20 de septiembre de 2019

Yo pude salvar a Lorca - Víctor Amela



Cuántos libros se nos van quedando atrás ¿verdad? La falta del tiempo, la incesante llegada de novedades apetecibles y el olvido en nuestras estanterías nos juegan a veces una mala pasada y podemos convertir en eternos pendientes verdaderas joyas. Eso me ocurrió con esta novela que, sin haberla leído, se la presté a mi padre y le gustó tanto que él se la recomendó a mi madre, y ambos, el pasado mes de julio, me miraban como si estuviera loca de atar cuando les dije que yo aún no la había leído. Aún tuve que esperar un poco porque el libro seguía pasando por las manos de otros familiares hasta que en agosto me planté y antes de abandonar la playa y volver a Madrid me aseguré de que la novela se venía conmigo. Hoy os hablo de Yo pude salvar a Lorca.

Mi opinión

 
Yo pude salvar a Lorca es la historia de Manuel Bonilla, abuelo del autor, un pastor alpujarreño dedicado al trabajo duro y a su familia hasta que la guerra civil irrumpe y se convierte en pasador de personas desde una zona a otra gracias a su amplio conocimiento de los caminos. Y es también la historia de Josep Amela, tío del autor, uno de los miembros de la llamada quinta del biberón que luchó en el bando republicano.

“Yo pude salvar a Lorca” fue la frase que Manuel Bonilla pronunció un día cuando su nieto aún era un niño que devoraba tebeos, una frase sobre la que el autor nunca se atrevió a preguntar y sobre la que teje esta historia que nos permitirá viajar a distintos tiempos, entre ellos a 1936, cuando Manuel Bonilla, partidario del bando sublevado, junto con Luis Rosales intentó pasar a Federico García Lorca a zona republicana.

Una historia de silencios y de preguntas no realizadas que años después de la muerte de Manuel su nieto teje enredando la realidad con la ficción en una narración que emociona y estremece a cada paso con este viaje profundamente emocional que Víctor Amela emprende implicando al lector en él

Una historia de vidas truncadas y marcadas para siempre, de personas que ni siquiera muchos años después consiguen hablar sobre aquel entonces, a través de tres momentos: la guerra civil, el exilio en campos de refugiados franceses y la posguerra. La historia de los familiares del autor, sí, pero también la historia de tantas y tantas familias que vivieron aquella guerra, la historia de todos, al fin y al cabo, esa sobre la que pesan tantos silencios y tanto dolor.

Víctor Amela, gracias a la que se adivina una ingente labor de documentación, ficciona también los días pasados por Federico García Lorca en casa de su amigo, el también poeta, Luis Rosales e intercala a lo largo de toda la narración numerosos poemas de su Romancero gitano. Y así con realidad, con ficción y con poemas vamos transitando por una novela que nos pide calma para saborearla, para releer pasajes realmente hermosos. Una novela de esas que nos dejan poso, que a cada día que pasa siento que me gusta más.

Sé que esta reseña no hace justicia a lo que he encontrado en las páginas de Yo pude salvar a Lorca, es difícil poner en palabras tantas emociones, solo os puedo decir que son tantas las lecturas que podéis darle que a buen seguro alguna será la vuestra. No lo dejéis pasar, os aseguro que os emocionará profundamente.

Ficha técnica




18 de septiembre de 2019

Un cadáver con clase - Jessica Fellowes


Cuando el año pasado me ofrecieron la lectura de Los crímenes de Mitford, solo tuve que ver que la autora era la misma que había escrito los libros de una de mis series favoritas, Downton Abbey, para lanzarme a por ella, resultando una novela que me encantó, así que no es de extrañar que este año me haya puesto con la segunda entrega de la serie en cuanto se ha publicado. Hoy os hablo de Un cadáver con clase.

Mi opinión


Louisa Cannon y las hermanas Mitford, protagonizan esta serie de libros que ponen el foco de atención en cada una de las seis hermanas. Si en la anterior novela fue el caso de Nancy, en esta ocasión será Pamela sobre la que gire la acción y es que, en plena celebración de su cumpleaños, uno de los invitados, Adrian Curtis, es asesinado y todas las pruebas apuntan a la doncella de la hermana del fallecido, Dulcie. Pero Louisa no cree que ella sea la culpable y se embarcará en su particular investigación ayudada por el incondicional Guy Sullivan que se encuentra inmerso en la búsqueda de la famosa criminal Alice Diamond y su banda Las cuarenta ladronas.

Jessica Fellowes vuelve a mezclar la ficción con personajes reales, como es el caso de Alice Diamond, con verdadero acierto en una novela que destaca por su cuidada ambientación. Sumergirse en las páginas de Un cadáver con clase y trasladarnos a 1925 es todo uno. La frivolidad y el lujo de las clases altas contrastan con la sencillez y el trabajo de las personas a su servicio, y con las carencias y miseria de los menos privilegiados, realizando la autora un fiel retrato de la sociedad londinense de los años veinte en la que las diferencias sociales dibujaban un abismo entre las personas.

