21 de agosto de 2017

Esta semana leo... #204

Este lunes me encontraréis leyendo La perla negra de Claudia Casanova, una novela que aúna la ficción histórica con el género de aventuras y que me está resultando muy entretenida. Y cuando acabe ya veremos con qué me animo, candidatos no me faltan, aunque confieso que se me empieza a hacer la boca agua con las novedades que nos esperan a la vuelta de la esquina.

Y vosotros ¿qué leéis?

18 de agosto de 2017

Los Médici. Una dinastía al poder - Matteo Strukul


La novela histórica es uno de mis géneros favoritos y a pesar de ello últimamente no asoma demasiado por aquí así que ya iba tocando un poco de viaje al pasado en el blog y aunque ya sabéis que cada vez huyo más de trilogías y similares, y ésta es la primera entrega de una de ellas, no pude resistirme a la propuesta de Ediciones B de conocer un poco más sobre una poderosa e influyente familia del Renacimiento en Florencia.  Hoy os hablo de Los Médici. Una dinastía al poder.

Sinopsis


Florencia, 1429. A la muerte del patriarca Giovanni de Médici, sus hijos Cosimo y Lorenzo se encuentran al frente de un auténtico imperio financiero pero, al mismo tiempo, cercados por enemigos acérrimos como Rinaldo degli Albizziy Palla Strozzi, exponentes de las más poderosas familias florentinas. Valiéndose de su inteligencia y su ausencia de prejuicios, los dos hermanos conquistan el poder político, hallando el equilibrio entre un implacable sentido de los negocios y el amor por el arte y la cultura. Mientras los trabajos para la construcción de la cúpula de Santa María del Fiore se ejecutan con la dirección de Filippo Brunelleschi, los adversarios de siempre continúan tejiendo sus tramas. Entre ellos se halla también una mujer de infinita belleza, pero de peligroso encanto, capaz de atrapar el corazón de un hombre. Entre homicidios, traiciones e intrigas de palacio, esta novela narra la saga de la familia más poderosa del Renacimiento, el inicio de su ascenso a la Señoría florentina en una sucesión de intrigas y giros inesperados que tienen como protagonistas a capitanes sin escrúpulos, envenenadoras fatales, sanguinarios mercenarios suizos... y muchos otros personajes que mantendrán al lector pegado a sus páginas.

Mi opinión


Giovanni de Médici, fundador de la poderosa familia Médici y de origen modesto, vio nacer el poderío familiar de la mano de la Banca Médici y con esta base comenzó su ascenso político y social en Florencia, lo que le proporcionó no pocos enemigos. Cuando fallece en 1429 sus hijos Cosimo y Lorenzo, que no descartan que se trate de un envenenamiento, heredan no solo su inmensa fortuna y todo su imperio financiero, sino también la acérrima enemistad de la antigua nobleza florentina que no ve con buenos ojos el fulgurante ascenso de una familia que vino prácticamente de la nada y que, poco a poco, adquirió la máxima relevancia en todos los aspectos.

Matteo Strukul utiliza un narrador omnisciente para abarcar 25 años del Renacimiento y para recorrer los edificios más emblemáticos de la ciudad de Florencia, desde el Palazzo Vecchio en la Plaza de la Señoría, hasta la impresionante catedral de Santa María del Fiore, los escenarios florentinos se suceden sin apenas detalle en la descripción, perdiendo de este modo uno de los aspectos que más me atraían en la lectura de esta novela: el arte. Y es que los Médici fueron unos importantes banqueros y tuvieron gran influencia política pero creo que no me equivoco si digo que la mayoría de nosotros al pensar en ellos es el arte el que en primer lugar viene a nuestra cabeza ya que fueron los mecenas más importantes de uno de los períodos de mayor esplendor artístico y artistas tan relevantes como Bruneleschi, autor de la cúpula de Santa María del Fiore, Donatello o Boticelli, disfrutaron de su mecenazgo. Esta parvedad en la descripción artística sorprende aún más cuando el autor sí se detiene a la hora de describir, por ejemplo, la lucha en los distintos campos de batalla, o la belleza y atributos físicos de algún personaje femenino.

La misma escasez muestra el autor a la hora de perfilar a los personajes de modo que serán unas pocas pinceladas las que nos mostrarán a unos protagonistas que, tanto en el caso de principales como de secundarios,  se mueven por grandes pasiones: amor, odio, venganza, luchas de poder… Todas ellas motivaciones que difícilmente llegan al lector a través del trazado realizado y que solo conoceremos, no por los actos, sino por lo que directamente nos cuenta el narrador omnisciente del que os hablaba. Solo Cosimo, hijo mayor del fundador, y al que está dedicado esta primera entrega de la trilogía, se nos presenta más perfilado y cercano al lector dibujando el autor a un hombre amante del arte que se ve abocado a tomar decisiones que no siempre son de su gusto. A pesar de todo ello la lectura de Los Médici. Una dinastía al poder es amena y ágil gracias principalmente a una prosa clara y directa y a un perfecto equilibrio entre narración y diálogo que facilita la fluidez de lectura en una novela de riguroso corte histórico y en la que queda patente la que sin duda ha sido una ardua labor de documentación ya que el autor incluye en la trama no solo numerosos personajes reales, sino también gran cantidad de datos históricos y de conflictos políticos con los que en ocasiones me fue muy complicado situarme.

