17 de octubre de 2018

Los inmortales - Chloe Benjamin



Cuando decidí leer este libro esperaba otro tipo de lectura, me había hecho a la idea de un género más juvenil quizá, con algo de thriller… No sé, algo totalmente distinto a lo que me he encontrado y es que fui buscando algo ligero y me encontré con una novela con mucha miga. Hoy os hablo de Los inmortales.

Mi opinión


El verano de 1969 los cuatro hermanos Gold, cuyas edades van desde los 13 años de Varya, la mayor, hasta los 7 de Simon, el menor, acuden una ociosa tarde de vacaciones a visitar a la mujer de la calle Hester, la mujer que les dirá la fecha exacta de su muerte. Allí llegarán con los nervios y la ilusión de unos niños pequeños deseosos de aventuras y saldrán conociendo cuántos años de vida tienen por delante, marcados en mayor o menor medida según su carácter por una noticia así.

Con este prólogo da comienzo Los inmortales, una novela que se desarrolla en cuatro partes, cada una de ellas dedicada a uno de los hermanos, comenzando en sentido inverso a sus edades: Simon, Klara, Daniel y Varya. Conoceremos cómo han decidido afrontar sus vidas, si han olvidado o no aquella profecía de la infancia y cómo se enfrentan a ella aquellos que no han podido borrarla de su cabeza. A pesar de estar estructurada de forma independiente creo que el verdadero valor de la novela es apreciable si la vemos en su conjunto y no de una forma individual para cada hermano porque lo que es cierto es que la vida, y la muerte, de cada uno de ellos influye sin remedio en la del resto. Es así también como toman mayor relevancia las cuestiones que esta compleja novela sobre la vida y la muerte nos plantea. ¿Tenemos una vida predeterminada o determinados acontecimientos o decisiones propias pueden influir decisivamente en cómo vivimos y cómo morimos?

Una lectura profunda y cargada de reflexiones en la que la autora toca temas tan diversos como la homosexualidad, el VIH, la magia y la religión a través de una prosa sencilla y desafectada, un lenguaje cuidado y un estilo deliberadamente expositivo que toma distancia de lo narrado para poner ante los ojos del lector toda la dureza de unas vidas rotas antes de tiempo, sin implicarse en ellas y dejando que sea el propio lector quien saque sus conclusiones tras las inevitables reflexiones que Los inmortales nos propone a través de sus cuatro protagonistas. Cuatro hermanos muy distintos con los que no pude simpatizar por igual, pero cada uno con sus particularidades muestran claramente las distintas formas de enfrentar el futuro sea este más o menos longevo: vivir la vida sin pensar en nada más, enfrentarse y rebelarse, intentar evitar lo inevitable o vivir en la ilusión de otra vida con una continua búsqueda de la propia identidad.

Otro elemento a destacar es la cuidada ambientación de la novela, especialmente de la parte desarrollada en San Francisco, en esos años en los que el sida hizo su aparición, plasmando el miedo y el desconcierto ante una enfermedad desconocida ante la que solo cabía esperar la muerte. También el mundo de la magia y el ilusionismo quedan perfectamente reflejados, así como ciertos apuntes sobre el judaísmo. Como veis una novela con muchos y variados temas, pero con la muerte y la búsqueda de la identidad siempre en primera línea.

Probablemente porque no era lo que esperaba, Los inmortales es una novela en la que me costó un poco entrar, quizá porque no llegaba lo que había intuido erróneamente, pero poco a poco ha sido una lectura que ha ido calando profundamente en mí. Una lectura pausada que me ha hecho detenerme en multitud de ocasiones para dejarme llevar por reflexiones un tanto existencialistas por lo que no es una novela que pueda recomendar alegremente a cualquier tipo de lector, aunque no me cabe duda que en el momento adecuado y sabiendo a qué se enfrenta, todos podemos disfrutarla tanto como lo he hecho yo.

En definitiva, Los inmortales es una lectura compleja y profundamente reflexiva sobre la vida y la muerte que me fue conquistando poco a poco hasta convertirse una novela difícil de olvidar. Y tú, si supieras cuándo vas a morir ¿seguirías viviendo igual?

Ficha técnica

15 de octubre de 2018

Esta semana leo... #255

Tras un fin de semana un poco más largo en el que he disfrutado y descansado casi a partes iguales (leído poco, muy poco…) y en el que incluso he podido darme el último baño en el mar de la temporada, os cuento que comienzo la semana leyendo las galeradas de una novela cuyo título aún no puedo desvelar…

Y cuando acabe le llegará el turno finalmente a Una educación de Tara Westover que finalmente no comencé la semana pasada. Me espera además para el fin de semana próximo un par de vuelos de buena duración para dedicarme a la lectura así que de viaje me acompañará algún otro pendiente aún de decidir.

Aprovecho para recordaros que tenéis dos sorteos activos en el blog, si aún no os habéis apuntado podéis hacerlo pinchando sobre el banner y os llevará directamente a las bases.




Y vosotros ¿qué leéis?

