24 de mayo de 2022

La invitada - Jennifer McMahon



Me atraen los temas sobrenaturales y no me importa encontrarlos en mis lecturas, pero lo cierto es que a menudo su tratamiento no me convence, de hecho la mayoría de las veces no lo hace, y ese es el motivo por el que solo en contadas ocasiones me animo con este tipo de lecturas y afortunadamente en esta ocasión he acertado. Hoy os hablo de La invitada.

Mi opinión


Helen y Nate son una joven pareja de profesores que decide abandonar la ciudad y cambiar su forma de vida. Han adquirido un terreno en medio del bosque en Vermont y allí se disponen a construir su nuevo hogar con sus propias manos. Lo que no saben es que en ese mismo lugar vivió y murió Hattie Breckenridge, una mujer acusada de brujería a principios del siglo pasado.

La invitada es una original novela que da una vuelta de tuerca a la clásica historia de casas embrujadas y es que en esta ocasión la casa aún no existe, se irá construyendo y se irá convirtiendo en una puerta a otro mundo, en una especie de lugar de reunión para seres que habitan esas tierras, aunque no todo el mundo pueda verlos. La construcción de la vivienda no solo sirve como hilo conductor de la misteriosa trama, sino que a través de ella se arma la estructura formal de la novela dividiéndose en grandes partes, a su vez subdivididas en capítulos generalmente cortos, que van desde “Los cimientos” hasta “Los acabados”.

Un narrador omnisciente será el encargado de conducirnos por esta historia que, aunque sigue una cronología lineal, cuenta con algunos saltos al pasado que permiten que el lector conozca un poco más de lo que van sabiendo los personajes. Con un ritmo pausado la lectura nos invita continuamente a preguntarnos si esos sucesos extraños que se van viviendo son reales o son el fruto de la sugestión y obsesión que parece estar poseyendo a Helen, empeñada en construir una casa con invitación incluida a los fantasmas. Y es que Helen y Nate representan las dos actitudes totalmente opuestas que ante un tema así podemos encontrarnos. Ella de mente abierta, dispuesta a no dar nada por imposible, se siente irresistiblemente atraída por la historia de Hattie, mientras que Nate es el escéptico de mente científica que cada vez se muestra más preocupado por su mujer. Estos dos puntos de vista tan opuestos van minando poco a poco la relación entre ambos, ya bastante maltrecha con los continuos roces que levantar una cosa conlleva.

Aunando con acierto los fantasmas y la misteriosa desaparición de una mujer un año atrás, en La invitada destaca especialmente la ambientación con una magnífica recreación tanto del entorno, sin grandes descripciones que pudieran suponer un lastre a la lectura, como de la atmósfera sobrenatural que impregna el ambiente desde el principio con algún pequeño susto perfectamente llevadero para los miedicas como yo.

En definitiva, La invitada es una interesante novela que bebe de diversos géneros y que a buen seguro os deparará unas cuantas horas de entretenida lectura al tiempo que denuncia el miedo que siempre ha existido hacia lo desconocido. 

Ficha técnica

 


23 de mayo de 2022

Esta semana leo... #16

Lunes de nuevo y, tras sobrevivir a las tórridas e imprevistas temperaturas que nos han estado azotando, os cuento que comienzo la semana leyendo Nada importante de Mónica Rouanet, una novela de la que apenas me quedan unas pocas páginas, pero dado mi estado de poca lectura, que ya empieza a ser preocupante, no anticipo cuándo terminaré.

Y del mismo modo tampoco anticipo cuál será la siguiente porque la que más me llama es justo la última que ha llegado a casa, El túnel 29 de Helena Merriman, y sé que debería portarme bien y escoger alguna de las novelas que llevan meses, de las de años ya no hablamos, esperando su turno.

¿Y vosotros, qué leéis?                        


17 de mayo de 2022

La mujer de púrpura - Jeannette Winterson



Esta es una de esas novelas que yo misma me sorprendo eligiendo ya que está bastante alejada del tipo de lectura por el que me suelo inclinar, pero me llamó la atención y me dije ¿por qué no? Hoy os hablo de La mujer de púrpura.

Mi opinión

Corre el año 1612 bajo el reinado de Jacobo I de Inglaterra. Se cuenta que en Pendle hay brujas y son unos años en los que apenas hay diferencia entre practicar la brujería y ser católico. Alice Nutter vive en la zona, es una viuda rica, independiente y bella, que se mantiene insultantemente joven a pesar de la edad que algunos le calculan. Su pasado es un misterio, pero su interés por ayudar a unas cuantas mujeres que se encuentran encerradas en los calabozos de Lancashire a la espera de juicio hará que el misterio se vaya disipando.

Jeannette Winterson se basa en un hecho real, las brujas de Pendle juzgadas en Lancashire, para construir una novela que partiendo de esos hechos se toma algunas licencias y ficciona lo que necesita para que la novela funcione. En la parte histórica la autora reconstruye fielmente el reinado de Jacobo I y sus obsesiones religiosas, incluyendo apuntes sobre la Conspiración de la Pólvora, el plan con el que los procatólicos unos años antes habían intentado hacer estallar el Parlamento inglés. Muchos de aquellos conspiradores buscaron y encontraron refugio precisamente en Lancashire. Real es también la protagonista principal de la novela, Alice Nutter, la más controvertida de los doce acusados, y sobre la que la autora hace girar toda la trama.

Y así, haciendo convivir personajes reales (con cameos de lujo como el de Shakespeare) con otros imaginarios, la autora construye una novela sobre la que en todo momento planea un aire sobrenatural y en la que no faltan grandes dosis de crueldad y es que Winterson no escatima a la hora de descripciones no aptas para estómagos sensibles, avisados estáis si pensáis animaros con su lectura. A través de todos esos personajes la autora trata temas tales como el fanatismo religioso, la violencia contra la mujer, la homosexualidad y los intereses personales que se ocultaban tras muchas acusaciones.

Con una estructura basada en capítulos muy cortos, la prosa de la autora es tan directa como lo es su estilo. En La mujer de púrpura no hay lugar para perder el tiempo con adornos accesorios y tampoco los necesita ya que menos de 200 páginas bastan para situar al lector en una época oscura y en un ambiente lúgubre y tan miserable que por sí mismo asusta. Y bastan también para acercarnos a unos personajes que rápidamente sentiremos de carne y hueso sufriendo lo que ellos sufren y os aseguro que es mucho, especialmente en el caso de las mujeres y niñas.

