelto a conquistarme. 

¡Vamos a por octubre!

28 de septiembre de 2021

Astillas en la piel - César Pérez Gellida


¿Qué os voy a decir que no sepáis los que me conocéis? Cada año espero con ansiedad mi cita anual con César Pérez Gellida y cuando su nueva novela está entre mis manos dejo todo lo que me esté ocupando en ese momento y me lanzo a por ella, siempre con el firme propósito de no devorarla en un par de días y saborearla como se merece y siempre con el mismo resultado: la leo como si no hubiera un mañana y de nuevo me quedo huérfana hasta la siguiente. Hoy os hablo de Astillas en la piel.

Mi opinión

Álvaro y Mateo se conocieron en un internado siendo niños y desde entonces, a pesar de la distancia y de los distintos derroteros que han tomado sus vidas, su amistad continúa, de modo que cuando Mateo pide ayuda y cita, sin más explicaciones, a Álvaro en Urueña, este acude aun sin tener nada claro qué es lo que puede suceder para tanta urgencia y para la extraña elección del lugar.

Un impactante primer capítulo al más puro estilo gellidista da paso a una narración en la que el thriller más psicológico avanza sin prisas hasta desembocar en un negro profundo que impacta como un bofetón en el lector y es que el autor firma con Astillas en la piel su novela más introspectiva e incluso reflexiva, para terminar sacudiéndonos a base de violencia y sangre.

Dos protagonistas rotundos que bajo su aparente sencillez encierran gran complejidad y unos pocos y acertados secundarios conforman el breve elenco de personajes que habita Astillas en la piel. Dos protagonistas con un marcado y profundo perfil psicológico de magnífica evolución a lo largo de la lectura para terminar mostrándonos dos personas totalmente distintas a las que inicialmente creemos conocer. Ambos irán alternando sus voces en primera persona: Álvaro en la actualidad, en una fría Urueña bajo una inclemente cencellada; y Mateo en un viaje al pasado hasta el internado de la Sierra de Guadarrama que los unió, nos conducen por una novela en la que las deudas del pasado y la venganza toman las riendas hasta hacer saltar por los aires todo lo construido hasta ese momento. Ambos son dos personajes brutales, aunque yo debo confesar mi absoluta debilidad por Álvaro que desde ya pasa a formar parte de mis personajes literarios favoritos.

Poco tiene que ver esta nueva novela con las anteriores del autor, aunque su sello personal está ahí y es reconocible. No cambian ni la calidad narrativa ni la soltura con la que maneja la tensión, ni por supuesto las pistas y señales que nos va dejando a lo largo de la lectura y es que si algo caracteriza a César Pérez Gellida es la honestidad con la que trata a sus lectores porque nos tragamos una y otra vez sus cebos, pero cuando la sorpresa llega no podemos negar que nos hemos engañado nosotros solos porque el autor ha vuelto a hacer gala de su maestría para ponernos delante de las narices la solución sin que seamos capaces de verla.

Astillas en la piel es un absorbente thriller que he leído con tanta pasión como el autor debe poner al escribir porque así se transmite al lector que vive, siente y sufre lo narrado. No os cuento nada nuevo si os digo que para mí César Pérez Gellida es el mejor autor de novela negra de este país y con cada publicación vuelve a demostrar que la calidad literaria y el entretenimiento pueden ir de la mano cuando son sus dedos los que aporrean el teclado.

Ficha técnica

27 de septiembre de 2021

Esta semana leo... #29 (2021)

El lunes pasado falté a mi cita semanal para contaros qué tenía previsto leer y es que tuve un intenso fin de semana de Feria del Libro que me dejó tan agotada que ni fuerzas tenía para sentarme delante del ordenador, pero hoy de nuevo estoy aquí para contaros que comienzo la semana leyendo Los viajeros de la Vía Láctea de Fernando Benzo. Lo cierto es que la comencé hace ya un par de semanas o así, pero entre que se me han ido colando otras lecturas de esas que me han absorbido totalmente y que la novela tiene un ritmo bastante pausado, ahí sigo con ella.

Y si de colarse lecturas hablamos, ayer me dio un arranque y comencé a leer también La familia Martin de David Foenkinos, así que con esas dos novelas creo que tengo suficiente para la semana.

¿Y vosotros, qué leéis?


23 de septiembre de 2021

Minireseñas III (2021)

DONDE HAYA TINIEBLAS – MANUEL RÍOS SAN MARTÍN

Una modelo rusa menor de edad desaparece durante un viaje a Madrid y los inspectores Martínez y Pieldelobo se harán cargo del caso que, aunque comienza siendo una desaparición, pronto se convertirá en asesinato.

Esta es la tercera novela del autor y tras leer Círculos y La huella del mal, lecturas ambas que no terminaron de ser totalmente satisfactorias para mí, debo decir que Donde haya tinieblas me ha convencido totalmente. Con una prosa sencilla y una narración tan visual que con las palabras dibuja las escenas en nuestra cabeza, el autor nos lleva por distintas líneas de investigación en este thriller de acción que combina sin artificio elementos tan dispares como la Biblia y las redes sociales. Y lo hace de la mano de dos protagonistas tan antagónicos como complementarios resultan ser conforme avanzamos en la lectura. Una novela con una trama muy bien armada, de ritmo muy ágil y con una buena dosificación de la tensión narrativa. No me importaría nada volver a encontrarme con estos dos policías.

