15 de julio de 2021

Nuestra casa - Laura Candlish


De nuevo thriller. Además, elegido mejor libro del año en Reino unido y ganador del British Book Award 2019. ¿Cómo iba a resistirme? Parecía tener todos los ingredientes para ser una lectura perfecta para mí, pero solo lo parecía. Hoy os hablo de Nuestra casa.

Mi opinión

Enero de 2017. Fiona y Bram hace unos meses que se separaron y su idea de custodia compartida manteniendo a los niños siempre en el que fuera el hogar familiar y siendo ellos los que cambian según turnos parece estar funcionando sin demasiados problemas hasta que un día Fiona llega a casa y descubre que unos extraños se están mudando a su casa. Afirman haberla comprado y haber llevado todos los trámites a través de un agente inmobiliario y sus respectivos abogados, los suyos y los de Bram, al que conocieron en sus visitas al inmueble y al que Fiona no consigue localizar.

Así comienza Nuestra casa, con un primer capítulo que rápidamente despertó mi interés para después ir perdiéndolo poco a poco. Tras este primer capítulo conoceremos la génesis de cómo se fragua esta venta y este engaño a través de las voces de Fiona y Bram. Ella decide participar en un podcast llamado La víctima y, en primera persona, irá narrando cómo comenzó todo y cómo vivió la pérdida de su hogar. Por otro lado, Bram, en un documento de Word y también en primera persona, va narrando qué fue lo que le llevó a tomar la decisión que tomó. Al mismo tiempo iremos conociendo detalles de su vida privada y un tercer narrador, en este caso en tercera persona, narrará el momento actual tanto para Fiona en Londres como para Bram en su huida.

No se le puede negar a Nuestra casa un suspense inicial que impele al lector a continuar leyendo y saber qué ha ocurrido para llegar al punto en el que se encuentran nuestros protagonistas. Unos protagonistas con los que la autora ha realizado un gran trabajo de caracterización y perfil de forma que llegaremos a conocerlos bien sin necesidad de grandes descripciones, sino que son sus palabras, sus actitudes y sus reacciones los que los definen. El problema de Nuestra casa es que ese suspense inicial da paso una trama excesivamente lineal en la que las pocas sorpresas que esperan al lector no consiguen tener el efecto esperado.

Lo mejor de nuestra casa es sin duda su estructura y su forma narrativa, la combinación de distintas voces narrativas y el empleo de diferentes tiempos nos dan una visión global de todo lo que aconteció y acontece y si bien su desenlace es inesperado y sorprendente, en mi caso perdió efectividad ya que a esas alturas la trama había decaído tanto que sinceramente poco o nada me importaba el devenir de los personajes.

En definitiva, Nuestra casa es una novela que si bien parte de un buen planteamiento falla en la ejecución dando lugar a una lectura plana que se lee con facilidad, pero con escaso interés.

Ficha técnica

 


13 de julio de 2021

Las Doncellas - Alex Michaelides


Si bien la lectura de la primera novela de Alex Michaelides, La paciente silenciosa, me gustó sin entusiasmarme y hubo algún pero que hizo que mi valoración final tuviera un sabor agridulce, me llamó la atención su nueva publicación y no dudé en hacerme con ella. Hoy os hablo de Las Doncellas.

Mi opinión

Mariana intenta recuperarse de la pérdida de su marido cuando una inquietante llamada de su sobrina Zoe, estudiante en Cambridge, hace que vaya inmediatamente en su ayuda. Cuando llega descubre que la mejor amiga de Zoe, Tara, ha sido brutalmente asesinada y pronto las sospechas de Mariana recaerán sobre el profesor Edward Fosca, mentor de un pequeño grupo muy exclusivo de estudiantes, todas chicas, al que pertenecía Tara que se hace llamar Las Doncellas, todas caracterizadas por su belleza e inteligencia. Todo se complicará aún más cuando la muerte de Tara no sea la única.

Así comienza una novela narrada en tercera persona siempre desde el punto de vista de Mariana que nos adentra tanto en la investigación que por su cuenta lleva a cabo como en detalles de su vida pasada que nos permitirán conocerla un poco mejor. Detalles que si bien poco o nada aportan a la trama principal no lastran una lectura que en todo momento mantiene un ritmo constante garantizando la agilidad y fluidez que se le pide a este tipo de novela. Tampoco las referencias mitológicas y a las tragedias griegas suponen en ningún momento un lastre, sino todo lo contrario, al menos para los que, como es mi caso, disfrutan de estos temas. Junto a estos capítulos narrados en tercera persona, se intercalan unos pocos en primera persona a modo de diario en lo que un desconocido, suponemos que el asesino, nos va narrando tanto sus emociones actuales como retazos de su pasado. Capítulos en los que sin duda intentaremos encontrar las pistas para dar con el asesino o al menos a eso me dedicaba yo si bien debo decir que mis pesquisas resultaron infructuosas y Alex Michaelides ha vuelto a sorprenderme con un final totalmente inesperado y que no ha sido del todo de mi gusto.

Y es que, si en La paciente silenciosa me sentí engañada con el desenlace, por cierto que su protagonista tiene una breve aparición en Las Doncellas, en esta ocasión no he sentido tanto esa sensación de me has ganado haciendo trampa, pero casi, y no es que la resolución esté un tanto cogida por los pelos, sino que en ningún momento a lo largo de la lectura, mirándola ahora con retrospectiva, tenemos la más mínima pista o al menos yo no la vi por ninguna parte. Está claro que no quiero novelas en las que veo claramente quién es el asesino, aunque siempre es un placer adelantarte, pero tampoco quiero lecturas en las que por mucho sentido que tenga el desenlace no pueda encontrar por mí misma, aunque sea a posteriori, su explicación, sino que tenga que limitarme a la que el autor decide darme en las últimas páginas.

Dicho todo esto lo cierto es que Las Doncellas es una novela entretenida y de fácil lectura que, sin más exigencia para el lector, puede deparar unos buenos ratos de lectura.

Ficha técnica

12 de julio de 2021

Esta semana leo.. #26 (2021)

Un lunes aquí me tenéis para contaros cuáles serán las lecturas de esta semana que comienzo con La casa de las novias de Jane Cockrom. Pocas impresiones os puedo trasladar aún porque acabo de empezarla, pero lo cierto es que tiene una pinta estupenda, a mí todo lo que esté relacionado con secretos familiares ya me tiene ganada.

Continúo sin hacer más planes lectores más allá de organizar, como os decía la semana pasada, las lecturas que se vendrán conmigo a la playa dentro de unos días y es que este post sirve también para contaros que tanto el blog como yo nos cogemos vacaciones y, salvo alguna reseña que he dejado programada para los próximos días, no volveremos a la actividad hasta septiembre así que a mí tampoco me veréis demasiado tampoco por vuestros espacios.

¡Pasad feliz verano!


