miércoles, 20 de agosto de 2014

Respirar por la herida (Víctor del Árbol)


Quizás Dios juega a los dados con nuestro destino, desperdigando las piezas de un rompecabezas que siempre vuelve a unirse de un modo u otro. Acaso sea el azar el que nos arrebata aquello que más amamos, pero puede que todo lo que nos ocurre sea simplemente el resultado de nuestros propios actos.

Estas son las preguntas que atormentan a Eduardo, un pintor para quien nada tiene sentido tras la muerte de su mujer y su hija, hasta que una famosa violoncelista, Gloria Tagger, le encarga el mayor reto de su vida: pintar el retrato de Arthur, un empresario de pasado incierto. Aceptar ese encargo desencadena una espiral de emociones y acontecimientos trágicos que succiona inevitablemente a cuantas personas le rodean. Con cada pincelada, Eduardo va abriendo puertas que habría sido mejor mantener cerradas, pero que, una vez abiertas, nada ni nadie podrá volver a cerrar.

Con una trama perfectamente urdida y una intensidad descarnada de dolor y culpa, pero también el ansia de vivir, Respirar por la herida desborda los límites de sus protagonistas con una precisión y una psicología digna del maestro en que se ha convertido ya su autor, Víctor del Árbol.

EL AUTOR

Víctor del Árbol, nacido en Barcelona en 1968, fue funcionario de la Generalitat desde 1992 hasta 2012.

Cursó estudios en Historia en la Universidad de Barcelona, colaboró dos años como locutor y colaborador en el programa radiofónico de realidad social «Catalunya sense barreres» (Radio Estel, ONCE). Como escritor fue finalista del Premio Fernando Lara en 2008 con El abismo de los sueños (no publicada) y ganó el Premio Tiflos de Novela en 2006 con El peso de los muertos. En 2011 publicó La tristeza del samurai (Editorial Alrevés), que ha sido un éxito nacional e internacional y cuenta con el reconocimiento de la crítica y de numerosos premios. Entre ellos, Le Prix du polar Européen 2012 a la mejor novela negra europea.  

En 2013 publica su novela "Respirar por la Herida" finalista a la mejor novela extranjera en el festival de cine Negro de Beaune, finalista en el II Premio Pata Negra de Salamanca, finalista a la mejor novela negra 2014 que otorga el festival VLNC. Traducida al francés, la prestigiosa editorial Rosenbloom ha adquirido los derechos de edición en inglés para Australia, New Zeland, UK y USA.

El 13 de mayo de 2014  publica su última novela hasta la fecha "Un millón de gotas" (Editorial Destino) cuyos derechos ya han sido adquiridos para su traducción al francés por la editorial Actes Sud.


MI OPINIÓN

Son varias las historias que Víctor del Árbol nos cuenta en esta novela, diversas tramas que convergen en un único punto y que comparten todas ellas grandes dosis de dolor y sufrimiento. Las decisiones que se han tomado en el pasado y una buena dosis de azar son los ingredientes con los que el autor teje una compleja telaraña, donde cada hilo tiene su porqué, cada personaje, con sus heridas y con su pasado  a cuestas, da vida a un entramado que el autor maneja con maestría. Una novela en la que las casualidades tienen un peso importante, tanto que su arbitrariedad causa en el lector un desasosiego difícil de explicar, una intranquilidad con tintes de temor a lo que de desconocido e incontrolable  tiene el azar.

Aunque en un principio pueda parecer que Eduardo es el personaje principal del libro, realmente estamos ante una novela coral en la que el pintor actúa como hilo conductor de la historia cuando va abriendo puertas que quizá debieron permanecer cerradas. En este libro todos y cada uno de sus personajes tienen algo importante y fundamental que aportar para el desarrollo de la historia. El trazado de todos ellos es sencillamente magnífico, son personajes complejos, llenos de aristas,  con unos perfiles psicológicos perfectamente desmenuzados por el autor que nos presenta un elenco de seres rotos a los que comprenderemos, aunque no siempre compartamos cómo piensan y cómo actúan. Con una desolación emocional aplastante en todos ellos, me he sentido conquistada de un modo u otro por todos porque a todos he visto como personas reales que sufren y hacen sufrir, que no son ni buenos ni malos completamente ya que, al igual que toda la novela, están llenos de tonalidades de grises porque difícilmente algo puede ser o blanco o negro.

