13 de mayo de 2021

La patria de los suicidas - Pascual Martínez



Me llamó la atención este título en cuanto lo vi en el catálogo de novedades de Siruela y un rápido vistazo a su sinopsis, donde se apuntaban varios elementos que siempre despiertan mi interés, terminó de decidirme. Hoy os hablo de La patria de los suicidas.

Mi opinión

A Iznájar, un pueblo de la sierra cordobesa rodeado de olivos, y en plena canícula de agosto, ha sido trasladado por castigo el sargento de la Guardia Civil Ernesto Pitana. En su primer día en su nuevo destino le espera el cadáver de un ahorcado, cosa que no parece sorprender demasiado ni a sus compañeros ni al resto de la población, acostumbrados a que los suicidios sean el pan nuestro de cada día en una zona que triplica la tasa del resto de España.

Así comienza una novela que podemos enmarcar dentro del género del crimen rural y que nos traslada rápidamente a un escenario tan cerrado como asfixiante combinando el autor con habilidad el crimen, el misterio, la investigación y las relaciones personales que inevitablemente se establecen a pesar de lo hermética que es la actitud de un pueblo que ha aprendido a vivir con una estadística lamentable para la que las explicaciones son de lo más diversas, desde el clima y la tierra, hasta una supuesta dama que habita el pantano y que llama a los vecinos a reunirse con los seres queridos que han perdido.

El sargento Ernesto Pitana encabeza el variopinto grupo de agentes que conforman el destacamento de la Guardia Civil en Iznájar. Si bien con el protagonista el autor ha realizado un perfil que, sin ser exhaustivo, nos permite conocer su personalidad y adentrarnos un poco en su psique de forma que lo sentimos cercano, creíble, de carne y hueso, convirtiéndose en uno de esos personajes a lo que quieres conocer más, el resto, tanto componentes del cuerpo como habitantes de Iznájar, aparecen meramente esbozados y su papel no va más allá de lo estrictamente necesario para el desarrollo de la trama de forma que en ocasiones algunas actitudes y algunos hechos no quedan lo suficientemente bien explicados.

Un punto de partida muy original y una magnífica ambientación son las grandes bazas de La patria de los suicidas, una novela escrita con una prosa sencilla en la que no falta algún toque de humor que en ocasiones aligera la negrura de la trama. Todo ello unido a buenos diálogos, a un estilo fluido en el que las páginas pasan sin apenas darte cuenta y un protagonista con carisma al que apetece seguir conociendo, hacen de La patria de los suicidas una de esas primeras novelas que se leen con gusto y que dejan con ganas de seguir la evolución del autor.

Ficha técnica

11 de mayo de 2021

Verano de lobos - Hans Rosenfeldt



Los que habitualmente pasáis por aquí sabéis que la Serie Bergman es una de mis favoritas de estos últimos años y que en cuanto hay nueva novela publicada, dos años llevamos ya sin ninguna…, dejo todo lo que tenga en mis manos para lanzarme a por ella. En esta ocasión del tándem formado por Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt, se nos ha desmarcado este último para regalarnos el inicio de una nueva serie. Hoy os hablo de Verano de lobos.

Mi opinión

En Haparanda, en la frontera entre Suecia y Finlandia, hace años que la vida da pocas sorpresas y la monotonía se ha adueñado de sus calles. El departamento de policía tiene poco trabajo más allá de pequeños hurtos y algún vecino que ha bebido de más. Pero cuando, tras la aparición de una loba muerta probablemente a manos de un furtivo, el análisis del contenido de su estómago revela que ha consumido carne humana, toda la policía de la localidad se pone en alerta para encontrar el cadáver al que esos restos pertenecen. Cuando lo encuentran todo parece apuntar a un vínculo con un sangriento enfrentamiento entre narcotraficantes que tuvo lugar días atrás en Finlandia.

La policía Hannah Wester encabeza un elenco de personajes tan variados como numerosos. Ella es una mujer de mediana edad acosada por los síntomas de la menopausia, con un pasado doloroso del que intenta huir y con una relación matrimonial que después de tantos años comienza a hacer aguas. Es sin duda una protagonista muy alejada del típico investigador que encontramos en la novela negra y esto siempre se agradece. A pesar de ello es un personaje al que me ha costado entender en sus relaciones personales y con la que no he logrado empatizar. Tanto principales como secundarios son fundamentales para el desarrollo de la historia. No se limita el autor al hilo principal de la novela sobre la investigación del crimen, sino que numerosas subtramas nos llevarán por la vida personal de muchos de los personajes entre los que destacaría a Sandra, que comienza como secundaria y que nos irá deparando grandes sorpresas a lo largo de la lectura. Es sin duda un personaje muy bien trazado, lleno de matices y compuesto por múltiples capas se van destapando poco a poco a los ojos de un lector que asiste asombrado a una evolución magnífica.

En cuanto a la investigación policial en sí misma, si bien tiene un inicio titubeante, conforme avanzamos en la lectura y aunque no se dejan de lado las subtramas personales, va tomando una forma cada vez más definida y va creciendo en intriga, ayudado todo ello por el hecho de que el lector conoce más datos de los que maneja la policía, nosotros sí sabemos cómo llegó ese cadáver al bosque y asistimos desesperados a cómo los investigadores no dejan de dar palos de ciego. Por si esto fuera poco la llegada a Haparanda de una asesina a suelo en busca también del responsable de la muerte no hace sino aumentar más la tensión.

En definitiva, Verano de lobos es una novela negra que con un ritmo sostenido se lee con facilidad e interés gracias a una prosa sencilla y un estilo fluido. Una novela que parte de una premisa muy original y cuya lectura va de menos a más hasta un final que, si bien cierra el caso investigado sin fisuras, deja abiertos algunos interrogantes muy interesantes que surgen en las últimas páginas y para los que no me cabe duda obtendremos alguna respuesta en la siguiente entrega.

Mi opinión


10 de mayo de 2021

Esta semana leo... #17 (2021)



Un lunes más os cuento cuáles serán mis lecturas en una semana que comienzo con las últimas páginas de El jardín de vidrio de Tatiana Tîbuleac y a punto de comenzar Sira de María Dueñas, la esperada continuación de El tiempo entre costuras que tanto me gustó hace unos años, no como Misión olvido, la siguiente novela que publicó la autora y que tanto me decepcionó que no he vuelto a leer nada suyo así que esperemos que el reencuentro con esta modista de vida ajetreada sea plenamente satisfactorio.

¿Y vosotros, qué leéis?