8 de julio de 2021

El manuscrito - John Grisham

 


Hace años, cuando ni siquiera tenía blog, leí muchísimos thrillers legales de John Grisham. Como ya sabéis el género me gusta mucho, el autor es todo un referente en él y siempre disfrutaba de sus novelas. A pesar de ello, y siempre agobiada con tanta lectura pendiente, había dejado pasar sus últimas publicaciones hasta que este año decidí que ya estaba bien. Hoy os hablo de El manuscrito.

Mi opinión

Camino Islands se prepara para la llegada del huracán Leo y días antes Bruce Cable, propietario de una magnífica librería en la isla, organiza una cena en su casa con la élite literaria de la zona para homenajear a Mercer Mann tras el éxito de su segunda novela. Todos se emplazan a la presentación del libro que tendrá lugar al día siguiente, pero finalmente las autoridades ante la inminente llegada de Leo aconsejan abandonar la isla. No todos ellos lo harán y así tanto Bruce, como su empleado Nick Sutton y Bob Cobb, el exconvicto reconvertido en escrito, permanecerán encerrados en sus casas. Tras el devastador paso del huracán hay que hacer valoración de daños y alguno de ellos será irreparable y es que Nelson Kerr, abogado en otro tiempo y escritor ahora, aparece muerto y todo apunta a que fue asesinado.

Son muchas las ocasiones en las que no leo las sinopsis o simplemente lo hago un poco por encima. Si lo hubiera hecho con El manuscrito me habría percatado no solo de que no se trata de un thriller legal, que era lo que yo iba buscando con el autor, sino que, además, es la secuela de su anterior novela. Ninguna de las dos cosas ha sido realmente un problema porque El manuscrito es un thriller y el género es de mis favoritos y en ningún momento me he sentido perdida ni con los personajes ni con la trama, aunque sea esta la continuación de otra, extremo que solo he sabido tras terminar de leerla.

John Grisham sitúa la trama en un lugar idílico y habitado por un variopinto grupo de personajes muy interesantes, para golpear rápidamente al lector con un terrible huracán y con un crimen que poco a poco comienza a apuntar como móvil a la novela cuyo primer borrador acababa de terminar Nelson. Una novela que habla sobre un fraude tan inquietante como cruel y que toca un tema tan delicado como el abuso físico en las residencias de ancianos. Es sin duda este tema el gran acierto de El manuscrito si bien su desarrollo en ocasiones es lento y farragoso, perdiéndose demasiado a menudo en detalles secundarios que poco o nada aportan a la trama principal.

Otra de las grandes bazas de esta novela es el acertado trío protagonista e investigador: Bruce, Nick y Bob, son tan distintos como complementarios. Especialmente tengo que destacar a Nick, empleado de la librería y ávido lector de novelas negras que se siente en su salsa analizando la escena del crimen y gracias al cual se encuentran los detalles que apuntan al asesinato. Afortunadamente nunca me he visto en una situación como esa, pero son tantos los crímenes literarios que llevo a mis espaldas que no podía evitar una sonrisa con cada una de sus aportaciones y es que claramente me veía en su papel.

En definitiva, El manuscrito es una entretenida novela en la que el autor se aleja de su género habitual y haciendo gala de una prosa fluida y cuidada conduce al lector por una ardua investigación salpicada de algún giro inesperado.

Ficha técnica

6 de julio de 2021

En plena noche - Mikel Santiago

 


Seis años han transcurrido desde que leí La Última noche en Tremore Beach y desde entonces no falto nunca a las citas literarias con Mikel Santiago. Tras aquella primera lectura han pasado por aquí El mal camino, El extraño verano de Tom Harvey, La isla de las últimas voces y El mentiroso. Con él tengo asegurado el entretenimiento y, a veces, un poquito si no de miedo, sí de una inquietud que se le acerca mucho. Hoy os hablo de En plena noche.

Mi opinión

Una madrugada de 1999 marcó la vida de Diego Letamendia. Aquella noche no solo fue la última en la que actuó su grupo de rock, sino que fue la noche en la que Lorea desapareció y él se convirtió en uno de los primeros investigados. Veinte años después, y tras una exitosa carrera musical en solitario, su estabilidad emocional y su éxito hacen aguas y vive retirado en un pequeño pueblo costero en pleno Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en Almería hasta que uno de sus viejos amigos fallece en un incendio y Diego vuelve a Illumbe y se reencuentra con sus viejos amigos y con los recelos y amenazas que hace años dejó atrás. Y se reencuentra también con sus mayores miedos porque Diego no recuerda nada de aquella noche, solo algunas pinceladas, pero para el resto la amnesia se ha hecho la dueña de sus recuerdos.

Así comienza la novela, saltando de aquella madrugada de 1999 en Illumbe a la actualidad en Almería, pero pronto dejamos el luminoso cielo azul y el mediterráneo en calma de mi tierra para trasladarnos a Illumbe, ese pueblo ficticio de la costa vasca que ya conocimos en El mentiroso. Su llegada hace que se reaviven los viejos resquemores porque el caso de Lorea nunca fue resuelto, ni ella ni su Vespino, en la que se la vio por última vez, aparecieron nunca. Todo se complicará aún más cuando el incendio en el que ha muerto su viejo amigo Bert no parece tan accidental como la Ertzaintza lo ha catalogado y apunta a que la víctima estaba investigando de nuevo la desaparición de Lorea.

En plena noche es una novela en la que los recuerdos y la nostalgia conviven con la investigación de unos cuantos amigos cuyas vidas quedaron marcadas para siempre una noche de 20 años atrás y así, con numerosos saltos en el tiempo, Mikel Santiago va desgranando quiénes fueron y quiénes son ahora al tiempo que la investigación amateur que llevan a cabo va dando bandazos hasta que poco a poco comienza a encarrilarse al tiempo que Diego intenta recordar qué fue lo que sucedió aquella noche. De nuevo nos encontramos, al igual que en El mentiroso, con un protagonista amnésico y si bien el recurso funciona y probablemente En plena noche habría sido una novela muy distinta si Diego lo recordara todo, lo cierto es que ese hecho coincidente no ha terminado de convencerme.

Por lo demás En plena noche es una novela muy entretenida, con un ritmo adecuado con algún pequeño altibajo, que remonta conforme se acerca a un final muy atractivo y realmente sorprendente. Sus personajes son sin duda su gran baza, muy cuidados y bien diferenciados en sus actitudes y diálogos y, sobre todo, muy humanos, lo que nos hace sentirlos cercanos, especialmente a Diego. Al igual que la magnífica ambientación no solo en los escenarios y paisajes, sino en la fantástica descripción del ambiente musical de aquellas bandas rockeras de los noventa y aquellos conciertos por distintos garitos y pueblos de los que muchos de nosotros hemos disfrutado. Y por supuesto, no puedo dejar de mencionar la magnífica banda sonora que nos acompaña durante toda la lectura y que podemos escuchar en la web del autor.

En definitiva, En plena noche es una novela entretenida y de fácil lectura. La novela más personal de Mikel Santiago está teñida de una cierta nostalgia y de múltiples reflexiones sobre la madurez y la amistad. Todo ello combinado a la perfección con el halo de misterio y suspense que se respira desde las primeras páginas.