No recuerdo dónde leí o escuché que la novela histórica debe cumplir la regla de la triple E: entretener, enseñar y emocionar. Los Médici. Una dinastía al poder sin duda entretiene y enseña, pero a mí no me ha emocionado y eso es lo que he echado en falta en una lectura que a priori lo tenía todo para conquistarme. No quiero con ello decir que sea una mala lectura porque en absoluto es así y lo que a mí me emociona no tiene por qué emocionar al resto,  éste es un aspecto totalmente subjetivo y en este caso concreto creo deriva de su estructura por escenas con numerosos e importantes saltos temporales que para mi gusto le restan continuidad a la trama.

En definitiva, Los Médici. Una dinastía al poder es una novela bien escrita y de fácil lectura con la que Matteo Strukul nos da a conocer a una de las familias más relevantes del Renacimiento combinando con acierto el rigor histórico y la ficción y sumergiendo al lector en una trama de conspiraciones, intrigas y traiciones. Una buena alternativa para conocer a esta importante familia.

Ficha técnica

16 de agosto de 2017

Ella lo sabe - Lorena Franco


Julio fue un verano lleno de thrillers, son las lecturas que más me apetecen cuando el calor aprieta y estoy de vacaciones, esos días en los que el lugar donde más leo es la orilla del mar y esta novedad con la que Ediciones B nos obsequió el pasado mes de junio ha sido uno de los que me han acompañado entre chapuzón y chapuzón. Hoy os hablo de Ella lo sabe.

Sinopsis


«Vi irse a María con Víctor el jueves a las dos y media de la madrugada. Él volvió y ella, desde entonces, está desaparecida.»
La rutina de Andrea, una escritora de thrillers traumatizada por un horrible suceso del pasado y un matrimonio que está a punto de romperse, se ve interrumpida por la inesperada llegada de su cuñado. Víctor es un tipo silencioso y extraño del que no sabe nada.
Su manía de fisgonear a través de la ventana de la cocina la vida de sus vecinos, la llevará a descubrir que una madrugada estival cualquiera, en la calle de la urbanización en la que vive y donde nunca pasa nada, su vecina María se sube en el coche de su cuñado. Él vuelve pero María no.
«Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos.» Nicolás Maquiavelo.

Mi opinión


Andrea y Nico, su marido, se mudan a una zona residencial tras unos dramáticos sucesos que especialmente a ella la han marcado profundamente. Desde entonces, Andrea pasa sus días entre la neblina del alcohol y los tranquilizantes, asomada a la ventana de la cocina desde donde ve la vida pasar y desde donde inventa historias para sus vecinos. La llegada de su cuñado Víctor, a quien apenas conoce, para pasar unos días alterará su rutina y más aún cuando María, una de sus vecinas, desaparece tras marcharse una noche con él.

Ella lo sabe es un thriller doméstico, ese subgénero del negro tan en boga en el que el hogar, ese espacio en el que teóricamente debemos sentirnos seguros, se transforma en un infierno en el que Lorena Franco nos sumerge rápidamente creándonos un estado ansiedad en el que sentiremos el terror paralizante que se apodera de Andrea. La tensión aumenta en cada página en una lectura que atrapa al lector desde el inicio creando una imperiosa necesidad de leer acrecentada por la confusión de estar perdido en todo momento y no tener ni idea de qué está sucediendo. Pero mantener esta situación demasiado tiempo, sin ofrecer grandes sorpresas ni novedades de una forma más continuada, tuvo en mí el efecto contrario al buscado y solo hizo que naciera mi desinterés por una historia que comenzó a hacer aguas hacia la mitad de la lectura a pesar de ser la típica novela que contiene todos los ingredientes para convertirse en adictiva, pero que en mi caso pinchó por el abuso del desconcierto y la falta de soltura a la hora de manejar la tensión narrativa.

