18 de febrero de 2020

Sorteo conjunto de La psicóloga de Helene Flood


Hoy se publica en España La psicóloga de Helene Flood, un thriller que ya recomiendan 28 países y al que se dedican adjetivos como impresionante, impecable, inteligente, original, sorprendente… ¿No me digáis que no entran ganas de ir ya corriendo a por él? Pues una semana más Pedro de El Búho entre libros, Teresa de Leyendo en el bus, Concha y Bea de De lector a lector y yo misma, Manuela de Entre mis libros y yo os ofrecemos la oportunidad, multiplicada por cuatro de ganar un ejemplar. ¿Queréis participar?

Sinopsis 


Una mañana, después de dejarle un mensaje en el contestador, el marido de Sara desaparece sin dejar rastro. Ella creía que Sigurd había quedado con unos amigos, pero ellos tampoco saben dónde está. Para Sara, Sigurd miente; para la policía, la experiencia de Sara como psicóloga la convierte en sospechosa. Pero, cuando los detectives descubren que la vida de Sara está siendo vigilada mediante cámaras y micrófonos ocultos, se dan cuenta de que ni la verdad es tan obvia, ni la mente tan poderosa.

Bases del sorteo

  • Se sortea un ejemplar en cada blog. Podéis apuntaros en los cuatro para multiplicar las posibilidades, pero solo os podrá tocar en uno.
  • Es un sorteo nacional (España).
  • Tienes que ser seguidor del blog en el que te apuntes al sorteo.
  • Deberás rellenar el formulario de Rafflecopter dejando todos los enlaces que quieras que te puntúen. Solo es obligatorio ser seguidor del blog, pero el resto te proporciona puntos extra.
  • Deberás dejar un comentario en el blog diciendo que participas.
  • El plazo para apuntarse al sorteo comienza hoy 18 de febrero de 2020 y finaliza el 5 de marzo a las 23:59.
  • El 7 de marzo de 2020 se dará a conocer al ganador en cada blog.
  • Los ejemplares los enviará la editorial.



¡Suerte a todos! 



17 de febrero de 2020

Esta semana leo... #311

Tras un fin de semana en el que he estado leyendo El accidente de Lauren Marsh de Guillem Morales, con quien podré charlar mañana, comienzo la semana leyendo por fin Un fuego azul de Pedro Feijoo, una novela de la que solo oigo cosas buenas y que me apetece muchísimo y que he tenido que ir posponiendo por distintos motivos, pero a la que por fin le ha llegado el turno.

Aprovecho para recordaros que tenéis activo en el blog el sorteo de La red de Alice de Kate Quinn, si aún no os habéis apuntado podéis ir a las bases clicando en el banner.



Y vosotros ¿qué leéis?

13 de febrero de 2020

Sorteo conjunto La red de Alice de Kate Quinn


Aunque nos hemos hecho de rogar un poco, hemos vuelto una semana más con un sorteo de una novela más que apetecible. Como viene siendo habitual Pedro de El Búho entre libros, Teresa de Leyendo en el bus, Concha y Bea de De lector a lector y yo misma, Manuela de Entre mis libros y yo os ofrecemos la oportunidad, multiplicada por cuatro de ganar un ejemplar de La red de Alice de Kate Quinn una novela histórica con espías como protagonistas. ¿Queréis participar? Es tan fácil como siempre.   

Sinopsis 


1947. La joven americana Charlie St. Clair está embarazada, soltera y a punto de ser expulsada de su muy decente familia. Mientras su mundo se viene abajo, su única ilusión es la débil esperanza de que su amada prima Rose, que desapareció en la Francia ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, siga viva.
1915. Un año después del estallido de la Gran Guerra, Eve Gardiner está deseando unirse a la lucha contra los alemanes, así que no duda un instante cuando es reclutada como espía de la organización clandestina conocida como «la red de Alice».
Tres décadas más tarde, obsesionada por la traición que destruyó la red, Eve pasa sus días entre botellas de alcohol encerrada en su ruinosa casa de Londres. Hasta que una joven americana aparece en su puerta pronunciando un nombre que Eve no ha escuchado desde hace décadas y embarcada en una misión: averiguar la verdad sin importar a dónde conduzca.

Bases del sorteo

  • Se sortea un ejemplar en cada blog. Podéis apuntaros en los cuatro para multiplicar las posibilidades, pero solo os podrá tocar en uno.
  • Es un sorteo nacional (España).
  • Tienes que ser seguidor del blog en el que te apuntes al sorteo.
  • Deberás rellenar el formulario de Rafflecopter dejando todos los enlaces que quieras que te puntúen. Solo es obligatorio ser seguidor del blog, pero el resto te proporciona puntos extra.
  • Deberás dejar un comentario en el blog diciendo que participas.
  • El plazo para apuntarse al sorteo comienza hoy 13 de febrero de 2020 y finaliza el 27 de febrero a las 23:59.
  • El 29 de febrero de 2020 se dará a conocer al ganador en cada blog.
  • Los ejemplares los enviará la editorial.


¡Suerte a todos! 



11 de febrero de 2020

Alguien a quien conoces - Shari Lapena


Del desarrollo de La pareja de al lado recuerdo las pinceladas justas, lo que sí recuerdo perfectamente, como si estuviera leyéndolo ahora mismo, es lo enganchada que me tuvo, tanto que algún pero que le encontré quedó totalmente difuminado y no sé muy bien por qué no leí las siguientes novelas de Shari Lapena, supongo que andaría como siempre hasta arriba de lecturas pendientes, pero tenía claro que con esta que acaba de publicar no me iba a suceder lo mismo. Hoy os hablo de Alguien a quien conoces.