Ficha técnica

5 de julio de 2021

Esta semana leo... #25

 

Lunes de nuevo y aquí estoy puntual para contaros cuáles serán las lecturas de esta semana que comienzo leyendo Nuestra casa de Louise Candlish. Ya os contaré, pero por ahora no lo veo muy thriller que digamos ya que ni el ritmo ni la tensión son los que se espera del género. Eso sí, leerse se lee solo.

Y no sé muy bien con qué otra lectura me lanzaré después. Lo cierto es que ya empiezo a organizar las que me llevaré a la playa en breve (mucho crimen, ya os lo adelanto) y el resto las voy eligiendo según me da el pálpito en ese momento.

¿Y vosotros, qué leéis?

1 de julio de 2021

Resumen de junio

 


¡Dos meses consecutivos leyendo ocho novelas! Estoy que no me lo puedo creer y yo misma me pregunto de dónde saco el tiempo últimamente para leer tanto, aunque este mes con el esguince que me tuvo en reposo unos días y la puesta en marcha de la piscina en casa hace unos días, lo cierto es que he dedicado más tiempo a la lectura que en otras ocasiones.

¿Queréis saber cuáles han sido?

  1. Confesiones de una criada. Sara Collins.
  2. Una familia normal. Mattias Edvardsson.
  3. La lista de invitados. Lucy Foley.
  4. El deseo de los accidentes. Rafael Caunedo.
  5. En plena noche. Mikel Santiago.
  6. Chica Uno. Abigail Dean.
  7. Las Doncellas. Alex Michaelides.
  8. El manuscrito. John Grisham. 

En esta ocasión el thriller y la novela negra se imponen y es que, como os comentaba hace unos días, llega el calor y el cuerpo me pide crímenes y lecturas ágiles que me entretengan, aunque debo decir que este mes no todas han sido buenas lecturas. De alguna que no terminó de convencerme ya os hablé y de otra lo haré en breve. 

¡Vamos a por julio!

29 de junio de 2021

Chica Uno - Abigail Dean


Los adelantos editoriales que llegan por sorpresa son siempre motivo de alegría y más aún cuando se trata de novelas que a priori son de mi gusto. Me hubiera gustado hablaros un poco antes de este libro y aunque la idea era hacerlo el pasado día 17 no ha sido posible hasta hoy que os hablo de Chica Uno.

Mi opinión

Lex Gracie es nuestra Chica Uno. Abre la novela indicándonos que no la conocemos, pero que con total seguridad habremos visto su cara ya que es una de las protagonistas de un auténtico horror familiar. Su madre acaba de morir en prisión y ella acude hasta allí para recoger sus pertenencias y conocer su testamento.

Así comienza una novela en la que continuamente saltaremos al pasado a través de los recuerdos de Lex para conocer cómo fue su infancia y cómo ella fue la primera en conseguir escapar de aquel hogar que se había convertido en su prisión y en la de sus hermanos. Cómo se liberó de las cadenas que la mantenían recluida en su cama y logró saltar por una ventana hasta llegar a la calle y conseguir alertar a alguien para que avisara a la policía.

Abigail Dean se ha inspirado en varios casos de la vida real para dar forma a esta novela que atrapa tanto como emociona desde la primera página. Quizá el más conocido y semejante a la trama que nos ocupa sea el de David y Louise Turpin, los padres californianos que hace dos años fueron condenados por torturar y abusar de sus 12 hijos. También en ese caso fue una de las hijas adolescentes la que consiguió liberarse y dar la voz de alarma.

En Chica Uno se abordan no solo los horrores vividos, que son descritos sin medias tintas, pero sin cargar de morbosidad hechos que por sí mismos ya resultan lo suficientemente crueles, sino que se realiza también un análisis sobre la capacidad de recuperación y la influencia que el entorno posterior tiene en ella dejando siempre en el aire la pregunta de cómo se puede vivir después de una experiencia así y es que para los hermanos la pesadilla pasada continúa en la edad adulta de un modo u otro. Otro de los temas a mi modo de ver muy interesantes que se plantean en la novela es la relación entre hermanos tanto en la época del cautiverio como en la actualidad y, sobre todo, cómo cada uno de ellos se enfrentó a los abusos y cómo lo están viviendo ahora. En este aspecto es muy interesante cómo la autora nos presenta las dos caras de cada uno de ellos, la de la infancia y la de la edad adulta, llevándonos en algún caso alguna sorpresa que a mí particularmente me ha hecho detestar profundamente a uno de los hermanos al que Lex reprocha “Siempre pensé que serías tú quien nos salvaría”.

Lex es la protagonista indiscutible y su atractiva voz en primera persona la narradora que nos guía por una historia tan cruel como inquietante en la que la verdadera trama no son los horrores vividos, sino como continuar con la vida después de aquello y lo hace siempre con un tono tan plano que resulta perturbador y es solo conforme avanza y se acerca al final cuando nuestra protagonista empieza a desnudarse de esa coraza que la protege y nos ofrece un cierre tremendamente conmovedor.

En definitiva, Chica Uno es una novela tan inquietante como desgarradora narrada con una acertada prosa limpia y una voz desapasionada que va subiendo de tono hasta un grito desgarrador que nos aboca a un magnífico desenlace.

Ficha técnica

28 de junio de 2021

Esta semana leo... #24 (2021)

 


Decididamente llega el calor y solo me apetecen dos cosas: irme de vacaciones y leer thriller y novela negra. Lo primero tendrá que esperar aún poquito, aunque no mucho, y lo segundo me tiene metida de lleno en El manuscrito de John Grisham. Confieso que me animé con este libro, sin leer sinopsis ni nada, pensando en los muchos thrillers judiciales que disfruté con el autor y que me encantan, pero resulta que este de judicial no tiene nada, aunque de thriller promete mucho. Os iré contando.

¿Y vosotros, qué leéis?

23 de junio de 2021

El deseo de los accidentes - Rafael Caunedo


Ya sabéis lo débil que soy en cuanto leo thriller psicológico, domestic noir… y si le sumamos los conflictos de la maternidad y el lado más oscuro del matrimonio, no me hace falta mucho más para lanzarme a por una lectura que llegó por sorpresa a mis manos. Hoy os hablo de El deseo de los accidentes.

Mi opinión

El matrimonio de Blanca, policía antidisturbios que se incorpora al trabajo tras su baja maternal, y Alberto, profesor de Historia en un instituto, no pasa por su mejor momento. Cuando Blanca vuelve al trabajo nada es lo mismo, para empezar su cuerpo, su estado físico y su concentración, están muy lejos de ser lo que fueron antes de ser madre. Tanto que el día que se incorpora, cubriendo un partido de la Champions calificado como de alto riesgo, un fallo en el tiro de una bala de goma hace que la noche acabe de la peor forma posible.

Comienza así El deseo de los accidentes y el descenso a los infiernos de Blanca. Mostrar como natural y humano la justificación de cualquier acto, bien en nombre del amor, bien en nombre si no del desamor, sí del desaliento y de la más absoluta desesperación y pérdida de control, parece ser uno de los objetivos del autor y lo consigue de una forma desigual ya que en mi caso ha sido complicado ponerme en la piel de los personajes, especialmente en el de Blanca, motor de la novela para bien o para mal.