Junto al fantástico perfil de los personajes otro de los aspectos que destacan en esta novela es la atmósfera de dolor, a veces opresiva, que crea el autor. Sus personajes sufren y el lector se impregna de ese sufrimiento porque leer “Respirar por la herida” duele. Y es que, como su título nos indica, es un libro en el que su máxima expresión es el dolor, todos sus personajes respiran y viven a través de sus heridas; se expresan desde el sufrimiento y la imposibilidad de perdonar y Víctor nos lo transmite de forma magistral. No puedo más que quitarme el sombrero ante el arte y el oficio del autor que, a través de magníficas descripciones tanto de personajes como de ambientes, consigue plasmar la angustia y la tortura continua que se convierte en el motor de la novela.

Víctor del Árbol
La prosa de Víctor del Árbol es sencilla lo cual no quiere decir que su lenguaje no sea muy cuidado y, sobre todo, es directa, no se pierde en datos innecesarios ni en florituras. Incluso en las escenas más brutales que se narran, que las hay, el autor no se detiene en detalles escabrosos, expone los hechos casi con frialdad y eso es lo que los hacen aún más espeluznantes. Lo que sí abundan son las metáforas de las que soy fan absoluta y con las que he disfrutado muchísimo. La narración prima por encima de los diálogos que, aunque menos abundantes, brillan con luz propia por la inteligencia de los mismos.

El autor utiliza un narrador en tercera persona a través del cual iremos conociendo cómo piensa  y cómo siente cada uno de los personajes. Aunque la línea temporal es continua nos encontraremos con diversos saltos al pasado necesarios para conocer la vida anterior de los personajes. Casi como si de microrrelatos se tratara, el autor retrocede para mostrarnos el pasado que ha labrado el presente y el futuro de unos personajes angustiados por el dolor, por la culpa, por el deseo de venganza, por la imposibilidad de seguir adelante con sus vidas y que individualmente podrían ser protagonistas absolutos de una novela distinta.

La maldad es el tema central de este libro en el que además reflexionaremos sobre la necesidad de venganza, sobre las casualidades o no casualidades, sobre lo difícil que es a veces vivir cuando se arrastra un pasado con heridas sin cerrar, sobre las pérdidas que no se pueden superar, que ni siquiera se quieren superar porque sería como perder de nuevo. De todo ello nos iremos impregnando con un ritmo pausado porque aunque estamos ante una lectura que no puedes dejar de leer, no te impele a pasar las páginas una tras otra sino que te transmite la calma necesaria para disfrutar de la escritura.

Del mismo modo he disfrutado con un desenlace magnífico. Debo admitir que temí a lo largo de toda la lectura encontrarme con algún giro descabellado para explicar y ensamblar todo lo que el autor nos había ido dando a la lo largo de la lectura. Me parecía tan complicado que me temía uno de esos finales rocambolescos que me chafan la lectura completa, pero no ha sido así. Víctor del Árbol nos ofrece un cierre magistral a la altura de esta fantástica novela en la que no necesita de giros descabellados para dejar al lector pegado a la última página, casi incapaz de cerrar el libro y seguir adelante.

“Respirar por la herida” es una buena historia, una trama perfectamente urdida contada con un estilo impecable que auna la sencillez y el mimo de la buena escritura. Es una de esas novelas que se viven, de las que no te dejan aun cuando cierras el libro y continúas con tus actividades diarias, tanto es así que ni siquiera te abandona cuando lo has terminado. Uno de esos libros que te llenan de la angustia y del dolor de sus protagonistas. Es un libro que duele leerlo. No tengo ninguna duda a la hora de recomendarla, para mí ha sido el descubrimiento de un autor que desde ya se convierte en una de mis referencias y al que volveré a leer muy pronto.