En definitiva, La mujer de púrpura es una interesante novela que va un poco más allá del género gótico. Una novela que aúna los hechos reales con los ficcionados añadiendo un toque de fantasía y elementos sobrenaturales.

Ficha técnica

16 de mayo de 2022

Esta semana leo... #15


Un lunes más os cuento cuáles serán mis lecturas en una semana que continúo leyendo La invitada de Jennifer McMahon. Como veis es justo la misma lectura que os contaba que iba a comenzar la semana pasada y es que no tuve tiempo casi ni de respirar así que de leer ni os cuento, apenas 200 páginas llevo leídas y porque ayer domingo le di un empujón que si no aún andaba sin llegar a la página 100. Últimamente solo soy capaz de sacar un rato libre para leer por la noche y a esas alturas del día estoy tan cansada que me quedo dormida por muy interesante que sea la novela.

Así que no está la cosa para ponerse ambiciosa con los planes y, aunque supongo que terminaré a lo largo de la semana con la actual, ni siquiera he pensado cuál será la siguiente.

¿Y vosotros, qué leéis?                        

12 de mayo de 2022

Lágrimas de oro - José Luis Gil Soto

Poco más de un mes ha transcurrido desde que os contaba que a mí las historias relacionadas de cualquier modo con el descubrimiento y la conquista de América no me resultan atractivas y es que el Nuevo Mundo me da una pereza máxima. Pero siempre hay buenos motivos para saltarse las reglas que cada uno se autoimpone y en esta ocasión la novela venía firmada por un autor que hace justo tres años me conquistó con otra lectura que, en principio, nada tenía que ver con mis gustos habituales. Ese autor es José Luis Gil Soto y esa novela fue Madera de savia azul y hoy estoy encantada de hablaros de Lágrimas de oro.

Mi opinión

2019. El robo de un collar de origen inca en una iglesia de Conquista de la Sierra, un pequeño pueblo de Extremadura cercano a Trujillo, pone a trabajar a la teniente Rebeca Parma, del Grupo de Patrimonio histórico de la Guardia Civil, y su equipo para encontrar al responsable. Por otro lado, otra línea argumental que se extiende desde 1524 hasta 1533 nos acerca a la conquista del Imperio Inca alternando capítulos en los que conoceremos tanto el punto de vista español como el inca.

Una acertada combinación de géneros permite que el robo de un collar, en este caso ficticio, se convierta en el hilo conductor que nos permitirá viajar desde el siglo XXI hasta el XVI, haciendo que tres líneas argumentales totalmente independientes en un principio vayan convergiendo capítulo tras capítulo hasta fundirse en una sola. Siempre que con una lectura viajo entre pasado y presente hay una parte que se convierte en mi favorita y en esta ocasión, a pesar de mis reticencias sobre el Nuevo Mundo, no puedo negaros que ha sido el controvertido episodio de la conquista el que me ha cautivado de principio a fin.

Las penurias de Pizarro y todos aquellos que lo acompañaron, solo soportadas por su tesón y la ilusión de encontrar grandes riquezas; la terrible guerra civil que enfrentaba en aquellos momentos a Atahualpa y Huáscar; y el acercamiento al pensamiento y sentir del pueblo inca, especialmente a través de Quispe Sisa y Cuxirimay, dos grandes e inolvidables personajes femeninos, encierran entre las páginas de Lágrimas de oro la que sin duda alguna ha debido ser una ardua y larga labor de documentación que queda perfectamente integrada en la narración. No necesita Gil Soto darnos lecciones de Historia para regalarnos una novela cautivadoramente didáctica sin perder un ápice de la diversión y el entretenimiento que al menos yo busco siempre en mis lecturas.

Me ha gustado especialmente cómo de la forma más aséptica posible el autor intenta, y consigue, trasladar al lector los sentimientos de ambos pueblos en un episodio histórico tan polémico como el que aborda y es que es fácil en ocasiones, cuando echamos la vista atrás y miramos nuestra historia, caer en revisionismos absurdos si no nos ponemos, o al menos lo intentamos, en la situación y en la mentalidad de cinco siglos atrás. No cabe duda de que el autor consigue llevarnos hasta aquel momento y hasta aquel lugar y de ese modo el lector se pone en la piel de aquellos que, además de ansias de poder y riquezas, eso es innegable, tenían también el absoluto convencimiento de estar llevando la palabra del verdadero Dios.

Poco os cuento como veis de la búsqueda del collar robado y es que, aun siendo una línea argumental interesante, para mí eran capítulos que quería que pasaran lo más rápido posible y así poder volver al pasado y a la conquista. Y rápido pasan y no solo porque ocupen menos espacio, sino porque se trata de una parte que si bien en su inicio navega con velocidad de crucero poco a poco va adquiriendo más ritmo hasta alcanzar el paso de un thriller con una tensión creciente mientras nos adentramos en el turbio mundo del mercado negro de obras de arte.

En definitiva, Lágrimas de oro es una fantástica novela que, manejando distinto hilos temporales y espaciales, combina con acierto el género histórico y el policíaco. La conquista del Imperio Inca es, en manos de José Luis Gil Soto, un apasionante relato que enseña tanto como entretiene. Termino la reseña pensando  con qué volverá a sorprenderme un autor que parece empeñado en conquistarme con libros que yo creo que no son para mí.

Ficha técnica


10 de mayo de 2022

El último gudari - José María Nacarino


Qué ganas tenía de hablaros de esta novela que tantísimo me ha gustado y eso que tuve mis dudas sobre si leerla o no porque andaba en uno de esos momentos en los que no quería tochos en mi vida, pero afortunadamente obvié su cantidad de páginas y me lancé a por una lectura que prácticamente devoré. Hoy os hablo de El último gudari.

Mi opinión


Corre el año 2005 y conocemos a Alkorta y Reyes, policías nacionales que, tras desarticular un comando en Granada, andan tras la pista de uno de los jefes de ETA huido a Francia, Arrano. Conocemos también a Jone, una de las abogadas habituales de la banda terrorista que últimamente ha empezado a disentir de las directrices marcadas y empieza a apostar por un final de la violencia. Y conocemos a Xabi, concejal de Arrasate al que ETA ha puesto en su punto de mira.

Ellos cuatro son los personajes principales que junto a un amplio elenco de secundarios permiten al autor abordar un espinoso tema desde todos los puntos de vista, dando voz a todos los implicados en un conflicto que tantas heridas, tanto dolor y tantas muertes ha causado. De este modo El último gudari no es solo una novela de acción e incluso un thriller, sino que se convierte en una novela coral en la que los personajes son tanto o más importantes aún que la propia acción y es que a través de ellos, de su cuidada y esmerada caracterización, el lector se impregna no solo del ambiente en ocasiones asfixiante y opresivo, sino también de las motivaciones y los pasos que han llevado a cada uno de ellos al lugar en el que están.

