17 de marzo de 2021

El hijo del padre - Víctor del Árbol


Fue en 2014 cuando descubrí a Víctor del Árbol con Respirar por la herida, una lectura que me conmocionó y dolió de una forma que no esperaba. En aquella reseña os decía que el autor se convertía desde ese momento en una referencia para mí y así ha sido. Víctor del Árbol es uno de esos autores con los que ni me molesto en leer sinopsis, me da igual lo que me vaya a contar, sé que lo voy a leer y sé que no me va a defraudar. Con la de hoy ya son siete las novelas del autor que visitan este pequeño espacio porque hoy os hablo de El hijo del padre.

Mi opinión

Diego Martín es un respetable profesor universitario hecho a sí mismo. Hijo de emigrantes extremeños y andaluces llegados a Barcelona en los años cincuenta cree haber roto con sus raíces con una vida totalmente alejada de aquella para la que parecía predestinado, pero el pasado siempre está ahí y la sombra de su padre sigue pesando sobre sus hombros más de lo que querría, quizá la maldición que pesa sobre los hombres Martín, de la que le habló su abuelo siendo niño y el enfrentamiento ancestral entre su familia y los Patriota, caciques del pueblo del que provienen, sigan más vivos de lo que piensa y quizá él mismo se esté convirtiendo en aquello que tanto odia. El detonante será Martin Pearce, el enfermero encargado de su hermana Liria, ingresada desde hace años en un centro psiquiátrico. Martin, detrás de su aspecto atractivo y carácter solícito y afable, esconde otra cara que hará que la vida de Diego Martín estalle por los aires.

El pasado y la memoria son los grandes temas de una intensa y desgarradora novela que recorre la historia de la familia Martín durante varias generaciones al tiempo que hace un recorrido por la historia española del siglo XX y sus grandes hitos a través de distintos hilos temporales. Será con su abuelo Simón con quien viviremos la Guerra Civil y su paso por la División Azul; con el padre de Diego viajaremos hasta el Sáhara oriental y la vida en la Legión para volver a Barcelona y vernos inmersos en el fenómeno de la inmigración interna de los años cincuenta y sesenta y la vida en los barrios de la periferia de una gran ciudad. Hasta llegar a la actualidad en la que Diego Martín representa el éxito social del que ha sabido aprovechar las oportunidades y se ha labrado a sí mismo.

A través de dos narradores, el propio Diego Martín en primera persona que nos cuenta su visión de la historia, y un narrador omnisciente que nos ofrece esa misma historia a través de hechos objetivos, Víctor del Árbol nos sirve una inquietante trama habitada por personajes rotos y culpas lacerantes. Una novela coral con la que realiza un retrato generacional y en la que nos habla de la renuncia a unas raíces que siempre estarán ahí porque, por mucho que uno se esfuerce en esconder sus traumas, del pasado no podemos desprendernos porque él es que nos ha hecho tal y como somos hoy. La fiabilidad de la memoria, la verdad y la mentira son otros de los temas que se abordan en El hijo del padre. En este aspecto el uso de los narradores que nos ofrecen uno su verdad subjetiva y otro los hechos objetivos juega un papel importante poniendo de relieve cómo cada uno de nosotros construimos nuestra propia historia, y por lo tanto nuestra identidad, tomando para ello los hechos que más nos convienen de una forma más o menos consciente, escudándonos en mentiras que nos alejen de un pasado que no queremos aceptar. En este sentido el autor ni toma partido ni juzga hechos y personajes, sino que ofrece al lector todos los elementos necesarios para que sea él mismo quien tome una posición u otra.

Podría continuar hablando y hablando de El hijo del padre, pero lo cierto es que no quiero contaros más, quiero que seáis vosotros los que descubráis esta nueva novela de Víctor del Árbol. Yo sigo reafirmándome en aquello que decía en 2014 en mi primera reseña de una novela suya, para mí  el autor es un referente, pocos como él consiguen aunar en sus páginas la belleza de una prosa sobria, los personajes a los que sentir de carne y hueso, con sus claroscuros y sus matices, las tramas vestidas de misterio para llevarnos por los recovecos de la vida e invitarnos a la reflexión y todo ello sin perder un ápice ni de calidad literaria ni del entretenimiento que todos buscamos en cualquier lectura. No os perdáis El hijo del padre, os aseguro que es una lectura que se quedará con vosotros mucho tiempo.

Ficha técnica


Otras novelas reseñadas del autor

17 comentarios:

  1. He leído una o dos novelas de Víctor del Arbola y ambas me gustaron. Tengo a "El hijo del padre" entre mis próximas lecturas, a ver cuándo le toca.
    Gracias por tu reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    es un novelón lo mires por dónde lo mires. Hasta ahora mi preferida de Víctor era Un millón de gotas y, mientras la leía, esta me recordaba a aquella, tal vez porque me estaba removiendo igual. Están las dos en mi top.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué bien que te haya gustado. Caerá :)

    ResponderEliminar
  4. En este momento me quedan menos de 50 páginas para acabarla. Y es verdad, una vez que lees a Víctor del Árbol sabes que seguirás leyéndole de por vida escriba lo que escriba.

    ResponderEliminar
  5. Aún tengo pendiente dos novelas de este autor y veo que también voy a tener que apuntar ésta. Se nota que la has disfrutado un montón.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Es un autor que me engancha y me resulta muy entretenido, pero creo que trata de contar demasiadas cosas en cada novela.
    Leeré El hijo del padre, pero no es un autor que me entusiasme. Tengo mis reservas con él.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Manuela. Qué ganas de leer la novela, la tengo para leer y por todo lo que nos has contado creo que tendré que adelantarla. Mil gracias.

    Besos y felices lecturas.

    ResponderEliminar
  8. Le tengo muchas ganas a esta nueva novela de Víctor y la voy a leer, antes o después caerá y espero disfrutarla tanto como tu. Besos

    ResponderEliminar
  9. Desde luego lo leeré pero estoy un poco reacia a ponerme en estos momentos. Después de tu opinión lo que sí sé es que no me va a defraudar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. No quiero saber nada de nada. Cuando lo lea vuelvo por aquí

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu reseña, estaba dudando en comprarlo o no, pero ahora lo tengo claro. He leído varias novelas de Víctor del Árbol, la que más me llegó fue "Por encima de la lluvia".

    ResponderEliminar
  12. Manuela, me quedan veinte páginas... Y vaya telita con el libro. Tremendo. Vuelvo cuando lo acabe. Besos

    ResponderEliminar
  13. Es todo un referente. Tarde o temprano lo leeré, por supuesto. ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  14. Lo leeré, he leído dos de sus anteriores novelas y me gustaron. Antes o después me haré con él.

    ResponderEliminar
  15. Te leo cuando termine mi reseña pero novelón, novelón.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Ay, Manuela, te he leído no ya en diagonal sino casi por encima. Cuando tenga la posibilidad de leer el libro quiero llegar a él en blanco. Ya les he dicho a mis hijos que, para el día de la madre, es un regalo obligado o les desheredo. Besos

    ResponderEliminar

¡ Gracias por tu comentario !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...