 

LOS AUSENTES – JUANA CORTÉS AMUNARRIZ

El secuestro de Bixen Alzola, profesor de universidad defensor de la vía pacífica para solucionar el conflicto vasco, golpea como un mazazo a su mujer, Leire. Pero esta no reacciona como los terroristas esperan. Y hasta aquí os cuento porque la decisión de Leire y su ejecución es mucho mejor que la descubráis por vosotros mismos.

Los ausentes es una de esas novelas que atrapan al lector desde las primeras páginas y a partir de ese momento la tensión no hace otra cosa que crecer y crecer. La autora nos va ofreciendo de forma alternativa los puntos de vista de los distintos personajes de forma que el lector tiene una visión global de todo lo que está ocurriendo dentro y fuera del zulo en el que Bixen está recluido y, sobre todo, nos hace ponernos en el lugar de todos ellos con suma facilidad, sobre todo en el de Leire, consiguiendo que nos preguntemos una y otra vez qué estaríamos dispuestos a hacer nosotros por salvar a un ser querido y cómo el contacto con la violencia puede cambiarnos.

 

LA CONGREGACIÓN – MIGUEL CONDE-LOBATO

Rafael y Guillermo son amigos desde la infancia y, aunque siguen conservando esa amistad, la vida los ha llevado por caminos muy distintos. Guillermo sintió la llamada de la vocación y tomó los hábitos, y Rafael, tras terminar la carrera de medicina, se dedicó a la investigación. Precisamente un estudio sobre la identificación de ADN en reliquias le ha llevado a desarrollar una tecnología con la que se ha conseguido clonar a Cristo.

Una novela sobre los límites éticos de la ciencia con cuyo comentario tampoco quiero extenderme demasiado y es que, partiendo de una premisa realmente interesante, su lectura ha sido una decepción. La presentación de los personajes, viajando para ello hasta el pasado cuando es necesario, es excesivamente extensa por lo que cuando por fin llegamos al meollo de la novela, mi interés era prácticamente nulo. Una pena porque el argumento prometía, pero me ha fallado la ejecución.

 

LO QUE LA MAREA ESCONDE – MARÍA ORUÑA

Judith Pombo, presidenta del Real Club de Tenis de Santander, aparece muerta en un camarote, cerrado por dentro y sin más accesos, de la goleta La Giralda. Valentina Redondo se hará cargo de la investigación mientras intenta retomar su vida tras un trágico suceso acaecido meses antes y que la ha cambiado de forma irreversible.

Tras Puerto escondido, Un lugar a donde ir y Donde fuimos invencibles, llega la última entrega de la saga Valentina Redondo en la que María Oruña nos presenta el clásico crimen de habitación cerrada. Muchos y variados son los sospechosos, cada cual con un posible móvil más o menos peregrino, de forma que la resolución personalmente me ha parecido un poco cogida con pinzas. Mucho más interesante me ha resultado el trasfondo psicológico que encierra Lo que la marea esconde y a través del cual la autora analiza el comportamiento y la evolución de la protagonista tras la tragedia personal vivida, ahondando en su sentimiento de culpabilidad.

 

 

21 de septiembre de 2021

A fuego lento - Paula Hawkins


Disfruté con la lectura de La chica del tren, fue una de esas novelas que me dio justo lo que buscaba en aquel momento que no era otra cosa que pura adicción lectora con un libro que no pudiera soltar y aunque la siguiente novela de la autora, Escrito en el agua, no me convenció de igual modo, no tuve dudas sobre volver a leer lo que publicara. Hoy os hablo de A fuego lento.

Mi opinión

Un joven aparece brutalmente asesinado en la casa flotante en la que vive en Londres. Desde el primer momento tres mujeres relacionadas con él se convierten en sospechosas: Laura, una chica problemática con la que mantuvo una breve relación; Miriam, su solitaria vecina; y Carla, su tía. Todas ellas tienen secretos que esconder y todas mienten de un modo u otro.

Ellas tres son las protagonistas de una novela que cuenta también con diversos personajes secundarios que juegan un papel meramente accesorio para el desarrollo de la trama, con la excepción de Irene que no solo es el personaje que más creíble y real me ha resultado, sino que de su mano se nos sirven unas cuantas cuestiones relativas a la vejez y a cómo se enfrentan a ella tanto nuestros mayores como nosotros mismos ante el avance de la edad que poco a poco los va convirtiendo ante nuestros ojos en personas distintas a las que fueron, o al menos eso es lo que en demasiadas ocasiones creemos.

Paula Hawkins crea con todos un ellos un elenco en el que el concepto de buenos y malos queda difuminado, enfrentándonos durante la lectura no solo a los hechos que acontecen, sino a toda la carga emocional que los personajes arrastran y que de un modo u otro condiciona su vida, una carga emocional que se ha ido cociendo a fuego lento dentro de ellos de forma que en cualquier momento puede explotar. Esta sin duda es la mayor bondad de esta novela que nos acerca de forma fidedigna a ese infierno interior que viven sus personajes, a su dolor y a sus miedos.

Debo decir que con todos estos ingredientes A fuego lento me atrapó desde sus primeras páginas y su lectura fue casi compulsiva. A ello contribuyó la inclusión de algunos capítulos intercalados de la novela de uno de los protagonistas, La que se escapó, capítulos que añaden más tensión aún a la lectura porque en todo momento intentaba buscar un nexo de unión con la que estaba ocurriendo en la realidad que vivían sus personajes, pero en un momento dado sentí que la autora alargaba demasiado el nudo de la novela y el desenlace no terminaba de llegar de forma que la tensión narrativa se resiente, aunque vuelve a recuperarse con un final que no por esperado pierde su carga dramática.