14 de octubre de 2018

Encuentro con Federico Axat


Siempre es un placer charlar con los autores de las novelas que leemos, pero si se trata de Federico Axat el placer se multiplica porque sus novelas no solo se disfrutan leyéndolas, sino comentándolas. En esta ocasión la excusa fue la publicación de Amnesia, su última novela, con la que de nuevo ha vuelto a dejarnos con la boca abierta, así que nos dimos cita en el Hotel de Las Letras dispuestos a desmenuzar la trama para lo cual era imprescindible, o al menos aconsejable, llevar el libro leído ya que, como bien se avisaba en la convocatoria, el riesgo de spoiler era alto.

Axat nos contó que en esta ocasión quería hacer algo distinto al puro thriller que fue La última salida, en la que la trama y la acción lo eran todo, para conseguir una novela que, además de atrapar al lector con la fuerza de la historia en sí misma y su misterio, permitiera un mayor desarrollo de los personajes a través de los cuales tocar diversos temas, como por ejemplo las relaciones filiales y el cómo las enfermedades degenerativas afectan no solo al enfermo, sino a todas las personas de su alrededor. Sin duda lo ha conseguido y Amnesia es una novela que no solo se devora, sino que invita en muchas ocasiones a reflexiones más allá del puro impulso de continuar leyendo para desvelar un misterio.

De nuevo nos habló sobre su método de trabajo que no se basa en un esquema trazado donde sabe qué va a suceder, sino que escribe sin planificación, partiendo de una idea para ir descubriendo qué sucederá según avanza en la escritura. Un proceso sin duda engorroso que obliga a un arduo trabajo de revisión. Tantas fueron las versiones de Amnesia en determinados puntos que Federico Axat nos confesó que fue en el vuelo que le trajo hasta Madrid donde leyó por primera vez la versión definitiva de la novela, ya que ni siquiera estaba muy seguro de con cuál se había quedado.

Los múltiples guiños que hay en la novela a sus trabajos anteriores, con pequeños cameos de algún personaje de El pantano de las mariposas e incluso con la posible explicación a ese epílogo de locura que cerraba La última salida, salieron a relucir rápidamente y es que este tipo de cosas suele gustarnos a todos los lectores, pero también nos sorprendió con otros guiños a por ejemplo una famosa serie de televisión (no la voy a nombrar para que tengáis la oportunidad de descubrirlo por vosotros mismos). Tampoco podíamos dejar de hablar de la locura de sus finales, esa especie de marca de la casa que hace que muchos de nosotros comencemos a leer sus libros pensando ya en cómo va a terminar esto y con qué me va a sorprender.

Y mucho más hablamos todos aquellos que habíamos leído la novela, os lo aseguro, pero es difícil transmitirlo aquí porque al final este tipo de encuentros es como cuando te reúnes con un grupo de amigos y surgen mil temas, se cruzan las conversaciones, un comentario lleva a otro... Así que no me queda nada más que agradecer tanto al autor como a la editorial la oportunidad y el tiempo que nos dedicaron.

12 de octubre de 2018

Muertes pequeñas - Emma Flint


En demasiadas ocasiones se nos quedan libros atrás. Publicaciones que nos apetecen muchísimo de pronto se ven desplazadas bien por las novedades apetecibles, bien simplemente por el puro olvido. Algo así me ocurrió con esta novela y ahora solo puedo decir que fue una pena no haberla leído antes, pero como más vale tarde que nunca hoy os hablo de Muertes pequeñas.

Mi opinión

En el verano de 1965 el neoyorquino barrio de Queens se ve sacudido por la tragedia. Dos niños pequeños han desaparecido de su propia casa durante la noche mientras su madre, Ruth Malone, dormía. La policía iniciará una investigación mientras que, de forma paralela, Pete Wonicke, un joven periodista, lleva a cabo la suya, llegando incluso a obsesionarse con el tema y es que la actitud de Ruth y su forma de vida parecen muy alejadas de las que se considerarían normales en cualquier madre afligida.

Los juicios paralelos de la prensa y de la opinión pública no son desde luego un invento de estos últimos años y Emma Flint, basándose en un hecho real acontecido en los años sesenta, construye esta novela en la que pone de relieve la presión a la que se puede someter a una persona a la que se tacha de culpable solo porque su vida no se rige por las normas comúnmente aceptadas. En Muertes pequeñas, el hecho de que Ruth sea una madre divorciada que vive sin prejuicios su libertad sexual, que sale por la noche, que bebe alcohol… son motivos suficientes para determinar que no sufre por la pérdida de sus hijos y, por lo tanto, no puede ser otra cosa más que culpable. Solo Pete Wonicke se permite poner en duda lo que todos piensan, debatiéndose entre la inocencia o la culpabilidad de una mujer con la que probablemente no seamos capaces de compartir actitud, pero que merece como mínimo no ser juzgada por su forma de enfrentar la vida. Una novela también feminista porque al menos yo, durante toda la lectura, no he dejado de preguntarme ¿y si fuera el padre quien viviera así? ¿Se le juzgaría igual?

Partiendo de la realidad y derivando hacia la ficción Emma Flint construye una novela sólida y muy bien escrita que se aleja en todo momento del dramatismo en el que fácilmente se hubiera podido caer hablando de la desaparición de dos niños, no es ese el objetivo de esta novela. Será un narrador omnisciente en tercera persona el encargado de conducirnos por esta historia que es eminentemente descriptiva tanto de emociones y vivencias, como de escenarios, creando una atmósfera que rápidamente nos envuelve haciéndonos sentir parte de la trama y desgranando unos personajes complejos que se van mostrando poco a poco con sus luces y sus sombras. Todos en general me han parecido muy bien trazados y reales, pero es sin duda Ruth Malone quien brilla con luz propia, con un perfil complejo y lleno de aristas y contradicciones.