Demasiados lugares comunes tanto en el perfil psicológico de los protagonistas como en sus vidas. Demasiados clichés en torno a la maternidad y excesivas alusiones físicas sobre un cuerpo que inevitablemente no es el mismo que antes del embarazo para justificar ciertas deficiencias a la hora de desempeñar un trabajo en el que no me cabe duda de que la condición física es indispensable, pero tanta alusión a michelines y a uniforme más justo de lo habitual me ha sobrado.

Lo cierto es que El deseo de los accidentes parte de una premisa interesante, una bala de goma perdida que causa la tragedia para quien está en el lugar equivocado en el peor momento posible, para ir alejándose de ese punto y adentrarse en un drama doméstico demasiado trillado que, a pesar de ir ganando y creciendo en interés conforme avanza la lectura, necesita muy a menudo de la técnica de ir anticipando cosas que van a ocurrir más adelante para dotar a la novela de la tensión narrativa que le falta.

Y aunque bien es cierto que tanto su ritmo como su tensión crecen y van de menos a más, se estira demasiado un desenlace tan obvio como deseable que llega como colofón a una novela que se lee con interés y en la que se disfruta del que en mi opinión es su mayor valor y es la prosa limpia y cultivada de Rafael Caunedo, un autor al que aún no tenía el gusto de conocer y al que, a pesar de que El deseo de los accidentes no ha sido la novela que yo esperaba, no me importaría volver a leer.

Ficha técnica

21 de junio de 2021

Esta semana leo... #23 (2021)


Unas pocas líneas desde la playa para contaros que, si bien me vine acompañada por Chica uno de Abigail Dean, también se vino conmigo En plena noche de Mikel Santiago, la última novela del autor que, como siempre, me tiene muy enganchada y eso que no estoy avanzando tanto como pretendía porque como siempre me ocurre en cuanto llega la época estival mi ritmo lector comienza a bajar y yo empiezo a dedicarme a otros menesteres.

¿Y vosotros, qué leéis?

17 de junio de 2021

La lista de invitados - Lucy Foley


Voy de crimen en crimen y es que llega el calor y la novela negra es lo que más me apetece leer. En esta ocasión, cuando recibí la nota de prensa de esta novela me llamó la atención el escenario y, sobre todo, la referencia del misterio al más puro estilo de Agatha Christie, y es que fueron tantas y tantas las novelas de la autora que disfruté en mi adolescencia que cualquier referencia a ella me hace revivir los buenos momentos lectores intentando descubrir a un asesino entre una amplia lista de sospechosos. Hoy os hablo de La lista de invitados.

Mi opinión

Jules y Will celebran su boda en Inis an Amplóra, una remota isla irlandesa frente a la costa de Connemara. Allí se darán cita, el día antes de la boda, los invitados más relevantes, los mejores amigos de los novios, a la espera de que al día siguiente llegue el resto.

La lista de invitados nos traslada hasta un escenario aislado que gracias a las descripciones justas y precisas que nos ofrece la autora visualizamos rápidamente como un lugar en el que la belleza y la hostilidad conviven en precario equilibrio. Sin duda el entorno perfecto para que, en plena tormenta, se desate esa tragedia para la que el lector se está preparando desde la primera página porque no solo sabemos desde el inicio que alguien ha muerto, sino que todo el mundo parece tener oscuros secretos ocultos en un pasado más o menos reciente, prácticamente cualquiera de ellos puede haber sido víctima de un asesinato y, de igual modo, todos ellos parecen tener razones para desear la muerte de alguien. Pero ¿quién ha muerto y quién será el asesino? Es imposible sustraerse a la pregunta mientras Lucy Foley va dejando miguitas que nos hacen atribuir el papel de víctima y asesino absolutamente a todos ellos.

Si ese misterio latente desde el inicio impele al lector a pasar una página tras otra, es también la propia estructura de la novela la que garantiza la agilidad combinando capítulos titulados Ahora, que nos llevan hasta el momento exacto en el que se desata la tragedia con una voz narrativa en tercera persona, con capítulos que nos retrotraen al día anterior y a los momentos previos a la boda, ofreciéndonos en primera persona puntos de vista alternativos: el de Jules, la novia, que intenta no pensar en la nota anónima que recibió advirtiéndola de su futuro marido; el de Aoife, la organizadora; el de Olivia, la retraída hermana de Jules; el de Johnno, íntimo del novio y padrino de la boda; y el de Hannah, esposa del mejor amigo de Jules. Muestra así la autora una gran habilidad a la hora de ponernos en la piel de cada uno de ellos, si bien alguno de los personajes, como es el caso de Olivia, puede llegar en algún momento a resultar un tanto exagerado.

Con una prosa sencilla y directa, la autora recrea con solvencia tanto el ambiente asfixiante y misterioso que se respira en una isla de trágico pasado, como su paisaje inhóspito con peligrosos acantilados, una turbera traicionera y el azote incesante del viento. Sin duda el lugar perfecto para desatar viejos rencores y sacar a la luz secretos que poco a poco iremos descubriendo.

En definitiva, La lista de invitados es una entretenida novela al más puro estilo del misterio de la habitación cerrada. Una lectura ágil, salpicada de algunas sorpresas que en ningún momento vi venir. Una novela en la que si bien la pregunta de quién es el muerto va esclareciéndose para el lector poco a poco, guarda la sorpresa final de el quién y el por qué.

Ficha técnica 


15 de junio de 2021

Una familia normal - Mattias Edvardsson

Si el thriller en general me gusta, el procedente de los países nórdicos me encanta y si es de un autor al que nunca he leído y con una sinopsis que apunta a una trama de esas que prácticamente nos podría ocurrir a cualquiera en plan drama doméstico, más aún. Y es que yo leo cosas tipo “¿qué estarías dispuesto a hacer por tu hijo?” y ya empiezo a hiperventilar imaginándome en todo tipo de escenarios de lo más dramáticos en los que entro a sangre y fuego. Hoy os hablo de Una familia normal.

Mi opinión

Stella Sandell, de diecinueve años, ha nacido y crecido en el seno de una familia no solo normal, sino de lo más acomodada. Su padre, Adam, es pastor de la iglesia sueca y su madre, Ulrika, una reputada abogada. Una familia respetada, con una situación que podríamos calificar de envidiable hasta que su aparente felicidad se ve sacudida por la detención de Stella acusada de asesinar a un hombre.

Con un comienzo in media res en un prólogo que nos sitúa momentos antes de comenzar el juicio contra Stella, Una familia normal se divide en tres grandes partes, subdivididas a su vez en capítulos, en las que cada uno de los personajes principales, Adam, Ulrika y la propia Stella, nos da su visión no solo del crimen en sí mismo y de cómo están afrontando este drama que ha sacudido sus vidas, sino que nos acercan al tiempo anterior a los sucesos, a su día a día y a sus relaciones interfamiliares. Tres partes que nos dan nuevas y distintas percepciones y que no se entrelazan entre sí ya que los protagonistas van tomando su turno narrativo no como continuación del anterior, sino de forma independiente siendo el lector quien debe ir conectando los aspectos dispares que nos ofrecen.