No han terminado de convencerme tampoco los personajes que me han resultado planos y llenos de clichés. La estructura de la novela se basa precisamente en ellos, cinco concretamente, que serán las cinco voces narrativas que presentarán al lector el entramado de secretos y mentiras que el lector debe resolver. En general me gustan las novelas con distintas voces narrativas que nos presentan unos mismos hechos desde diferentes puntos de vista, pero en el caso de Ella lo sabe, los personajes que apuntaban cierta verosimilitud en sus inicios, derivaron en meras voces narrativas imposibles de diferenciar entre sí que en lugar de crearme mil dudas, me hastiaron tanto como la historia en sí misma que me ha resultado desaprovechada porque no se le puede negar un buen inicio y planteamiento que pincha en su desarrollo y se desinfla en un desenlace que si bien cierra sin flecos toda la trama, resulta excesivamente dramático y rebuscado, lo que le resta probabilidad y credibilidad.

En general mi sensación es que a Ella lo sabe le sobran muchas páginas (y le falta una buena corrección gramatical) que solo se dedican a dar vueltas y vueltas sobre una historia inconsistente y a intentar sorprender de vez en cuando al lector con giros parcheados, de relleno y con un desmedido abuso de los tópicos del género. 

14 de agosto de 2017

Esta semana leo... #203

Este lunes os imagino a todos de vacaciones o, al menos, de puente y yo trabajando, aburridísima en la oficina y en casa esperándome la piscina y mi lectura actual: El mapa de las prendas que amé de Elvira Seminara.

Y vosotros ¿qué leéis?

11 de agosto de 2017

Resumen de julio


Por lo general cuando estoy de vacaciones leo bastante menos así que no deja de sorprenderme que este mes de julio se me haya dado tan bien con siete libros leídos.


Libros leídos

2.     La mala hierba. Agustín Martínez.
6.     La casa entre los cactus. Paul Pen.

En general he disfrutado con todas ellas, aunque también es cierto que en algunas, como las dos novelas de Dazieri, tenía tantas expectativas puestas que su lectura no ha logrado satisfacerlas del todo y no han pasado de ser unas novelas meramente entretenidas. Justo en el otro extremo tenemos La mala hierba, una de mis mejores lecturas de este año y La casa entre las cactus, un thriller psicológico que he disfrutado de principio a fin.

¡Vamos a por agosto!

9 de agosto de 2017

El ejecutor - Geir Tangen


Cuando me ofrecieron la lectura de esta novela no lo dudé. Me gusta el género negro y en esta ocasión, además, el libro venía precedido por su éxito en toda Europa y por su traducción a quince idiomas, todo un logro para el debut literario de Geir Tangen, el bloguero más popular de novela negra de Noruega. Y aunque últimamente huyo de trilogías, sagas y similares no pude resistirme. Hoy os hablo de El ejecutor.

Sinopsis


En Haugesund, una ventosa ciudad noruega a orillas del fiordo, un asesino en serie está dispuesto a escribir su obra maestra.

El periodista Viljar Ravn Gudmundsson ha perdido su ángel. En pocos años ha pasado de estrella mediática, tras destapar un sórdido escándalo político, a apestado en una redacción de provincias. Sus colegas desconfían de este hipocondriaco de origen islandés. Cuando recibe un extraño e-mail en el que se profetiza un crimen, casi reza para que se trate solo de una broma de mal gusto.

Al día siguiente encuentran a una mujer asesinada y Viljar se da cuenta de que su viejo instinto sigue intacto. Mientras los agentes le interrogan, el periodista recibe otro mensaje en el que se anuncia una nueva muerte. Así comienza la caza de un criminal astuto y cruel que parece ir siempre un paso por delante de la policía, dejando un rastro de sangre.

Lotte Skeisvoll, una investigadora excéntrica y obsesiva, necesita dar con la pista que por fin les dé ventaja en su carrera contra el reloj. Cuando se descubra que los crímenes imitan escenas de novelas negras famosas todo dará un vuelco. Pero la tensión aún será mayor cuando aparezcan pruebas que relacionan a Viljar con las víctimas. ¿Por qué el asesino lo ha elegido como socio?

Mi opinión


Viljar fue hace unos años un exitoso periodista, pero una turbia historia sobre un político y sus relaciones con menores supuso el inicio de su caída en desgracia y, aunque continúa  trabajando en el mismo periódico local, nada es igual en su vida. El día que recibe un correo electrónico anónimo anunciando un asesinato su vida dará de nuevo un vuelco y comenzará la caza de un asesino erigido en juez y verdugo que hace gala de una inusitada crueldad. Lotte Skeisvoll será la policía encargada de una investigación difícil y estresante en la que algunas pruebas relacionarán al periodista con las víctimas.

No cabe duda que el autor domina el género y en esta novela hace gala de ello no solo a través de los numerosos guiños a los grandes de la novela negra, sino especialmente haciendo uso de todo aquello que en otras novelas podrían considerarse un cliché, pero que Geir Tangen consigue encajar con naturalidad y acierto a lo largo de los distintos crímenes que se van sucediendo. Solo en la construcción de los personajes ha huido el autor de esos clichés y afortunadamente nos ofrece dos protagonistas que si bien tienen grandes problemas personales no viven atormentados por el abuso del alcohol u otras sustancias. Un periodista depresivo y una policía con un claro trastorno obsesivo compulsivo, dos personajes antagónicos que se complementan para soportar el peso de la narración.