Con un ritmo pausado que no decae en ningún momento, Jessica Fellowes nos conduce con tranquilidad por la investigación a la vez que se recrea en detalles que enriquecen una lectura que va más allá del misterio por resolver. Una prosa rica y cuidada y un estilo elegante nos permiten saborear una novela con sabor añejo que se lee con el gusto de los clásicos y que nos hace disfrutar tanto de las fiestas de los más pudientes como de los bajos fondos de un Londres oscuro y tenebroso mientras seguimos el desarrollo de los dos hilos argumentales, el asesinato de Adrian Curtis y la captura de Alice Diamond, y vamos elucubrando nuestras propias teorías, aunque he de decir que en esta ocasión la autora me ha tenido totalmente despistada y hasta el mismísimo desenlace no tenía ni idea de por dónde irían los tiros.

Si bien este libro puede leerse con independencia del primero yo os recomiendo que no lo hagáis así ya que uno de los alicientes que he encontrado en sus páginas es ver cómo han evolucionado personajes como Louisa y Guy, haciéndose cada vez más cercanos al lector y creciendo conforme la vida ha ido mostrando sus diferentes caras. Esto se hace más patente aún en el caso de Louisa que poco a poco va despertando a un mundo nuevo más allá de las paredes de la mansión Mitford, donde reside desde hace unos años, y que se ha convertido en su mundo, impidiéndole ver, hasta ahora, que incluso ella podría aspirar a algo más que a cuidar de los hijos de otros durante toda la vida.

En definitiva, Un cadáver con clase es una fantástica novela de misterio que recuerda a los mejores clásicos del género, con una magnífica ambientación y con unos fantásticos personajes. Una novela que vuelve a dejarme con ganas de seguir descubriendo esta magnífica serie.

Ficha técnica


16 de septiembre de 2019

Esta semana leo... #293

Un lunes más os cuento cuáles son mis planes lectores de una semana que comienzo con La paciente silenciosa de Alex Michaelides, no la llevo muy avanzada pero mis impresiones iniciales son muy buenas.

Y de nuevo no planeo qué leeré cuando la termine, no solo porque como os podéis imaginar tengo unos cuantos libros esperando, sino porque además estoy esperando alguno que me apetece muchísimo y cuando llegue sé que pasaré por alto todos los pendientes.

Aprovecho para recordaros que hay un sorteo activo en el blog, se trata de La librería de los corazones solitarios de Robert Hillman. Si aún no os habéis apuntado podéis ir directamente a las bases clicando sobre el banner.

Y os cuento también que esta tarde asistiré a un encuentro con Jordi Llobregat con quien me apetece muchísimo charlar sobre su última novela, No hay luz bajo la nieve de la que os hablé la semana pasada.



Y vosotros ¿qué leéis?

13 de septiembre de 2019

La señal - Maxime Chattam



Que no le digo no a un thriller de sobra lo sabéis. Lo que sí es complicado es encontrar aquí lecturas que se acerquen mínimamente al terror, alguna hay desde luego, pero no es habitual porque no es un género por el que yo me sienta atraída, básicamente porque soy una miedica… Esta novela, a pesar de los tintes de terror y a pesar de los elementos sobrenaturales, me llamó la atención muchísimo y decidí quedarme solo con lo de thriller que, sumado a que la literatura francesa suele gustarme mucho, acabó por decidirme. Hoy os hablo de La señal.

Sinopsis


El comienzo de La señal es realmente espectacular, me puso los pelos de punta y me dejó en estado de alerta para un buen rato. Sabiamente el autor cambia de tercio inmediatamente y nos presenta a una apacible familia aterrizando en su nuevo hogar. Tom, escritor de teatro, y Olivia, famosa presentadora de televisión, han abandonado la bulliciosa Nueva York y se han mudado a la tranquila y casi aislada ciudad de Mahingan Falls junto a sus hijos. No pasará mucho tiempo para que esta paz se vea alterada por siniestras muertes, llamadas telefónicas espeluznantes y una serie de sucesos extraños de difícil explicación.

Como os decía al principio yo no soy lectora de King, menos aún de Lovecraft, así que no puedo hablaros de esos guiños presentes en la novela sobre los que he leído en otras reseñas, pero sí os diré que esta es precisamente la razón por la que empiezo a preguntarme si quizá mi aversión a determinados géneros sea una película que yo me he montado y quizá, solo quizá, deba replantearme salir más a menudo de mi zona lectora de confort. Porque lo cierto es que La señal es una novela que he disfrutado de principio a fin y con la que he pasado miedo, mucho miedo en algunos momentos, tanto que decidí no leer de noche, no os digo más…

Y ese es el único motivo por el que La señal estuvo este verano conmigo algunos días más de lo habitual porque son casi setecientas páginas de no poder parar de leer. La intriga, el misterio y el miedo no dejan de crecer conforme avanzamos en unos capítulos que prácticamente se devoran con los ojos pegados al libro y eso que, en ocasiones, las descripciones detalladas de las muertes son para estómagos resistentes y, ni por esas, el lector es capaz de levantar la vista y dejar de avanzar. Si al misterio le sumamos los capítulos de corta extensión, el ritmo que no decae en ningún momento y la prosa fluida y fácil de leer, ya tenemos la combinación perfecta para caer en esa trampa mortal que todos conocemos de "leo un capítulo más y lo dejo".