A través de una prosa cuidada y sencilla y un estilo ágil con abundancia de diálogos, José María Nacarino nos mete de lleno en cualquiera de los ambientes y situaciones que narra, y de igual modo vivimos la ansiedad de un concejal amenazado y su familia, cuya vida cambia de la noche a la mañana, pasando de la incredulidad inicial al miedo posterior, como vivimos el día a día de los presos que dentro de la cárcel continúan sometidos a las reglas de la banda y de sus familiares, que en ocasiones se ven abocados a una participación activa muy alejada de sus verdaderas ideas. Y vivimos también la vida de un comando en Francia, la violencia callejera de los jóvenes radicales, la tensión continua de un escolta… No hay aspecto que el autor no haya abordado en una novela tan completa como entretenida.

Solo una pega tengo que poner a esta lectura que sin duda os recomiendo y es que, como le comenté al autor nada más comenzar la lectura, se hubiera agradecido la inclusión de notas para traducir las numerosas palabras en euskera principalmente, pero también en francés. Yo con este último no he tenido especial problema, pero con el euskera… y no, no son palabras sueltas de las que prácticamente conocemos todos o que buscas en un momento en el traductor, sino que en ocasiones son frases completas y en el caso del francés incluso diálogos completos. Siendo El último gudari una novela de lectura muy ágil, su fluidez sin duda se ve ensombrecida cuando a menudo las paradas son continuas a lo largo de un capítulo para realizar una búsqueda y es que no sé vosotros, pero a mí no me gusta perderme ni un detalle.

Por lo demás solo puedo recomendaros que leáis El último gudari, una fantástica novela con la que José María Nacarino nos lleva hasta las calles donde las víctimas son silenciadas y los victimarios aplaudidos, hasta la cultura del silencio. Una lectura que depara momentos de tensión, de dolor y de pura emoción. Magnífico este primer trabajo de un autor al que habrá que seguirle la pista.

Ficha técnica

9 de mayo de 2022

Esta semana leo... #14

Lunes de nuevo y os cuento que comienzo la semana con las últimas páginas de La mujer de púrpura de Jeanette Winterson, una novela basada en un juicio a unas mujeres acusadas de brujería en tiempos de Jacobo I.

Y probablemente esta misma noche o mañana como muy tarde, comenzaré con La invitada de Jennifer McMahon que, curiosamente, también tiene relación, aunque no es el tema principal, con una acusación de brujería.

¿Y vosotros, qué leéis?                        

 

 

 


5 de mayo de 2022

Resumen de abril

 

¡Qué poquito he leído el mes de abril! He estado muy dispersa, con días en los que no me apetecía leer nada y, para colmo, con festivos por medio y yo, en cuanto hay vacaciones, días de descanso, mini puentes y similares, aprovecho para marcharme y, aunque siempre vaya acompañada de un libro, lo cierto es que suelo leer muy poco. Así que solo cuatro libros, pero eso sí, muy disfrutados los cuatro.

  1. Los dos lados. Teresa Cardona.
  2. La Loca. Cristina Fallarás.
  3. El último gudari. José María Nacarino.
  4. Muerte en Santa Rita. Elia Barceló.

Y como veis no solo he estado vaga para leer, sino también para reseñar así que, aunque han sido poquitos libros aún tengo pendiente de hablaros de uno de los que más he disfrutado: El último gudari, pero ya será la próxima semana.

¡Vamos a por mayo!

3 de mayo de 2022

La Loca - Cristina Fallarás


Juana I de Castilla, por desgracia conocida como Juana La Loca, es un personaje histórico que me fascina por lo que cuando vi esta novela en el catálogo de novedades de Ediciones B no lo dudé un momento y me hice con ella. Hoy os hablo de La Loca.

Mi opinión

Tomando como punto de partida la historia de una mujer actual, Cristina Fallarás nos introduce en la vida de Juana I de Castilla, una reina olvidada a la que la historia lleva cinco siglos vapuleando y menospreciando y de la que solo conocemos lo que nos han querido contar. Una mujer injustamente tratada que ni estaba loca ni profundamente enamorada de su marido Felipe el Hermoso. Una reina a la que convirtieron en loca para quitarle todo su poder, una violencia económica que ejercieron primero su padre y su marido y después su hijo. Una violencia que, cinco siglos después, sigue a la orden del día, solo tenemos que pararnos a ver el ejemplo más reciente de Britney Spears.

Con una prosa rica y una narrativa que en ocasiones roza el lirismo, la autora contrapone la figura de Juana a la de una mujer contemporánea y nos invita a reflexionar sobre cómo con el pretexto de la locura, o cualquier otra enfermedad mental, se ha apartado desde siempre a las mujeres del poder y es que La Loca no es una novela histórica, sino que se centra en la historia de maltrato y desprecio que sufrió Juana creando un relato sobrecogedor al tiempo que da voz a una mujer silenciada por la historia.

Poco más quiero deciros sobre este libro salvo invitaros a que os adentréis en él y conozcáis un poco más a una mujer tan culta como valiente sobre la que quizá no nos han contado toda la verdad y hay otra versión. Una mujer que fue reina de Castilla, de Aragón y de Navarra durante más de cincuenta años en los que apenas pudo ejercer ningún poder encerrada, humillada y maltratada en Tordesillas junto a su hija Catalina.

Me ha encantado leer La Loca. Me ha encantado conocer un poco más a Juana I de Castilla, esa a la que nunca deberíamos volver a llamar La Loca.

Ficha técnica 

28 de abril de 2022

Muerte en Santa Rita - Elia Barceló



Elia Barceló es una de mis autoras de referencia, en cuanto sé que va a publicar nueva novela, o incluso reedición como en el caso de Disfraces terribles, anoto la fecha y me hago con el título en cuanto tengo oportunidad porque unas veces mucho y otras veces todavía más, siempre disfruto con su lectura. Hoy os hablo de su última novela que desde hoy tenéis en todas las librerías: Muerte en Santa Rita.