Una narración que en la investigación de los asesinatos sigue una cronología lineal que en ocasiones  se ve rota para que el lector conozca unos hechos acontecidos unos años antes, cuando nuestro periodista protagonista aún estaba en la cresta de la ola. Tanto presente como pasado son narrados con una voz omnisciente aunque se intercalan breves capítulos en los que se cede la palabra al asesino del que no conoceremos su identidad hasta al final, o salvo que lo averigüemos antes como fue mi caso, pero del que nos haremos una clara idea de su personalidad y psicología gracias a esas páginas en primera persona en las que el asesino reflexiona sobre sus motivaciones y en las que se muestra obsesionado porque el mundo conozca lo que considera su gran composición.

Intriga y asesinatos crueles, combinados con pequeñas dosis de sentido del humor, son los ingredientes principales de una novela que a menudo abusa de las casualidades y que adolece de cierta falta de ritmo y tensión, sobre todo en su comienzo, y que solo a partir de aproximadamente la mitad comienza a arrancar para alcanzar una lectura casi vertiginosa conforme se acerca un desenlace que si bien no me sorprendió, digamos que hay una pista bastante clara que nos conduce hasta la identidad del asesino a pesar de que el autor intenta inclinar al lector hacia otro lado, sí fue satisfactorio ya que ofrece unas motivaciones acordes con la psicología criminal que se nos ha ido anunciando y porque da respuesta a todas las preguntas planteadas de forma que el caso queda totalmente cerrado por lo que aunque, como os decía al principio, El ejecutor es la primera entrega de una trilogía que mantendrá a sus dos protagonistas y cuya segunda novela ya ha sido publicada en algunos países, puede leerse de forma totalmente independiente.  

En definitiva, El ejecutor es un homenaje a la novela negra, especialmente a la nórdica, de forma que en ella encontramos referencias a obras de cinco grandes autores del género cuyos títulos son el hilo conductor y por lo tanto parte fundamental en una trama bien hilada que se cierra sin dejar cabos sueltos. Una novela que nos ofrece una buena intriga y que cuenta con los ingredientes suficientes para depararnos unas horas de entretenimiento sin más pretensiones.

Ficha técnica



7 de agosto de 2017

Esta semana leo... #202

Lunes de un tórrido agosto, Madrid es un auténtico infierno y solo el aire acondicionado y los chapuzones en la piscina me salvan de este calor que me quita las ganas de casi todo, tanto que incluso estoy perezosa para leer y a pesar de ello dos son los libros que me acompañan esta semana: Los Médici de Mateo Strukul y La señora Stendhal de Rafel Nadal.

Y vosotros ¿qué leéis?

31 de julio de 2017

Esta semana leo... #201

Lunes de vuelta a la realidad, a la oficina, al calor abrasador de Madrid y para no perder las buenas costumbres aquí estoy para contaros que continúo con la misma lectura que la semana pasada, Ella lo sabe de Lorena Franco y ya veremos con qué me animo después, por falta de libros os podéis imaginar que no es, pero no tengo ganas de hacer planes de ningún tipo así que  cuando llegue el momento, decidiré.

Y vosotros ¿qué leéis?

27 de julio de 2017

El Ángel - Sandrone Dazieri




Nada me gusta más en verano que disfrutar de un buen thriller o una buena novela negra, lo que pido es que sea una lectura absorbente y que sin demasiadas complicaciones me haga olvidarme de todo mientras disfruto de ella entre baño y baño a la orilla del mar. La semana pasada os hablaba de No está solo, primera novela de la saga protagonizada por Colomba Caselli y Dante Torre, y hoy es el turno de la segunda entrega, El Ángel.


Sinopsis


La muerte llega a Roma a las doce menos diez minutos de la noche con un tren de alta velocidad procedente de Milán. Del coche de lujo extrañamente no sale nadie. Todos los pasajeros están muertos. 

La subcomisaria Colomba Caselli, que acaba de reincorporarse al servicio tras su último y escalofriante caso, es quien se encarga de evaluar la masacre. Aunque todo apunta a un ataque de terrorismo y el ISIS reivindica la autoría a través de un vídeo, Colomba prefiere pedir consejo a la única persona capaz de ver lo que nadie más ve: su excolaborador Dante Torre, al que no dirige la palabra desde hace meses. Este deberá juntar los indicios uno a uno hasta llegar al Ángel.