“Cuando se colma el vaso de amargura, el corazón deja de sufrir porque ya no siente”


Ficha técnica
Título: Respirar por la herida
Autor: Víctor del Árbol
Editorial: Alrevés
Nº de páginas: 528
ISBN: 9788415098799




lunes, 18 de agosto de 2014

Esta semana leo... #54


¡He vuelto! Ya era hora lo sé... Lo cierto es que me incorporé al trabajo la semana pasada, pero después vino el puente y de nuevo me marché fuera y aunque aún me quedan algunos días libres para finales de este mes y principios del siguiente, el blog comienza hoy su actividad habitual y poco a poco iré reseñando todo lo que he leído durante este verano. Algunos ya lo sabéis por Twitter y a los que no os anticipo que, salvo honrosas excepciones, no he tenido buenas lecturas durante los meses de julio y agosto. En cualquier caso, el próximo miércoles os hablaré de una de esas excepciones, un libro que leí en julio y me gustó muchísimo, "Respirar por la herida", y cuya reseña, a pesar de estar programada durante mis vacaciones, cayó en el agujero negro de blogger.

Como viene siendo habitual, salvo por el parón veraniego, hoy lunes me toca contaros qué lectura me ocupará durante la semana y en esta ocasión se trata de "Azul Vermeer" de Mar Mella y lo empezaré esta misma noche. Es un libro que me apetece muchísimo y que compré en la Feria del Libro de Madrid donde además tuve la oportunidad de conocer a la autora y charlar con ella mientras tomábamos algo con otros blogueros. Sólo he leído cosas buenas de esta novela y estoy segura de que me va a encantar porque, además, trata temas a los que soy muy aficionada.

Aunque los lunes también suelo hablaros de la lectura de El Quijote hoy me lo salto ya que tengo unos cuantos capítulos atrasados y aún no me he puesto con ellos, por lo que esta sección la retomaré a partir de la próxima semana.

¡Feliz semana a todos!



sábado, 26 de julio de 2014

Lectura simultánea de La sombra de John Katzenbach



Hoy Teresa de Leyendo en el bus, Carax de Asteroide B612 y yo hacemos esta entrada para hacer una confesión: Somos adictas a las lecturas simultáneas. Pero no queremos dejarlo, queremos que te unas a nosotras.

Todo esto viene por un simple tuit mío: "Buenos días!!!!! Hace calor... por fin!!". El muy inocente no sabía lo que se le venía encima.

¿Resultado final?: El 11 de agosto empezamos la lectura simultánea de La sombra, de John Katzenbach. Y aunque no lo parezca, tiene su lógica (que no estamos tan locas).

Carax dijo que prefería el otoño... y que hablando de otoño, que cuándo era mejor leer Brooklyn follies (en noviembre). Teresa dijo que se unía a la lectura con Carax... y que tenían pendiente leer juntas Danza de dragones (en septiembre). Entonces Laky preguntó qué estábamos liando si tenemos lecturas simultáneas de los episodios de Almudena Grandes (septiembre-octubre-noviembre), Ana María Matute (a lo largo del año) y Una madre de Alejandro Palomas (en octubre). Sin contar con Thilliez (en agosto), y Phillip Roth (también en octubre).

Y la mayor lianta de todas (sí, Laky) dijo que quería organizar una lectura simultánea de Katzenbach y Coben. De ahí derivó una conversación sobre los libros de Katzenbach, divididos entre los que habían leído La sombra (que decían que era buenísimo), y los que no.

Conclusión n° 1: En un momento, la que liamos en Twitter.

Conclusión n° 2: Laky no va a ser la única lianta.

Conclusión n° 3: Somos adictas a las lecturas simultáneas.

Conclusión n° 4: El 11 de agosto, aprovechando que es el mes del thriller, hacemos lectura simultánea de La sombra, de John Katzenbach (y en diciembre, Laky la organizará con otro libro del autor).

Así que venga, ¿quién se une a nuestro club de adictos? Ya sabéis, los vicios es mejor compartirlos, se disfrutan más.

Os dejamos la sinopsis, para terminar de animaros.