Mi opinión


Aylesford es una pequeña y tranquila ciudad en la que a poca distancia de Nueva York sus habitantes disfrutan de una apacible vida en contacto con la naturaleza hasta que Amanda Pierce desaparece sin dejar rastro mientras se supone que estaba de compras en Nueva York con una amiga y su marido, Robert, la esperaba en casa. Al mismo tiempo otra familia vecina de los primeros, los Sharpe, vivirán su propio infierno cuando descubren que su hijo adolescente ha estado colándose en casa de los vecinos para cotillear en sus ordenadores.

Así comienza una novela de esas en las que empezar a leer y no poder parar es todo uno. Shari Lapena nos implica inmediatamente en las vidas de personas normales y corrientes, todos ellos vecinos y muchos, además, amigos, que de la noche a la mañana se ven implicados en una desaparición primero y un asesinato después y algunos, como los Sharpe, con sus propias preocupaciones que han de mantener en secreto si no quieren arruinar la vida de su hijo. La primera y principal baza con la que juega Alguien a quien conoces es que el lector no necesita hacer el más mínimo esfuerzo para verse en una situación así porque te puede pasar a ti, o a tu vecino… a cualquiera de nosotros, con todo lo que ellos conlleva, el miedo, las dudas, los cotilleos en el vecindario, los secretillos que empiezan a salir a la luz en un barrio residencial idílico que solo lo es en apariencia porque el que más, el que menos, esconde sus pequeñas o grandes miserias.

Misterio y suspense no dejan de crecer en una novela en la que creo que he sospechado de todo el mundo para, cada vez que elegía a un culpable, dar la autora un giro y volver a dejarme como al principio. Con una prosa sencilla y un estilo directo y funcional Shari Lapena me ha obligado a leer de forma compulsiva aislándome totalmente de lo que me rodeaba y obligándome a aprovechar cada minuto libre para leer unas pocas páginas e intentar descubrir en qué punto las dos subtramas se iban a encontrar haciendo que todo terminase de saltar por los aires mientras me llevaba en volandas hasta un desenlace sorprendente que cierra toda la trama sin dejar fleco alguno.

En definitiva, Alguien a quien conoces es una lectura muy entretenida y totalmente adictiva. Puro entretenimiento para pasar unas tardes intentando saber qué ocurrió con Amanda y qué otros grandes y pequeños secretos nos encontraremos en estas personas tan normales que podríamos ser cualquiera de nosotros.

Ficha técnica







10 de febrero de 2020

Esta semana leo... #310

Tal y como suponía el lunes pasado, la semana anterior fue muy floja en cuanto a lecturas, tuve muy poco tiempo y hoy solo os puedo contar que, aunque comencé Casas y tumbas de Bernardo Atxaga, tan solo leí unas pocas páginas por lo que será mi lectura para esta semana.

Supongo que hacia el fin de semana ya podré comenzar otra y será Un fuego azul de Pedro Feijoo, una novela de la que solo oigo cosas buenas y que me apetece muchísimo.

Y vosotros ¿qué leéis?

6 de febrero de 2020

La casa del padre - Karmele Jaio


Aunque otra novela de Karmele Jaio lleva demasiado tiempo en mis estanterías esperando su turno, su última publicación llamó inmediatamente mi atención, tuve la intuición de que sería una de esas novelas que me dejan huella y las opiniones que fui leyendo sobre ella solo hacían que confirmármelo. Hoy os hablo de La casa del padre.

Mi opinión


En La casa del padre conoceremos a Ismael, un escritor de éxito bloqueado delante de la página en blanco en la que debería estar tomando forma su nueva novela. Conoceremos a su mujer, Jasone, una escritora en ciernes durante su juventud que olvidó sus sueños tras su boda y la llegada de sus hijas, limitándose a ser la mejor lectora cero y correctora de las novelas de Ismael, pero en la que algo ha empezado a removerse en los últimos tiempos. Cuando la madre de Ismael debe ser hospitalizada, este se hará cargo, hasta que llegue desde Berlín su hermana Libe, feminista militante y mejor amiga de Jasone, del cuidado de su padre que no anda demasiado bien de la cabeza.

Estructurada en bloques de capítulos breves, dedicando cada bloque bien a Ismael, bien a Jasone y, en menor medida, a Libe, La casa del padre es una novela tan inteligente y cercana como ágil, tan ágil que, en ocasiones, he debido obligarme a mí misma a echar el freno y no dejarme llevar para disfrutar plenamente de una lectura que nos invita a una continua reflexión a través de unos personajes complejos y llenos de dudas e incluso incoherencias familiares para cualquiera de nosotros, tanto que en más de una ocasión nos parecerá que es nuestra voz la que ha tomado cuerpo en las páginas. Todos ellos comparten el peso de lo no dicho, lo anhelado y callado que les inquieta y que les enfrenta a sus propias contradicciones.

Los tres puntos de vista que se nos ofrecen sobre un mismo y universal tema son tan antagónicos como complementarios y para hacerlos llegar al lector Karmele Jaio utiliza el narrador en segunda persona que interpela directamente en los capítulos dedicados a Ismael y Libe, y nos reserva una poderosa voz en primera persona para Jasone con la que sentiremos el dolor por haber postergado sus sueños y por haber reducido su vida al papel de esposa y madre, que no por ser importante ha de ser el único, y con la que viviremos un renacer en el que reencontrarse con aquella que fue y, sobre todo, con aquella que un día quiso ser.

Me ha sorprendido muy especialmente Ismael, ese hombre que no entiende nada, que no se identifica en ese “vosotros” que le escupe su mujer al más mínimo enfrentamiento, que reclama su propio yo porque él no es “los hombres”, él es solo un hombre, Ismael y no es malo, y aun así se siente atacado, él nunca ha tratado mal a ninguna mujer y, a pesar de ello, se siente culpable ante las mujeres, esas grandes desconocidas, sin tener muy claro el por qué. Y así, con las discusiones con su mujer y con ese nuevo cometido que le ha encargado su madre de cuidar a su padre, Ismael va tomando conciencia de la huella y las consecuencias que una determinada educación han ido dejando generación tras generación.