En definitiva, A fuego lento es una entretenida novela que, a pesar de algún valle en su ritmo, se lee con interés mientras plantea la eterna pregunta de qué seríamos capaces de hacer para reparar el daño que nos han causado.

Ficha técnica 

 

16 de septiembre de 2021

Minireseñas II (2021)

EL SÓTANO DE OXFORD – CARA HUNTER

Durante la reforma de una vivienda en uno de los mejores barrios de Oxford se encuentran encerrados en el sótano de la casa colindante una joven y un niño pequeño con claros síntomas de llevar tiempo recluidos. El inspector Fawler y su equipo se harán cargo de la investigación y lo primero será interrogar al propietario, un anciano con demencia que dice desconocer de qué le están hablando.

Segunda entrega de una serie y no, no he leído la primera, pero me sedujo tanto la sinopsis de este libro que decidí saltarme a la torera el orden e ir a por él y me alegro muchísimo de haberlo hecho porque es una lectura que he disfrutado de principio a fin. Enganchada es poco para como estuve desde las primeras páginas y es que tiene todos los ingredientes para ello: buenos personajes, un caso de lo más intrigante y convincente que parece entrelazarse con otro de algunos años atrás y una buena dosis de giros argumentales para no dar respiro al lector. Si no lo habéis leído aún y os gusta el género no os lo podéis perder.

 

CIERRA TODAS LAS PUERTAS – RILEY SAGER

Jules Larsen, sin empleo y lamentando todavía la reciente ruptura con su novio, no puede creerse la suerte que ha tenido cuando consigue el trabajo como cuidadora de un apartamento en el edificio Bartholomew, uno de los más lujos y emblemáticos de Manhattan. Poco importan las extrañas normas de convivencia cuando no solo va a residir en un lugar de ensueño, sino que, además, le van a pagar por ello. Pero cuando otra cuidadora desaparece Jules comienza a inquietarse hasta que los acontecimientos comienzan a precipitarse.

No tuve dudas de querer leer este libro cuando lo vi y es que la anterior novela de Riley Sager, Las Supervivientes, me gustó muchísimo. En esta ocasión el autor nos presenta la clásica novela de misterio ambientada en un lugar cerrado en el que parecen ocurrir cosas raras y nos mete de lleno en esa atmósfera de inquietud mientras crece la tensión y sentimos que algo va a pasar de forma inminente. A pesar de ello creo que el argumento podía haber dado mucho más de sí si no se hubiera centrado tanto, casi de forma exclusiva, en la protagonista, pero en cualquier caso es una buena novela de misterio que a buen seguro os deparará unas cuantas horas de entretenimiento.

 

LA TIENDA DE LA FELICIDAD – RODRIGO MUÑOZ AVIA

Carmelo Durán no necesita ni salir de casa ni relacionarse de forma personal con nadie demasiado a menudo porque a golpe de clic lo tiene todo, pero cuando un pedido a un supermercado on line no es servido con todos los productos solicitados inicia una reclamación al departamento de atención al cliente y así conocerás a Mari Carmen, la encargada de contestar sus emails.

Una novela epistolar moderna porque hoy en día ¿quién escribe cartas? Lo que más se acerca es un correo electrónico y este es el formato que Rodrigo Muñoz Avia utiliza para ofrecernos una novela tan fresca y agradable como reflexiva. Imposible sustraerse a un personaje como Carmelo que tanto me ha recordado al Ignatius de La conjura de los necios y que me ha dicho disfrutar tantísimo con sus emails no solo a Mari Carmen, sino a su madre, su hermano, su sobrino y la presidenta de la comunidad de propietarios (sin duda los mejores). No os perdáis esta novela cargada de humor e ironía y habitada por personas reales que viven situaciones reales, a mí me ha encantado.

 

 


14 de septiembre de 2021

Disfraces terribles - Elia Barceló


Son ya unos cuantos libros lo que he leído de Elia Barceló desde que en 2018 me estrené con Las largas sombras. Desde entonces El secreto del orfebre, El eco de la piel y La noche de plata me han deparado buenas horas lecturas por lo que no tuve ninguna duda en hacerle un hueco este verano en mi maleta y llevarme a la playa la novela de la que os hablo hoy: Disfraces terribles.

Mi opinión

Años después de la muerte del famoso escritor de origen argentino y residente en París Raúl de la Torre, Ariel Lenormand se dispone a escribir su biografía para lo cual se traslada a París para entrevistarse con algunas de las personas que le conocieron, especialmente con Amelia Gayarre, la que fuera su primera esposa, además de su editor y amigo André y su marido, Yves.

Este es el punto de partida de una novela que aúna tantos géneros como capas y facetas parece tener la vida del autor investigado. A través de recuerdos de quienes compartieron su vida de un modo u otro con Raúl, de cartas y de viajes al pasado, Elia Barceló compone una narración que el lector puede leer casi como una investigación policíaca en la que los misterios están servidos desde las primeras páginas. Pero la autora quiere ir más allá y la búsqueda para conocer quién fue Raúl de la Torre se convierte en la excusa perfecta para hablarnos del peso del pasado en nuestras vidas, de los recuerdos, de las verdades a medias y del amor.

Queda así a criterio del lector si dedicarse a una lectura más ligera o sumergirse de lleno en la introspección a la que nos invita la autora a través de personajes contundentes que se nos presentan con sus luces y sus sombras habitando las páginas de una novela que me fue ganando poco a poco con una historia que no deja de preguntarnos a cada paso qué es realmente la verdad y qué se debe hacer con ella.