Nos acerca el autor también a sus sentimientos y emociones más íntimos ya que en todos los casos se utiliza la figura del narrador protagonista, aunque con voces y ritmos muy distintos. Una elección siempre arriesgada que en este caso resulta todo un acierto porque el autor ha sido capaz de crear tres personajes en los que el ejercicio lector de ponerse en la piel del otro parece un juego de niños ya que todos ellos son tan reconocibles como ordinarios. No importa que sus decisiones las compartamos o no porque de lo que no cabe duda es de que las vamos a entender, incluso a pesar de que tras ellas en múltiples ocasiones se adivinen secretos ocultos que poco a poco se irán desvelando para mostrarnos que las apariencias, como casi siempre ocurre, a menudo nos engañan y es que esta familia tan normal y tan feliz no carece de fisuras que poco a poco irán saliendo a la luz.

Mattias Edvardsson nos ofrece una trama tan convincente como reflexiva, con una historia que no precisa ni de crímenes cruentos ni de asesinos en serie para mantenernos pegados a sus páginas y es que la gran baza de Una familia normal es esa familiaridad que sentimos al pasar páginas con el convencimiento de que eso que estás leyendo bien podría pasarte a ti o a cualquiera de tus conocidos. No hay más que adentrarse en las primeras páginas de la novela para sumergirnos en la cotidianeidad de cualquier familia que de repente se ve sacudida por la tragedia y ahí comienza el ejercicio lector de tratar de ir por delante de lo que nos están narrando e intentar averiguar qué fue lo que realmente pasó y qué hay detrás de la detención de Stella.

En definitiva, Una familia normal es una apasionante y original lectura que prácticamente he devorado en un par de días. Thriller, domestic noir… poco importan las etiquetas cuando nos encontramos con una trama convincente e inquietante que a menudo invita a la reflexión, al menos en mi caso este tipo de historias que acontecen en el seno de familias normales y corrientes siempre lo hacen y siempre me dejan con ese runrún de podría ocurrirme a mí.

Ficha técnica

14 de junio de 2021

Esta semana leo... #22 (2021)

Horas después de contaros el lunes pasado que comenzaba la semana sin más ambición lectora que terminar Una familia normal de Mattias Edvardsson, mi tobillo derecho volvió a jugarme una mala pasada y me ha obligado a un reposo que me ha permitido no solo finalizarla rápidamente, sino también leer La lista de invitados de Lucy Foley y El deseo de los accidentes de Rafael Caunedo.

Y además comenzar con Chica uno de Abigail Dean que es la lectura con la que comienzo esta semana en la que ya por fin puedo incorporarme a mi vida normal y en la que de nuevo no sé qué leeré a continuación en unos días de sol y playa que me esperan.

¿Y vosotros, qué leéis?


9 de junio de 2021

Confesiones de una criada - Sara Collins


La combinación de acusación de asesinato con la ambientación en el Londres del siglo XIX, previo paso por una plantación de esclavos en Jamaica me pareció un cóctel de lo más llamativo cuando vi esta novela entre las novedades de Ediciones B, así que ni corta ni perezosa me puse con ella nada más tenerla en mi poder. Hoy os hablo de Confesiones de una criada.

Mi opinión

Frannie Langton nació y creció en una plantación de Jamaica hasta que siendo ya una mujer joven viaja hasta Londres con el propietario y es regalada al señor Benham, un reputado científico para el que comienza a trabajar como criada. Pronto se establecerá una conexión especial entre ella y la señora de la casa a la que todos llaman Madame por su origen francés. Cuando ambos aparecen salvajemente asesinados y Frannie es acusada y cualquier defensa parece inútil cuando desde el inicio el color de su piel presupone su culpabilidad y su condena.

Arranca esta novela de tintes góticos renovados en Old Bailey, el tribunal penal de Inglaterra y Gales donde se juzga a la protagonista por un asesinato que no consigue recordar para rápidamente retroceder hasta la niñez de Frannie y conocer su vida en una plantación esclavista en Jamaica, gobernada por un ser deleznable, John Langton, un científico obsesionado con la frenología y capaz de cualquier cosa con tal de encontrar respuesta a sus preguntas y confirmación a sus creencias.

Salpicada con cartas, anotaciones en el diario y declaraciones de testigos, Frannie será nuestra narradora y su voz resulta tan potente y segura que cuesta casarla con alguien que solo ha conocido una forma u otra de esclavismo. Con una prosa extremadamente cuidada y un estilo en el que las metáforas toman la voz cantante, Sara Collins nos permite conocer no solo la vida y sentimientos de la protagonista, sino que nos sumerge de lleno en la Inglaterra georgiana al tiempo que se van tratando diversos temas como la raza, la ciencia, el sexo, la clase social… Una narradora tan atractiva y poderosa como poco fiable y es que continuamente la autora invita al lector a desconfiar de la historia que nos está contando Frannie al tiempo que nos hace interrogarnos sobre la fiabilidad de la memoria y sobre el derecho de cualquiera a narrar su propia historia, independientemente de su condición, raza, sexo, independiente de su culpabilidad o inocencia.

En definitiva, Confesiones de una criada es una interesante novela que combina con acierto lo mejor del género gótico con la novela de suspense y la narrativa sobre la esclavitud. Todo ello narrado con una prosa elaborada y contundente que dibuja personajes vívidos para meter al lector de lleno en la trágica historia de una protagonista tan compleja como inolvidable.

Ficha técnica

7 de junio de 2021

Esta semana leo... #21 (2021)

Un lunes más os cuento cuáles serán mis lecturas en una semana que comienzo leyendo Una familia normal de Mattias Edvardsson, un thriller con pintaza total que empecé ayer y que me tiene ya atrapadísima.

No me voy a poner en plan ambiciosa porque la semana se me presenta un poco liada así que, aunque probablemente me dará tiempo a empezar otra novela durante el fin de semana, esperaré a entonces para ver qué me pide el cuerpo.

¿Y vosotros, qué leéis?


5 de junio de 2021

Resumen de mayo

 


Parece que vuelvo a recuperar el ritmo, a ver cuánto me dura, y en mayo vuelvo a repetir la cifra récord que os contaba en el resumen de marzo y de nuevo he conseguido leer ocho novelas. ¿Queréis saber cuáles han sido?

Libros leídos

  1. Verano de lobos. Hans Rosenfeldt.
  2. La patria de los suicidas. Pascual Martínez.
  3. El jardín de vidrio. Tatiana Tîbuleac.
  4. Sira. María Dueñas.
  5. Pleamar. Antonio Mercero.
  6. No oigo a los niños jugar. Mónica Rouanet.
  7. La dama púrpura. Javier Torras de Ugarte.
  8. La última paloma. Men Marías. 