Construye así Karmele Jaio una novela sobre los roles de género, sobre la masculinidad y la feminidad que, a menudo de forma más pasiva que activa, se transmiten a través de la familia y la sociedad. Roles que nos encorsetan y atrapan en lo que debemos ser o hacer dependiendo de nuestro sexo y dejando de lado lo que realmente queremos ser enfocándolo con dos familias muy distintas, la de aquellos Ismael y Libe niños, y la que Ismael ha construido junto a Jasone y sus hijas. Una novela que toca también otros temas como el maltrato que no deja huellas físicas porque no hay golpes, pero que aun así ata y mortifica como el que más. O la culpabilidad, muy presente también en una narración que la aborda desde distintas perspectivas.

En definitiva, La casa del padre es una novela inteligente y profunda sobre la construcción de la identidad como hombre y mujer que invita a la reflexión del lector independientemente de su sexo. Una novela que estoy segura de que no dejará indiferente a ningún lector. No os la perdáis.

Ficha técnica

4 de febrero de 2020

La tierra esconde tu secreto - Lina Bengtsdotter


El año pasado leí Annabelle, la novela con la que Lina Bengtsdotter daba inicio a una saga de novelas protagonizadas por la subinspectora Charlie Lager y dado que la experiencia lectora fue realmente positiva, en cuanto vi entre las novedades de Planeta que en enero se publicaba la segunda entrega no lo dudé ni un momento y me hice con ella. Hoy os hablo de La tierra esconde tu secreto.

Mi opinión


Treinta años atrás el cuerpo de un adolescente, Paul Bergman, fue hallado en el lago. Su muerte se catalogó como suicidio. Semanas después Francesca Mild, su mejor amiga, desapareció sin dejar rastro alguno. Ambos eran alumnos de un prestigioso internado cercano a Gullspång. En la actualidad, la casualidad hace que Charlie Lager lea un artículo sobre el caso y aprovechará su vuelta a su pueblo natal, en teoría para echar una mano a una amiga que está pasando por un mal momento, para involucrarse personalmente en la búsqueda de saber qué le ocurrió realmente a Francesca.

Volvemos encontrarnos con Charlie Lager, una policía que arrastra una pesada carga fruto de una infancia complicada que ya empezamos a vislumbrar en Annabelle y que en esta nueva novela vuelve con fuerza cuando al caso que investiga parecen llegar ecos de su turbulenta niñez, haciendo que se despierten de nuevo los fantasmas del pasado que la obligan a mirar de nuevo hacia esa oscuridad que no deja de acecharla y en la que poco a poco va descubriendo un poco más de sí misma conforme va sabiendo más de Betty, su madre, un personaje ausente, pero de enorme relevancia tanto en la novela anterior como en esta. Junto a Charlie, repiten muchos de los que ya conocimos en la anterior novela y debutan otros para los que la autora precisa de unas pocas pinceladas para que los conozcamos y sintamos como personas reales. Me ha gustado especialmente la otra protagonista de la novela, Francesca, una adolescente cuyo sufrimiento traspasa las páginas y con la que la autora pone de relieve el sufrimiento de los que piensan y sienten diferente a la generalidad y la incomprensión a la que se ven sometidos incluso por aquellos que más deberían apoyarlos.

En las novelas de Lina Bengtsdotter se da tanta importancia a las emociones y sentimientos de sus personajes, como a la investigación en sí misma lo que convierte a sus libros en una especie de soplo de aire fresco para el género. Contribuye también a ello la ambientación en un pequeño pueblo como es Gullspång, un lugar que, por ubicación, podría ser idílico y en el que por el contrario subyacen los mismos miedos que en cualquier otro lugar aumentados por una especie de desaliento y desesperanza que cala en el lector. La autora dibuja el entorno y lo dota de una vida propia en la que destaca un aire opresivo que nos alcanza de lleno durante la lectura y que contrasta con algunos de los escenarios descritos de abrumadora belleza como el bosque o el lago.

Alternando el presente, con una narración en tercera persona, y el pasado, con la voz en primera persona de Francesca, la autora consigue tener en tensión al lector en todo momento, aumentando la intriga conforme avanzamos en la lectura y demostrando que no es necesario un ritmo frenético en el que continuamente pasen cosas para crear una verdadera necesidad de continuar leyendo hasta llegar a un final tan sorprendente como coherente con lo narrado.

En definitiva, La tierra esconde tu secreto es una novela negra magníficamente ambientada en la que priman las emociones de sus personajes. Una lectura sin duda muy recomendable, aunque debo advertir que, si bien el caso investigado queda totalmente cerrado, el lector que comience con esta se perderá la trama personal de su protagonista con lo que la lectura no será tan completa como lo es para aquel que ya conoce a Charlie Lager y que tras esta segunda entrega se va adentrando un poco más en su psique.

Ficha técnica








3 de febrero de 2020

Esta semana leo... #309

Primer lunes de febrero y os cuento que comienzo la semana con Alguien a quien conoces de Shari Lapena, una autora de la que leí La pareja de al lado que me dejó buen sabor de boca, pero con la que no había vuelto a animarme.

Tengo intención también de empezar a leer hacia finales de semana Casas y tumbas de Bernardo Atxaga, una novela que se publica el próximo jueves y que me atrae muchísimo, aunque lo cierto es que no sé si voy a tener tiempo ya que el fin de semana lo tendré muy ocupado con una celebración muy especial y a partir del viernes voy a leer muy poquito.

Y vosotros ¿qué leéis?