Con una narración exquisita y una estructura compleja en la que pasado y presente se funden y conviven con cartas y testimonios en primera persona que a modo de diario que más adelante deberá leer Ariel va redactando Amelia, Elia Barceló utiliza el narrador omnisciente tanto en el presente como en el pasado dejando creer al lector que sabe mucho más que los protagonistas, cuando lo cierto es que en muchas ocasiones no es así y solo tenemos acceso a piezas sueltas que poco a poco irán encajando hasta regalarnos un desenlace que no por previsto pierde toda su fuerza y emotividad.

En definitiva, Disfraces terribles es una magnífica novela con muchos y variados ingredientes. Misterio, drama y la complejidad de la naturaleza humana dan vida a esta lectura que no puedo dejar de recomendaros.

Ficha técnica

13 de septiembre de 2021

Esta semana leo... #28 (2021)

Lunes de nuevo y os cuento cuáles son mis planes lectores para una semana que comienzo con Astillas en la piel de César Pérez Gellida. Ya sabéis que es uno de mis autores de cabecera y jamás falto a la cita con sus novelas así que en cuanto tuve esta en mis manos me puse a ello y muy pronto os contaré qué me ha parecido porque mañana como muy tarde habré terminado.

Y me debato entre tres libros como siguiente lectura y son tan distintos entre sí que voy a esperar a ver qué me pide el cuerpo en ese momento para decidirme.

¿Y vosotros, qué leéis?


9 de septiembre de 2021

Minireseñas I (2021)

LA CASA DE LAS NOVIAS - JANE COCKRAM

Miranda era una reconocida influencer hasta que algo se torció y pasó a ser a una de las personas más detestadas en Australia. Ahora mismo está perdida y no consigue encontrar su camino hasta que encuentra una carta dirigida a su madre ya fallecida.  La escribe una sobrina desde Barnsley House, Inglaterra, y en ella solicita su ayuda y Miranda que poco o nada sabe de su madre dado el hermetismo de su padre, ni corta ni perezosa decide emprender el viaje hacia ese recóndito lugar donde la antigua mansión ha sido reconvertida en hotel.

Un misterio ligero envuelve La casa de las novias desde sus primeras páginas. No sabemos qué ha ocurrido para que la protagonista se encuentre en la situación en la que está, no sabemos qué ocurrió con su madre y no sabemos qué se esconde tras los muros de la vieja mansión donde reside su familia. Poco a poco la narración va tomando ritmo mientras la autora nos sumerge en un ambiente tan idílico como inquietante en ocasiones. Una novela de intriga realmente ligera que se lee con facilidad y que es perfecta para enganchar y entretener sin apenas darte cuenta.


SU ÚLTIMO DÍA – SHARI LAPENA

Stephanie y Patrick junto con sus pequeñas gemelas son el matrimonio perfecto, ambos son felices a pesar de lo duro que está resultando criar a las dos pequeñas que casi no les dejan descansar, pero a pesar de ello sienten que tienen todo lo que siempre han deseado hasta que a sus vidas llega Erica, una mujer del pasado de Patrick que lo acusa de haber matado a su primera mujer.

Tanto La pareja de al lado como Alguien a quien conoces fueron para mí lecturas muy satisfactorias ya que obtuve de ellas justo lo que buscaba, es decir, entretenimiento puro y duro, novelas que una vez están entre tus manos no puedes soltar. Por desgracia no ha sido así con Su último día que se me ha hecho lenta, pesada y absolutamente inverosímil. Todo ello a pesar de que la premisa de la que parte me atraía, a mí estos dramas familiares me encantan, pero lo cierto es que no veía el momento de acabar con su lectura. Sin duda una pequeña decepción que comenzó entreteniéndome y terminó aburriéndome.


EL OSCURO ADIÓS DE TERESA LANZA – TONI HILL

Un año después del suicidio de Teresa Lanza, la urbanización en la que trabaja se despierta empapelada con folletos en los que se pregunta ¿Quién mató a Teresa Lanza? Con este pistoletazo de salida el autor nos dará a conocer a cinco mujeres, con sus respectivas familias, que de una forma u otra tuvieron relación con Teresa.

Con un comienzo un tanto lento y desde luego atípico, especialmente cuando se da voz a la fallecida, cosa que ocurre esporádicamente a lo largo de la narración, El oscuro adiós de Teresa Lanza es una de esas novelas que, con unos magníficos personajes de personalidades muy distintas y muy bien definidas, te va ganando poco a poco mientras nos introduce en la cotidianeidad de una urbanización acomodada en la que no todo es tan idílico como parece mientras toca temas tales como la inmigración, el suicidio y la adopción. Una muy buena lectura a la que la única que pega que pongo es el leve toque sobrenatural que tiene que en mi opinión no casa con el tono reinante en la narración.



UNA SALA LLENA DE CORAZONES ROTOS – ANNE TYLER

Micah Mortimer lleva una vida ordenada, con una rutina prácticamente inamovible en la que todo tiene su momento y su lugar y esto vale tanto para su vida personal como para la profesional en su doble faceta, la de conserje de un edificio y la de experto en problemas informáticos.

Mi primer acercamiento a la autora y, aunque el libro no ha sido exactamente lo que me esperaba, no me cabe duda que volveré a repetir con ella porque independientemente de la historia de Micah, me ha cautivado la forma en que Anne Tyler nos traslada a la vida cotidiana de cualquiera y nos sumerge en un entramado de relaciones personales y familiares y de sentimientos que a menudo se encuentran agazapados hasta que nuestro protagonista decide enfrentarse a ellos porque nunca es demasiado tarde para nada. 