De nuevo un poco de todo, aunque la novela negra y policíaca sigue llevándose la palma entre mis lecturas. Destacar la fantástica novela histórica La dama púrpura, que me reafirma en eso de que tengo que volver a leer más este género que tantas satisfacciones me da. 

¡Vamos a por junio!

3 de junio de 2021

La última paloma - Men Marías



Que no le digo yo no a un thriller ya lo sabéis y si viene recomendadísimo menos todavía así que aquí me tenéis de nuevo lista para hablaros de cadáveres, y qué cadáveres, y de investigación criminal. Hoy os hablo de La última paloma.

Mi opinión

Frente a la base naval de Rota aparece el cuerpo de la joven Diana Buffet brutalmente mutilado y con unas alas blancas cosidas a su espalda. Nadie ha visto nada, ni las cámaras de la base han grabado nada. Tampoco en el cuerpo encuentran el menor indicio que les pueda dar una pista de hacia dónde enfocar una investigación de la que se encargarán la sargento de la Guardia Civil Patria Santiago, totalmente convencida de que el asesino volverá a matar, y el cabo mayor Sacha Santos. Solo tienen un hilo del que tirar y es que Diana estaba obsesionada con una investigación sobre la desaparición de una joven en los años cincuenta, cuando los americanos llegaron al pueblo.

Así comienza una novela cuyos dos hilos temporales principales serán 2019, momento en el que se cometen los crímenes y se desarrolla la investigación; y los años cincuenta con la llegada de los americanos a Rota. En este segundo hilo, además de los sucesos en los que parece hundir sus raíces el asesinato de Diana, Men Marías nos ofrece una clara visión de lo que supuso la base naval en un pequeño pueblo andaluz en plena dictadura. Dos culturas muy distintas se encuentran y de este encuentro se producen cosas buenas, pero también otras muy oscuras en las que el choque es inevitable, con ellos llega una riqueza totalmente desconocida, pero también una libertad que es difícil de asimilar tanto por los más mayores, que asisten escandalizados a conductas impensables en aquella España gris, pobre y atrasada, como por los más jóvenes que ven en los americanos la única salida a esa grisura sea al precio que sea. No os voy a engañar, la investigación del asesinato de Diana por supuesto que me he tenido en vilo, pero si tengo que quedarme con un hilo es sin duda con este. Men Marías ha realizado un magnífico trabajo tanto en la ambientación como en hacer llegar al lector la idiosincrasia de las dos formas de vida tan opuestas que se dieron cita en Rota.

Otros dos hilos temporales se encargan de que conozcamos un poco más la vida personal de la pareja investigadora ya que esta también tiene cierta relevancia en la novela. Es por ello que en algunos capítulos viajaremos hasta la niñez de Patria y en otros retrocederemos hasta un pasado más reciente, tan solo un par de años atrás, para conocer cómo se fraguó a la relación entre ellos. Personalmente creo que ambos hilos ocupan demasiado espacio, sobre todo el segundo, de forma que la llegada de esos capítulos para mí suponía una total ruptura con lo que realmente me interesaba, la investigación y el pasado en la base. Creo que le resta ritmo a la novela y que, si bien me parecen necesarios para conocer un poco más a los personajes y entenderlos mejor, no creo que fuera necesario que gozara ninguno de los dos de tanta extensión.

Men Marías hace gala de una prosa limpia y cuidada y un estilo ágil y fluido con el que rápidamente se gana al lector y lo mete de lleno en una investigación con muchos puntos oscuros y con varios posibles sospechosos, al tiempo que nos hace partícipes de las vidas y las emociones de los personajes ya que escoge como narradores principales a los dos protagonistas, alternándose los capítulos entre ellos. Así será siempre una voz en primera persona la que nos conducirá por una investigación en la que todos tienen algo que ocultar y en la que los secretos van viendo poco a poco la luz hasta un desenlace muy satisfactorio que cierra sin fisuras la trama.

En definitiva, La última paloma es una novela negra que nos trae de nuevo la eterna lucha entre el Bien y el Mal, pero en esta ocasión con un planteamiento muy original y con una magnífica ambientación. Una novela que nos llevará hasta un pasado oscuro que sesenta años después vuelve a salir a la luz a través de personajes reconocibles y bien trazados. Si queréis una novela que os asegure unas cuantas horas de entretenimiento no lo dudéis y haceos con ella.

Ficha técnica

 


1 de junio de 2021

La dama púrpura - Javier Torras de Ugarte



Sé que me repito, pero pienso hacerlo hasta que me entre en la cabeza de una vez, y es que cada vez que aparezco por aquí con una novela histórica, un género que hace años era mi principal tema lector, vuelvo a reprocharme lo abandonado que lo tengo desde hace tiempo a pesar de las grandes satisfacciones que me da. En esta ocasión, además, me ha hecho descubrir a un autor que a pesar de tener unos cuantos libros publicados para mí era un completo desconocido hasta ahora, Javier Torras de Ugarte. Hoy os hablo de La dama púrpura.

Mi opinión

Corre el año 769 y aunque Irene, en su Atenas natal, sueña con un futuro de grandeza que la saque de la casi miseria en la que vive, poco puede imaginar lo que el destino tiene preparado para ella y es que poco después será desposada con León el Jázaro, futuro emperador de Bizancio.

Así comienza una novela que nos acerca a un personaje histórico sobre el que debo confesar mi ignorancia y es que esta joven y bellísima ateniense llegó a gobernar Bizancio durante más de veinte años, alcanzando unas cotas de poder impensables para una mujer en aquella época. Una emperatriz con unos pocos, pero fieles, amigos y con muchísimos enemigos, incluso en el seno de su propia familia. Una mujer tan poderosa como ambiciosa, tan bella como buena gobernante que logró sobrevivir contra viento y marea en un entorno hostil y que fue la única mujer a la que se consideró “emperador”. Javier Torras de Ugarte rescata del olvido a Irene de Atenas y combina sin fisuras el rigor histórico con la reconstrucción novelada de aquello que no conocemos y así nos muestra una joven que se sobrepone a todas las zancadillas que la vida le pone por delante para conseguir brillar con luz propia. Una de tantas mujeres olvidadas por los historiadores y de la cual solo nos ha llegado alguna que otra anécdota que encontraremos en La dama púrpura y que, al menos en mi caso, me arrancó un ¡ah! Esta fue Irene de Atenas.

Personajes históricos y ficticios se dan la mano y conforman un amplio elenco que despertarán mil y una emociones en el lector que los sentirá de carne y hueso. El autor nos hace partícipes de sus miedos, de sus pasiones y de sus decisiones, aunque no siempre podamos compartirlas. Personajes que traspasan las páginas y que conviven aunando con acierto la realidad y la ficción y enriqueciendo una lectura que va más allá cuando consigue que nos sintamos parte de ella, trasladándonos a la suntuosidad de los palacios y a sus intrigas y juegos de poder. Es también de la mano de algunos personajes, principalmente de dos, Zoe y Heron, fieles amigos, ficticios en este caso, de Irene hasta el final, con quienes el autor nos acerca también a la historia legendaria de una época llena de mitos y leyendas, combinando estos con la realidad histórica en un relato que se lee con tanto interés como avidez.