1 de febrero de 2020

Resumen de enero


Con qué buen ritmo he empezado 2020, vamos a ver cuánto tiempo lo mantengo. Lo que desde luego no he logrado ha sido cumplir mi primer propósito lector para este año que era quitarme mínimo un pendiente con meses en casa cada mes. En fin, no puede ser todo. 

Libros leídos


  1. Rómpete, corazón. Cristina López Barrio.
  2. Te encontraré en la oscuridad. Nathan Ripley.
  3. El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes. Tatiana Tîbuleac.
  4. Nunca fuimos héroes. Fernando Benzo.
  5. La casa de modas. Julia Kröhn.
  6. La tierra esconde tusecreto. Lina Bengtsdotter.

Seis novelas de géneros y estilos muy variados con las que en general he disfrutado muchísimo con especial mención a El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes, mi primer cinco estrellas del año, y Nunca fuimos héroes, esta la califiqué en Goodreads con 4,5 pero de verdad que me estoy pensando darle esa media estrella porque van pasando los días y me va gustando cada vez más. Como os decía estoy contenta y no solo con las lecturas, sino también con mi disciplina reseñadora y es que salvo la última todas están reseñadas e incluso esta la podréis leer la próxima semana.

¡Vamos a por febrero!

30 de enero de 2020

La casa de modas - Julia Kröhn


Los que me conocéis lo sabéis: me encanta la moda. Me gusta estar informada sobre nuevas tendencias, rara es la semana que no voy de compras y normalmente cuido mucho cómo me visto y cómo combino lo que llevo puesto así que no es de extrañar que cualquier libro que se ambiente en este mundillo llame rápidamente mi atención. Hoy os hablo de La casa de modas. 

Mi opinión


La casa de modas es un recorrido por buena parte del siglo XX. En la novela conoceremos a Fanny, que en los años veinte intenta abrirse camino en París como diseñadora. Conoceremos también a su hija, Lisbeth, que en los años cuarenta, con la dura posguerra como telón de fondo, intenta reflotar en Frankfurt la casa de modas de su familia. Y por último conoceremos a Rieke, que en los años 70 debe enfrentarse a una difícil decisión relacionada con esa misma casa de modas que su madre logró sacar adelante.

La casa de modas es una saga familiar protagonizada por estas tres generaciones de mujeres unidas por algo más fuerte que un apellido, algo como su fortaleza y su resolución a la hora de luchar por sus sueños enfrentándose a las etiquetas y encorsetamientos de una sociedad que, aunque cambiante a lo largo de los años recorridos en la novela, intenta constreñirlas a un papel siempre secundario con respecto al hombre y limitado a las paredes del hogar y al cuidado del marido e hijos y es que la moda es sin duda muy importante en esta novela, pero son otros muchos aspectos, como este mensaje feminista que rezuma de principio a fin y que en acertados símiles la autora enlaza precisamente con la forma de vestir de la mujer, los que hacen de La casa de modas una novela con muchos y variados ingredientes pudiendo gustar, de esta forma, a lectores muy dispares.

Secretos familiares y una gran historia de amor se esconden entre las páginas de una novela que se lee con gusto e interés. Con una prosa sencilla y pulcra y un estilo liviano, La casa de modas se lee con facilidad, interesado el lector en tres historias que realmente son una, en tres mujeres que, cada una en su tiempo, se enfrentan a todas las vicisitudes por salir adelante.  Tres épocas muy dispares y mujeres muy distintas, pero siempre una decisión trascendental a la que enfrentarse mantienen el interés por una novela muy ágil, a lo cual contribuye que se vayan alternando las tres historias saltando de una protagonista a otra, pero uniendo siempre los hechos que, en ocasiones, una narra, otra los recuerda y la última los conoce porque alguien se lo contó.

Y mientras nos adentramos en la vida personal de cada una de las protagonistas, Julia Krhön aprovecha para realizar un retrato de la sociedad de cada una de las épocas que nos hace visitar consiguiendo, con las pinceladas justas y a través de acontecimientos más que de descripciones, que el lector transite por las páginas de la novela sintiendo que se ha trasladado a una época lejana en el tiempo, aunque cercana en algunos de los problemas que se narran.

En definitiva, La casa de modas es una saga familiar que, con el trasfondo del mundo de la moda, nos ofrece una historia de secretos familiares y de lucha personal mientras recorremos buena parte del siglo XX. Una lectura muy agradable que disfrutará casi cualquier tipo de lector.

Ficha técnica




28 de enero de 2020

Nunca fuimos héroes - Fernando Benzo



Sobre mediados de diciembre alguien me dijo que esta novela tenía que leerla sí o sí y yo, que me hace falta muy poco para crearme ansiedades, empecé a contar los días para tenerla entre mis manos y adentrarme en su lectura, justo lo que hice en cuanto abrí el paquete y la vi. Hoy os hablo de Nunca fuimos héroes.

Mi opinión


Años después de su jubilación a Gabo, policía retirado tras dedicar toda su vida a la lucha antiterrorista, se le presenta la oportunidad de ajustar cuentas con el pasado. Harri, el terrorista que se convirtió en su fijación y que hace años huyó a Colombia, ha vuelto a España. No se le puede detener porque no hay nada pendiente contra él después del tiempo transcurrido, pero nadie duda que algo se trae en manos así que Gabo, extraoficialmente, intentaré averiguar qué es.