En definitiva, Muertes pequeñas es una magnífica novela negra con una profunda crítica social sobre los prejuicios y sobre los juicios paralelos que no dudo en recomendaros.

Ficha técnica


11 de octubre de 2018

Sorteo conjunto de Donde los hombres llevaban sombrero de Iñaki Martínez


Os presentamos un nuevo sorteo conjunto. En este caso os invitamos a viajar a la Cuba de Batista en 1953 de la mano de Iñaki Martínez y con los personajes que creó para La ciudad de la mentira. Una mezcla de thriller y novela histórica que os hará sin duda disfrutar de buenos momentos de lectura.

Os damos la oportunidad (multiplicada por cuatro) de conseguir un ejemplar de esta novela, ya que el sorteo, como todos los que hacemos conjuntamente, está organizado por Pedro de El Búho entre libros, Concha y Bea de De lector a lector, Teresa de Leyendo en el bus y yo, Manuela de Entre mis libros y yo.

Sinopsis


En La Habana de 1953, el destino cruza de nuevo las vidas de Stanley Mortimer, agente de inteligencia norteamericano en misión especial, la famosa guionista Joan Alison y el ahora profesor de francés Martín Ugarte, después de que se conocieran diez años atrás en Tánger. Los tres llegan a la isla por diferentes motivos, pero con un objetivo común: encontrar algo que llene sus vidas.

La ciudad está viviendo uno de los momentos más interesantes de su historia, con los últimos años de la dictadura de Batista y el surgimiento de los primeros movimientos revolucionarios estudiantiles. En este marco nuestros protagonistas se verán involucrados en la resolución de un secuestro sonado. Alguien pide un rescate millonario para liberar a Carolina, la joven heredera del imperio Bacardí y alumna de Martín.

Una intriga donde todo el mundo resulta sospechoso. Un triángulo amoroso con difícil solución. 

Bases del sorteo

  • Se sortea un ejemplar en cada blog. Podéis apuntaros en los cuatro para multiplicar las posibilidades, pero solo os podrá tocar en uno.
  • Es un sorteo nacional (España).
  • Tienes que ser seguidor del blog en el que te apuntes al sorteo.
  • Deberás rellenar el formulario de Rafflecopter dejando todos los enlaces que quieras que te puntúen. Solo es obligatorio ser seguidor del blog, pero el resto te proporciona puntos extra.
  • Deberás dejar un comentario en el blog diciendo que participas.
  • El plazo para apuntarse al sorteo comienza hoy 11 de octubre de 2018 y finaliza el 25 de octubre a las 23:59.
  • El 27 de octubre de 2018 se dará a conocer al ganador en cada blog.
  • Los ejemplares los enviará la editorial.

¡Suerte a todos!



9 de octubre de 2018

La madre - Fiona Barton


Hace dos años Fiona Barton saltó al panorama literario con su primer libro, La viuda, una novela que disfruté y que me resultó realmente entretenida así que me apetecía muchísimo leer su última publicación que hoy llega a todas las librerías, La madre.

Mi opinión



Unas obras de demolición han sacado a la luz los restos enterrados hace años de un bebé. Una breve noticia en prensa activa a tres mujeres, cada una por motivos muy distintos, entre los que se encuentran más de un secreto escondido y silenciado desde hace demasiados años. Una de esas mujeres es Kate Waters, la periodista que ya conocimos en La viuda, que rápidamente emprende una investigación para hallar una respuesta a la pregunta que no se le va de la cabeza: ¿Quién es ese bebé?

Tres mujeres son las grandes protagonistas de esta novela. Junto a la ya mencionada Kate, conoceremos a Angela y a Emma, y en un plano más secundario, pero no por ello menos importante, a Jude, la madre de Emma. Una novela eminentemente femenina en la que los hombres, aun necesarios para el desarrollo de los hechos, no dejan de ser meros accesorios, a pesar de lo cual y con tan solo unas breves pinceladas, Fiona Barton los retrata con acierto. Pero el verdadero valor de esta novela es el marcado perfil psicológico que desmenuza para los lectores en sus personajes femeninos. A Kate la seguimos conociendo y vamos profundizando en su personalidad, con su fuerza y su tesón, pero es en Angela, y especialmente Emma, donde la autora muestra el crecimiento desde su primera novela a la hora de crear personajes y nos ofrece dos mujeres de marcadas personalidades, dos mujeres reales, cercanas y reconocibles por las que sentir una rápida empatía. Y es que La madre es un thriller muy centrado en sus personajes, en su vida interior, en sus pensamientos y en sus emociones, en las luces y sombras que conforman a todo ser humano.

También en el ritmo se nota una clara evolución en relación con La viuda y es que en esta ocasión Fiona Barton nos ofrece una novela de suspense psicológico que atrapa desde el inicio de tal forma que sus más de 500 páginas prácticamente volaron entre mis manos. La necesidad de saber es continua y junto a Kate vamos avanzando poco a poco mientras contamos, además, con más información que ella, lo cual añade tensión a esta novela que basándose en una trama muy emocional y unos personajes redondos, lleva al lector por el tortuoso camino del dolor y de los secretos que pugnan por salir a la luz hasta un desenlace que, si bien en cierto momento vi claramente, no por ello le ha restado a la lectura ni intensidad ni emoción, porque confieso que hasta alguna lágrima me ha arrancado Fiona Barton con esta historia tan conmovedora como dura y cruel.