Mi opinión


El tren de alta velocidad procedente de Milán llega a la estación de Roma pero nadie baja del vagón más exclusivo, todos sus pasajeros han muerto a causa de lo que parece ser un gas tóxico. La subcomisaria Colomba Caselli es la primera en acudir al lugar y en dar la alarma, pero a pesar de que horas después dos jóvenes de origen árabe reivindican el atentado en nombre del terrorismo islamista hay algo que no está claro para la avispada policía por lo que decide pedir ayuda a Dante Torre, aunque ya no les une la excelente relación que nació con el caso que anteriormente investigaron juntos. 

Si algo me gustó en la primera entrega de esta saga fue precisamente su pareja protagonista y de nuevo vuelve a ser el punto fuerte de una novela que promete no dar tregua al lector con una trama compleja que comienza con un hecho por desgracia habitual en nuestros días, un ataque terrorista o lo que parece serlo, con una imagen impactante que rápidamente se dibuja en la mente del lector: un tren entra en la estación pero de uno de sus vagones no sale nadie. Poco después lo que parece ser un claro caso de terrorismo se ramifica en una tela de araña que el autor maneja con soltura y dosificando con buen pulso la tensión hasta un desenlace satisfactorio a pesar de dejar algún cabo suelto en lo que parece ser un afán desmesurado por sorprender al lector aun a costa de cruzar la delgada línea que separa un giro sorprendente de una sorpresa traída por los pelos.

A pesar de ello tanto la originalidad de la trama, yendo más allá de los temas más habituales en el género, como la buena y atípica pareja de investigadores que forma Caselli y Torre son los puntos fuertes de una novela en la que brillan con luz propia. Dante Torre continúa siendo un complicado entramado de fobias y manías, más acentuadas aún tras los hechos acontecidos en No está solo, pero a pesar de ello solo él parece ser capaz de desentrañar la verdad que se esconde tras los crímenes que se están produciendo. Colomba Caselli, a pesar de no tener aún controlados sus ataques de pánico, se ha reincorporado a la actividad normal, aunque esta reincorporación no está resultando nada fácil. 

El Ángel es una novela muy oscura, tanto o más que su predecesora, y se convierte desde el principio en una lectura absorbente que atrapa desde la primera página convirtiéndose en la alternativa perfecta para todo aquel que quiera disfrutar de unas cuantas horas de puro entretenimiento.

Ficha técnica




24 de julio de 2017

Esta semana leo... #200

Qué poquito me queda de seguir disfrutando de los días de relax y playa porque comienzo ya mi última semana de vacaciones de verano y lo hago con una nueva lectura entre manos, Ella lo sabe de Lorena Franco.

¿Y vosotros, qué leéis?

20 de julio de 2017

No está solo - Sandrone Dazieri


A veces apunto libros deseados de dos en dos y eso que últimamente ando reticente a iniciar nuevas sagas, pero con ésta no pude resistirme, solo oía y leía cosas buenas sobre ella y aunque en principio mi intención fue saltar a la segunda entrega, la que había llamado poderosamente mi atención, hice caso de los buenos consejos y comencé como debe ser, en orden. Hoy os hablo de No está solo.

Sinopsis


Un niño desaparece a las afueras de Roma. La madre es encontrada muerta y los investigadores creen responsable al marido de la mujer. Sin embargo, cuando Colomba Caselli llega a la escena del crimen se da cuenta de que algo no cuadra.

Colomba tiene treinta años, es guapa, atlética y dura. Formó parte del Departamento de Homicidios de Roma, pero desde hace meses es incapaz de superar lo que llama «el Desastre», hasta que este caso vuelve a llevarla a la acción. Para resolverlo contará con un colaborador tan eficaz como peculiar: Dante Torre, un joven genio cuya capacidad de deducción solo es igualada por sus paranoias. Él también es un superviviente: fue secuestrado durante once años en un silo por un hombre que se hacía llamar «El Padre». Ahora tiene pánico a los espacios cerrados y ha hecho de su habilidad para encontrar a personas desaparecidas su trabajo.

En la búsqueda de la verdad, Colomba y Dante deberán enfrentarse a su mayor pesadilla ante un caso de ramificaciones insospechadas.

Mi opinión


Colomba Caselli es una joven inspectora de la policía de Roma con una suspensión tras un hecho dramático que la mantuvo de baja durante meses y del que aún sufre las secuelas psicológicas. Dante Torre es conocido como El niño del silo, con seis años fue secuestrado y vivió en cautiverio durante once largos años. Hoy es un adulto experto en desaparecidos, con una capacidad de observación fuera de lo común, que también convive con las graves consecuencias psicológicas que su encierro dejaron en él para siempre. La desaparición de un niño en las afueras de Roma unirá las vidas de estos dos personajes tan distintos y tan complementarios entre sí.