8 de septiembre de 2021

Resumen de julio y agosto


No ha estado mal el verano, sobre todo el mes de julio que despaché con nueve novelas y es que mis primeros días de vacaciones fueron realmente tranquilos, de descanso total, mucha playa y mucha lectura. En agosto ya flojeé un poco más y no solo porque tuviera que trabajar un poco durante el mes, sino porque el tiempo que estuve de vacaciones fue con bastante más actividad lúdica y claro, con tanto jaleo y diversión, queda poco tiempo para leer.

Veamos cuáles han sido esos libros: 

  1. Los ingratos. Pedro Simón.
  2. Nuestra casa. Laura Candlish.
  3. La casa de las novias. Jane Cockram.
  4. Su último día. Shari Lapena.
  5. El oscuro adiós de Teresa Lanza. Toni Hill.
  6. Una sala llena de corazones rotos. Anne Tyler.
  7. Elsótano de Oxford. Cara Hunter.
  8. Cierra todas las puertas. Riley Sager.
  9. La tienda de la felicidad. Rodrigo Muñoz Avia.
  10. Donde haya tinieblas. Manuel Ríos San Martín.
  11. Los ausentes. Juana Cortés Amunarriz.
  12. La congregación. Miguel Conde-Lobato.
  13. Disfraces terribles. Elia Barceló.
  14. Lo que la marea esconde. María Oruña. 

Los tres primeros los leí antes de marcharme de vacaciones y aunque como podéis ver hay un poco de todo, el thriller, la novela negra y el misterio siguen siendo los ganadores. Eso sí, con distintos niveles de satisfacción. Ahora solo me queda ponerme a reseñar, aunque como ya os comenté la mayoría irán en formato de minireseña, pero lo cierto es que estoy bastante vaga para sentarme delante del ordenador y eso que tan solo tendría que transcribir las breves impresiones que fui anotando conforme terminaba de leer.

¡Vamos a por septiembre!

 

 

 

 

6 de septiembre de 2021

Esta semana leo... #27 (2021)


Tras unas largas y merecidísimas vacaciones aquí estoy de nuevo dispuesta a retomar con ganas la actividad del blog y a ir contándoos poco a poco lo que he leído durante este verano. Eso sí, para la mayoría de las lecturas, si no para todas, utilizaré mi habitual formato tras las vacaciones de las minireseñas porque si no hablar de las doce novelas que me han ocupado el tiempo se va a hacer demasiado extenso en el tiempo.

Hoy, para retomar el formato habitual de los lunes, os cuento que comienzo la semana leyendo A fuego lento de Paula Hawkins. A mí La chica del tren me gustó porque cumplió su cometido, es decir, engancharme a leer como loca y listo. No puedo decir lo mismo de Escrito en el agua que no terminó de convencerme así que a ver qué tal con esta tercera novela.

¿Y vosotros, qué leéis?

15 de julio de 2021

Nuestra casa - Laura Candlish


De nuevo thriller. Además, elegido mejor libro del año en Reino unido y ganador del British Book Award 2019. ¿Cómo iba a resistirme? Parecía tener todos los ingredientes para ser una lectura perfecta para mí, pero solo lo parecía. Hoy os hablo de Nuestra casa.

Mi opinión

Enero de 2017. Fiona y Bram hace unos meses que se separaron y su idea de custodia compartida manteniendo a los niños siempre en el que fuera el hogar familiar y siendo ellos los que cambian según turnos parece estar funcionando sin demasiados problemas hasta que un día Fiona llega a casa y descubre que unos extraños se están mudando a su casa. Afirman haberla comprado y haber llevado todos los trámites a través de un agente inmobiliario y sus respectivos abogados, los suyos y los de Bram, al que conocieron en sus visitas al inmueble y al que Fiona no consigue localizar.

Así comienza Nuestra casa, con un primer capítulo que rápidamente despertó mi interés para después ir perdiéndolo poco a poco. Tras este primer capítulo conoceremos la génesis de cómo se fragua esta venta y este engaño a través de las voces de Fiona y Bram. Ella decide participar en un podcast llamado La víctima y, en primera persona, irá narrando cómo comenzó todo y cómo vivió la pérdida de su hogar. Por otro lado, Bram, en un documento de Word y también en primera persona, va narrando qué fue lo que le llevó a tomar la decisión que tomó. Al mismo tiempo iremos conociendo detalles de su vida privada y un tercer narrador, en este caso en tercera persona, narrará el momento actual tanto para Fiona en Londres como para Bram en su huida.

No se le puede negar a Nuestra casa un suspense inicial que impele al lector a continuar leyendo y saber qué ha ocurrido para llegar al punto en el que se encuentran nuestros protagonistas. Unos protagonistas con los que la autora ha realizado un gran trabajo de caracterización y perfil de forma que llegaremos a conocerlos bien sin necesidad de grandes descripciones, sino que son sus palabras, sus actitudes y sus reacciones los que los definen. El problema de Nuestra casa es que ese suspense inicial da paso una trama excesivamente lineal en la que las pocas sorpresas que esperan al lector no consiguen tener el efecto esperado.

Lo mejor de nuestra casa es sin duda su estructura y su forma narrativa, la combinación de distintas voces narrativas y el empleo de diferentes tiempos nos dan una visión global de todo lo que aconteció y acontece y si bien su desenlace es inesperado y sorprendente, en mi caso perdió efectividad ya que a esas alturas la trama había decaído tanto que sinceramente poco o nada me importaba el devenir de los personajes.