Otro punto muy destacable es la cuidada y acertada ambientación tanto de los escenarios como de la atmósfera claustrofóbica que se respira y que conforme avanza la lectura se va tornando más y más asfixiante. En cuanto al espacio físico es fácil de la mano de Maxime Chattam trasladarnos a ese pequeño pueblo de Nueva Inglaterra y convivir con unos personajes trazados con acierto y naturalidad. Especialmente la familia protagonista me ha parecido una familia real como la que podríamos conformar cualquiera de nosotros.

En definitiva, La señal es un thriller escalofriante y realmente adictivo que yo he disfrutado de principio a fin. Creo que el hecho de aunar distintos géneros, no siendo solo una novela de terror, es un aliciente para que cualquier tipo de lector pueda acercarse a la novela y disfrutarla como lo he hecho yo.

Ficha técnica



12 de septiembre de 2019

Sorteo conjunto de La librería de los corazones solitarios de Robert Hillman


Hoy es jueves y empezamos la nueva temporada con un nuevo sorteo conjunto que esperamos que sea de vuestro agrado. Una novela muy emotiva que disfrutaréis mucho los aficionados a la metaliteratura: La librería de los corazones solitarios, de Robert Hillman.

Pedro de El Búho entre libros, Teresa de Leyendo en el bus, Concha y Bea de De lector a lector y  yo misma, Manuela de Entre mis libros y yo, os ofrecemos la oportunidad, multiplicada por cuatro, de conseguir un ejemplar de esta novela, ya que se sortea un ejemplar por cada blog.

Sinopsis


Tom Hope no piensa que se le dé especialmente bien ser granjero. Solo hace lo que puede: ordeña las vacas, recoge las manzanas, cuida de las ovejas... Tampoco se considera un buen marido porque su esposa lo abandonó y se llevó consigo al pequeño Peter. Pero cuando en su vida aparece Hannah Babel, la alegre y excéntrica mujer que quiere montar una librería en el pueblo, él se atreve a soñar que podrían ser felices juntos.
Sin embargo, en 1968 solo han transcurrido veinticuatro años desde que Hannah llegara a Auschwitz con su hijo pequeño y saliera sola. Y Tom se enfrenta a una batalla contra el dolor y el recuerdo que todavía apenas puede imaginar.

Bases del sorteo


  • Se sortea un ejemplar en cada blog. Podéis apuntaros en los cuatro para multiplicar las posibilidades, pero solo os podrá tocar en uno.
  • Es un sorteo nacional (España).
  • Tienes que ser seguidor del blog en el que te apuntes al sorteo.
  • Deberás rellenar el formulario de Rafflecopter dejando todos los enlaces que quieras que te puntúen. Solo es obligatorio ser seguidor del blog, pero el resto te proporciona puntos extra.
  • Deberás dejar un comentario en el blog diciendo que participas.
  • El plazo para apuntarse al sorteo comienza hoy 12 de septiembre de 2019 y finaliza el 26 de septiembre a las 23:59.
  • El 28 de junio de 2019 se dará a conocer al ganador en cada blog.
  • Los ejemplares los enviará la editorial.



a Rafflecopter giveaway

¡Suerte a todos!

10 de septiembre de 2019

No hay luz bajo la nieve - Jordi Llobregat



A finales de julio tuve la suerte de recibir una edición anticipada de la nueva novela de Jordi Llobregat, No hay luz bajo la nieve, a la venta hoy, y desde ya os la recomiendo. Muchos fuimos los que disfrutamos con El secreto de Vesalio y os aseguro que, aunque es una novela muy distinta a aquella, también lo haréis con esta nueva publicación. Yo pensaba pasar con ella unos cuantos días de sol y playa que terminaron siendo solo dos días porque lo devoré y, además del sol, tuve que incluir la luna porque no podía parar de leer.

Mi opinión

La subinspectora Álex Serra no está pasando por un buen momento ni a nivel personal ni laboral ya que se encuentra suspendida de empleo y sueldo tras un incidente muy grave con un compañero durante una persecución. A pesar de ello su superior la considera la persona adecuada para dirigir la investigación de un crimen cometido en los Pirineos, zona que ella conoce muy bien por haberse criado allí. En las instalaciones destinadas a acoger los Juegos Olímpicos de Invierno ha aparecido el cadáver de un trabajador con una extraña señal en el cuerpo.

No hay luz bajo la nieve atrapa sin remedio desde la primera página convirtiendo la lectura en una de esas novelas para las que estás deseando tener el mínimo hueco libre en el día para volver a sumergirte en sus páginas. Capítulos cortos, muchos personajes con cosas que ocultar, de esos que el lector adivina poco claros, y aún menos fiables, con mayor o menor acierto, distintos hilos aparentemente inconexos y viajes al pasado a través de un diario, conforman un mosaico difícil de hilvanar que Jordi Llobregat resuelve con éxito y acierto, importando muy poco que el lector haya podido intuir más de una cosa antes del desenlace.