No está solo tiene un punto de partida interesante y que sin duda engancha al lector utilizando la infancia y su fragilidad para despertar el morbo al que pocas veces algunos resistimos. La búsqueda del niño desaparecido y el esclarecimiento de quiénes y qué oscuros intereses se ocultan detrás de este crimen que no parece ser un hecho aislado, sino que se remonta en el tiempo a años atrás, ofrecen una trama atractiva que hará las delicias de cualquier amante del thriller. A pesar de ello a lo largo de la novela abundan descripciones repetitivas que nada aportan, como son las múltiples manías, traumas y carencias de los personajes, que si bien cumplen a la perfección su misión de perfilar a los dos protagonistas, su repetición resta ritmo y regularidad a una trama que por momentos parece entrar en un bucle del que le cuesta salir hasta que hacia el final de la novela, cuando se acerca la resolución, coge un ritmo vertiginoso y liquida casi con prisas y con someras explicaciones una trama compleja que habría necesitado de más elaboración en su desenlace.

Sandrone Dazieri acierta en el planteamiento de la novela, pero la mayor virtud de No está solo son sin duda sus dos protagonistas, especialmente Dante Torre. Hoy ya es adulto pero el lector no dejará de ver en él ese niño que sufrió un largo encierro que le ha marcado para siempre, convirtiéndolo en el hombre obsesivo y paranoico al que probablemente ninguno quisiéramos tener demasiado cerca, pero con el que es casi imposible no empatizar. Junto a él Colomba Caselli, una mujer fuerte pero traumatizada que a pesar de los muchos aspectos que la separan de Dante Torre se convierte, en su búsqueda de la verdad y su deseo de justicia (aunque a veces se inclinen ambos más hacia al lado justiciero), en su mejor complemento. Estos dos protagonistas son el pilar perfecto sobre el que descansa toda la novela y junto a ellos encontramos todo un elenco de personajes secundarios escasamente perfilados pero que cumplen a la perfección su función de acompañamiento en una novela que, como cualquier otro thriller, pone su peso en la acción.

El autor demuestra en No está solo que nada como terminar todos los capítulos con un nuevo interrogante para conseguir que el lector, a pesar de los aspectos antes comentados, pase rápidamente al siguiente y a pesar de la extensión de la novela esta nos dure apenas unos días entre las manos. Con un narrador omnisciente y una cronología lineal salpicada de flashbacks, el lector se sumerge en una lectura intensa llena de golpes de efecto y giros sorprendentes que irán tomando un camino muy distinto al que uno puede esperar en un principio.

En definitiva, No está solo es un thriller lleno de acción y sorpresas que a pesar de cierta irregularidad en su desarrollo cuenta con momentos de gran tensión. Una novela que sin duda alguna es una buena opción para sumergirse en una lectura llena de entretenimiento en estos días de vacaciones.

Ficha técnica


17 de julio de 2017

Esta semana leo... #199

Hoy lunes muy poco que contar sobre lecturas porque el sábado, tras terminar El Ángel de Sandrone Dazieri, decidí empezar La casa entre los cactus de Paul Pen y aún no he tenido tiempo de ello, aunque a lo largo de la semana supongo que encontraré el hueco. 

¿Y vosotros, qué leéis?

13 de julio de 2017

Resumen de junio


No puedo quejarme de lo bien que se me dio el mes de junio en el que leí ocho libros.

Libros leídos

  1. La chica en la niebla. Donato Carrisi.
  2. Las lágrimas de Claire Jones. Berna González Harbour.
  3. Barrio de Maravillas. Rosa Chacel.
  4. Espérame en la última página. Sofía Rhei.
  5. La cacería. J.M. Peace.
  6. Latidos. Franck Thilliez.
  7. Tres enanos y pico. Ángel Sanchidrián.
  8. Europa.Cristina Cerrada.


Como veis ha habido un poco de todo tanto en géneros como en mi satisfacción con las lecturas, pero en general no me puedo quejar y, además, he hecho algo con lo que nunca suelo atreverme y ha sido salir de mi zona de confort y animarme con géneros que no suelo leer, como es el caso de la fantasía o el humor.

¡Vamos a por julio!

10 de julio de 2017

Esta semana leo.. #198

Pasada la primera semana de vacaciones y muy contenta con mi ritmo lector porque ya he leído dos de los libros que traje, La mala hierba de Agustín Martínez y Después del amor de Sonsoles Ónega. Pero el ritmo ha ido bajando, los primeros días fueron de relax total y estos ya empiezan a ser más movidos y la lectura que me ocupa desde el fin de semana, y con la que casi no he avanzado, es El ejecutor de Geir Tangen

¿Y vosotros, qué leéis?

6 de julio de 2017

Europa - Cristina Cerrada


Otro flechazo. Porque la mirada desde la portada me dejó con la vista clavada en ella. Y ni una referencia más, admito que no había oído hablar de esta autora más allá de la sensación vagamente familiar al leer su nombre. Mal por mi parte, lo sé. Hoy os hablo de Europa.