Mi opinión

Santa Rita, una casona cercana al Mediterráneo que en orígenes fue un balneario y después un sanatorio para mujeres, es hoy la casa de una anciana escritora, Sofía O’Rourke. Allí viven, formando una curiosa comunidad, unas cuarenta personas entre las que destacan Candy, mano derecha de Sofía; Robles, un comisario jubilado; Nel, un joven estudiante de medicina, y muchos otros. Todos ellos están deseosos de conocer a Greta, la sobrina de Sofía que tras su separación viene a quedarse una temporada. Pero la calma que allí se respira pronto se verá alterada por la llegada de un viejo amigo de Sofía.

El ambiente luminoso del Mediterráneo impregna de ligereza esta nueva novela de Elia Barceló que en muchos aspectos nos recuerda los clásicos del misterio de mi querida Agatha Christie. Mecidos por la cercanía del mar y por una primavera que comienza a eclosionar a golpe de mimosas y buganvillas, Muerte en Santa Rita es tan agradable de leer que en ocasiones uno piensa que no puede tratarse de una novela negra, tan alejada está de aquella oscuridad y crueldad que impregnaban las páginas de La noche de plata, que incluso cuando llega el crimen lo hace de forma tranquila y, además, por qué no decirlo, resulta un auténtico alivio. Los que ya habéis disfrutado de su lectura sabéis a qué me refiero y el resto no deberíais tardar en descubrirlo.

Con la prosa cuidada y elegante que ya conocemos sus lectores habituales, Elia Barceló despliega un amplio elenco de personajes y, aunque no faltan personajes masculinos interesantes como es el caso del comisario Robles, en Muerte en Santa Rita la voz cantante la llevan las mujeres. Son ellas y no otras las que dotan de vida una historia que no se centra solo en la resolución de un crimen, sino que ahonda en las preocupaciones y vicisitudes de unas mujeres muy distintas entre sí tanto en carácter como en momento vital y trata temas tales como la vejez y la enfermedad al tiempo que va engranando las piezas que encajarán a la perfección con la resolución final.

En definitiva, una agradable y entretenida novela negra de corte clásico rebosante de la luminosidad característica de los paisajes mediterráneos en los que se desarrolla. No dudéis en animaros a pasar unos días en Santa Rita. Unos días que serán los primeros, pero no los últimos, porque como la misma autora nos cuenta en su nota final Santa Rita tendrá continuidad con nuevas historias que disfrutar.

Ficha técnica

 Otras reseñas de la autora


26 de abril de 2022

Los dos lados - Teresa Cardona


Tras dos novelas publicadas en Francia bajo seudónimo, Teresa Cardona debuta en nuestro país con una novela que llamó mi atención en cuanto la vi entre las novedades de Siruela. Hoy os hablo de Los dos lados.

Mi opinión

Agosto de 2016. En el pueblo de San Lorenzo de El Escorial el jardinero de una vivienda cuyos propietarios se encuentran de vacaciones halla el cuerpo de un maniatado de un hombre muerto aparentemente por deshidratación. La teniente de la guardia civil Karen Blecker y el brigada Cano se hacen cargo de una investigación que comienza por intentar ponerle nombre a la víctima. Sus indagaciones pronto los conducirán hasta otro crimen acontecido en agosto de 1989.

Dos hilos temporales sin aparentemente conexión alguna atrapan al lector en Los dos lados. Por un lado, agosto de 1989 con el que la autora nos traslada a uno de esos veranos en los que las vacaciones nos arrastraban a más de uno a algún pueblo. Con una narrativa de corte costumbrista nos sumergimos en el ambiente estival de San Lorenzo, en sus mañanas de piscina, tardes calurosas, asignaturas por recuperar y universitarios de vacaciones que aprovechan para ganar algún dinero dando clases particulares. Los días pasan lánguidos uno tras otro, pero algo va poco a poco encendiendo las alarmas del lector, tanta paz, tanto asueto… no cabe duda de que algo va a suceder mientras la narración va creando cada vez más y más desasosiego preguntándonos qué nos tiene preparado Teresa Cardona para golpearnos. Y, por otro lado, agosto de 2016, el mismo lugar, pero en esta ocasión el ambiente estival se ve empañado por la investigación de un asesinato cruel con el que su ejecutor ha querido dejar bien claro que no es un crimen cualquiera cometido al azar.

No tarda demasiado la autora en poner sobre la mesa el eterno debate sobre si el fin justifica o no los medios. El dilema planea durante toda la lectura y, a pesar de no ser algo novedoso en el género, Teresa Cardona facilita al lector la labor de dar una respuesta firme poniéndonos en la piel de unos personajes tan cercanos como contundentes. Especialmente con uno de ellos la autora nos enfrenta a ese doble rasero del que todos somos víctimas en alguna ocasión y es que un mismo acto puede verse de forma muy distinta según el lado en el que nos situemos y las respuestas ser muy diferentes dependiendo de si la víctima es alguien ajeno o somos nosotros mismos o alguno de nuestros seres queridos.

Los dos lados tiene más de psicológico, e incluso filosófico, que de investigación criminal en sí misma profundizando en temas tales como la culpa y la delgada línea que separa en ocasiones la venganza de la justicia haciendo partícipe al lector en todo momento e invitándolo continuamente a que sea capaz de tomar una posición al respecto.

En definitiva, Los dos lados es una excelente novela negra muy bien narrada y desarrollada con gran acierto. Una lectura muy entretenida con la que pasar un buen rato al tiempo que nos invita a reflexionar sobre preguntas universales para las que es complicado encontrar una única y certera respuesta.

Ficha técnica

25 de abril de 2022

Esta semana leo... #13

Lunes de nuevo y, aunque el pasado fallé, aquí estoy de nuevo dispuesta a contaros cuáles serán mis lecturas esta semana que comienzo con las últimas páginas de Muerte en Santa Rita de Elia Barceló, una novela de la que espero poder hablaros esta misma semana si la pereza no me vence y consigo sentarme a reseñar, cosa que me está costando mucho últimamente.

Y leo también Lágrimas de oro de José Luis Gil Soto. Hace poco os contaba en la reseña de Nadie lo sabe que las historias del Nuevo Mundo no suelen resultarme atractivas y aquí estoy de nuevo con una de ellas, pero es que el autor me gustó tanto con Madera de savia azul que no he podido resistirme a su nueva novela.

¿Y vosotros, qué leéis?


11 de abril de 2022

Esta semana leo... #12


Un lunes en el que muchos estaréis de vacaciones, pero yo no tengo esa suerte y me toca trabajar hasta el miércoles. Eso sí, después voy a dedicar cuatro días a descansar y leer todo lo que pueda y para qué nos vamos a engañar, para comerme unas cuantas torrijas y otros dulces típicos de las fechas con poco remordimiento.

