10 de diciembre de 2016

Resumen de noviembre


¡Ay que se nos acaba 2016! Y entre mis muchos propósitos anuales incumplidos estará el de leer 100 libros, aunque lo cierto es que lo tenía claro desde el principio que a tanto no llego, tampoco lo hice en 2015, pero no me voy a quejar. Veamos cuáles han sido mis lecturas de noviembre.

Libros leídos


  1. Esplendor. Margaret Mazzantini.
  2. Huérfano X. Gregg Hurwitz.
  3. La niña alemana. Armando Lucas Correa.
  4. Piel de lobo. Lara Moreno.
  5. La ciudad. Luis Zueco.
  6. Una vida mejor. Anna Gavalda.
  7. Misterio en blanco. J. Jefferson Farjeon.
  8. Basada en hechos reales. Delphine de Vigan.
  9. El último duelo de Évariste Gaulois. Francisco Sánchez Lizón. 

Como veis nueve han sido los títulos que he disfrutado el mes pasado y aunque unos han sido más acertados que otros en general no puedo quejarme de mis elecciones, más si tenemos en cuenta que entre ellos se encuentran dos cinco estrellas como son el caso de Esplendor de Margaret Mazzantini y Basada en hechos reales de Delphine de Vigan, dos autoras que como todos sabéis me gustan muchísimo.

Retos 2016


Empiezo a sentirme liberada con los retos o, mejor dicho, con la contabilización de los retos porque lo que es de ellos ya me liberé hace tiempo. En 2017 ni uno, recordádmelo por favor cuando me veais a punto de sucumbir a alguna tentación.

  • Reto 25 españoles. En éste siempre triunfo y es que son 52 libros los leídos hasta el momento.
  • Reto SagasFamiliares. Leídas 6 sagas de las 5 propuestas.
  • Reto de la A a laZ. Mejoro un poco con respecto al mes anterior y son 21 de 24 letras obligatorias las conseguidas. De las extras solo una.


¡Y ahora a por diciembre!




9 de diciembre de 2016

La fuerza de Eros - María José Moreno


Cerrar una trilogía, tetralogía o saga se asemeja en ocasiones a cerrar un ciclo del que a menudo te despides con nostalgia y hace poco nos tocó despedirnos del Mal. Así, con mayúsculas. Nos tocó despedirnos de las bajezas humanas, del dolor, de la crudeza de todo lo que nos ha narrado María José Moreno a lo largo de las tres novelas que componen la Trilogía del Mal. Hoy os hablo de La fuerza de Eros.

Sinopsis


Un club selecto de pedófilos actuando impunemente en la red.
Dos niñas asesinadas y otra desaparecida.
Un secuestro.
Una intensa investigación policial.
Y la lucha encarnizada de la psicoterapeuta Mercedes Lozano contra un despiadado asesino en la que perder es morir.

La autora


María José Moreno nació en Córdoba, ciudad en la que reside. Escritora, psiquiatra y profesora titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Córdoba, se inició en el ámbito de las publicaciones con artículos científicos y libros en el campo de la Psiquiatría. En el año 2010 quedó finalista en el Certamen de Novela por entregas de ediciones Fergutson, con su novela Vida y milagros de un ex; que fue publicada en 2011 en formato eBook gratuito y consiguió más de cuarenta mil descargas. En la actualidad está a la venta bajo el sello B de Books.

Mi opinión


Ha transcurrido un año desde que nos despedimos de Mercedes y Miguel y estos han consolidado su relación. Lejos parecen haber quedado las inseguridades de antaño y ambos disfrutan de estabilidad tanto emocional como profesional, formando un perfecto tándem desde que comparten consulta.  Y a esta consulta es donde acudirá una madre desesperada cuya hija preadolescente, Raquel, se ha ausentado durante toda la noche de casa haciéndole creer que se quedaba a dormir en casa de una amiga. De vuelta a casa, afortunadamente sin ningún daño aparente, la niña se niega a dar explicación alguna sobre lo ocurrido esa noche, pero la madre no se conforma con esa ausencia de explicaciones y decide pedir ayuda profesional a Mercedes. Poco a poco la psicóloga intentará ganarse la confianza de Raquel que presenta una actitud desafiante y defensiva.