El autor aúna con acierto la fluidez y la elegancia en una prosa que se lee sola y con la que conforma una trama sólida en la que no faltan los secretos familiares, los traumas infantiles, el pasado que vuelve con fuerza y un bosque tan misterioso que por momentos roza lo sobrenatural sin abusar de ello y dejando que sea el lector quien decida. Con pulso firme el misterio va creciendo al tiempo que se ramifica ya que intercalada con la narración cronológica de la investigación conoceremos la historia que se nos cuenta en “El diario de Raquel”, el relato de una niña judía que huyó de Francia atravesando los Pirineos. Además, en el hilo principal, a través de un narrador omnisciente contaremos con más información de la que dispone de la policía e iremos trazando nuestras propias teorías al ritmo sostenido que nos impone lectura, un ritmo que nunca decae y que, conforme nos acercamos al desenlace, va incrementándose al igual que lo hace nuestra tensión.

La ambientación es sin duda uno de los puntos más destacables de No hay luz bajo la nieve. Tanto en la trama de la actualidad como en el hilo con el que viajamos al pasado me he sentido trasladada al paisaje de montaña, esa que es casi un personaje más de la novela, y he vivido tanto su grandiosa belleza como la opresión de un bosque no siempre amistoso y una climatología adversa. No necesita el autor para ello de grandes y elaboradas descripciones, sino que con las pinceladas justas consigue situarnos en el centro de la narración, pisando sus escenarios y conviviendo con unos protagonistas trazados con acierto y que hablan a través de sus actos e interacciones y diálogos con el resto de los personajes.

En definitiva, me ha encantado No hay luz bajo la nieve, me dio hasta pena terminarla tan pronto, solo me consuela que tiene toda la pinta de ser el inicio de una saga en cuyas redes caeré gustosamente. 

Ficha técnica



9 de septiembre de 2019

Esta semana leo... #292

Un lunes más os cuento cuáles son mis planes lectores de una semana que comienzo con El latido de la tierra de Luz Gabás. La verdad es que desde Palmeras en la nieve, que me gustó bastante, no había vuelto a animarme con la autora y su anterior novela continúa en mi montón de pendientes, pero esta nueva publicación me da unas vibraciones especiales. Bueno… y que quienes ya la han leído me han hablado maravillas de ella.

No hago más planes porque ciertamente no leo tanto últimamente como lo he hecho en otras épocas así que si lo terminara ya veríamos con cuál me animaría.

Y vosotros ¿qué leéis?

8 de septiembre de 2019

Resumen de junio, julio y agosto

No ha sido mi mejor verano lector, empezando por la cantidad de lecturas (leer trece libros en tres meses ha roto totalmente la media lectora), y terminando por lo dispar de mi satisfacción con ellas. Veamos cúales han sido:

De muchos de ellos ya os he hablado en las minireseñas publicadas esta semana y las próximas semanas os hablaré más ampliamente de las que sin duda han sido las mejores lecturas de este verano.

¡Vamos a por septiembre!


6 de septiembre de 2019

Mini reseñas (IV)



ERRANTES - FLORENCIA ETCHEVES

Conocí a Florencia Etcheves, escritora y periodista argentina, con su anterior trabajo, Cornelia, una novela que abordaba sin tapujos la trata de mujeres así que no tuve ninguna duda a la hora de leer su última publicación. En Errantes conoceremos a Carmen Hidalgo, famosa periodista televisiva, que a raíz de descubrir una antigua foto de su madre, y mientras investiga la conexión que puede existir entre el suicidio de tres adolescentes, se ve envuelta en el peligroso mundo de las sectas. Dos hilos argumentales aparentemente inconexos, al que se unirá un tercero para terminar de descolocarnos totalmente preguntándonos no ya cuál será el punto de unión, que en un momento dado es fácil de intuir, sino el cómo lo hará la autora para que todo case a la perfección como efectivamente termina haciendo.

Una trama ágil que capta nuestra atención lectora desde el inicio y una prosa sencilla y tremendamente visual son las grandes bazas de esta novela que nos conduce casi a ritmo de thriller por una historia sólida y bien armada y es que, sin perderse ni en florituras ni en descripciones, la narración es tan directa y los personajes están tan bien perfilados con sus acciones, que Errantes no necesita más de las doscientas cincuenta páginas que tiene para construir una buena novela a la que merece la pena acercarse sin dudarlo.


EL NIÑO EN LA NIEVE - SAMUEL BJORK

Tras Viajo sola y El búho, Samuel Bjork vuelve con la tercera entrega de esta serie que tiene como protagonistas a los investigadores Holger Munch y Mia Krüger. En El niño en la nieve tres son los asesinatos que mantienen en jaque a la policía en una investigación en la que a cada paso que dan en lugar de avanzar, surgen nuevas incógnitas. Como en cualquier serie que se precie también la vida personal de los protagonistas tiene gran relevancia y, en esta ocasión, vemos cómo poco a poco se van despejando las nubes negras y empieza a asomar el sol y es que, si bien los casos que resuelven son independientes, sin duda esta es una serie en la que es más que recomendable leer los libros en orden si se quieren entender bien las emociones y sentimientos que mueven a los personajes.