Todo en La madre ayuda a una lectura casi compulsiva. La prosa de la autora es sencilla y directa y su estilo fluido, ayudado por capítulos cortos y por lo general muy intensos que van alternando distintos narradores. Cada capítulo pondrá el foco de atención en una de las protagonistas a través de un narrador en tercera persona salvo en el caso de Emma para la que Fiona Barton elige la figura del narrador protagonista con una primera persona que es todo un acierto ya que consigue meternos de lleno en la psique de una mujer atormentada por su pasado, una mujer que arrastra un oscuro secreto desde hace casi 30 años, un oscuro secreto que no la deja avanzar. Con ella viviremos el miedo a que todo salga a la luz, pero también podremos experimentar cómo la verdad, aunque dolorosa, quizá sea la única forma de liberar todo el dolor que el personaje lleva dentro, como una auténtica catarsis tan dolorosa como necesaria.

En definitiva, no puedo más que recomendar La madre, creo que queda claro que me ha encantado este thriller con unos personajes fantásticos que nos llevarán de la mano por una historia llena de misterio, pero sobre todo llena de secretos, de miedos, de dolor y de amor. Un thriller de lo más emocional que no os podéis perder.

Ficha técnica




8 de octubre de 2018

Esta semana leo... #254


Un lunes más os cuento qué leeré esta semana que comienzo con Al otro lado de Álvaro Maqueda, una novela tan breve como inquietante por lo que llevo leído.

La terminaré hoy mismo y lo cierto es que no sé cuál comenzaré porque, aunque mis intenciones son ponerme con Una educación de Tara Westover, estoy esperando que me lleguen unas galeradas muy apetecibles que si por fin aparecen hoy por casa ocuparán mi tiempo lector.

Aprovecho para recordaros que hay un sorteo activo en el blog, podéis ir a las bases pinchando sobre el banner.



Y vosotros ¿qué leéis?

7 de octubre de 2018

Resumen de septiembre


No podía durar mucho el magnífico ritmo lector que tuve durante el verano y septiembre es la prueba de ello, aunque no me quejo en absoluto. Estas fueron mis lecturas.

Libros leídos

  1.  La noche de las medusas. Jacinto Rey.
  2. Muertespequeñas. Emma Flint.
  3. Tres mil noches con Marga. Pedro Ramos.
  4. Amnesia. Federico Axat.
  5. Los crímenes de Mitford. Jessica Fellowes.
  6. La isla de las últimas voces. Mikel Santiago.
  7. Talión. Santiago Díaz.

Siete novelas y entre ellas un solo pinchazo del que os hablaré dentro de poco, pero no voy a pensar en ello porque en general, y como ya sabéis por las reseñas publicadas, ha sido un mes de muy buenas lecturas. Un mes en el que he descubierto un autor al que seguir la pista, Pedro Ramos, y en el que me he reencontrado con dos de mis valores seguros, Federico Axat y Mikel Santiago.


¡Vamos a por octubre!


6 de octubre de 2018

Ganador de Amnesia de Federico Axat


Ya tenemos el nombre de la persona que disfrutará de la lectura de Amnesia de Federico Axat y el flamante ganador de un ejemplar y es...

a Rafflecopter giveaway


¡Felicidades, Miguel! Necesito tus datos postales y número de teléfono para que la editorial te haga llegar el ejemplar y el resto no olvidéis visitar los otros blogs organizadores por si habéis sido afortunados con ellos.


¡Gracias a todos por participar!


5 de octubre de 2018

La luz de mis días - Alejandro Melero


Octubre y yo todavía reseñando libros que leí en agosto, pero es que el verano fue tan prolífico en lecturas que es difícil ponerse al día. Hoy os traigo una novela que debo confesar que en su momento me pasó desapercibida entre las novedades, pero está claro que cuando un libro debes leerlo termina por encontrarte de una u otra forma y así, en la pasada Feria del Libro de Madrid, mientras charlaba con otro autor, Benito Olmo si no recuerdo mal, conocí a Alejandro Melero que firmaba justo a su lado y que me habló un poquito sobre su novela, lo suficiente para despertar mis ganas. Hoy os hablo de La luz de mis días.

Mi opinión


“La luz de mis días” es una telenovela que Luisa no se pierde ni una tarde para después correr a contarle el capítulo a Marifé, una vecina que lleva una vida bastante triste y rutinaria, cuidando de Roque, su hermano enfermo, y sufriendo el desapego de Álvaro, su único hijo, convirtiéndose estos ratos casi en los únicos momentos de felicidad y distracción de los que puede disfrutar, olvidando por un rato su propia vida para vivir la de una familia rica en la que no todo son rosas y alegría porque como en cualquier telenovela que se precie cada capítulo es un desfile de secretos, mentiras y grandes pasiones.