Con una prosa elegante y cuidada y un estilo depurado y pulcro, Javier Torras de Ugarte a través de las palabras recrea imágenes en nuestra cabeza con una magnífica ambientación de cualquiera de los escenarios descritos de forma que incluso otros sentidos como el tacto y el olfato parecen activarse para que el lector se sienta trasladado a cualquiera de los muchos lugares del Mediterráneo que recorreremos. Todo ello es fruto sin duda alguna tanto del buen trabajo con las palabras por parte del autor, como del que ha debido ser un enorme trabajo de documentación que queda perfectamente integrado en la narración sin que en ningún momento suponga un lastre para la lectura, ni siquiera cuando salpica la trama con múltiples historias mitológicas que tengo que admitir son para mí una pequeña debilidad.

En definitiva, La dama púrpura es una fantástica novela histórica que se lee con avidez conforme avanzan las páginas. Un relato épico lleno de intrigas y pasiones que crece en intensidad hasta un final emocionante. Amantes del género, no os la perdáis.

Ficha técnica

31 de mayo de 2021

Ganadores de Un viaje por la piel del desierto

 


Ya tenemos el nombre de las personas que disfrutarán de Un viaje por la piel del desierto de Óscar Hoyos y los ganadores son...

a Rafflecopter giveaway

¡Felicidades a ambos! Necesito vuestros datos postales para que el autor os haga llegar el ejemplar. Como ya sabéis para ello preciso de vuestro consentimiento expreso por lo que en el correo que enviéis a entremislibrosyo@gmail.com debéis incluir el siguiente texto: 

"Doy mi consentimiento al tratamiento de los datos que proporciono en este correo con el único fin de recibir el premio de este sorteo, un ejemplar de Un viaje por la piel del desierto de Óscar Hoyos, y acepto que estos sean cedidos al autor encargado del envío." 

¡Gracias a todos por participar!

 

Esta semana leo... #20 (2021)


Un lunes más os cuento cuáles serán mis lecturas en una semana que comienzo con las últimas páginas de La última paloma de Men Marías, una novela negra entretenida, con alguna cosilla que no me ha convencido y que ya os contaré, y que conforme se ha ido acercando al final ha ido ganando en intensidad.

Si no es hoy mismo, será mañana cuando empieza nueva lectura y, aunque no lo tengo decidido al cien por cien, lo más probable es que me ponga con Confesiones de una criada de Sara Collins.

¿Y vosotros, qué leéis?


27 de mayo de 2021

No oigo a los niños jugar - Mónica Rouanet


 

Justamente hace dos años que os hablaba de Despiértame cuando acabe septiembre, novela con la que conocí las letras de Mónica Rouanet y en la que descubrí, sobre todo, una autora con una prosa tan sencilla como cuidada que, además, albergaba unas cuantas reflexiones en la voz de su protagonista que me resultaron muy interesantes, ya sabéis que a mí esos tintes intimistas suelen gustarme mucho así que cuando por sorpresa su última novela llegó a mis manos no me lo pensé dos veces y me puse con ella. Hoy os hablo de No oigo a los niños jugar.

Mi opinión

Alma es una joven de 17 años que sufre estrés postraumático tras un grave accidente de coche, motivo por el cual ingresa en una clínica psiquiátrica para jóvenes que se ubica en un antiguo edificio rehabilitado, cuyo anterior uso era el de residencia para niños sordos, del que los pisos superiores están cerrados y el acceso tapiado. Desde su llegada Alma se relacionará, poco a poco, con sus nuevos compañeros, cada uno con su problema, y con dos niños pequeños a los que solo ella parece ver.

Dos dimensiones espaciotemporales distintas se unen en No oigo a los niños jugar a través de Alma y dos serán los narradores que se irán alternando. Por un lado, la voz en primera persona de Alma que nos cuenta no solo lo que ve y vive en su internamiento junto a sus compañeros, sino que se adentra en sus pensamientos y miedos más íntimos. Y, por otro lado, la voz de uno de los niños que solo Alma puede ver, una voz que se dirige siempre al otro niño que lo acompaña y nos narrará no solo el presente, sino que echará la vista atrás para contarnos también lo que aconteció entre aquellos muros antes de que el edificio se reconvirtiera en la clínica psiquiátrica que ahora es.

Mónica Rouanet, con una prosa cuidada, un estilo envolvente y una ambientación que te traslada inmediatamente a los escenarios, dota a No oigo a los niños jugar de una clara vocación de denuncia social adentrándose en la mente enferma de jóvenes con todo tipo de adicciones, obsesiones y dependencias y dando voz a niños aquejados por una discapacidad que a menudo avergüenza a unos padres que prefieren mantenerlos alejados para esconder así la diferencia que los marca. A pesar de ello a mí me ha costado sentir a estos personajes cercanos y llegar a empatizar con ellos. El hecho de que prácticamente el supuesto misterio que envuelve al edificio no sea tal, en las primeras páginas ya tenemos claro qué ha sucedido, aunque los detalles se nos escapen, no ha sido realmente para mí un problema, son muchas las novelas en las que desde el principio sabemos qué ha ocurrido y aún así mantienen la tensión narrativa. Mi verdadero problema, y este es muy personal y muchos de vosotros, habituales de este espacio, lo conocéis, es mi gran dificultad para congeniar con los narradores infantiles y juveniles y en esta novela ambos lo son y por más que me he esforzado no he conseguido sentirlos personas reales, con problemas reales, todos ellos me han resultado ajenos, especialmente el narrador infantil porque con Alma, poco a poco, fui sintiéndola un poco más.

Vuelvo a reafirmarme en que me gusta cómo escribe Mónica Rouanet, su estilo es muy evocador, tiene a menudo unos toques intimistas que son muy de mi agrado y su prosa es sencillamente impecable así que no dudo que volveré a leer a la autora, aunque con esta historia a mí no haya terminado de convencerme. Como siempre os digo cuando una lectura no ha resultado como esperaba esta no deja de ser una opinión muy personal y tenéis muchas otras que opinan justo lo contrario que yo así que si teníais en mente acercaros a ella no lo dudéis y contadme qué os ha parecido a vosotros.

Ficha técnica

25 de mayo de 2021

Pleamar - Antonio Mercero


Pocas veces me resisto a una buena novela negra y menos aún si viene avalada por el buen hacer de un autor que continuaba en mi lista de eternos pendientes y publicada por una editorial cuyo catálogo siempre está lleno de títulos que me dan grandes alegrías lectoras. Hoy os hablo de Pleamar.

Mi opinión

Las hermanas Müller, Martina y Leandra, son dos youtubers con millones de seguidores en su canal Pleamar. Cada jueves suben un vídeo del que previamente los miércoles han publicado un avance. Pero este miércoles ese avance es de lo más inusual e inquietante: ambas aparecen amordazadas y atadas ¿se trata de una broma de las hermanas o de algo más serio? Cuando los padres denuncian su desaparición el inspector Darío Mur y la subinspectora Nieves González, serán los encargados de la investigación que terminará de complicarse del todo cuando un vídeo muestre la muerte de Martina.