LA SOMBRA (John Katzenbach)

“En el Berlín de 1943 pocos vieron su cara. Nunca nadie supo su nombre. Entre susurros era conocido como Der Schattenmann, la Sombra, un despiadado delator judío que colaboraba con la Gestapo. Miami, finales del siglo XX. La vida del detective retirado Simon Winter da un giro repentino cuando recibe la visita de una vecina a terrorizada, una anciana que cree haber visto a un fantasma del pasado: La Sombra. Cuando a la mañana siguiente aparece estrangulada, Winter es el único que sospecha la terrible verdad: un escurridizo asesino está exterminando a los supervivientes del Holocausto que viven en Miami.”

En esta entrada iremos poniendo a los que participamos.

Recordad que en las lecturas simultáneas no hay calendario de reseñas (ni obligación de reseñar), solo una fecha en la que empezamos a leer (cada uno a su ritmo), y vamos comentando por Twitter, esta vez, con el hastag #LaSombra.



Participantes:

Carax (@CarSor1985)
Teresa (@leyendoenelbus)
Manuela (@entremilibrosyo)
Lidia (@LidiaCasado76)
Dani  (@Shhhhhh_)
Ángela León (@Aleonpizarro)
Xula (@Caminandoentrel)
Tere (@Terina18)
Nora Bosco (@NoraBosco1)
Lourdes ILGR (@despiertalibros)

miércoles, 23 de julio de 2014

El nadador (Joakim Zander)


Una tórrida noche en Damasco a principios de los años ochenta. Un agente estadounidense abandona a su bebé a un destino incierto, una traición que jamás se perdonará y el comienzo de una huida de sí mismo. Hasta que ya no se pueda esconder de la verdad. Hasta que se vea obligado a tomar una decisión crucial.

Treinta años después, Klara Walldéen, una joven sueca que trabaja en el Parlamento Europeo de Bruselas, se ve envuelta en una trama de espionaje internacional en la que está implicado su antiguo amante y exmiembro de las fuerzas especiales del ejército sueco Mahmoud Shammosh. De la noche a la mañana, Klara y Mahmoud se convierten en el objetivo de una cacería que se desarrolla por la Europa invernal, un mundo donde las fronteras entre países se han vuelto igual de borrosas que la línea que separa a aliado y enemigo, verdad y mentira, pasado y presente.

El nadador es un thriller adictivo que habla de deudas y desagravios. De la importancia y el peso del pasado. Y de que, al final, nunca puedes escapar de la persona que eres.

EL AUTOR

Joakim Zander, nacido en 1975, vive con su familia en Helsinki, donde ejerce como jurista para la Unión Europea. Durante diez años ha trabajado en Bruselas para varias instituciones europeas y es doctor en Derecho por la Universidad de Maastricht. "El nadador" es su primera novela.

MI OPINIÓN

"El nadador" es el primer trabajo de Joakim Zander. Sorprendentemente se convirtió en el libro revelación de la Feria de Frankfurt del pasado año cuando vendió sus derechos de publicación a más de veinte países y es que sin duda contiene todos los elementos necesarios para hacer las delicias de los aficionados al género: acción trepidante y trama adictiva.

El libro comienza en 1980, en Damasco. El nadador es un agente americano que, tras un atentado dirigido contra él aunque con consecuencias inesperadas, abandona a su bebé recién nacido. A partir de este momento, la novela irá combinando dos hilos temporales saltando del presente, 2013, a ese pasado que comenzó en 1980 y que irá avanzando a lo largo de los años para, finalmente, hacer que ambas tramas converjan. Debo decir que aproximadamente  las primeras 100 páginas son un poco lentas y me costó situarme en la trama y saber de qué iba todo aquello, pero no os desalentéis, después la cosa cambia y mucho.

El autor utiliza dos narradores distintos para cada hilo temporal. En el presente la narración corre a cargo de un narrador omnisciente. En cambio, para el pasado, será el propio nadador, el agente del que nunca conoceremos su nombre (¿o yo me he despistado?) quien narre los acontecimientos en primera persona a través de un discurso una vez cínico y otras lleno de amargura. Esto nos permitirá conocer muy bien los sentimientos de culpabilidad y los conflictos internos de este personaje siempre envuelto en el misterio.