El niño en la nieve atrapa desde la primera página con un asesino cruel y una narración muy ágil propiciada por capítulos de corta extensión que invitan a no parar de leer. Tanto es así que sus más de cuatrocientas páginas me duraron un solitario fin de semana de agosto en Madrid plagado de sol, piscina y lectura adictiva. Una trama bien construida que hunde sus raíces en el pasado y unos cuantos giros argumentales sorprendentes hacen que sea una novela muy recomendable para pasar unas cuantas horas de lectura sin pensar en nada más.


LLAMARÁS UN DOMINGO POR LA TARDE - JAVIER CID

Me llamó la atención esta novela cuando recibí un correo presentando su publicación y sin pararme a pensarlo mucho me hice con ella. En Llamarás un domingo por la tarde su protagonista, homosexual y alrededor de los cuarenta años, acaba de sufrir una ruptura sentimental y, como tantos otros en su situación, inicia un periplo dirigido a superar el desamor, espantar la soledad y alcanzar la tan ansiada felicidad. Porque éste y no otro es el tema principal de la novela, una búsqueda en la que no solo los amigos forman una parte fundamental, sino todo aquello que la vida contemporánea nos ofrece de modo que, por ejemplo, las redes sociales, el culto al cuerpo y su exhibición para el resto del mundo son alguno de los puntales sobre los que se asienta la novela.

Llamarás un domingo por la tarde me ha resultado bastante irregular especialmente en cuanto a su ritmo y ello ha provocado que haya tenido sensaciones encontradas. Había capítulos que prácticamente devoraba y otros que, en cambio, me resultaban menos dinámicos de leer. Lo que sí ha prevalecido durante toda la lectura ha sido la íntima conexión con el protagonista, un auténtico "dramas" de la vida con el que en más de una ocasión me he sentido muy identificada. En definitiva, una lectura distinta y una apuesta original.




4 de septiembre de 2019

Mini reseñas (III)


LA SILUETA DEL OLVIDO - JOAQUÍN CAMPS

Disfruté mucho con La última confidencia de Hugo Mendoza así que ni lo dudé cuando vi que el autor publicaba nueva novela. En la silueta del olvido conoceremos a Claudia Carreras, inspectora de policía que dejó Madrid para recalar en Valencia tras una tragedia personal (parece que no puede haber policías felices en las novelas) y al subinspector Ramón Linares al cual no sé ni cómo calificar, con él el autor vuelve a acercarse al histrionismo como ya hiciera con Paloma en su primera novela. Ellos serán los encargados de resolver el secuestro de Lara Valls, hija de una importante familia. Por otro lado, conoceremos a Héctor, un periodista que no pasa por su mejor momento y que prepara un artículo sobre Matías, un profesor en estado vegetativo tras una complicación en una operación. Dos hilos aparentemente con poco o nada en común terminarán confluyen en un buen final que para mi gusto habría sido mejor sin tanto exceso, en ocasiones menos, es más.

Lo primero que sorprende en La silueta del olvido es su narrador que no solo nos conduce por la historia, sino que nos hace partícipes de los pensamientos más íntimos de los protagonistas e incluso toma parte en lo narrado, algo que a mí personalmente me ha terminado lastrando un tanto esta lectura que hasta bien avanzada no alcanza el ritmo y la tensión narrativas de las que sí disfrutamos en su último tercio cuando, tras un giro sorprendente, todo lo que sabíamos hasta el momento se transforma en una historia sórdida y muy muy negra.


EL ECO DE LA PIEL - ELIA BARCELÓ

Tanto Las largas sombras como El secreto del orfebre fueron lecturas que disfruté así que cuando esta novela llegó por sorpresa a casa no pude más que alegrarme de volver a encontrarme con las letras de Elia Barceló. En El eco de la piel Sandra Valdés recibe el encargo de escribir una breve biografía de Ofelia Arráez, una gran empresaria del mundo del calzado que comenzó con una pequeña fábrica en el pueblo natal de Sandra, Monastil. Ambas son las dos grandes protagonistas de esta novela con la que he tenido mis más y mis menos, en parte propiciado porque desde el primer momento tuve claro que Sandra y yo nunca seríamos amigas y es que es un personaje al que no he conseguido comprender y que me ha pesado durante toda la lectura. Por el contrario, Ofelia me ha resultado un personaje realmente fascinante y me hubiera gustado que su historia ocupara mucho más espacio en la novela.

Elia Barceló vuelve a conquistar con una prosa exquisita y delicada con la que viajar del presente al pasado en una historia que se remonta desde la Guerra Civil hasta nuestros días haciéndonos partícipes de un relato familiar cargado de secretos, miedos y vergüenzas, al tiempo que nos ofrece una crónica de los cambios acontecidos a lo largo de casi un siglo y todo ello aderezado con las dosis justas de intriga. Una novela sin duda muy agradable de leer en la que me ha pesado, como os decía al principio, una de sus protagonistas y una serie de coincidencias que, en mi opinión, resultan un tanto excesivas.