Mezclando ficción y realidad Fernando Benzo nos regala una novela que resulta ser un homenaje a los muchos hombres y mujeres que durante años dedicaron su vida a la lucha contra ETA y lo hace con un libro de los que cuando comienzas a leer ya no puedes parar. No solo crea interés en lo narrado desde la primera página, sino que lo hace con un estilo falsamente sencillo con el que tenía la sensación de estar yo misma entre sus páginas, tomando algo en la barra de esa primera escena en la que el protagonista, Gabo, ya se mete al lector en el bolsillo. Son tantas las bondades de Nunca fuimos héroes que justo esta, el protagonista y resto de personajes, puede ser un buen punto para comenzar a desgranarlas. El autor nos presenta un elenco que nos creemos y sentimos como personas reales desde que los conocemos y es que, en esta lucha de malos y buenos, estos últimos tampoco son perfectos, el mismo Gabo arrastra una pesada mochila de culpa que la vuelta de Harri despierta con nueva fuerza, iniciando así el protagonista un duro viaje emocional hacia su pasado con el que se reabren aquellas heridas que nunca terminaron de cicatrizar. Con Gabo viviremos la evolución desde un joven policía que, lleno de ilusión e idealismo, llega a su primer destino en San Sebastián, hasta el policía ya maduro y bregado en mil situaciones complicadas, marcado por pérdidas irreemplazables y dolorosos fracasos que lo abocan a la decepción que lo empuja a abandonar el servicio activo.

Ese viaje emocional del que os hablaba es el hilo conductor con el que Fernando Benzo nos traslada a la historia más reciente de nuestro país, al terrorismo de ETA, organización que a lo largo de la novela no se nombra en ningún momento, limitándose el autor a referirse a ella como a “la banda”. Su metodología terrorista, la forma de captación de nuevos gudaris con el convencimiento de una opresión para ellos real, sus más que posibles vínculos con el narcotráfico y el trabajo policial en una época en la que los medios no eran los de ahora. La alegría cuando se produce una detención o se impide un atentado y la frustración cuando uno nuevo vuelve a golpear, quedan perfectamente retratados en una novela que, en algunos momentos, resulta tremendamente emocional. Una novela en la que también tiene cabida, no podía ser de otro modo, la guerra sucia contra el terrorismo.

Según nos cuenta el propio autor en una nota final, Nunca fuimos héroes recupera algunos de los testimonios de un texto escrito años atrás junto a Pedro Gómez de la Serna, con quien coincidió trabajando en el Ministerio del Interior, que nunca llegó a publicarse por la petición de confidencialidad de algunas de las personas cuyas vivencias recogía. Casi veinte años después, y con una actualidad totalmente distinta a la de entonces, algunos de esos testimonios ven la luz en esta novela policial habitada por hechos reales y es que así los sentimos a lo largo de sus cuatrocientas páginas. El dolor y la alegría, la culpabilidad y la lealtad, la tensión… todas ellas son emociones que traspasan las páginas y que llegan a un lector que se siente en el centro mismo de la narración.

En definitiva, Nunca fuimos héroes mezcla realidad y ficción para construir una magnífica novela que recorre la historia del terrorismo en nuestro país mientras nos narra cómo vivieron los policías la lucha antiterrorista y las consecuencias que esta tuvo en sus vidas. Una novela que, a pesar de su título, nos habla de los muchos héroes anónimos que lucharon por erradicar la violencia terrorista. No os la perdáis.


Ficha técnica

27 de enero de 2020

Esta semana leo... #308

Un lunes más os cuento mis planes lectores para una semana que comienzo leyendo La tierra esconde tu secreto de Lina Bengtsdotter, segunda entrega de una serie de novelas policíacas protagonizada por la inspectora Charlie Lager a la que conocimos el año pasado con Annabelle.

Y en esta ocasión sí que tengo claro qué leeré después y se trata de La casa del padre de Karmele Jaio. Me apetece muchísimo esta novela, llamó mi atención en cuanto la vi entre las novedades de Destino y, aunque me da un poco de cargo de conciencia porque hace tiempo que tengo pendiente de leer otro libro de la autora, voy a lanzarme a por ella ya.

Y vosotros ¿qué leéis?

23 de enero de 2020

Te encontraré en la oscuridad - Nathan Ripley


El pasado mes de diciembre andaba echando un vistazo a las distintas novedades que encontraríamos en enero en las librerías cuando un thriller, ya sabéis que no me resisto a ellos, llamó mi atención por lo macabro que me pareció su punto de partida, así que ni corta ni perezosa decidí hacerme con él y ha sido una de mis primeras lecturas de este año. Hoy os hablo de Te encontraré en la oscuridad.

Mi opinión

Martin Reese hizo fortuna con una empresa de tecnología cuya venta por una importante cifra le permitió retirarse joven y poder dedicarse a su familia y a su afición secreta: seguir pistas de crímenes de asesinos en serie hasta dar con los cadáveres de mujeres que nunca aparecieron. Tras los hallazgos realiza una llamada anónima a la policía para que esta sepa dónde se encuentra y echándoles en cara que no hicieran su trabajo y que sea él quien tenga que devolver a las familias sus seres queridos. La detective Sandra Whittal quiere darle caza ya que no tiene ninguna duda sobre cuál puede ser el siguiente paso de ese al que llaman El Buscador, pero este no solo ha llamado la atención de la policía, sino también el de alguien que no tiene ningún interés en que sigan apareciendo cuerpos.

Martin no es simplemente un ciudadano abnegado que quiere hacer el bien, esto le queda claro al lector en cuanto descubre que el siguiente cadáver que quiere encontrar es el de su cuñada, la hermana de su mujer, desaparecida hace años cuando aún eran universitarias, antes incluso de que ellos se conocieran. La evolución que va sufriendo el personaje a lo largo de las páginas conforme avanza la novela es uno de los puntos fuertes de una lectura que en todo momento me ha mantenido con la indecisión de posicionarme o no al lado del protagonista. Luces y sombras para un personaje lleno de aristas y trazado con acierto para conseguir que lo sintamos como un personaje real. Junto a él otros cuantos personajes, tanto policías como relacionados de una forma u otra con Martin, componen un elenco sólido y creíble con el que entrar de lleno en una novela que en algunos momentos me ha puesto los pelos de punta.

