30 de noviembre de 2018

El tatuador de Auschwitz - Heather Morris


No os digo nada nuevo si os cuento que las novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial se cuentan entre mis favoritas, siempre me llaman la atención y si, como es el caso, se basan el un hecho real, no suelo pensármelo mucho. Hoy os hablo de El tatuador de Auschwitz. 

Mi opinión


Lale, judío eslovaco, llegó al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau en abril de 1942, allí fue tatuado con el número 32407 y poco después él mismo se convertiría en la persona encargada de tatuar a los recién llegados. Así fue como en el mes de julio del mismo año tatuó el 34902 a una joven eslovaca, no le hizo falta conocer su nombre, bastó una mirada para enamorarse de ella. Así conoció al amor de su vida, Gita.

Así comienza una historia de amor y supervivencia. Durante tres años Lale y Gita vivieron el horror de un campo de concentración y, aun así, en el seno de la mayor crueldad, hubo un tiempo para que creciera el amor. Con la ayuda de un guardia personal de las SS, Lale comenzó a enviar cartas a Gita, a quedar los domingos, día en el que no trabajaban, con ella y comenzó a crecer un amor que solo la muerte, afortunadamente muchos años después y muy lejos ya de los campos de concentración, pudo separar.

Lale ocupaba un lugar en cierto modo privilegiado dentro de Auschwitz-Birkenau y se aprovechó de ello para ayudar a sus compañeros en todo lo que pudo y, por ejemplo, sus raciones extra de comida servían para paliar un poco el hambre que el resto sufría. Una pequeña ayuda que nunca podría aliviar el dolor que el propio Lale sentía al pensar que era precisamente él el encargado de marcar a los prisioneros con ese tatuaje que terminaría siendo uno de los símbolos del Holocausto y que era una muestra más de la pérdida total de identidad que sufrieron, despojados incluso de su nombre, pasando a ser un mero número tatuado en el antebrazo.

Todo ello lo narró el propio Lale, tras la muerte de Gita, a Heather Morris, quien le entrevistó durante años hasta que, tras la muerte del protagonista, vio la luz esta novela que en principió se concibió como guion cinematográfico. Y ciertamente durante la narración he tenido en numerosas ocasiones, demasiadas, esa sensación. Quizá por el desapego con el que son narrados tantos horrores que a menudo se asemejan más a una relación de hechos que a una realidad plasmada sobre el papel. Esto ha hecho que no consiguiera implicarme ni con los protagonistas ni con los sucesos de la forma emocional e intensa que una historia como ésta, en mi opinión, requiere. La he sentido lejana porque he sentido lejana la implicación de la autora con una prosa poco elaborada y un estilo aséptico que me han mantenido alejada de la historia. Solo con una carta final que se incluye en el libro, escrita por otra persona, he conseguido emocionarme.

En definitiva, El tatuador de Auschwitz es una historia brutal sobre el Holocausto que encierra una bonita historia de amor, pero que yo no he disfrutado todo lo que esperaba debido principalmente a un estilo narrativo que me ha resultado excesivamente frío y ajeno. En cualquier caso, y como siempre os digo cuando mi opinión no es tan positiva como me gustaría, leed otras opiniones que seguro serán muy distintas a la mía.


Ficha técnica

17 comentarios:

  1. Que lástima esa narración! Yo tampoco puedo resistirme a las novelas ambientadas en este contexto, pero es un pero importante y tal vez me pasara igual. Lo dejo pasar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué pena que no haya logrado convencerte del todo, la verdad es que tiene buena pinta, pero si la autora no ha sabido plasmar bien los hechos, resta puntos a la novela. Creo que de momento la voy a dejar pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Creo que este tipo de novelas tiene que impactar, hacer que afloren los sentimientos y creo que contigo no ha sido así, temo que a mí me pase lo mismo así es que no me voy a animar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Le había echado el ojo a este libro pero tras leerte me quedo algo decepcionada. Sé que este tipo de historias suelen ser duras por el tema del holocausto, pero si su estilo narrativo no te ha convencido lo voy a dejar pasar. Besos

    ResponderEliminar
  5. Sabes que la tengo pendiente, ya comentaremos que me parece, pero no con lo que nos conocemos, no creo que mi opinión sea muy diferente a la tuya. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Aunque no ha sido todo lo que esperabas me lo llevo anotado. Me llama la atención y tengo curiosidad por saber que me parece a mi.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Es el problema de marcar las distancias como para simplemente enumerar los hechos y punto... Se pierde el calor que genera cuando el autor se involucra en la historia como parte. Una pena porque a mí me había entrado por los ojos. Besos

    ResponderEliminar
  8. Aún con peros, le tengo ganas =)
    Me pierde la temática.

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. El tema y que sea un hecho real hacen interesante este libro. Pero que no transmita emociones le resta puntos, para mi gusto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Entiendo tus sensaciones, al final este tipo de historias piden emoción y si no la encuentras no es lo mismo. A mí me atrae la historia, de hecho me recuerda en algunas cosas a "La bibliotecaria de Auschwitz", pero me echa un poco para atrás ese lenguaje algo frío.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que me atraía y no entiendo cómo se puede narrar con asepsia una historia tan atroz como esta. Al final siempre pinchamos en alguna historia de la que esperamos muchos. Otra vez será.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. También me gusta leer sobre esta temática, pero viendo tus impresiones, creo que voy a dejarlo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Me voy a arriesgar Manuela, ya le había echado el ojo y cuando un libro se me mete entre ceja y ceja...🤗

    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
  14. Sinceramente, no concibo contar algo tan terrible como el Holocausto con un tono distante y frío; no me haría disfrutar tanto de la lectura, como a ti. Una lástima, con lo que me gusta la temática...
    BEsos.

    ResponderEliminar
  15. Yo y esta época somos como agua y aceite, no me gusta nada, así que lo dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  16. La tengo descartada, para apuntarme un libro con todo lo que tengo pendiente, mucho me tiene que enamorar, y este no lo hace
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ya sabes que no me resisto a novelas de esta época. Pero el estilo frío me echa para atrás... Ya veremos
    Besos

    ResponderEliminar

¡ Gracias por tu comentario !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...