Sinopsis


Europa es la historia de Heda, una joven que llega a Europa junto con su familia, huyendo de un país en guerra. Su nueva vida transcurre entre su casa, un hogar humilde que sus padres se esfuerzan por construir, y la fábrica donde trabaja con su hermano y con otros refugiados.

Heda observa cómo la vida avanza y, con ella, cómo sus seres queridos se adaptan a este nuevo comienzo. A medida que conocemos su historia, saldrá a la luz la herida invisible y profunda que el pasado deja tras de sí.

Europa es una novela sencilla y conmovedora, escrita con una fuerza narrativa poco habitual, sobre el desarraigo y sobre todo aquello que silenciamos para seguir adelante. Con un estilo sólido y maduro, Cristina Cerrada ha creado una voz nada convencional, nítida y precisa, en la que el silencio es una herramienta más para sobrevivir.

Mi opinión


Heda y su familia han huido de un país y una guerra cuyo nombre desconocemos y junto a otros muchos refugiados han llegado a un país extranjero, lejos de todo lo que les es conocido y familiar tendrán que iniciar una nueva vida. Schultz, propietario de una fábrica de papel, le dará trabajo a ella en las oficinas, a su hermano como operario en la fábrica y al padre, un reputado profesor y escritor en su país, lo contratará como su profesor particular. Solo la madre se queda en casa, aislada, como si no quisiera entrar en la vida de un lugar que no es el suyo, negándose incluso a intentar aprender el idioma.

La novela se estructura entre el pasado, con el trauma, la pesada carga; el presente, con el desarraigo, la hostilidad; y el futuro, con la incertidumbre de lo que está por venir, el miedo y la certeza de que el pasado nunca nos abandona. Europa es una novela sobre la guerra y sus secuelas. Una guerra que, aunque irremediablemente me haya hecho pensar en Los Balcanes, no precisa nombre porque la guerra es la guerra, da igual el lugar, da igual el momento, sus consecuencias, su horror, su ferocidad, son los mismos siempre. Una novela sobre el desarraigo y el trauma del refugiado y sobre cómo a pesar de lo heterogéneo terminan formando una comunidad en la que se sienten menos vulnerables frente a la hostilidad del país que los acoge. Las relaciones de poder y sumisión y los variados intereses del país que acoge tienen también cabida en una novela que Cristina Cerrada construye con una prosa concisa y precisa que no necesita dar explicaciones y solo insinuando lo dice todo haciendo de Europa una novela de apariencia sencilla y de realidad compleja.

Como complejos son también los personajes. Una Heda soberbia con un magnífico perfil que con apenas unas pinceladas consigue transmitir al lector toda la fortaleza y toda la vulnerabilidad que habitan en ella. Todo el dolor, la tristeza, la sensación de haber perdido una vida y una identidad que se quiere recuperar aun viviendo una realidad que amenaza desde cada esquina. El desamparo y la desprotección quedan perfectamente reflejados en una novela en la que el desequilibrio se palpa y se torna inquietante para un lector que no puede evitar sentirse en cierto modo culpable desde su comodidad.


En definitiva, Europa es una novela dura pero sin duda necesaria. Una novela tan breve en su lectura una vez te adentras en sus páginas, como intensa la huella tras cerrar el libro.

Ficha técnica

3 de julio de 2017

Esta semana leo... #197

Primer día de vacaciones con el firme propósito de mantener esta sección y de al menos publicar una reseña a la semana. Veremos si cumplo alguna de las dos cosas... Por lo pronto os cuento que leo La mala hierba de Agustín Martínez y que si lo acabo no tengo ni idea de cuál comenzaré, libros no me van a faltar porque me he venido a la playa bien surtida, cualquiera diría que tengo meses y meses de vacaciones.

¿Y vosotros, qué leéis?

2 de julio de 2017

Ganador de París, amigo mío de Robert Giraud

¿Queréis saber quién disfrutará de la lectura de París, amigo mío de Robert Giraud? Pues no os hago esperar más, la ganadora es...

a Rafflecopter giveaway

¡Felicidades, Angie! Envíame tus datos postales y número de teléfono a entremislibrosyo@gmail.com.

¡Gracias a todos por participar!

1 de julio de 2017

Ganador de Latidos de Franck Thilliez


Ya tenemos el nombre de la persona que disfrutará de la lectura de Latidos de Franck Thilliez y el flamante ganador de un ejemplar y es... 

a Rafflecopter giveaway

¡Felicidades! Envíame tus datos postales y número de teléfono a entremislibrosyo@gmail.com para que se los haga llegar a la editorial y el resto no olvidéis visitar los otros blogs organizadores por si habéis sido afortunados con ellos.


¡Gracias a todos por participar!