En definitiva, Nuestra casa es una novela que si bien parte de un buen planteamiento falla en la ejecución dando lugar a una lectura plana que se lee con facilidad, pero con escaso interés.

Ficha técnica

 


13 de julio de 2021

Las Doncellas - Alex Michaelides


Si bien la lectura de la primera novela de Alex Michaelides, La paciente silenciosa, me gustó sin entusiasmarme y hubo algún pero que hizo que mi valoración final tuviera un sabor agridulce, me llamó la atención su nueva publicación y no dudé en hacerme con ella. Hoy os hablo de Las Doncellas.

Mi opinión

Mariana intenta recuperarse de la pérdida de su marido cuando una inquietante llamada de su sobrina Zoe, estudiante en Cambridge, hace que vaya inmediatamente en su ayuda. Cuando llega descubre que la mejor amiga de Zoe, Tara, ha sido brutalmente asesinada y pronto las sospechas de Mariana recaerán sobre el profesor Edward Fosca, mentor de un pequeño grupo muy exclusivo de estudiantes, todas chicas, al que pertenecía Tara que se hace llamar Las Doncellas, todas caracterizadas por su belleza e inteligencia. Todo se complicará aún más cuando la muerte de Tara no sea la única.

Así comienza una novela narrada en tercera persona siempre desde el punto de vista de Mariana que nos adentra tanto en la investigación que por su cuenta lleva a cabo como en detalles de su vida pasada que nos permitirán conocerla un poco mejor. Detalles que si bien poco o nada aportan a la trama principal no lastran una lectura que en todo momento mantiene un ritmo constante garantizando la agilidad y fluidez que se le pide a este tipo de novela. Tampoco las referencias mitológicas y a las tragedias griegas suponen en ningún momento un lastre, sino todo lo contrario, al menos para los que, como es mi caso, disfrutan de estos temas. Junto a estos capítulos narrados en tercera persona, se intercalan unos pocos en primera persona a modo de diario en lo que un desconocido, suponemos que el asesino, nos va narrando tanto sus emociones actuales como retazos de su pasado. Capítulos en los que sin duda intentaremos encontrar las pistas para dar con el asesino o al menos a eso me dedicaba yo si bien debo decir que mis pesquisas resultaron infructuosas y Alex Michaelides ha vuelto a sorprenderme con un final totalmente inesperado y que no ha sido del todo de mi gusto.

Y es que, si en La paciente silenciosa me sentí engañada con el desenlace, por cierto que su protagonista tiene una breve aparición en Las Doncellas, en esta ocasión no he sentido tanto esa sensación de me has ganado haciendo trampa, pero casi, y no es que la resolución esté un tanto cogida por los pelos, sino que en ningún momento a lo largo de la lectura, mirándola ahora con retrospectiva, tenemos la más mínima pista o al menos yo no la vi por ninguna parte. Está claro que no quiero novelas en las que veo claramente quién es el asesino, aunque siempre es un placer adelantarte, pero tampoco quiero lecturas en las que por mucho sentido que tenga el desenlace no pueda encontrar por mí misma, aunque sea a posteriori, su explicación, sino que tenga que limitarme a la que el autor decide darme en las últimas páginas.

Dicho todo esto lo cierto es que Las Doncellas es una novela entretenida y de fácil lectura que, sin más exigencia para el lector, puede deparar unos buenos ratos de lectura.

Ficha técnica

12 de julio de 2021

Esta semana leo.. #26 (2021)

Un lunes aquí me tenéis para contaros cuáles serán las lecturas de esta semana que comienzo con La casa de las novias de Jane Cockrom. Pocas impresiones os puedo trasladar aún porque acabo de empezarla, pero lo cierto es que tiene una pinta estupenda, a mí todo lo que esté relacionado con secretos familiares ya me tiene ganada.

Continúo sin hacer más planes lectores más allá de organizar, como os decía la semana pasada, las lecturas que se vendrán conmigo a la playa dentro de unos días y es que este post sirve también para contaros que tanto el blog como yo nos cogemos vacaciones y, salvo alguna reseña que he dejado programada para los próximos días, no volveremos a la actividad hasta septiembre así que a mí tampoco me veréis demasiado tampoco por vuestros espacios.

¡Pasad feliz verano!


8 de julio de 2021

El manuscrito - John Grisham

 


Hace años, cuando ni siquiera tenía blog, leí muchísimos thrillers legales de John Grisham. Como ya sabéis el género me gusta mucho, el autor es todo un referente en él y siempre disfrutaba de sus novelas. A pesar de ello, y siempre agobiada con tanta lectura pendiente, había dejado pasar sus últimas publicaciones hasta que este año decidí que ya estaba bien. Hoy os hablo de El manuscrito.

Mi opinión

Camino Islands se prepara para la llegada del huracán Leo y días antes Bruce Cable, propietario de una magnífica librería en la isla, organiza una cena en su casa con la élite literaria de la zona para homenajear a Mercer Mann tras el éxito de su segunda novela. Todos se emplazan a la presentación del libro que tendrá lugar al día siguiente, pero finalmente las autoridades ante la inminente llegada de Leo aconsejan abandonar la isla. No todos ellos lo harán y así tanto Bruce, como su empleado Nick Sutton y Bob Cobb, el exconvicto reconvertido en escrito, permanecerán encerrados en sus casas. Tras el devastador paso del huracán hay que hacer valoración de daños y alguno de ellos será irreparable y es que Nelson Kerr, abogado en otro tiempo y escritor ahora, aparece muerto y todo apunta a que fue asesinado.