Me acompañará estos días mi actual lectura, El último gudari de José María Nacarino que me tiene atrapadísima desde que lo comencé el fin de semana, y se vendrá conmigo también, como os comentaba la semana pasada, Lágrimas de oro de José Luis Gil Soto.

Esta semana no publicaré ninguna reseña, pero para la siguiente os hablaré de dos novelas muy distintas que me han gustado muchísimo. 

¡Disfrutad estos días!


6 de abril de 2022

Nadie lo sabe - Tony Gratacós



A pesar de ser el género histórico uno de mis favoritos, hago memoria y no recuerdo cuándo fue la última vez que mis lecturas me llevaron hasta ninguna que versara, de un modo u otro, sobre el Nuevo Mundo porque tengo que confesaros que el tema y la ambientación me dan una pereza tremenda. Pero esta novela venía precedida por entusiasmo y recomendación y me dije que, de vez en cuando y también en literatura, hay que salir de nuestra zona de confort y si la aventura me iba a llevar hasta la primera vuelta al mundo ¿qué mejor momento que este en el que estamos a punto de celebrar el quinto centenario de la gesta? Hoy os hablo de Nadie lo sabe.

Mi opinión

Corre el año 1524 y Diego de Soto, tras finalizar sus estudios en la Universidad de Valladolid, comienza a trabajar para Pedro Mártir de Anglería, cronista real, el cual lo envía a Sevilla a recabar datos que completen las crónicas de las expediciones que parten hacia el Nuevo Mundo. Pero sus investigaciones, sin quererlo, conducirán a Diego por otros derroteros que le llevarán a preguntarse si realmente fue todo tal y como se ha contado.

Partiendo de datos históricos y siendo escrupuloso con los hechos, el autor nos ofrece una alternativa a lo acontecido en la primera vuelta al mundo que culminó Juan Sebastián Elcano. Nos conduce en esta aventura su protagonista, quien en primera persona será el encargado de narrarnos sus razones para poner en tela de juicio la versión oficial del viaje, esa historia que cuentan los que vuelven. Además, numerosos flashbacks nos llevarán hasta esa expedición de Magallanes con todos los problemas e intrigas que surgieron incluso antes de partir.

Con una prosa directa, certera y amena y un estilo en el que prima el dinamismo sin sacrificar la elegancia narrativa, Tony Gratacós, sin perder nunca de vista la verosimilitud, hace convivir en las páginas de Nadie lo sabe personajes históricos con personajes de ficción en una perfecta armonía que impide al lector distinguir cuánto de verdad y cuánto de ficción hay en sus páginas, introduciéndonos de tal forma en la trama que nos plantearemos, al igual que Diego, qué hay de cierto y qué de falso en las distintas versiones de una misma historia.

Mención aparte merece la cuidada ambientación que se respira desde la primera página. Valladolid y Sevilla son sus escenarios principales y a ellos nos trasladamos durante la lectura de Nadie lo sabe para introducirnos en sus calles y mezclarnos con sus gentes, para pasear por sus palacios o arrastrarnos por el primer lodazal que el autor ponga a nuestros pies y para participar en las intrigas y asesinatos que estaban a la orden día. Todo ello no puede ser sino fruto de un ingente trabajo de documentación integrado de forma natural en la narración y es que no se trata de dar lecciones, sino de entretener al tiempo que se despierta la curiosidad en el lector por saber más de aquella época y de aquella gesta.

En definitiva, Nadie lo sabe es una magnífica novela de ficción histórica que se viste de thriller para introducirnos en una aventura plagada de intriga política. Una novela que lo tiene todo para conquistar a cualquier lector, incluidos los que como yo huyen habitualmente tanto del género como de la época. Tony Gratacós con su primera novela lo ha conseguido demostrando que es un gran narrador con un buen dominio del pulso narrativo. Habrá que estar atentos y ver con qué nos sorprende la próxima vez.

Ficha técnica

4 de abril de 2022

Esta semana leo... #11

Primer lunes de abril y os cuento que comienzo la semana leyendo La Loca de Cristina Fallarás, que no dejaba de posponer y al que le han bastado 50 páginas para tenerme encantada.

Se perfila como lectura pausada por lo que probablemente me ocupará casi toda la semana a pesar de su brevedad y, aunque tengo algunas dudas, probablemente con la siguiente lectura me vaya de viaje otra vez al Nuevo Mundo embarcándome en Lágrimas de oro de José Luis Gil Soto. Sin ser un tema de mis favoritos, lo cierto es que el autor me convenció y conquistó hace tres años con Madera de savia azul, una de esas novelas que jamás habría pensado que era para mí y disfruté muchísimo así que con toda probabilidad su nueva novela sea la que se venga conmigo la próxima semana a pasar unos días de playa, si el tiempo lo permite, y procesiones.

¿Y vosotros, qué leéis?

 

 


2 de abril de 2022

Resumen de marzo

 


Otro mes más que ha terminado y no puede faltar el resumen de lecturas del mes, en esta ocasión han sido seis novelas y son las siguientes: 

  1. La soledad del pianista. María Victòria Lovaina.
  2. Los supervivientes. Alex Schulmann.
  3. Será nuestro secreto. Empar Fernández.
  4. La casa de los niños. Mario Escobar.
  5. Sobreviviendo. Arantza Portabales.
  6. Nadie lo sabe. Tony Gratacós. 

Me gustaría haber leído más, pero lo cierto es que entre una con la que me atasqué y el buen tocho de Nadie lo sabe, de la que os hablaré la próxima semana y ya os adelanto que me ha encantado, el tiempo libre no me da para más. Lo bueno que tiene esto es que llevo las reseñas prácticamente al día.

¡Vamos a por abril!

31 de marzo de 2022

Será nuestro secreto - Empar Fernández


He leído dos novelas de Empar Fernández: La última llamada y Maldita verdad, y ambas me gustaron muchísimo tanto por los temas que trataba y la forma de abordarlos, como por la narración pulcra y precisa de la autora. Su nueva publicación, en cuanto la vi, llamó mi atención y no podía dejarla pasar. Hoy os hablo de Será nuestro secreto.

Mi opinión


Noa, una adolescente de 14 años, finaliza una función musical en el exclusivo colegio en el que estudia y nadie ha ido a recogerla.  Su padre está en uno de sus muchos viajes de negocios y su madre se ha quedado en casa con su hermano pequeño aquejado de fiebre. Los metros que la separan del lugar donde debe coger el bus no son muchos, pero sí son solitarios y oscuros y Noa nunca llegará a esa parada. El subinspector Mauricio Tedesco se hará cargo de una investigación que se adivina complicada ya que no hay ni un solo rastro sobre qué pudo ocurrirle a Noa.