Alternando el día a día de Marifé con la narración de los capítulos de la telenovela como si de un juego de espejos se tratase, Alejandro Melero teje una novela que, a pesar de su aparente ligereza, rezuma sentimientos y emoción en cada una de sus páginas realizando un retrato de la familia mientras nos regala un canto a la amistad y la lealtad que nace y crece entre dos personajes, Marifé y Luisa, tan dispares como complementarios. Dos personajes que sentiremos cercanos y reales, como si fueran nuestras vecinas, y en los que reconoceremos muchas de las lacras que asolan nuestra sociedad actual como por ejemplo la soledad, el maltrato y el abandono que, enredados en la prosa sencilla y el estilo fresco del autor, calan en el lector sin necesidad de dramatismos facilones.

Otro de los temas que se tocan en la novela es la atracción y el poder que la ficción tiene en determinados perfiles de personas y la influencia que puede tener en sus vidas sin que esto sea siempre algo negativo ya que parte del crecimiento personal y de la evolución de Marifé a la que asistimos, proviene no solo de haber paliado un tanto su soledad gracias a su vecina, sino también de haber vivido como propias las vicisitudes ajenas, con sus caídas y con su lucha por seguir adelante. Y es que Marifé es un personaje que realmente me ha fascinado con su crecimiento y con su capacidad de sobreponerse y salir adelante, con sus ganas de dejar atrás la oscuridad y vivir con plenitud la luz que ilumina cada día.

En definitiva, La luz de mis días es una novela que con delicadeza y sencillez nos narra una historia cotidiana que seguro se esconde tras la puerta de muchas casas a través de una narración que por momentos se torna, casi sin que el lector se dé cuenta, en un relato intimista e íntimo que invita a la reflexión. Una novela que esconde más de lo que aparenta y que, a pesar de leerse con una cierta tristeza, culmina con un canto a la amistad y a la valentía y con un mensaje tan luminoso como positivo porque nunca es tarde para volver a vivir plenamente. 

Ficha técnica 




3 de octubre de 2018

La isla de las últimas voces - Mikel Santiago


Confieso que cuando hace ya casi cuatro años leí La última noche en Tremore Beach pasé un poco de miedo, padezco un terror irracional a las tormentas y de esas hay unas cuantas en aquella novela, pero el autor me conquistó con ella y desde entonces cada publicación de Mikel Santiago ha supuesto para mí una cita ineludible con la que el autor siempre ha cubierto mis expectativas y en esta última ocasión incluso las ha superado. Hoy os hablo de La isla de las últimas voces.

Mi opinión



Un avión de transporte militar sobrevuela el Mar del Norte con un extraño contenedor blindado en su interior, La Caja la llaman los que la acompañan. Se trata de una misión secreta de la que pocos tienen conocimiento, deben llevarla hasta un lugar indeterminado cuando una tormenta los sorprende provocando un accidente al que solo sobrevivirán Dave Dupree, militar de mayor rango encargado de supervisar el transporte, y la misteriosa caja. Por otro lado, conoceremos a Carmen, una española que ha recalado en St. Kilda, una isla perdida en el Mar del Norte, y que se prepara, como los pocos habitantes que han quedado en la isla ahora que se acerca la Navidad, para el temporal que llevan días anunciando y que amenaza con dejarlos incomunicados.

Una extraña caja que aparece en medio del mar, una isla perdida con un pequeño hotel, un gran temporal y un grupo de pescadores un tanto inquietantes, son los ingredientes con los que Mikel Santiago cocina una novela que me atrapó en la primera página y que prácticamente trastocó mi vida hasta el punto de leerla en menos de 48 horas. Sin duda la magnífica ambientación hizo mucho y consiguió que viajara a los escenarios a través de descripciones justas y precisas que no necesitan de demasiados detalles que volverían farragosa la lectura, pero que son muy visuales. Como si yo misma me encontrara incomunicada del mundo me dejé atrapar por el ambiente asfixiante y opresivo que el autor imprime en cada capítulo, metiéndome de lleno en una historia que introduce elementos paranormales de una forma tan natural que, hasta el lector más escéptico, entre los que me incluyo, la disfrutará.

Con una prosa sencilla, un lenguaje directo y un estilo fresco y muy personal en el que no faltan los toques de humor, el autor construye un thriller de suspense y misterio que mantiene en vilo al lector jugando fuerte la baza de la tensión psicológica a través de personajes muy bien caracterizados entre los que indudablemente destacan Carmen y Dave que, junto a La Caja, son los grandes protagonistas, pero sin olvidarse de un amplio elenco de secundarios a través de los cuales no solo afianza e incrementa la tensión mostrándonos cómo La Caja afecta a sus vidas, sino que explora temas como el dolor y la culpabilidad y que sirven también para poner de relieve cómo vidas en apariencia normales y casi anodinas, pueden esconder oscuros secretos y dar un vuelco cuando tienen el estímulo suficiente.

El dominio de la tensión narrativa, con un suspense que lejos de caer no para de crecer, los capítulos cortos, las distintas voces narrativas y los giros inesperados favorecen una lectura que se torna adictiva conforme avanzamos hasta un final lleno de tensión que me ha satisfecho totalmente. La verdad es que La isla de las últimas voces ha sido una de esas lecturas en las que la faja del libro, esas que yo no soporto, cumple lo prometido y crea adicción irremediablemente. Una lectura que, además, me ha recordado a aquella primera novela que hasta ahora era mi favorita de Mikel Santiago con los sueños, la climatología, el entorno opresivo…

En definitiva, no puedo más que recomendar la lectura de La isla de las últimas voces, un thriller cargado de misterio que no da tregua al lector y al que la única pega que le puedo poner es lo poco que me han durado sus más de 500 páginas.