LA HUELLA DEL MAL - MANUEL RÍOS SAN MARTÍN

Con su anterior novela, Círculos, no terminé convencida del todo y os confieso que en principio no tenía intención de animarme con esta, pero llegó por sorpresa y las buenas opiniones que iba leyendo me animaron a incluirlo entre mis lecturas veraniegas. La huella del mal nos traslada hasta Atapuerca donde el cadáver de Eva Santos, de 22 años, ha aparecido en pleno yacimiento, desnudo y en posición fetal recordando mucho a otro asesinato acontecido unos años atrás y cuyo supuesto responsable se encuentra en paradero desconocido. De nuevo la inspectora Silvia Guzmán, junto con su antiguo compañero, ahora expolicía, Daniel Velarde, serán los encargados de una investigación con la que el autor aprovecha para poner de relieve una tendencia creciente a retornar a los orígenes y a las formas de vida primitiva y nos plantea, sobre todo, el tema de la violencia como algo intrínseco al ser humano.

El oficio de guionista del autor respira en cada página de La huella del mal ofreciéndonos una narración llena de imágenes potentes y muy dinámica que solo pincha cuando se adentra en la historia de amor pasada entre los protagonistas ya que en algunos momentos resta relevancia tanto al caso en sí mismo como a las reflexiones a las que nos invita Manuel Ríos. En definitiva, un thriller bien llevado en general, con una trama y una ambientación muy originales que se lee en un suspiro, la lectura perfecta para leer bajo el sol.



2 de septiembre de 2019

Esta semana leo... #291

Primer lunes de septiembre y sí, ya era hora de volver a la actividad normal tanto el blog como yo y qué mejor forma de hacerlo que contándoos qué lectura tengo entre manos y que no es otra que Un cadáver con clase de Jessica Fellowes, segunda entrega de la serie Los crímenes de Mitford. La primera novela, que llevaba el mismo título que la saga y cuya reseña podéis leer aquí, me encantó y seguro que esta también lo hará.

Esta semana también volverán las reseñas y lo harán con dos entradas en formato minireseña para quitarme de en medio todo lo que he leído este verano y que no se me eternice el contaros mi opinión sobre ellas, aunque sea brevemente. Os anticipo que, salvo honrosas excepciones, muchas de las lecturas estivales han sido bastante flojitas así que de algunas tampoco tengo mucho que decir.

Y vosotros ¿con qué lectura comenzáis septiembre?

4 de agosto de 2019

Cerrado por vacaciones


¡Nos vemos a la vuelta! 

No olvidéis pasar un feliz verano y llenarlo de grandes lecturas.


26 de julio de 2019

Lo que esconde el mar - Lucía Mallén


Un pequeño receso en las vacaciones del blog para hablaros de una novela de misterio que ha ocupado algunas de mis horas de asueto y playa, Lo que esconde el mar.

Mi opinión


La supervisión de la reforma de su nueva casa en Ibiza es la excusa perfecta para que Nadia, traductora de 39 años y casada con un empresario de éxito, emprenda un viaje en solitario que le servirá, no solo para terminar su último trabajo, sino principalmente para reflexionar sobre un matrimonio que no pasa por su mejor momento. Lo que no espera encontrar Nadia en Ibiza es el misterio que encierra la muerte del anterior propietario, el doctor Montalbán, fallecido tres años antes en extrañas circunstancias, un apasionado de los tesoros arqueológicos que encierra el mar y obsesionado con la diosa Tanit.

El hallazgo de los diarios del doctor sumerge a Nadia y al lector en una novela llena de intriga y belleza paseando por una isla tranquila y paradisíaca en unas fechas en las que aún no se ha producido el desembarco masivo de turistas, dándonos a conocer una Ibiza muy distinta a la que estamos habituados. La autora no solo nos traslada a estos parajes, sino que nos adentra en el mundo de la arqueología, en el misterio de los pecios hundidos en la costa ibicenca y en culturas antiguas, gracias a la que sin duda ha sido una ardua labor de documentación que no siempre queda integrada de forma natural en la narración y los diálogos lastrando en ocasiones el ritmo lector. Y todo ello aderezado con algunos toques románticos que salpican la novela al tiempo que nos ayudan a conocer un poco más a su protagonista.

El uso del narrador protagonista hace que conozcamos de primera mano cómo es Nadia y cómo piensa y que nuestra visión del resto de personajes esté sesgada por su mirada. Es ella la protagonista total y absoluta en una novela en la que los secundarios son casi meras comparsas, sin duda necesarios para el desarrollo de la trama, pero apenas esbozados con meros trazos estereotipados. La narración en primera persona favorece también que la novela tenga algunos momentos reflexivos e intimistas en los que la protagonista ahonda en sus emociones y sentimientos.

La prosa de Lucía Mallén es sencilla, sin artificio, de modo que Lo que esconde el mar es una novela de fácil lectura que por lo general se desarrolla a un ritmo aceptable favorecido por capítulos cortos en los que siempre sucede algo que incrementa el misterio, si bien en ocasiones, sobre todo en el desenlace, la autora fuerza demasiado dando lugar a resoluciones que me han resultado un tanto improvisadas y sin la suficiente base, más basadas en una posible intuición que en una deducción.

En definitiva, Lo que esconde el mar es una novela entretenida que se lee sin dificultad, algo que sin duda se agradece en estas fechas de calor y playa o piscina.