La maldad humana es el gran tema en torno al cual gira Te encontraré en la oscuridad. Nathan Ripley nos sumerge en una trama tan oscura como inquietante y nos lleva, con un ritmo sostenido y constante, retándonos en todo momento a tomar una decisión sobre la moralidad del protagonista, que siempre sentimos como un narrador poco fiable, hasta un desenlace efectivo, que cierra sin fisuras la trama y que nos deja con la misma indecisión sobre Martin que al principio.

El autor no se limita a narrar hechos, sino que encontramos también múltiples análisis y reflexiones sobre la maldad y la violencia encarnados en el asesino que ahora persigue a Martin y con el que el desprecio por la vida alcanza cotas que, en algunos momentos, vuelven la lectura una tarea ardua solo de imaginar que en realidad existen personas así para quienes la vida de otra no vale nada cuando se trata de satisfacer sus más oscuros deseos. Nathan Ripley retrata estos aspectos sin paños calientes a la vez que su asepsia en la narración resulta tan inquietante como lo narrado.

En definitiva, Te encontraré en la oscuridad es un thriller distinto que aporta novedades al género a través de una historia muy oscura e inteligente que gracias a la pluma de Nathan Ripley resulta muy real.


Ficha técnica

21 de enero de 2020

El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes - Tatiana Tîbuleac


Hoy vengo con una de esas novelas de las que sé que, diga lo que diga, lo exprese como lo exprese, esta reseña no conseguirá hacerle justicia a una novela tan bella como dura y triste. Hoy os hablo de El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes de Tatiana Tîbuleac.

Mi opinión

 
Con graves problemas mentales y arrastrando la pesada carga de la muerte temprana de su hermana pequeña, Aleksey fue un niño al que nadie supo querer y después fue un adolescente que no controlaba su ira, motivo por el que estuvo ingresado en una institución psiquiátrica, y que empleaba toda su rabia y dolor en odiar a su madre. Ya adulto, convertido en un pintor famoso, y por recomendación terapéutica, Aleksey se sumergirá en su pasado para rememorar el verano que pasó con su madre en Francia.

Estructurada en capítulos muy cortos entre los que se salpican algunos de una sola frase variante de la que da título al libro, El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes es una de esas lecturas que llegan para dejar una huella indeleble en el corazón de un lector que asiste, debatiéndose entre la incredulidad y la ternura, a la fragilidad de dos personajes rotos incapaces de gestionar su dolor mientras se dirigen, a veces sin saberlo, a un punto de encuentro en el que sus vidas cambiarán para siempre.

Una novela de crecimiento y reconciliación sobre las relaciones maternofiliales, sobre el perdón y la pérdida. Una novela sobre el amor que nunca muere y que crece y brota, cuando uno menos lo espera, incluso en los terrenos más áridos que todos dieron por muertos para siempre. Una novela de esperanza porque incluso cuando todo parece perdido hay alguien que nos ama y, lo más importante, hay alguien a quien amar.

Esta es la esencia de El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes, una lectura íntima e intimista que rebosa tanto dolor como amor a través de una narración casi poética llena de metáforas deliciosas. Una prosa lírica con la que Tatiana Tîbuleac dibuja imágenes llenas de fuerza y rebosantes de emociones, como las que nos regala en esos momentos en los que los papeles se intercambian (siento no poder decir más) y el hijo asume el papel de madre y viceversa. Un auténtico derroche de talento narrativo para vestir con tanta belleza una historia tan dura como la que encontramos en sus páginas.

Siempre es difícil hablar de las lecturas que nos llegan profundamente, de los libros que nos tocan el corazón, de esos que se leen con un permanente nudo en la garganta. Como os decía al principio no puedo hacer justicia a una novela tan desgarradora que me ha removido y emocionado hasta las lágrimas, por desgracia yo no tengo el don del que sí hace gala la autora para transformar sentimientos y emociones en palabras así que solo puedo recomendaros su lectura. No os arrepentiréis y no os dejará indiferentes.

Ficha técnica





20 de enero de 2020

Esta semana leo... #307

Lunes de nuevo y os cuento mis planes lectores para una semana que comienzo leyendo Nunca fuimos héroes de Fernando Benzo una novela que ya llevo muy avanzada y que os adelanto que me está gustando muchísimo.

Ya sabéis que estoy por no hacer muchos planes, pero esta semana sí que tengo un par de títulos en la cabezas como siguiente lectura. Que me decida por uno u otro dependerá de cuál me guiñe antes un ojo desde la estantería.

Y vosotros ¿qué leéis?

18 de enero de 2020

Resumen de diciembre


Convencida estaba de que había publicado en algún momento de enero este resumen, pero no así que hoy os cuento cuáles fueron mis lecturas de diciembre, esas con las que cerré el año.

Libros leídos


  1. El año de la luna azul. Lucía Feliu.
  2. De la melancolía. Espido Freire.
  3. La invención ocasional. Elena Ferrante.
  4. Los impostores. Pilar Romera.
  5. La ciudad del fuego. Kate Mosse.
  6. Una pantera en el sótano. Amos Oz.


Seis novelas de lo más variadas con las que disfruté de forma bastante desigual y un mes que terminé leyendo un eterno pendiente al que decidí dar salida para despedir el año y del que os hablaba ayer.

17 de enero de 2020

Una pantera en el sótano - Amos Oz


Este año de nuevo me he propuesto ir sacando lecturas pendientes y para que no se quedara en mero propósito decidí que también la última lectura de 2019 sería de una novela que llevaba demasiado tiempo esperando en mis estanterías. Hoy os hablo de Una pantera en el sótano.