Así comienza una novela que prácticamente vuela en las manos del lector y es que, una vez comienzas a leer, ya no puedes parar de modo que a penas cuarenta y ocho horas me ocupó esta lectura que goza de una narración brillante y un ritmo vertiginoso al tiempo que nos mete de lleno en las nuevas tecnologías, las redes sociales y el fenómeno de los inluencers, realizando un análisis de nuestra actual sociedad. El oficio de guionista del autor se palpa en cada página con escenas que se transforman fácilmente en imágenes, con una continua transmisión de ideas y con gran profusión de personajes, altamente sospechosos todos ellos, que se entremezclan y nos llevan continuamente por distintos caminos de investigación por los que el lector transita ávido de pistas hasta llegar a un desenlace magnífico, totalmente inesperado y tan brillante que entran ganas de soltar el libro y comenzar a aplaudir. Tras este gran final, el autor nos regala unas últimas páginas que, totalmente ajenas a la resolución del caso, nos dejan entrever que volveremos a encontrarnos, como mínimo, con Darío Mur.

Y lo cierto es que, si nos encontramos con él, con toda probabilidad lo haremos con su compañera, Nieves González. Ambos forman una gran pareja de investigadores tan distintos como complementarios. Ella es una mujer soltera de 37 años que intenta sobrevivir en una comisaría en la que para todos siempre será la que denunció por acoso sexual a su superior. Desinhibida, usuaria de páginas de contactos y de mente abierta y libre, contrasta con su compañero, divorciado, cerca de los cincuenta, amante de la literatura clásica, totalmente ajeno al mundo digital y con una complicada vida familiar: su exmujer no solo se ha marchado a vivir a miles de kilómetros, sino que le ha dejado solo con su rebelde y violenta hija de 18 años con la que la convivencia es altamente complicada. Toca así Antonio Mercero, sin llegar a profundizar demasiado porque tampoco es el tema de la novela, el delicado tema de las relaciones paternofiliales que no son capaces de hallar un punto de encuentro y en el que a menudo los padres se sienten tan culpables como hostigados por unos hijos ante los que no saben cómo actuar.

Con una estructura basada en capítulos cortos y una prosa directa y un estilo tremendamente visual, Pleamar es un intenso thriller que nos mete de lleno en el absurdo y superficial mundo de los influencers, esos que son el espejo en el que cada día se miran muchos de nuestros hijos y tan inquietante resulta la búsqueda de las hermanas Müller como pensar que ellas y otros muchos de su mismo estilo son los referentes actuales para muchos jóvenes.

En definitiva, Pleamar es un adictiva e interesante novela que nos lleva hasta un modelo y una forma de vida de plena actualidad. Un thriller que se convierte una auténtica carrera contrarreloj por salvar una vida al tiempo que realiza una voraz crítica de la sociedad actual que encumbra a personajes que poco o nada tienen que ofrecer. Una novela de trama impecable y con un final tan sorprendente como plausible e impactante.

Ficha técnica

 

 



24 de mayo de 2021

Esta semana leo... #19 (2021)

 


Un lunes más os cuento cuáles serán mis lecturas en una semana que comienzo leyendo La dama púrpura de Javier Torras de Ugarte, una novela histórica que estoy disfrutando muchísimo y que finalizaré probablemente mañana. Será entonces el momento de abordar La última paloma de Men Marías, una novela negra que viene muy recomendada y que desde luego tiene una pinta estupenda.

Aprovecho para recordaros que tenéis activo un sorteo en el blog. Se trata de dos ejemplares de Un viaje por la piel del desierto de Óscar Hoyos. Podéis ir a las bases clicando sobre el banner.




¿Y vosotros, qué leéis?

23 de mayo de 2021

Sorteo de Un viaje por la piel del desierto de Óscar Hoyos

 


Hoy de nuevo os traigo un sorteo para terminar bien el fin de semana. En esta ocasión se trata de la novela Un viaje por la piel del desierto y su autor, Óscar Hoyos, ha puesto a mi disposición un par de ejemplares para que dos afortunados puedan disfrutar de su lectura. ¿Queréis saber un poco más?

Sinopsis

Alejandro Montesolano, joven licenciado, urbanita de condición, consigue su primer empleo en una empresa especializada en formación dirigida al sector agrario, como profesor en cursos para agricultores y mujeres de los pueblos. Se adentra entonces en un mundo desconocido para él, el entorno rural, e inicia un viaje por pueblos olvidados y parajes abandonados, en el que le acompañarán un surtido de variopintos personajes. Pero no será un viaje de placer. Alejandro se verá anegado por el estrés que le produce el trabajo, potenciado por las deficiencias de la empresa, a la que le importa más recibir las subvenciones que ofrecer una formación de calidad. La preocupación de Alejandro por agradar a los hombres y mujeres de los pueblos, le harán trabajar sin descanso y conseguirá, con su esfuerzo y tesón, sacar los cursos adelante. Pero todo cambiará cuando llega a sus manos un viejo libro, después de un encuentro con una extraña mujer en el autobús que le lleva al pueblo donde trabaja. Alejandro empieza a comprender que hay algo que debe preocuparle más que su propio trabajo: la decadencia del mundo natural, el avance del desierto, que acabará engullendo la Tierra entera. Nunca antes Alejandro se había preocupado por los problemas del entorno natural; nunca se había percatado de las carencias de un mundo decadente; nunca le había gustado la lluvia, hasta que empezó a sentirla de otra manera. Alejandro se preguntará inquieto cuál su implicación en el deterioro del entorno natural y cómo podrá contribuir a amortiguarlo. Las preocupaciones no se alejarán de su pensamiento. ¿En verdad los males del entorno natural no le permitirán ser feliz? ¿Es un irresponsable por no atender los males del mundo o solo debe ocuparse de sus propios asuntos? ¿Encontrará entre viejas leyendas, antiguas ruinas, extraños personajes y árboles moribundos alguien que le ayude? ¿Sabrá interpretar las claves que le proporciona ese viejo libro? Acompaña a Alejandro en su viaje y siente el último aliento de un mundo casi extinto.

Bases del sorteo

  • Se sortean dos ejemplares.
  • Es un sorteo nacional (España).
  • Tienes que ser seguidor del blog. Es el único requisito obligatorio así que verifica serlo y déjame el enlace en el formulario.
  • Deberás rellenar el formulario de Rafflecopter dejando todos los enlaces que quieras que te puntúen. Solo es obligatorio ser seguidor del blog, pero el resto te proporciona puntos extra.
  • Deberás dejar un comentario en el blog diciendo que participas.
  • El plazo para apuntarse al sorteo comienza hoy 23 de mayo de 2021 y finaliza el 30 de mayo a las 23:59.
  • Los ejemplares los enviará el autor.


a Rafflecopter giveaway

¡Suerte a todos!