Ficha técnica


26 de junio de 2019

Viento de otoño - Brenna Watson


Es verdad que el género romántico no es lo mío, pero lo cierto es que cuando leí la primera  novela de Brenna Watson, El futuro tiene tu nombre, la disfruté mucho más de lo que esperaba y fue una lectura realmente agradable, además de estar muy bien escrita, así que cuando me ofrecieron la lectura de su segunda novela no voy a decir que no tuve mis dudas, lo romántico siempre me las genera, pero su ambientación histórica me atraía muchísimo y, afortunadamente, me lancé a por ella. Hoy os hablo de Viento de otoño.

Mi opinión


En 1330 un grupo de guerreros escoceses partió hacia Tierra Santa para enterrar el corazón de su rey, Robert the Bruce, pero el destino los llevó hasta Castilla para luchar al lado del rey Alfonso XI. Uno de ellos, Keilan Montroe, no volvió a Escocia y formó una familia lejos de su país. Años después su hija Gabriela se verá sola tras perder a toda su familia y decidirá, junto al fiel Angus Campbell, aquel otro escocés que acompañara a su padre y se quedara con él en Toledo, emprender el largo y peligroso camino hacia Escocia, hacia la única familia que le queda sin saber realmente quiénes de ellos continuarán con vida.

Así comienza Viento de otoño, una novela en la que se aprecia la evolución y el crecimiento de Brenna Watson como autora, así como la versatilidad de la que hace gala embarcándose en una trama con una excelente ambientación en la Escocia del siglo XIV tanto en sus escenarios como en la complicada situación política, ambientación tras la que sin duda hay una ardua labor de documentación que queda perfectamente integrada en una narración que fluye sin prisa, pero sin pausa, situándonos en el meollo de la historia gracias a numerosos detalles que la dotan de vida y verosimilitud.

Con una prosa culta a la vez que fluida, y un estilo elegante y muy cuidado, Brenna Watson nos acerca a unos personajes que rápidamente sentiremos cercanos y naturales, tan bien construidos que despiertan en el lector todo tipo de emociones. Compartiendo protagonismo con la valiente y decidida Gabriela encontramos a Duncan, jefe de los guerreros del clan Montroe, ambos forman el tándem perfecto en el que la fortaleza de carácter y el coraje, se dan la mano con la sensibilidad y los sentimientos más profundos, asistiendo el lector al nacimiento, paso a paso, de una relación que no solo tendrá que luchar contra los elementos externos que hacen de la suya una relación complicada, sino que también tendrán que hacerlo contra ellos mismos. La pluma de la autora, su exquisita sensibilidad, nos adentra en esta relación haciéndonos sentir parte de ella, vibrando con sus protagonistas, sufriendo cuando ellos lo hacen y embargándonos de la dulzura con la que va naciendo el amor entre ellos.

Historia y amor, junto con la lealtad y el honor, son los ingredientes principales de una novela que me ha trasladado totalmente las Highlands sumergiéndome en su lectura de tal forma que el tiempo pasaba sin darme cuenta y no, no es que yo me haya vuelto una romántica empedernida de pronto, pero Viento de otoño no solo es mucho más que una historia de amor, para mí lo principal es que ese romance me parece real, me lo creo, no está azucarado, no me empalaga, es una relación que nace poco a poco, en la que hay dudas, miedos… pero a la que finalmente nada ni nadie puede frenar hasta una verdadera explosión de los sentidos que Brenna Watson nos narra con tanto detallismo como sensibilidad, derrochando sensualidad en cada palabra.

En definitiva, Viento de otoño es una deliciosa novela de corte histórico romántico que nos narra con una prosa exquisita una maravillosa historia de amor, de honor y de lealtad. Una fantástica lectura con una magnífica ambientación en la Escocia del siglo XIV que hará las delicias no solo de los aficionados al género, sino también de aquellos que, como es mi caso, sin ser habituales se decidan a darle una oportunidad.

Ficha técnica





24 de junio de 2019

Esta semana leo... #290

Última semana de junio y la comienzo leyendo La señal de Maxime Chattam de la que llevo muy pocas páginas porque la semana pasada me organicé fatal, raro había sido lo de la anterior, y el fin de semana ha sido una auténtica locura.

Ahora sí que entro en la recta final para preparar mi examen de julio y, además, se avecinan mis bien merecidos días de descanso, sol, playa y lo que se tercie así que, salvo una reseña que dejo programada para esta semana, el blog cierra temporalmente por vacaciones. Este año, en principio, serán largas porque he llegado a un estado de agotamiento total, pero prometo volver con las pilas bien cargadas y con muchas lecturas veraniegas por contaros.

¡Disfrutad!

20 de junio de 2019

El aspecto del diablo - Craig Russell


Vuelvo a caer una y otra vez porque a pesar de tener mil lecturas pendientes cuando me ofrecen un thriller voy como un corderito detrás de él y si lo que me encuentro son novelas como ésta volveré a hacerlo una y otra vez. Hoy os hablo de El aspecto del diablo.