Mi opinión


En 1947, antes de la creación del estado de Israel y durante los últimos meses del mandato inglés en Palestina, un niño de 12 años apodado Profi, entra en contacto de forma casual durante un toque de queda con un soldado inglés, el sargento Dunlop, muy interesado en la cultura y la lengua hebreas el cual le propone una serie de citas en un café para intercambiar conocimientos de sus respectivos idiomas. Profi, que junto con dos amigos más ha formado un inocente grupo de lucha contra el ejército inglés, lo ve como la oportunidad de sacar información al enemigo y comienza así una relación que años después el Profi adulto recordará.

No soy muy aficionada a los libros narrados por niños, por lo general huyo de ellos porque, salvo excepciones, no los disfruto, me cuesta muchísimo que el autor me convenza con una voz tan particular y o bien se me antojan narraciones ñoñas, independientemente de lo que cuenten, o bien las percibo demasiado adultas para la supuesta edad del narrador. Este era mi miedo cuando inicié la lectura de Una pantera en el sótano, pero lo cierto es que los hechos narrados, aunque pertenecen a la niñez del protagonista, son narrados de forma retrospectiva desde la vida adulta y aún así, no me ha convencido esa voz, no me ha llegado, no lo he sentido real y es por ello que en general esta novela no ha pasado de ser una lectura más, sin la profundidad ni el interés que yo le auguraba por las opiniones leídas.

Amos Oz, en la que parece ser una novela con fuertes tintes autobiográficos, nos habla de la situación de los judíos tras el inmediato fin de la Segunda Guerra Mundial y de su lucha por crear un estado propio, aspectos muy interesantes y que quedan perfectamente reflejados en la novela, aunque sin duda el tema fundamental de la novela, y sobre el que el autor nos sirve unas reflexiones muy interesantes, es la traición, en este caso materializada en el hecho de hacerse amigo del enemigo. Es a través de este tema como también llegamos a conocer más al protagonista y asistimos a su crecimiento y desarrollo acercándose en este aspecto al género de la novela de iniciación.

Con una prosa culta y cuidada y un ritmo bastante irregular, lastrado en ocasiones por excesivas reflexiones sobre la situación política mezcladas con la apertura a la vida adulta del protagonista, mi sensación general con Una pantera en el sótano es que, partiendo de un tema interesante y una premisa original, el autor podría haber compuesto una historia con más profundidad, pero para mí se ha quedado en una lectura más, una lectura prometedora que pasa sin pena gloria.

Ficha técnica

15 de enero de 2020

Rómpete, corazón - Cristina López Barrio


La casa de los amores imposibles fue una de las primeras reseñas que publiqué allá por 2012 cuando el blog comenzaba su andadura. Tuve claro con aquella lectura que leería todo lo que publicase Cristina López Barrio y así fueron desfilando por este espacio El cielo en un infierno cabe, Tierra de brumas y Niebla en Tánger, hasta hoy que os hablo de su última novela Rómpete, corazón.

Mi opinión


A pesar de sus reticencias iniciales Blanca Oliveira Melgar ha cedido ante Ricardo, su nuevo marido, y ha vuelto a su antiguo hogar en la falda del monte Abantos, el caserón con torreón incluido, túneles secretos y un jardín indomable en el que su hija Alba, de tan solo tres años, desapareció sin dejar rastro alguno mientras dormía doce años atrás. La desgracia vuelve a cebarse con la familia cuando Clara, también de tres años, desaparece durante la siesta y, al igual que ocurriera con Alba, solo una cinta roja hallada en el jardín es la única pista. Todo parece volver a empezar cuando incluso el mismo inspector de entonces es de nuevo el encargado de la investigación.

Con una original mezcla de cuento de hadas y novela de misterio Cristina López Barrio construye esta novela coral que cuenta con tantos narradores como protagonistas poniendo cada capítulo voz a cada uno de ellos y metiéndonos de lleno tanto en la historia e investigación presente, como en el pasado, con continuos saltos en el tiempo que abarcan los días anteriores y posteriores a la desaparición. Las distintas visiones y los saltos temporales contribuyen a que, una vez superada la confusión inicial, el lector tenga una amplia visión tanto de la familia protagonista como de los más cercanos a ellos, sin olvidarnos del punto de vista del investigador, uno de mis personajes favoritos gracias a esa mezcla de oscuridad y ternura que conforma su perfil.

Pocas pinceladas le bastan a la autora para que sintamos como personas de carne y hueso a todos aquellos que se pasean por las páginas de Rómpete, corazón. Como suele ser habitual en sus novelas, y a pesar de la gran importancia de los personajes masculinos, son las mujeres las que sostienen y dan vida a un relato que no escapa de la magia que, unida al misterio que nos invade desde las primeras páginas, se respira en cada línea contribuyendo a crear un ambiente oscuro y opresivo, con el caserón como punto de referencia que actúa como un personaje más de la novela, y haciendo que el lector sienta, desde el principio, que hay terribles secretos que pugnan por salir a la luz creando así una tensión narrativa que la autora maneja con pulso firme.

La autora toca temas como el maltrato psicológico, la obsesión y las relaciones tóxicas basadas en el control y la manipulación junto con otros temas quizá más secundarios como son la locura congénita, las leyendas que impregnan de magnetismo ciertos lugares, no en vano la novela se ambienta en El Escorial donde dicen se ubica una de las siete bocas del infierno, y el abuso infantil en su más amplio sentido. Y todo ello nos lo narra Cristina López Barrio con su habitual prosa elegante y preciosista con la que casi puede contarnos cualquier cosa porque simplemente leerla ya es un puro placer.

En definitiva, Rómpete, corazón es una novela de misterio muy distinta a cualquier otra de su género. Una novela coral con una estructura original y ambiciosa con la que Cristina López Barrio nos ofrece un drama familiar tan oscuro como cruel con el que ha vuelto a conquistarme.