María José Moreno
Si en La caricia de Tánatos María José Moreno nos mostró el maltrato, físico pero fundamentalmente psicológico, a la mujer, y en El poderde la sombra trató el tema de los abusos sexuales en la infancia, en La fuerza de Eros vuelve al abuso sexual de menores no por parte de familiares, como en la novela anterior, sino por redes de pederastas que campan a sus anchas en las redes sociales. Un tema muy complicado de abordar que la autora trata con toda la delicadeza posible, pero sin enmascarar ni poner paños calientes a la dureza, el dolor y el daño para las víctimas que conlleva. Los peligros que día tras día acechan a los más jóvenes en internet son presentados ante el lector como la realidad que sin duda es. Una realidad frente a la que nuestros hijos, vestidos con esa arrogancia que caracteriza a la adolescencia, pueden creerse inmunes. En demasiadas ocasiones no es falta de información, somos muchos los padres que desde bien pequeños en cuanto nuestros hijos han tenido acceso a las nuevas tecnologías nos hemos preocupado de formarles e informarles, de hablarles claramente, siempre acorde con su edad, de los peligros que pueden encontrar. También en los colegios es un tema que se trata abiertamente, no solo por parte del profesorado, sino también por las charlas que nuestros cuerpos policiales imparten. Y aún así ¿cuántos piensan que son cosas que solo les pasan a los demás?

Este exceso de confianza y la vulnerabilidad de una edad en la que todo está cambiando a un ritmo que ni ellos mismos pueden entender es aprovechada por redes de pederastas que bien orquestadas bucean en las redes sociales en busca de la próxima víctima. Así conoceremos en La fuerza de Eros a Ernesto, un personaje que me hubiera gustado ver más desarrollado en la novela porque tengo la impresión de que hubiera sido uno de esos personajes potentes a los que nos tiene acostumbrados la autora tal y como ya hiciera en El poder de la sombra con Rosa María.

No ha sido así ni en cuanto al personaje ni en cuanto al tema de la pederastia porque el cierre de la trilogía necesitaba de un enfrentamiento esperado desde la primera entrega entre Mercedes y Marcos, su antagonista desde el inicio de la trilogía. Y de esta forma a partir de determinado momento la trama que empezó con la pederastia deriva hacia un secuestro y su consiguiente investigación policial. La forma de ensamblar ambas tramas me ha parecido un tanto forzada, más indicada por la necesidad de cerrar debidamente la trilogía, dejando de lado la necesaria naturalidad que debe hacer confluir las distintas tramas en cualquier novela. No he encontrado además en ella ni la fuerza, ni el rigor, ni la profundidad psicológica que siempre he encontrado en las anteriores novelas y en todo momento, aun interesada por el desenlace final, mi interés estaba más en la red de pederastia que en el duelo al sol que libraban Mercedes y Marcos. Tampoco los personajes secundarios que tienen mayor protagonismo en esta parte de la novela como la inspectora Salido, encargada de la investigación, o Kevin, amigo de Mercedes, han ayudado a ello ya que me han resultado un tanto planos. 

En definitiva, y a pesar del pero apuntado, La fuerza de Eros es un cierre adecuado para la Trilogía del Mal. Una trilogía que si aún no conocéis os animo a que lo hagáis.

Ficha Técnica

7 de diciembre de 2016

Soy Pilgrim - Terry Hayes


¡Qué bien me lo pasé el verano pasado leyendo este libro! Porque una novela de acción trepidante viene bien siempre, pero es que en verano parece que apetecen más ¿no? Al menos a mí así me ocurre, con el calor y teniendo en cuenta que donde más tiempo paso leyendo es en la orilla del mar o en el borde de la piscina, quiero entretenimiento puro y duro, ritmo y acción. Hoy os hablo de Soy Pilgrim.

Sinopsis


En una plaza pública de Arabia Saudí, un hombre es ajusticiado bajo un sol abrasador y un chico de catorce años observa impotente entre la muchedumbre: es su hijo.

En un lúgubre hotel de Manhattan, aparece el cuerpo sin vida de una mujer joven y todos los indicios para identificarla han sido eliminados minuciosamente.

En un vertedero de Damasco, un destacado experto sirio en biotecnología es encontrado con evidentes signos de tortura.

En una remota región de Afganistán, el hallazgo de una sustancia bacteriológica letal en los restos de unos cooperantes internacionales desata la alarma.

Una línea invisible conecta todos estos hechos, dibujando un plan perfecto para cometer un monstruoso crimen contra la humanidad, y la única persona capaz de impedirlo es un ex agente que huye de su pasado y ha borrado su identidad: ahora sólo responde al nombre de Pilgrim, el peregrino.

Ésta es la historia de una carrera trepidante contra el tiempo y, sobre todo, contra un enemigo sofisticado e implacable.