Ficha técnica


Otras reseñas del autor




1 de octubre de 2018

Esta semana leo... #253

Me gustan los meses que empiezan con un lunes, me da buenas vibraciones, como si fuera el augurio de un buen mes y lo cierto es que para octubre tengo planes muy apetecibles como un par de escapadas que estoy deseando que lleguen, pero mientras os cuento que comienzo mes y semana leyendo Los inmortales de Chloe Benjamin, una novela que me está gustando mucho.

Lo que no tengo es ni idea de con qué lectura continuaré ya que hay varias candidatas que me llaman a gritos desde la estantería así que ya veremos por cuál me decido en su momento.

Aprovecho para recordaros que hay dos sorteos activos en el blog, podéis ir a las bases pinchando sobre el banner.

Y vosotros ¿qué leéis?




28 de septiembre de 2018

La noche de las medusas - Jacinto Rey


No había leído nada de Jacinto Rey a pesar de tener publicadas unas cuantas novelas, pero la invitación a un encuentro con el autor con motivo de su última publicación fue la excusa perfecta para por fin estrenarme con él. Hoy os hablo de La noche de las medusas.

Mi opinión



El 20 de julio de 1969 el hombre pisa por primera vez a la luna y ese es el hito histórico que Jacinto Rey elige para dar el pistoletazo de salida a su última novela con la que recorreremos escenarios de Tánger y, especialmente, Madrid. En los primeros capítulos el autor nos presentará a los personajes principales de la novela, Serafín, Bruno, Lucía y Mateo, todos ellos aparentemente sin relación alguna pero que poco a poco irán conectando entre sí.

La noche de las medusas es una historia de venganza que hunde sus raíces en los hechos acontecidos más de veinte años atrás en el Tánger de 1945, conformando así un relato que se mueve entre el presente y el pasado para una historia cargada de misterio y suspense en la que destaca una buena ambientación y la agilidad que el autor imprime a la narración que, con una prosa sencilla y directa, avanza sin pausa con un ritmo que no da respiro a un lector que cuando viene a darse cuenta está en las páginas finales con una ligera sensación de que algunos hechos se han precipitado.

Jacinto Rey no pierde el tiempo en datos accesorios, sabe lo que quiere contar y va derecho a eso, cosa que es de agradecer si con ello no perdemos profundidad en la lectura y conocimiento de los personajes que en mi opinión están escasamente trazados, dando al lector solo unas pinceladas de su perfil y pasando muy por encima de sus vidas en el pasado, ese pasado que se erige como detonante de todo lo que está sucediendo en 1969 y del que a mí me hubiera gustado conocer un poco más. Además, y excepto el personaje que nos deparará un giro final sorprendente, todos ellos son o buenos o malos lo que los hace parecer poco naturales y despegados de la realidad.

Con la misma celeridad se establecen las relaciones y acontecen los hechos en una novela que, como os decía antes, leí sin apenas darte cuenta acuciada por la necesidad de saber. Sé que muchas veces critico que los libros engrosen su número de páginas de forma innecesaria, y puestos a elegir desde luego prefiero que sinteticen, pero en La noche de las medusas hubiera agradecido un poco más de desarrollo porque creo que la trama es lo suficientemente potente e interesante como para no ver resentido su ritmo por contarnos un poco más, especialmente en su desenlace que, aun cerrando sin flecos la trama y a la espera de la puntilla final que el autor nos regala en el epílogo, resulta un tanto abrupto.

En definitiva, La noche de las medusas es una novela ágil y ligera que nos narra una historia de venganza y secretos. Una lectura con la que pasar un par de tardes sin más pretensión que el puro entretenimiento.

Ficha técnica



27 de septiembre de 2018

Sorteo conjunto de La epidemia de la primavera de Empar Fernández


Os presentamos un nuevo sorteo conjunto. En este caso se trata de La epidemia de la primavera, una novela histórica de Empar Fernández con la que se conmemoran los cien años de la mal llamada gripe española que en un solo año mató entre veinte y cuarenta millones de personas.

Una novela que nos llevará hasta Barcelona y hasta las trincheras francesas de la Primera Guerra Mundial.

Os damos la oportunidad (multiplicada por cuatro) de conseguir un ejemplar de esta novela, ya que el sorteo, como todos los que hacemos conjuntamente, está organizado por Pedro de El Búho entre libros, Concha y Bea de De lector a lector, Teresa de Leyendo en el bus y yo, Manuela de Entre mis libros y yo.

Sinopsis


Corre el año 1918 y la Primera Guerra Mundial está desmoronando Europa cuando Gracia Ballesteros se ve obligada a abandonar precipitadamente Barcelona.
En Burdeos conoce a Carter Irvine, un joven americano que se ha alistado como voluntario para luchar en el Viejo Continente, y entablan una relación que deberá superar la distancia y los peligros que les acechan. Mientras tanto, a su alrededor, cada vez más personas aparentemente sanas mueren por culpa de la gripe, una epidemia que aterrorizará al mundo.