Una historia dura con la que Empar Fernández traslada con facilidad al lector el estado de miedo y ansiedad en el que comienzan a pasar las horas para los padres de la menor desaparecida. La angustia se adivina en cada párrafo y las primeras páginas vuelan entre las manos deseosos de avanzar y saber no sólo qué le ha ocurrido a Noa, sino sobre todo por qué y es que la autora no nos hace esperar demasiado para saber que hay quien está ocultando cosas tanto a la policía como a su entorno más cercano, hechos del pasado que pueden estar relacionadas con lo que está sucediendo en el presente.

Un menor desaparecido y alguien que sabe más de lo que dice son los ingredientes perfectos para que el lector quiera saber más y empiece a elaborar sus propias teorías al tiempo que la autora nos va introduciendo en el entorno familiar y personal de Noa. De este modo nos llevará también a conocer a sus compañeros de clase y a algunos trabajadores del colegio a través de distintas subtramas con las que hacer aún más cábalas y con las que, en mi caso, distraerme de la trama principal y es que, en ocasiones, esas subtramas alcanzan excesiva relevancia sin justificación alguna por lo que no ha terminado de quedarme claro cuál es el objetivo de ahondar tanto en determinados temas, salvo que sea el de añadir más aspectos a uno que por sí solo era lo suficientemente relevante y es que, a menudo, menos es más y no por introducir muchos hilos la novela va a ganar. Este hecho, además, contrasta poderosamente con las dos novelas que he leído de la autora las cuales eran justamente lo contrario, no por lo breves, sino por lo concisas y precisas.

A través de una investigación complicada en la que hay pocos hilos de los que tirar y con una investigación en paralelo realizada por el padre de Noa, Empar Fernández con una prosa sobria y un ritmo un tanto irregular cuando abandona el hilo principal, nos conduce hasta un desenlace que, si bien explica y responde todas las preguntas, resulta un tanto forzado, inverosímil en algunos de sus aspectos e incluso rocambolesco.

En definitiva, Será nuestro secreto en una novela que bucea en los secretos del pasado y en cómo la sed de venganza puede dominar una vida. Una novela entretenida que en mi opinión habría ganado si hubiera centrado únicamente en la trama principal de la desaparición de Noa.

Ficha técnica


29 de marzo de 2022

Sobreviviendo - Arantza Portabales

 


Dejé pasar las dos anteriores novelas de Arantza Portabales a pesar de ser títulos de los que a priori me gustan y a pesar de lo mucho que me los han recomendado quienes conocen bien mis gustos lectores y no digo que no caerán algún día, pero ando con tanto pendiente que a veces cuesta trabajo echar la vista hacia las lecturas que hemos dejado atrás. Así que cuando vi que la autora publicaba una novela independiente de las dos anteriores, con la que ganó en 2015 el Premio de Novela por entregas de La Voz de Galicia, no lo dudé un momento y me dije ahora sí. Hoy os hablo de Sobreviviendo.

Mi opinión


Tras el fallecimiento de su marido, con quien se casó a los quince años embarazada, Val Valdés decide presentarse a Sobreviviendo, el primer reality que se va a realizar en España y del que sale triunfadora con cien millones de pesetas. Con ese premio fundará un imperio empresarial y comenzará a llevar una vida más discreta hasta que años después se confesará culpable de un asesinato.

Val Valdés es una protagonista arrolladora y así lo demuestra en las primeras páginas. Pero al igual que ella conquista al lector lo harán también las otras mujeres que viven en ella porque antes de ser Val fue Tina y fue Valentina. E independientemente de quién esté en ese momento protagonizando las páginas de Sobreviviendo lo cierto es que es uno de esos personajes que podrán gustar o no, caer mal o caer bien, pero nadie podrá discutir que es un personaje creíble al que las palabras de la autora visten de carne y hueso.

Con una narración en tercera persona, continuos saltos en el tiempo, capítulos muy cortos narrados con una prosa tan ágil como certera y abundancia de diálogos, Sobreviviendo es una corta e intensa novela que te atrapa desde sus primeras páginas. Una novela de esas de las que, si tienes el tiempo suficiente por delante, prácticamente podrías leer del tirón azuzado por saber qué ha ocurrido para que la triunfadora Val Valdés vaya a sentarse en el banquillo de los acusados y seducido por un personaje complejo, con sus luces y sus sombras, al que no se le puede negar como mínimo la fuerza y rotundidad en su personalidad y la inteligencia y capacidad para reinventarse en todo momento.

Un buen puñado de secundarios tan bien dibujados como la protagonista la acompañan en este recorrido que hacemos por la vida de Val desde su adolescencia hasta su madurez. Entre ellos destacaría a Emilia, la suegra de Val, otro gran personaje a la altura de la protagonista con la que, además, protagoniza algunas escenas brillantes. Destaca cómo en una novela tan breve la autora es capaz de trazar personajes creíbles y reconocibles por el lector, que se dibujan por sus actos y por sus palabras. A través de todos ellos son muchos los temas que nos va planteando la autora siendo el más destacado la reflexión sobre qué somos capaces de hacer y sacrificar para alcanzar nuestros objetivos y para proteger aquello que más queremos.

En definitiva, Sobreviviendo es una entretenida novela narrada con brillantez y a ritmo de thriller que no dudo en recomendaros.

Ficha técnica

28 de marzo de 2022

Esta semana leo... #10

Último lunes de marzo y os cuento que comienzo la semana atrapada entre las páginas de Nadie lo sabe de Tony Gratacós, autor al que mañana tendré la oportunidad de conocer, aunque espero salir indemne sin spoiler porque me dejan aún mucho por descubrir de la que hasta ahora está resultando una fantástica lectura.

Lectura que supongo me ocupará toda la semana dada su extensión, pero cuando la acabe llegará el turno por fin de La Loca de Cristina Fallarás, que llevo posponiendo una semana tras otra porque se me ven cruzando otros a los que no puedo resistirme.

¿Y vosotros, qué leéis?


24 de marzo de 2022

La casa de los niños - Mario Escobar


Las novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial siempre me atraen poderosamente y es que, como ya sabéis, es uno de mis períodos históricos favoritos y posiblemente el más recurrente en mis lecturas así que cuando vi esta novela basada en hechos reales, cuya historia comparaban con la de Oskar Schindler, no tuve ninguna duda y a por ella fui. Hoy os hablo de La casa de los niños.