30 de junio de 2017

Tres enanos y pico - Ángel Sanchidrián


A veces hay que correr riesgos. Yo la verdad es que no soy mucho de ello, desde luego no en mis lecturas y raro es que me veáis leyendo géneros no habituales en mí, entre otras cosas porque las poquísimas veces que me he sentido aventurera y me he lanzado, la piscina ha resultado no tener agua y he salido descalabrada. Pero en esta ocasión no ha sido así, no solo había agua, sino que hasta he chapoteado gustosamente sumergiéndome en la fantasía y el humor de Tres enanos y pico.

Sinopsis


Wifo Medroso es un joven estudiante, cobarde y enclenque, que realizará sus prácticas de Enanología en la ciudad de Villa Trifulcas. Hasta aquí podría parecer una historia anodina y sin ningún interés. ¿Pero habría sido escrita si lo fuera?
Mientras el becario estudia las costumbres de los enanos, el mundo se encamina hacia el desastre.
Elfos racistas y xenófobos, una banda criminal dirigida por un niño de ocho años, enanas homicidas, políticos corruptos, trolls, orcos, guerreros errantes, ogros y magos, bosques encantados, reinas, asesinos, peleas, palizas, asedios y batallas, mentiras, secuestros, amenazas, un burro guardaespaldas y, aunque parezca increíble, mucho mucho más.
¿Qué podrá hacer Wifo, en medio de este follón, para salvar su propia vida y la de los enanos?

Mi opinión


Wifo Medroso, un joven y apocado estudiante humano, ha conseguido una beca para elaborar su tesis sobre Enanología y gracias a ella durante un año residirá en Villa Trifulcas, una ciudad enana. Dado el carácter y la fama que precede a los enanos (dedicados exclusivamente a trabajar en la mina el tiempo estipulado y después limitarse a beber, fumar hierba de la risa y tener el mayor número de broncas posible) ya suponía que su estancia allí probablemente no sería un paseo tranquilo, pero lo que nunca pudo imaginar es que se vería envuelto en una complicada lucha orquestada por los elfos, que valiéndose de trolls y orcos…

Vale. No sigo. Y no sigo porque sé que a muchos de mis lectores habituales os estoy asustando con este resumen y más de uno ya andáis descartando la lectura. Nada más lejos de mi intención porque sí, los personajes de esta novela son todos esos bichos ¡perdón! seres, que he nombrado, pero lo que vamos a encontrar en Tres enanos y pico es una sátira que nos enfrenta a todos los problemas que día tras día nos asaltan desde las pantallas de televisión en forma de noticias sobre la realidad política y social que vivimos y lo hace desde la fantasía y, sobre todo, desde el humor y la ironía. Y me he reído, me he reído muchísimo. A veces incluso a carcajadas, tanto que me prohibí sacar el libro de casa y limitarme a leerlo solo en la intimidad por temor a que alguien pretendiera encerrarme.

Y ciertamente los temas que trata no tienen gracia ninguna. No la tiene la corrupción, la xenofobia, los conflictos bélicos, el terrible problema de los refugiados… Pero Ángel Sanchidrián, con una narración cuidada, casi exquisita en ocasiones, nos invita con esta parodia a reflexionar sobre todo ello haciendo gala de un sentido del humor hilarante. El autor mezcla con buen criterio la típica ambientación de fantasía épica al más puro estilo Tolkien, con los problemas que nos acucian hoy en día y el resultado no puede ser más acertado. No cabe duda que la novela puede leerse también sin reflexión alguna, al lector que opte por ello sigo asegurándole la diversión, pero os recomiendo que no os quedéis solo en la superficie y vayáis hasta la crítica ácida y mordaz que realiza el autor.

El elenco de personajes es de lo más estrafalario que me he encontrado nunca en ninguna novela, aunque bien es cierto que como no me acerco a la fantasía épica ni con un palo deben ser los habituales y solo a mí me sorprende encontrarme en mis lecturas, además de los ya nombrados, con ogros, dríadas y elementales. Junto al protagonista, Wifo, muchos otros personajes destacan y tienen un papel fundamental, tanto que casi podríamos hablar de novela coral porque Tres enanos y pico no sería lo que es sin Grosa, Riñas, Follón, Rehostia… Y si con algún personaje tengo que quedarme es con Ramona, la madre de Wifo, que me ha deparado momentos realmente divertidos y es que no hay fantasía alguna que pueda evitar que una madre, bien porque ha estado todo el día trabajando, cocinando…, bien porque ha estado guerreando y dirigiendo a los díscolos enanos, diga en algún momento eso de es la primera vez que me siento en todo el día.

En definitiva, Tres enanos y pico es una novela en la que el autor derrocha talento e imaginación en esta particular y loca aventura para ofrecernos una crítica política y social rebosante de humor ácido. Una novela que, como mínimo, resulta muy pero que muy divertida.

Ficha técnica