Bases del sorteo


  • Se sortea un ejemplar en cada blog. Podéis apuntaros en cada blog para cuadruplicar las posibilidades, pero sólo os podrá tocar en uno. 
  • Es un sorteo nacional (España).
  • Tienes que ser seguidor/a del blog en el que te apuntes al sorteo. 
  • Deberás rellenar el formulario de Rafflecopter dejando todos los enlaces que quieras que te puntúen. Sólo es obligatorio ser seguidor del blog, pero el resto te proporciona puntos extras.
  • Deberás dejar un comentario en el blog diciendo que participas.
  • El plazo para apuntarse al sorteo comienza hoy 27 de septiembre y finaliza el 18 de octubre de 2018 a las 23:59 p.m.
  • El 20 de octubre de 2018 se dará a conocer al ganador en cada blog.
  • Los ejemplares los enviará la editorial. 



¡Suerte a todos!


26 de septiembre de 2018

Los crímenes de Mitford - Jessica Fellowes



No me lo pensé dos veces cuando me ofrecieron la lectura de esta novela escrita por la autora de los libros de Downton Abbey, una de mis series favoritas, y con un aire a Agatha Christie cuyas novelas tan buenos momentos lectores me depararon allá por la adolescencia. Dije sí y aquí estoy para hablaros de un libro que tiene el sabor de las mejores novelas de misterio clásicas, Los crímenes de Mitford.

Mi opinión



La novela comienza en enero de 1920 cuando Florence Nightingale Shore, enfermera de guerra, se sube a un tren en la estación Victoria de Londres sin saber que ese es su último viaje ya que durante el trayecto será asesinada. Inmediatamente retrocederemos hasta 1919 en la misma ciudad y allí conoceremos a Louisa Cannon, que con 18 años vive con su madre viuda y su tío Stephen, que no solo la obliga a cometer pequeños delitos desde que era pequeña, sino que ahora parece tener unos planes mucho más oscuros para ella. Conseguir un trabajo como niñera en la mansión de los Mitford en Asthall Manor se presenta como la única forma de escapar de una triste realidad y un sórdido futuro.

Realidad, el asesinato de Florence Nightingale y las seis hermanas Mitford (curiosa familia de la que confieso no haber tenido conocimiento alguno antes de leer esta novela) y ficción se unen en una lectura con la que disfrutar de una novela de misterio de corte clásico y con tintes costumbristas en la que, además de investigar un asesinato, la autora realiza un retrato de la sociedad de la época y su gran diferencia de clases, con una aristocracia repleta de opresiones y con un ambiente a menudo claustrofóbico en el que cualquier rebelión era rápidamente sofocada. Del mismo modo pone de relieve cómo la Primera Guerra Mundial ha afectado a todos, combatientes y civiles, y cómo la sociedad inicia un cambio impulsado por las consecuencias de un conflicto que ha dejado grandes heridas. Todo ello lo consigue la autora gracias a una magnífica ambientación con la que traslada al lector al encorsetamiento de la época y a las duras condiciones de vida de muchos frente a la vida aparentemente ligera de unos pocos.

Con una prosa rica y muy elegante que sin duda nos retrotraerá a las novelas de principios del siglo XX, Jessica Fellowes retrata un amplio elenco de personajes con una perfecta convivencia entre reales y ficticios. A través de los ojos de Louisa iremos conociendo a todos aquellos que habitan la mansión Mitford mientras, de forma paralela, sabremos de las investigaciones que el agente Sullivan lleva a cabo para descubrir al asesino de Florence Nightingale. Además, se intercalan cartas que la enfermera escribió desde el frente a través de las cuales el lector podrá conocer un poco más a un personaje que, aunque ausente, se erige como hilo conductor de una trama llena de misterio desde sus inicios por la que el lector va avanzando paso a paso, a la par que la investigación, descubriendo pistas y sorteando equívocos hasta un giro final sorprendente y muy satisfactorio.

Los crímenes de Mitford es el comienzo de una serie protagonizada por Louisa Cannon sobre crímenes sin resolver que pondrá el foco en cada una de las seis hermanas Mitford. En este caso conocemos a la mayor de ellas, la novelista Nancy Mitford, a través de la cual la autora pone de relieve cómo también entre señores y sirvientes en ocasiones se establecía una relación personal que iba más allá del encorsetamiento con el que se manejaban en su vida pública.

En definitiva, Los crímenes de Mitford es una novela de misterio de corte clásico con la que he disfrutado de principio a fin, tanto por su trama como por su magnífica narración. Una novela que cuenta, además, con el aliciente de incluir numerosos datos y hechos reales que contribuyen a su solidez e interés.

Ficha técnica

24 de septiembre de 2018

Esta semana leo... #251

Un lunes más os cuento mis planes lectores para esta última semana de septiembre que comienzo con las últimas páginas de La isla de las últimas voces de Mikel Santiago, tan últimas que como esta entrada la escribo el domingo puede que hasta me haya liado la manta a la cabeza y sacrificado un rato de sueño por terminar una novela que, como bien dice su faja, es totalmente adictiva. Para que os hagáis una idea la empecé el sábado pasado y literalmente no he podido parar de leer, aunque eso me haya llevado a dormir un poco menos durante el fin de semana.