Mi opinión

Corre el año 1942 y los Países Bajos se encuentran bajo el dominio nazi. En Ámsterdam se establece el teatro Hollandsche Schouwburg como centro en el que los judíos de todo el país aguardan para ser deportados. Frente a ese teatro hay una guardería cuya directora, Henriëtte Pimentel, contactará con el director de ese centro de agrupamiento, el judío Walter Süskind, para intentar que los niños que allí permanecen reciban un mínimo de cuidados. Ambos, junto con el profesor Johan van Hulst, diseñarán un entramado con el que conseguirán salvar la vida de cientos de niños.

La casa de los niños se divide en tres grandes partes subdivididas a su vez en prólogo y capítulos de corta extensión y abarca el período comprendido entre 1942 y 1945, más un epílogo que avanza hasta 1971. Salvo el prólogo, donde Mario Escobar utiliza un narrador en tercera persona, todos los capítulos corren a cargo de distintos narradores protagonistas que se van alternando para dar a conocer al lector sus propias vivencias desde puntos de vista muy distintos. Normalmente el narrador protagonista es una figura arriesgada, pero que bien llevada, implica al lector de forma vívida en la trama y aquí me encontré con el primer escollo en esta lectura: imposible conocer al inicio de cada capítulo quién estaba hablando ya que todos y cada uno de los narradores se expresan exactamente igual independientemente no solo de su condición personal, sino que tampoco a través de su narrativa trasladan al lector sus distintos estados de ánimo.

Un tema no solo interesante, sino que podía haber estado cargado de emoción, naufraga en una ejecución carente de tensión en la que las diferentes historias narradas no guardan cohesión alguna y en la que prosa y el vocabulario traspasan la línea que separa lo sencillo de lo básico. Sé que llegado este punto, y os aseguro que podría seguir, os estaréis preguntando por qué continué con la lectura y creedme si os digo que me arrepiento, pero lo cierto es que esperaba tanto de la historia que en todo momento confiaba en que remontara, en que mejorara… Obviamente me equivoqué y para cuando quise asumir mi error el final estaba demasiado cercano.

Nunca es plato de gusto reseñar un libro que no nos ha gustado ni convencido en ningún aspecto, pero como siempre os digo en estos casos, esto no deja de ser nada más que una opinión personal y a buen seguro encontraréis otras opiniones muy distintas a la mía.

Ficha técnica

22 de marzo de 2022

Los supervivientes - Alex Schulman


Otra de esas novelas que me llaman la atención nada más ver su cubierta. Si casi siempre me he dejado llevar por estas primeras impresiones, últimamente lo cierto es que no hago ni el más mínimo intento de resistirme y, aunque obviamente no siempre acierto con estos pálpitos, en otras el resultado merece la pena. Hoy os hablo de Los supervivientes.

Mi opinión

Tras la muerte de su madre, tres hermanos se reúnen en la cabaña donde transcurrían los veranos de su niñez para esparcir sus cenizas. Aquellos fueron veranos relativamente apacibles y felices que llegaron a su fin tras un trágico acontecimiento. Desde entonces ninguno de ellos ha vuelto, pero aquella tragedia marcó sus vidas para siempre y, aunque no han vuelto a hablar de ella, sigue latente en sus difíciles relaciones.

Alex Schulman plantea esta novela con una estructura compleja que, en ocasiones, supone un desafío para el lector que debe estar atento para no perderse en dos narraciones paralelas que se van alternando capítulo a capítulo. Comienza Los supervivientes con la llegada de la policía a la cabaña donde los hermanos se han reunido para cumplir con el último deseo de su madre fallecida. Minutos antes la violencia se había desatado entre ellos y ahora descansan los tres, sentados en los escalones de la puerta, con los rostros magullados y ensangrentados. Inmediatamente saltamos al pasado, hasta aquellos veranos que la familia pasaba apaciblemente en una cabaña junto a un lago hasta que llegó la catástrofe y todo se derrumbó. En estos capítulos asistimos a una compleja relación filial que tampoco intuimos como especialmente problemática dado que no va mucho más allá de las típicas tiranteces entre hermanos. Más sorprendente es la actitud de unos padres que tan pronto aparecen ante el lector como los más cariñosos, como pasan a comportarse de un momento a otro con un desapego difícil de entender. Pero la sorpresa en la estructura de la novela viene cuando volvemos al presente esperando encontrarnos con la típica narración de dos hilos temporales con capítulos que se van alternando y así es, pero Alex Schulman riza el rizo y en este hilo del presente decide ir hacia atrás y nos sitúa horas antes de la llegada de la policía y así, capítulo tras capítulo, irá retrocediendo en el tiempo hasta la muerte de la madre que ha vuelto a reunir a los tres hermanos.

Con una narración que nos ofrece principalmente el punto de vista de Benjamin, el mediano de los hermanos, Los supervivientes es el retrato de una familia disfuncional en la que el autor nos introduce dándonos solo algunas pistas o limitándose a unas pocas insinuaciones que dejan total libertad a la imaginación del lector de forma que esa vaguedad hace de la lectura un relato más inquietante de lo que habría sido si nos hubieran puesto todas las cartas sobre la mesa.

Debo decir que durante gran parte de la lectura estuve muy desconcertada intentando averiguar qué era exactamente lo que quería contarnos el autor, sin terminar de decidirme por las distintas opciones que barajaba y sin que la compleja estructura que os he comentado ayudara demasiado a ello. Y es entonces cuando llega el desenlace y de pronto todo lo leído se ilumina con una nueva luz y entiendo mucho de lo que no comprendí, y perdono todo lo que me pareció imperdonable en la actitud de unos padres y en la relación de unos hermanos.

En definitiva, Los supervivientes es una interesante novela que nos habla de las complejas relaciones familiares y nos traslada cómo la culpa y el resentimiento pueden marcar una vida.

Ficha técnica

21 de marzo de 2022

Esta semana leo... #9


Un lunes más os cuento cuáles serán mis lecturas una semana que comienzo leyendo La casa de los niños de Mario Escobar. Leyendo y, no os lo voy a negar, un tanto atascada con una novela que se me está haciendo eterna y con la que no dejo de preguntarme por qué no la abandoné en su momento. Ahora, a poco menos de cien páginas del final, no sé qué me da más pereza, si no terminarla o sentarme a leer.

