20 de enero de 2022

Una mujer y dos gatos - Ayanta Barilli


Me sucede a menudo que tengo libros pendientes de leer de un autor durante mucho tiempo y en lugar de ponerme con ellos me lanzo a por la última novela suya que llega a casa. Es una mala práctica con la que solo consigo acumular más y más libros y es justo lo que me ha sucedido con Ayanta Barilli, cuya novela finalista del Premio Planeta 2018, Un mar violeta oscuro, sigue durmiendo el sueño de los justos en mis estanterías, mientras que su última publicación de hace unos meses es de la que hoy os hablo: Una mujer y dos gatos.

Mi opinión

En Una mujer y dos gatos Ayanta Barilli nos lleva hasta el confinamiento que todos vivimos durante 2020. Os confieso que era un tema sobre el que no me apetecía demasiado leer, sentía que bastante tenía con haberlo vivido y, además, haberlo vivido sola, saliendo todos los días a trabajar transitando calles desiertas por las que a veces hasta me daba miedo caminar.

Pero finalmente me animé y me alegro de haberlo hecho. Durante la lectura es inevitable preguntarse cuánto hay de autobiográfico en ella, pero sea como sea lo cierto es que su narrativa es tan cercana, tan íntima en ocasiones, que es fácil imaginar que habla de sí misma en todo momento y ha sido en su soledad de aquellos días y en sus pensamientos y emociones en los que me ha sido sumamente fácil sentirme identificada. Incluso en aquellas que difícilmente expresaríamos en voz alta por miedo a resultar poco correctos o egoístas.

En este testimonio de una época desoladora en la que todo era confusión, desconocimiento e incertidumbre, hay lugar también para apreciar las cosas buenas que de un modo u otro nos trajeron aquellos días y hay espacio para la reivindicación personal y para la desobediencia.

En definitiva, Una mujer y dos gatos es un relato íntimo y cercano de una época bien conocida por todos, narrado con sensibilidad y con grandes dosis de rebeldía. Me ha gustado acercarme a esta vivencia y me ha gustado, sobre todo, el estilo narrativo de una autora a la que volveré con toda seguridad.

Ficha técnica

18 de enero de 2022

La Bestia - Carmen Mola


Como ya sabéis los que me conocéis y los que habitualmente pasáis por aquí desde hace mucho tiempo, y salvo alguna excepción como fue el caso de Santiago Posteguillo con Yo, Julia, no soy muy aficionada a leer los libros ganadores del Premio Planeta. Probablemente, y solo por la polémica generada, me hubiera dado pereza animarme con La Bestia, pero lo cierto es que la trilogía de Carmen Mola, con sus más y sus menos, en general me gustó y, aunque el tema de la novela ganadora no terminaba de llamar mi atención no pude resistirme y fue el título con el que cerré el pasado año. Hoy os hablo de La Bestia.

Mi opinión

En el verano de 1834, durante la regencia de María Cristina, el conflicto carlista cada vez más enardecido y el cólera asolando Madrid, aparece en las afueras de la ciudad el cadáver desmembrado de una niña. No es el primero y probablemente no sea el último. Las gentes de la zona hablan de La Bestia, un ser al que nadie ha visto claramente y al que todos adjudican una imagen a medio camino entre lo humano y lo animal.

Con un inicio de lo más macabro en el que los autores derrochan crudeza, comienza una novela cuya principal virtud es la magnífica ambientación que nos ofrece, fruto sin duda de lo que ha debido ser un exhaustivo trabajo de documentación. De un plumazo el lector se traslada a esa ciudad insalubre sumida en el caos y que ha culpabilizado de todo a los pobres, acusándolos de transmitir la enfermedad, al tiempo que otros arremeten contra la Iglesia a la que también culpan de envenenar las aguas. Una ciudad en la que la conspiración política está a la vuelta de cada esquina y en la que la inseguridad y el miedo se han convertido en el pan nuestro de cada día.

A pesar del impactante comienzo lo cierto es que La Bestia empieza demasiado pronto a zozobrar en reiteraciones que minan la intriga y el interés creado en las primeras páginas y, si bien tiene momentos en los que remonta, no consiguió mantenerme en vilo prácticamente en ningún momento y sentí que a menudo se perdía en demasiados lugares comunes de novelas del género y no sé, quizá sea porque ahora conocemos quién, o mejor dicho quiénes, están detrás de Carmen Mola, pero lo cierto es que en esta novela me ha asaltado a menudo el pensamiento de esto parece más el guion de una serie que una novela, con personajes que desaparecen de un plumazo cuando más protagonismo están alcanzando y con una intensidad en la investigación que a menudo no se correspondía con los resultados.

Carlistas contra isabelinos, rituales, sociedades secretas y una protagonista tan bonita como pobre y desgraciada al más puro estilo Dickens, son los ingredientes principales de una novela que, en mi opinión, y a pesar de sus muchos golpes de efecto, no está a la altura y que a ratos me ha entretenido y, en otros ratos, ni siquiera eso.

Ficha técnica

17 de enero de 2022

Esta semana leo... #1 (2022)

La pereza pudo conmigo y las vacaciones se alargaron un poco más de lo habitual para el blog, pero un lunes más vuelvo para contaros qué lecturas ocuparán mi tiempo esta semana que comienzo con las últimas páginas de Después de Julius de Elizabeth Jane Howard. Y ando un poco dudoso sobre cuál será mi siguiente lectura que estará entre La Edad de Tiza de Álvaro Ceballos y La casa de las magnolias de Nuria Quintana.

Tengo unas cuantas reseñas pendientes a las que tengo que ir dando salida antes de que se me acumulen más aún, aunque lo cierto es que mi ritmo lector se ha resentido con este comienzo de año. En cualquier caso espero recuperar pronto mi ritmo habitual.

¿Y vosotros, qué leéis?