Continuaré leyendo Talión de Santiago Díaz, una novela que viajó conmigo en vacaciones pero que se vino de la playa sin leer y a la que ya le toca el turno porque el próximo viernes podré charlar con el autor.

Aprovecho para recordaros que hay un sorteo activo en el blog, se trata de Amnesia de Federico Axat, una novela de la que os hablé la semana pasada. Podéis ir a las bases pinchando sobre el banner.



Y vosotros ¿qué leéis?

22 de septiembre de 2018

Ganador de Tres mil noches con Marga


Ya tenemos el nombre de la persona que disfrutará de la lectura de Tres mil noches con Marga de Pedro Ramos y el flamante ganador de un ejemplar y es...

a Rafflecopter giveaway

¡Felicidades, Aylavella! Necesito tus datos postales y número de teléfono para que la editorial te haga llegar el ejemplar y el resto no olvidéis visitar los otros blogs organizadores por si habéis sido afortunados con ellos.


¡Gracias a todos por participar!



21 de septiembre de 2018

Tres mil noches con Marga - Pedro Ramos


Mi gusto por las portadas y los títulos atractivos en ocasiones roza el más puro fetichismo y esto fue lo que me ocurrió con la novela que hoy os traigo. A un título tan musical y evocador se unía la imagen de unas manos sosteniendo una llave que a mí se me antojó la guardiana de esas cosas que a veces escondemos y encerramos bajo siete cerrojos. Hoy os hablo de Tres mil noches con Marga.

Mi opinión



Margarita, Marga y M. La adolescente, la joven y la adulta a la que vamos a acompañar en esta pura historia de vida en la que, a la par que acorta y comprime su nombre, crece y madura, y acumula silencios, dolor y secretos que terminará acallando y con los que aprenderá a convivir en la fría Alaska, curando heridas que no terminan de cicatrizar. Porque allí es donde conocemos a M cuando recibe la llamada de su madre y a raíz de ella volverá al pueblo de Galicia adonde cada verano se trasladaba desde la capital, el pueblo en el que Margarita vivió su adolescencia y su primer amor; el pueblo donde Marga sufrió lo indecible, tanto que no volvió; el pueblo donde M llega con la llave que puede abrir la caja de los secretos.

Mientras acompañamos a la protagonista por su ciclo vital, saltando de un tiempo a otro, Pedro Ramos realiza un retrato de la sociedad de cada momento y repasa nuestra historia más reciente trayendo a nuestra memoria hechos como el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, haciéndonos revivir cómo transcurrieron aquellos días que a buen seguro todos recordamos. Nos llevará también hasta los años ochenta cuando la heroína causó estragos y truncó la vida de muchos jóvenes, pero que fueron también para Margarita los años en los que todo estaba por descubrir y todas las ilusiones permanecían intactas en esos largos veranos en los que abandonar la ciudad y compartir el tiempo en los pueblos de origen de nuestros padres, cuando amigos, tíos, primos y resto de familia eran el plan que nunca fallaba y que durante todo el curso muchos esperábamos. Y es que el autor, gracias a una fantástica ambientación, me ha trasladado a los tres momentos temporales de la novela, pero sobre todo me ha hecho volver a los ochenta, esos años en los que yo también era una adolescente que pasaba los veranos en el pueblo, en casa de los abuelos, y discutía por salir o no salir después de cenar, por llegar más tarde en fiestas. De la mano de Pedro Ramos y acompañando a Margarita he vuelto a escaparme a lugares prohibidísimos, a bailar las mismas canciones y a revivir los primeros besos y caricias furtivas.

Si la nostalgia no me ha abandonado durante la lectura de Tres mil noches con Marga, tampoco lo ha hecho el dolor de los secretos y los silencios que se enquistan en el alma y el corazón porque esta novela nos habla también de la carga emocional que algunos hechos del pasado imprimen en nuestras vidas. M lleva sobre sus espaldas esa mochila y a medida que la fui conociendo, e incluso antes de desvelar qué secreto guarda, empaticé tanto con ella que quería ayudarla a aligerar ese peso porque tras conocer a la Margarita rebelde, a la Marga valiente y la M superviviente, hice mías sus luces y sus sombras y llegué al fondo de una persona que, si existiera, querría que fuese mi amiga. Todo ello lo consigue el autor con un minucioso perfil que hace que, tanto la protagonista como los personajes secundarios, se nos antojen como personas reales y cercanas. Quiero hacer una mención especial al padre de M, un personaje complicado, duro y cruel a menudo, pero que a mí, en ocasiones, me ha despertado algo parecido a la ternura al verlo como una víctima de su propia ofuscación y de su incapacidad para sentir y vivir.

A veces sucede que una novela te gusta durante su lectura y, con el transcurso de los días, te va gustando aún más. Es de las novelas que yo llamo con poso porque Tres mil noches con Marga no me abandonará fácilmente. Días después me he descubierto recordando, reviviendo una escena que me remueve de nuevo y que, sin saber qué tenía en la cabeza el autor mientras la escribía, yo la he vivido e interpretado de un modo muy concreto y vuelvo una y otra vez a la emoción de la imagen de una mujer con una fotografía en la mano, una mujer que quizá esté empezando a perdonar mientras alguien, en silencio, la mira y, sin palabras, le dice te quiero.

Ficha técnica