El autor


Terry Hayes nació en Sussex (Reino Unido) en 1951, aunque se crió en Australia, donde estudió Periodismo. Trabajó en The Sydney Morning Herald, diario del que fue corresponsal en Estados Unidos durante dos años, y para el que cubrió acontecimientos tan importantes como el Watergate y la caída de Nixon. Tras este período, regresó a Sídney y trabajó como periodista de investigación, corresponsal político y columnista. Finalmente, accedió al mundo del cine de la mano del director George Miller, con quien escribió el guión de la película Mad Max 2, el guerrero de la carretera. Arrancaba así una dilatada y exitosa trayectoria como productor y guionista de películas y series de televisión, que le ha reportado numerosos premios. Entre los guiones más destacados que llevan su firma se encuentran Calma total, Mad Max, más allá de la cúpula del trueno, Payback, Límite vertical o Desde el infierno. MGM ya ha anunciado que prepara la versión cinematográfica de Soy Pilgrim, con guión de su autor.

Mi opinión


Soy Pilgrim comienza con la aparición de un cadáver en un hotel de mala muerte de Nueva York. Literalmente despojado de rostro, dientes y huellas dactilares su identificación se antoja imposible. Rápidamente nos trasladaremos unos años atrás y viajaremos a Arabia Saudí para que asistamos a la decapitación de un hombre acusado de hablar mal sobre la familia real del país. No voy a negar que el desconcierto se apoderó de mí preguntándome qué tendría que ver una cosa con otra. La trama no parece nada más que enmarañarse hasta que poco a poco vamos uniendo cabos en esta increíble carrera a contrarreloj en la que se convierte una novela en la que no faltan los agentes secretos, los terroristas y una amenaza biológica que pondrá los pelos de punta al más pintado.

Terry Hayes
Estados Unidos y Arabia Saudí son solo dos de los muchos escenarios por los que pasearemos con Soy Pilgrim que nos llevará hasta Afganistán, Siria, Turquía, Reino Unido, Francia… De un país a otro el autor va tejiendo una tela de araña en la que Pilgrim, el protagonista, y el Sarraceno, su antagonista, seguirán su curso de forma paralela rivalizando ambos en inteligencia y constancia en la persecución de sus objetivos.

Como os decía al principio la acción y el ritmo trepidante son las señas de identidad de esta novela si bien ninguna de estas dos características se adivinan en un comienzo un tanto más pausado y confuso. Esta sensación desaparece rápidamente en cuanto nos sumergimos en una trama digna de cualquier película de acción. Sí, de esas que yo no suelo ver porque no me llaman la atención, pero que en novela y por los motivos ya expuestos sobre calores estivales y chapuzones en el mar, me atrapa irremediablemente y me lleva a saltar de país en país con Pilgrim.

Ni grandes perfiles de personajes, ni prosa con la que deleitarse. Soy Pilgrim es pura adicción y entretenimiento. A pesar de su considerable extensión es un libro que literalmente te bebes porque una vez te atrapa no puedes parar y solo te queda dejarte llevar por su ritmo endiablado así que se le perdona más de una escena inverosímil y la resolución de algunos de los problemas a los que se enfrenta el protagonista de una forma un tanto rocambolesca y fantástica, difícil de creer en una situación real en la que probablemente no coincidirían tantas casualidades.

Terry Hayes no puede negar ser guionista. Su forma de escribir es fundamentalmente visual y va dirigida a involucrar al lector en la cuenta atrás en la que se convierte la novela de principio  a fin. Dinámica y ágil la lectura me mantuvo en vilo de tal forma que incluso esas situaciones rocambolescas de las que os hablaba antes no las aprecié hasta una vez terminada la novela porque mientras estás inmerso en su lectura lo único que te pide es avanzar y avanzar.

En definitiva, Soy Pilgrim es una novela adictiva e intensa, una de esas lecturas que una vez comienzas no puedes parar de leer. Francamente entretenida. Que no os asusten sus más de 800 páginas porque os aseguro que lo vais a devorar.


Ficha técnica

5 de diciembre de 2016

Esta semana leo... #167

Lunes raro de una semana rara porque muchos estáis de puente, pero otros vamos a trabajar un día sí y un día no. Y además de tener una semana rara la tengo con gente en casa, de esos que sí tienen puente y vienen a disfrutar de lo bonita que se viste Madrid por Navidad así que os podéis imaginar que leer voy a leer más bien poco por no decir nada.

Pero como no llegarán hasta el miércoles mis planes lectores son acabar con los dos libros que tengo entre manos, Todo esto te daré de Dolores Redondo y La carne de Rosa Montero. Ambos los tengo empezados desde la semana pasada y aunque parezca un objetivo fácil de alcanzar en estos dos días no las tengo todas conmigo. Ahora que lo miro bien me quedan entre los dos más de 300 páginas...


Y vosotros ¿qué leéis?