En fin… espero darle un buen achuchón y acabar como buenamente pueda hoy mismo para ponerme cuanto antes con las otras dos alternativas que barajaba la semana pasada: La Loca de Cristina Fallarás y Sobreviviendo de Arantza Portabales, una de las dos será la elegida en primer lugar y después continuaré con la otra.

¿Y vosotros, qué leéis?

17 de marzo de 2022

La soledad del pianista - María Victòria Lovaina


Esta novela llegó por sorpresa a mis manos y no sabéis cómo me alegro porque de otra forma, agobiada como siempre por las mil lecturas pendientes, puede que la hubiera dejado pasar y me habría perdido una novela de la que me ha gustado absolutamente todo. Hoy os hablo de La soledad del pianista.

Mi opinión

Mijaíl es un joven pianista que tiene una relación muy especial con su abuelo Vador, que acaba de cumplir 90 años, y por eso, cuando tiene que preparar los conciertos que interpretará en una sala de París se traslada a su casa en Vallvidrera. De la mano de Vador y sus recuerdos viajaremos a la Barcelona de principios del siglo XX y conoceremos a dos familias, los Pascal y los Carreras, que quedaron para siempre unidas en la tragedia y atrapadas por los secretos.

No solo personajes de carne y hueso habitan las páginas de esta novela coral, sino que el piano y la música son protagonistas de una historia en la que se respira amor por la música en cada uno de sus capítulos al tiempo que explora temas como la búsqueda de la identidad y la importancia del conocimiento del pasado, de nuestras raíces. La soledad del pianista se estructura cual sinfonía en diez movimientos en la que pianistas, afinadores y fabricantes de pianos conducen al lector desde el año 2000 hasta aquella Barcelona agitada de principios de siglo en la que las dos familias lucharon por labrarse un futuro.

Saltando entre pasado y presente sin confusión alguna, María Victòria Lovaina nos deleita con una prosa que se antoja mecida al arrullo de un Nocturno de Chopin. Esta es una de esas novelas que se disfruta tanto por su contenido como por su evocadora narrativa, haciendo gala la autora de un estilo elegante y pausado por el que dejarse llevar e invitando continuamente al lector a disfrutar de la música que en sus páginas se interpreta. Yo, que necesito normalmente silencio a mi alrededor para leer y que jamás escucho música mientras lo hago, he caído en esta ocasión en la tentación de acompañarme por conciertos de piano en un tono muy bajo.

Mención especial merece la ambientación en aquella convulsa Barcelona en la que la industria avanzaba con prosperidad y la burguesía que visitaba la ciudad se alojaba en hoteles con pianistas que amenizaran sus veladas. Por contraste, nos ofrece también la Barcelona de la clase obrera en la que van creciendo las reivindicaciones y la lucha sindical y en la que los atentados anarquistas empezaban a ser demasiado comunes. Para mayor veracidad al relato, la autora salpica toda una trama ficticia con detalles de realidad con algunos lugares emblemáticos de la ciudad y con acontecimientos históricos como la muerte de Enric Granados.

En definitiva, La soledad del pianista es una magnífica novela coral habitada por personajes muy bien trazados, algunos de ellos inolvidables, y narrada con una prosa bella y elegante. Una musical novela que no dudo en recomendaros.

Ficha técnica 

 

15 de marzo de 2022

Las modernas - Ruth Prada


Su preciosa portada fue lo primero que me atrajo cuando la vi entre las novedades que nos presentaba Plaza & Janés para este primer trimestre del año y un vistazo a su sinopsis lo que me convenció para animarme con su lectura. Hoy os hablo de Las modernas.

Mi opinión

Catalina ha tenido la suerte de nacer en el seno de una acomodada familia. Su hermana mayor ya ha cumplido con lo que su madre y la sociedad esperan de ella que no es otra cosa que hacer un buen matrimonio y dedicarse al marido y a los hijos, tantos como quiera Dios que vengan. Pero Catalina se rebela contra ese futuro, ella quiere salir de La Villa, el pueblo de El Bierzo en el que vive quiere conocer mundo y quiere poder hacerse cargo algún día de la botica de su padre. Catalina quiere ir a la Universidad y no lo va a tener nada fácil en esa sociedad de 1928 que tiene planes totalmente distintos para ella.

En esta primera novela Ruth Prada nos acerca a aquellas mujeres que en los años veinte del pasado siglo rompieron con todas las reglas que les venían impuestas y apostaron por su formación. Salvo excepciones, la mayoría de ellas contaban con un escaso apoyo de sus familias y sus compañeros de aula y profesores tampoco se lo pusieron nada fácil. La autora nos traslada de forma sencilla cómo fueron aquellos primeros pasos y para ello nos coloca en escenarios reales como la Residencia de Señoritas dirigida por María de Maeztu.

Un buen puñado de personajes, principalmente femeninos, sirven para que el lector conozca de primera mano la vida de aquellas mujeres y las dificultades a las que se enfrentaron. Para ello a través de Cata, la protagonista, viviremos la confrontación entre los dos mundos entre los que se debate. Por un lado y de la mano de sus adineradas y bien situadas amistades, Cata dejará atrás su aire pueblerino y se introducirá en los ambientes más selectos de Madrid e incluso se enamorará de un hombre que cumple a la perfección con todo lo que su madre y prácticamente cualquier mujer de la época podría soñar. Pero, por otro lado, viviremos cómo poco a poco va abriendo los ojos a otra realidad muy distinta a las meriendas en el Palace y las mañanas de domingo en el Hipódromo de la Castellana, hasta que la vida parezca ponerla en la tesitura de tener que elegir entre el amor y su formación.

Me ha gustado esa evolución de la protagonista por la que tengo que confesar no haber sentido especial simpatía en el inicio de la lectura, cuando la decisión de ir a la Universidad más parecía la excusa para salir de su asfixiante vida y poder encontrar un novio con más glamour, que un verdadero interés por el conocimiento y el deseo de tener un futuro por sí misma, pero la vida universitaria y el descubrimiento de sectores de la sociedad menos favorecidos hace que vaya cambiando y ganando en simpatía y cercanía con el lector.

Y todo ello nos lo narra Ruth Prada con una prosa sencilla basada principalmente en diálogos, lo que dota de gran agilidad a una novela que, si bien me hubiera gustado que profundizara un poco más en las vidas y vicisitudes de aquellas primeras mujeres que lucharon por conseguir lo que otras hemos tenido la suerte de tener con solo desearlo, ha resultado una lectura muy agradable que a buen seguro disfrutaréis aquellos que os animéis con ella.

Ficha técnica