Mi opinión


Checoslovaquia, 1935. Los Seis Diabólicos llevan años encerrados en Hrad Orlù, un psiquiátrico ubicado en un tétrico castillo cuya leyenda cuenta que se construyó para cerrar la boca del infierno. Viktor Kosárek, un joven psiquiatra se dispone a abandonar Praga e incorporarse a su plantilla para probar nuevos métodos mientras la ciudad vuelve a temblar por los crímenes de un sanguinario asesino apodado Delantal.

Un narrador omnisciente en tercera persona será el encargado de trasladarnos una lectura que tiene tanto de thriller como de novela gótica. A través de esta voz el lector no solo obtiene una amplia información, sino que se ve inmerso en el claustrofóbico ambiente del castillo, siente el miedo que se vive en las calles de Praga y se empapa del crispado ambiente político que asola una Europa en la que se cuece la Segunda Guerra Mundial y un país en el que la tensión étnica va creciendo poco a poco.

La demencia más absoluta y los crímenes más horrendos son los protagonistas de una novela que bebe de las teorías de Carl Jung y se empapa de los mitos y las supersticiones de Centroeuropa y Europa del Este. Con descripciones tan justa como visuales y diálogos naturales e inteligentes, Craig Russell sigue un hilo temporal lineal salpicado de flashbacks para acercarnos no solo a la vida de sus personajes, sino para hacernos penetrar en su psique y sin duda alguna lo consigue, tanto que la lectura de El aspecto del diablo nos depara momentos realmente escalofriantes porque no es solo el joven psiquiatra quien intenta entrar en la mente enferma de Los Seis Diabólicos, sino que somos nosotros mismos, los lectores, los que penetraremos en ellas para vivir de primera mano el horror que nos enfrenta a la oscuridad total, esa que invade a aquel a quien su mente lúcida le ha abandonado sin ni siquiera él mismo saberlo.

En El aspecto del diablo dos hilos argumentales, la investigación de los crímenes de Delantal y el tratamiento psiquiátrico de Los Seis Diabólicos, avanzan de forma paralela hasta tocarse en un punto para formar una historia tan única como escalofriante de la que el lector forma parte quiera o no, tal es la fuerza de lo narrado y la pericia del autor a la hora de hacerlo, con una prosa tan rica como cuidada y un estilo culto y elegante que invita a una lectura pausada a pesar de la continua necesidad de saber más y de adentrarnos sin remedio en la locura más absoluta.

En definitiva, El aspecto del diablo es una tétrica y oscura novela que combina con acierto lo mejor del thriller con la novela gótica ofreciendo al lector unas cuantas horas de inquietante lectura hasta un desenlace que no por esperado deja de ser menos impactante.

Ficha técnica

17 de junio de 2019

Esta semana leo... #289

La semana pasada conseguí organizarme bastante bien y compaginar trabajo, casa, estudios y lectura de forma que no solo terminé El aspecto del diablo, sino que comencé Viento de otoño de Brenna Watson con el que he avanzado bastante durante el fin de semana por lo que sin duda pronto podré comenzar con una nueva lectura pendiente de decisión.

Tan bien me he organizado que incluso podré publicar una reseña que casi tengo terminada. Ojalá esta semana consiga organizarme así de bien.

Y vosotros ¿qué leéis?

15 de junio de 2019

Ganador de Poesía de la vida


Ya tenemos el nombre de la persona que disfrutará de Poesía de la vida de Andrés Aberasturi y el ganador de un ejemplar y es...

a Rafflecopter giveaway

¡Felicidades, Ana María! Necesito tus datos postales para hacerte llegar el ejemplar. Como ya sabes para ello preciso de tu consentimiento expreso por lo que en el correo que envíes a entremislibrosyo@gmail.com debes incluir el siguiente texto:

"Doy mi consentimiento al tratamiento de los datos que proporciono en este correo con el único fin de recibir el premio de este sorteo, un ejemplas de Poesía de la vida de Andrés Aberasturi."

El resto no olvidéis visitar los otros blogs organizadores por si habéis sido afortunados con ellos.


¡Gracias a todos por participar!

12 de junio de 2019

Resumen de mayo


¡Qué bien se me ha dado mayo! Lo cual me alegra porque junio pinta negro negro y si consigo leer un par de libros me daré por satisfecha. Eso sí, en vacaciones espero poder desquitarme de este mes que tan liada me tiene con otros menesteres. Pero eso será más adelante, veamos ahora cuáles han sido mis lecturas del pasado mes.


Siete lecturas y todas ellas muy satisfactorias, con mención especial al novelón que nos ha regalado Víctor del Árbol, Antes de los años terribles.

¡Vamos a por junio!


10 de junio de 2019

Esta semana leo... #288

Pues esta semana no me queda otra que contaros que continúo leyendo El aspecto del diablo de Craig Russell, que me está gustando, pero para el que no he tenido tiempo apenas y estos días se avecinan aún peor ya que entro de lleno en el estudio a tope. Aun así, lo terminaré y algún otro comenzaré porque entre tema y tema, todos necesitamos un ratito de desconexión y para mí, nada como la lectura para ello.

Aprovecho para recordaros que hay un sorteo activo en el blog, si aún no os habéis apuntado podéis ir a las bases clicando en el banner.



Y vosotros ¿qué leéis?