Ficha técnica




13 de enero de 2020

Esta semana leo... #306

Confieso que he estado dudando mucho sobre continuar con esta entrada semanal o no, así de perezosa comienzo 2020 y, además, estoy en un plan de no planificar nada que me temo que, o esto cambia, o poco os contaré cada lunes. Pero aquí estoy y os cuento que comienzo la semana leyendo uno de mis regalos de Reyes, autoregalo en este caso, El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes de Tatiana Tîbuleac.

Y como no planifico no sé qué leeré después, solo os diré que este año me he propuesto firmemente ir sacando pendientes así que probablemente eso sea lo que haga. Es uno de mis propósitos para este año y espero cumplirlo y no verme devorada por el ansia de las novedades.

Y vosotros ¿qué leéis?

10 de enero de 2020

La ciudad del fuego - Kate Mosse


De vez en cuando me animo a rescatar libros que se han ido quedando atrás y así fue como para los días de vacaciones en Navidad escogí una novela histórica que llevaba demasiado tiempo esperando su turno y que me ha gustado mucho. Hoy os hablo de La ciudad del fuego.

Mi opinión


Carcassonne, 1562. Minou Joubert debe atender a sus dos hermanos pequeños y hacerse cargo de la librería de su padre desde que él no se encuentra con ánimo ni para salir a la calle. Es precisamente allí donde un día encontrará una nota dirigida a ella que solo dice “Ella sabe que estás viva”. A pesar de su extrañeza pronto se olvidará de esa carta cuando su padre decida enviarla a ella y a su hermano a vivir con sus tíos en Toulouse donde pronto conocerá de cerca los tiempos revueltos de la guerra de religiones, principalmente de la mano de Piet, un joven hugonote al que conoció en Carcassonne y con el que entablará una relación muy especial.

Habitada por personajes realmente carismáticos La ciudad del fuego es una lectura que aúna el entretenimiento con el conocimiento sobre las guerras de religión que azotaron Francia durante el siglo XVI enfrentando a católicos y hugonotes. Haciendo gala de una cuidada ambientación la autora nos traslada a una época convulsa y sin abusar en los detalles nos da las claves para entender el enfrentamiento mientras nos hace pasear por los escenarios descritos y vivir de primera mano la tensión creciente al tiempo que desde el principio sabemos que hay algo más, un secreto que lucha por salir a la luz y al que la autora hace crecer intercalando entre los capítulos que nos narran la historia el testimonio de una mujer desconocida en la que se adivina pura maldad.

Con este telón de fondo Kate Mosse construye una novela que encierra entre sus páginas secretos familiares, traiciones y una historia de amor, todos ellos ingredientes combinados con acierto para hacer de La ciudad del fuego una novela de fácil lectura que prácticamente vuela en las manos a pesar de sus más de seiscientas páginas. Una novela que, además y aunque cuenta una historia con un principio y un final, es el comienzo de una trilogía cuyas siguientes entregas no me perderé.

En definitiva, La ciudad del fuego es una novela de ficción histórica que reúne los ingredientes necesarios para satisfacer a casi cualquier tipo de lector y con la que tendréis aseguradas unas cuantas horas de entretenimiento.

Ficha técnica


8 de enero de 2020

Los impostores - Pilar Romera


Los preparativos de las vacaciones navideñas me pillaron inmersa en la lectura de una novela para la que arañaba minutos en cualquier momento a pesar de que en un principio había pasado totalmente desapercibida para mí. Afortunadamente la nota de prensa que recibí le puso remedio y me animé con el que ha sido un libro muy satisfactorio. Hoy os hablo de Los impostores.

Mi opinión


Diez años después de acabada la guerra civil la detención de Albert, un joven trabajador de una imprenta, por la Brigada Político-Social vuelve a entretejer las vidas de Dora, Miquel y Bonaventura, mientras se prepara un atentado para acabar con la vida del general Franco en su visita a Barcelona el 31 de mayo de 1949.

Narrada a dos tiempos y en dos escenarios, la Barcelona de 1949 y el campo de Argelès sur Mer en 1939, Los impostores es una de esas novelas que llegan despacio y sin estridencias para ir ganándose, poco a poco y paso a paso, la categoría de lectura imposible de soltar. Para ello uno de sus puntos fuertes es el magnífico elenco de personajes rotos y vidas construidas a golpe de secretos que permite al lector transitar por la existencia de los perdedores que han tenido que reconstruir su vida como han podido, dejando atrás en muchas ocasiones lo que fueron y renunciando a sueños que ya nunca volverán. Con ellos vivimos la angustia y la frustración, pero también las ganas de vivir y salir adelante porque Los impostores es, ante todo, una novela sobre personas dispuestas lo que sea para conseguir sobrevivir y salir adelante, de personas que, llevadas al límite, toman decisiones que ni ellos mismos jamás se plantearon.

Pilar Romera nos traslada a través de las páginas a una atmósfera construida con detalle y mimo gracias a la que sin duda fue una ardua labor de documentación de modo que tanto la Barcelona de 1949, con sus miserias y sus bajos fondos, como el atestado e infrahumano campo de Argelès en 1939, se dibujan con trazo firme en nuestros ojos de forma que parece vivamos más que leer los acontecimientos que se nos narran. La autora nos dibuja una sociedad de contradicciones, de falsedades e hipocresías, de miedos e imposturas habitada por gente corriente en una lucha y una huida continuas, personajes que no son ni totalmente buenos ni completamente malos, sino que se mueven en esa amplia escala de grises que colorea la vida de cualquier ser humano.

Y todo ello nos lo cuenta la autora con una prosa tan cuidada como culta y un estilo elegante que convierte la lectura de Los impostores en un deleite para aquellos que disfrutamos de las buenas historias narradas con talento y esmero.

En definitiva, no puedo más que recomendar la lectura de Los impostores, una novela sobre la lucha por sobrevivir y seguir adelante, habitada por magníficos personajes y narrada de forma exquisita.

Ficha técnica