Son muchas las ocasiones en las que no leo las sinopsis o simplemente lo hago un poco por encima. Si lo hubiera hecho con El manuscrito me habría percatado no solo de que no se trata de un thriller legal, que era lo que yo iba buscando con el autor, sino que, además, es la secuela de su anterior novela. Ninguna de las dos cosas ha sido realmente un problema porque El manuscrito es un thriller y el género es de mis favoritos y en ningún momento me he sentido perdida ni con los personajes ni con la trama, aunque sea esta la continuación de otra, extremo que solo he sabido tras terminar de leerla.

John Grisham sitúa la trama en un lugar idílico y habitado por un variopinto grupo de personajes muy interesantes, para golpear rápidamente al lector con un terrible huracán y con un crimen que poco a poco comienza a apuntar como móvil a la novela cuyo primer borrador acababa de terminar Nelson. Una novela que habla sobre un fraude tan inquietante como cruel y que toca un tema tan delicado como el abuso físico en las residencias de ancianos. Es sin duda este tema el gran acierto de El manuscrito si bien su desarrollo en ocasiones es lento y farragoso, perdiéndose demasiado a menudo en detalles secundarios que poco o nada aportan a la trama principal.

Otra de las grandes bazas de esta novela es el acertado trío protagonista e investigador: Bruce, Nick y Bob, son tan distintos como complementarios. Especialmente tengo que destacar a Nick, empleado de la librería y ávido lector de novelas negras que se siente en su salsa analizando la escena del crimen y gracias al cual se encuentran los detalles que apuntan al asesinato. Afortunadamente nunca me he visto en una situación como esa, pero son tantos los crímenes literarios que llevo a mis espaldas que no podía evitar una sonrisa con cada una de sus aportaciones y es que claramente me veía en su papel.

En definitiva, El manuscrito es una entretenida novela en la que el autor se aleja de su género habitual y haciendo gala de una prosa fluida y cuidada conduce al lector por una ardua investigación salpicada de algún giro inesperado.

Ficha técnica

6 de julio de 2021

En plena noche - Mikel Santiago

 


Seis años han transcurrido desde que leí La Última noche en Tremore Beach y desde entonces no falto nunca a las citas literarias con Mikel Santiago. Tras aquella primera lectura han pasado por aquí El mal camino, El extraño verano de Tom Harvey, La isla de las últimas voces y El mentiroso. Con él tengo asegurado el entretenimiento y, a veces, un poquito si no de miedo, sí de una inquietud que se le acerca mucho. Hoy os hablo de En plena noche.

Mi opinión

Una madrugada de 1999 marcó la vida de Diego Letamendia. Aquella noche no solo fue la última en la que actuó su grupo de rock, sino que fue la noche en la que Lorea desapareció y él se convirtió en uno de los primeros investigados. Veinte años después, y tras una exitosa carrera musical en solitario, su estabilidad emocional y su éxito hacen aguas y vive retirado en un pequeño pueblo costero en pleno Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en Almería hasta que uno de sus viejos amigos fallece en un incendio y Diego vuelve a Illumbe y se reencuentra con sus viejos amigos y con los recelos y amenazas que hace años dejó atrás. Y se reencuentra también con sus mayores miedos porque Diego no recuerda nada de aquella noche, solo algunas pinceladas, pero para el resto la amnesia se ha hecho la dueña de sus recuerdos.

Así comienza la novela, saltando de aquella madrugada de 1999 en Illumbe a la actualidad en Almería, pero pronto dejamos el luminoso cielo azul y el mediterráneo en calma de mi tierra para trasladarnos a Illumbe, ese pueblo ficticio de la costa vasca que ya conocimos en El mentiroso. Su llegada hace que se reaviven los viejos resquemores porque el caso de Lorea nunca fue resuelto, ni ella ni su Vespino, en la que se la vio por última vez, aparecieron nunca. Todo se complicará aún más cuando el incendio en el que ha muerto su viejo amigo Bert no parece tan accidental como la Ertzaintza lo ha catalogado y apunta a que la víctima estaba investigando de nuevo la desaparición de Lorea.

En plena noche es una novela en la que los recuerdos y la nostalgia conviven con la investigación de unos cuantos amigos cuyas vidas quedaron marcadas para siempre una noche de 20 años atrás y así, con numerosos saltos en el tiempo, Mikel Santiago va desgranando quiénes fueron y quiénes son ahora al tiempo que la investigación amateur que llevan a cabo va dando bandazos hasta que poco a poco comienza a encarrilarse al tiempo que Diego intenta recordar qué fue lo que sucedió aquella noche. De nuevo nos encontramos, al igual que en El mentiroso, con un protagonista amnésico y si bien el recurso funciona y probablemente En plena noche habría sido una novela muy distinta si Diego lo recordara todo, lo cierto es que ese hecho coincidente no ha terminado de convencerme.

Por lo demás En plena noche es una novela muy entretenida, con un ritmo adecuado con algún pequeño altibajo, que remonta conforme se acerca a un final muy atractivo y realmente sorprendente. Sus personajes son sin duda su gran baza, muy cuidados y bien diferenciados en sus actitudes y diálogos y, sobre todo, muy humanos, lo que nos hace sentirlos cercanos, especialmente a Diego. Al igual que la magnífica ambientación no solo en los escenarios y paisajes, sino en la fantástica descripción del ambiente musical de aquellas bandas rockeras de los noventa y aquellos conciertos por distintos garitos y pueblos de los que muchos de nosotros hemos disfrutado. Y por supuesto, no puedo dejar de mencionar la magnífica banda sonora que nos acompaña durante toda la lectura y que podemos escuchar en la web del autor.

En definitiva, En plena noche es una novela entretenida y de fácil lectura. La novela más personal de Mikel Santiago está teñida de una cierta nostalgia y de múltiples reflexiones sobre la madurez y la amistad. Todo ello combinado a la perfección con el halo de misterio y suspense que se respira desde las primeras páginas.

Ficha técnica

5 de julio de 2021

Esta semana leo... #25

 

Lunes de nuevo y aquí estoy puntual para contaros cuáles serán las lecturas de esta semana que comienzo leyendo Nuestra casa de Louise Candlish. Ya os contaré, pero por ahora no lo veo muy thriller que digamos ya que ni el ritmo ni la tensión son los que se espera del género. Eso sí, leerse se lee solo.

Y no sé muy bien con qué otra lectura me lanzaré después. Lo cierto es que ya empiezo a organizar las que me llevaré a la playa en breve (mucho crimen, ya os lo adelanto) y el resto las voy eligiendo según me da el pálpito en ese momento.

¿Y vosotros, qué leéis?

1 de julio de 2021

Resumen de junio

 


¡Dos meses consecutivos leyendo ocho novelas! Estoy que no me lo puedo creer y yo misma me pregunto de dónde saco el tiempo últimamente para leer tanto, aunque este mes con el esguince que me tuvo en reposo unos días y la puesta en marcha de la piscina en casa hace unos días, lo cierto es que he dedicado más tiempo a la lectura que en otras ocasiones.

¿Queréis saber cuáles han sido?

  1. Confesiones de una criada. Sara Collins.
  2. Una familia normal. Mattias Edvardsson.
  3. La lista de invitados. Lucy Foley.
  4. El deseo de los accidentes. Rafael Caunedo.
  5. En plena noche. Mikel Santiago.
  6. Chica Uno. Abigail Dean.
  7. Las Doncellas. Alex Michaelides.
  8. El manuscrito. John Grisham. 

En esta ocasión el thriller y la novela negra se imponen y es que, como os comentaba hace unos días, llega el calor y el cuerpo me pide crímenes y lecturas ágiles que me entretengan, aunque debo decir que este mes no todas han sido buenas lecturas. De alguna que no terminó de convencerme ya os hablé y de otra lo haré en breve. 

¡Vamos a por julio!

29 de junio de 2021

Chica Uno - Abigail Dean


Los adelantos editoriales que llegan por sorpresa son siempre motivo de alegría y más aún cuando se trata de novelas que a priori son de mi gusto. Me hubiera gustado hablaros un poco antes de este libro y aunque la idea era hacerlo el pasado día 17 no ha sido posible hasta hoy que os hablo de Chica Uno.

Mi opinión

Lex Gracie es nuestra Chica Uno. Abre la novela indicándonos que no la conocemos, pero que con total seguridad habremos visto su cara ya que es una de las protagonistas de un auténtico horror familiar. Su madre acaba de morir en prisión y ella acude hasta allí para recoger sus pertenencias y conocer su testamento.

Así comienza una novela en la que continuamente saltaremos al pasado a través de los recuerdos de Lex para conocer cómo fue su infancia y cómo ella fue la primera en conseguir escapar de aquel hogar que se había convertido en su prisión y en la de sus hermanos. Cómo se liberó de las cadenas que la mantenían recluida en su cama y logró saltar por una ventana hasta llegar a la calle y conseguir alertar a alguien para que avisara a la policía.

Abigail Dean se ha inspirado en varios casos de la vida real para dar forma a esta novela que atrapa tanto como emociona desde la primera página. Quizá el más conocido y semejante a la trama que nos ocupa sea el de David y Louise Turpin, los padres californianos que hace dos años fueron condenados por torturar y abusar de sus 12 hijos. También en ese caso fue una de las hijas adolescentes la que consiguió liberarse y dar la voz de alarma.

En Chica Uno se abordan no solo los horrores vividos, que son descritos sin medias tintas, pero sin cargar de morbosidad hechos que por sí mismos ya resultan lo suficientemente crueles, sino que se realiza también un análisis sobre la capacidad de recuperación y la influencia que el entorno posterior tiene en ella dejando siempre en el aire la pregunta de cómo se puede vivir después de una experiencia así y es que para los hermanos la pesadilla pasada continúa en la edad adulta de un modo u otro. Otro de los temas a mi modo de ver muy interesantes que se plantean en la novela es la relación entre hermanos tanto en la época del cautiverio como en la actualidad y, sobre todo, cómo cada uno de ellos se enfrentó a los abusos y cómo lo están viviendo ahora. En este aspecto es muy interesante cómo la autora nos presenta las dos caras de cada uno de ellos, la de la infancia y la de la edad adulta, llevándonos en algún caso alguna sorpresa que a mí particularmente me ha hecho detestar profundamente a uno de los hermanos al que Lex reprocha “Siempre pensé que serías tú quien nos salvaría”.

Lex es la protagonista indiscutible y su atractiva voz en primera persona la narradora que nos guía por una historia tan cruel como inquietante en la que la verdadera trama no son los horrores vividos, sino como continuar con la vida después de aquello y lo hace siempre con un tono tan plano que resulta perturbador y es solo conforme avanza y se acerca al final cuando nuestra protagonista empieza a desnudarse de esa coraza que la protege y nos ofrece un cierre tremendamente conmovedor.

En definitiva, Chica Uno es una novela tan inquietante como desgarradora narrada con una acertada prosa limpia y una voz desapasionada que va subiendo de tono hasta un grito desgarrador que nos aboca a un magnífico desenlace.

Ficha técnica