Joakim Zander
No sólo el nadador está bien dibujado sino que también el resto de personajes se nos muestran magníficamente retratados, haciendo que los sintamos como personas de carne y hueso y despertando en el lector las filias y fobias que probablemente despertarían en la vida real. En mi caso, sólo ha habido un personaje al que me ha costado creer y que no me ha convencido: Mahmoud Shammosh, una pieza clave en este thriller, un doctorando cuya tesis versa sobre la privatización de la guerra.

Junto a los protagonistas recorreremos Bruselas, París, Ámsterdam, Estocolmo pero también Estados Unidos, Líbano, Afganistán... y durante el periplo, el autor aprovechará para, a través de todos y cada uno de los personajes, criticar el papel del ejército de Estados Unidos en Irak y Afganistán, tanto por sus actuaciones directas como por la creciente privatización a través de empresas que realizan ciertos trabajos en los conflictos bélicos. Para hablarnos de los lobbies y su papel en la política, tema sobre el que desconocía muchos aspectos y que me ha resultado muy interesante. De los engranajes del Parlamento Europeo. En definitiva, una crítica a nuestros políticos y al sistema actual.

El ritmo de la novela, como buen thriller y salvando las ya comentadas 100 primeras páginas, es trepidante. Estamos ante una historia de espías, de agentes secretos, de buenos y malos, y de situaciones que se van de las manos. Una acción vertiginosa y con su dosis justa de emotividad en algunos momentos. El hecho de combinar capítulos para cada uno de los personajes, iniciándose siempre con el lugar  y fecha donde se desarrolla la acción, que estos capítulos sean de corta extensión y los abundantes diálogos, hacen que las páginas vuelen cuando nos ponemos a leer y que llegue un momento en el que es imposible abandonar la lectura y sólo queramos avanzar y avanzar.

Y todo ello nos lo contará Joakim Zander con una prosa directa, potente, muy sobria, con muchísima fuerza y muy visual, creo que todos los que hemos leído la novela coincidiremos en su eminente carácter cinematográfico. ¡Aquí hay película! No cabe duda que el autor consigue armar una trama compleja y que lo hace con acierto, manejando bien tanto los tiempos como la tensión pero, alguna pega tenía que haber, pincha en el desenlace. Y es que no sólo el ritmo decae un tanto en los momentos más culminantes de la persecución a la que se ven sometidos los digamos "buenos" sino que su cierre es precipitado, pasamos de estar en plena crisis, en su desenlace sí, pero en plena crisis perdidos en una isla del archipiélago sueco para, a la página siguiente, estar de vuelta en Estocolmo. Sin más.

Y no sólo es precipitado sino que también es inverosímil. No quiero extenderme por miedo a spoilear sin querer pero hablamos de personas comunes contra la CIA y contra miembros de las empresas privadas contratadas por ellos y por el ejército estadounidense, mercenarios casi (o sin casi). Señor Zander... el final se lo podría haber currado un poco más. He tenido la sensación de que no sabía cómo cerrar y simplemente decidió poner punto y final de la forma más fácil.

A pesar de este cierre que no me ha convencido, no puedo dejar de recomendar este thriller que, además de los ingredientes habituales del género, toca temas tales como el arrepentimiento, el pasado que no se puede dejar atrás y la corrupción. Un libro bien escrito, cargado de intriga, con la dosis de emotividad justa. Un libro que una vez entras en la trama no puedes parar de leer. 



Ficha técnica
Título: El nadador
Autor: Joakin Zander
Traductor: Pontus Sánchez
Editorial: Suma de Letras
Nº de páginas: 440
ISBN: 9788483656105

lunes, 21 de julio de 2014

Esta semana leo... #53


Esta semana sigo leyendo "Un saco de huesos" de Stephen King que no me está gustando nada y no porque me esté dando miedo sino porque sencillamente me parece bastante malillo, lento y alargado innecesariamente. Como ya comenté en Twitter lo leído en 200 páginas nos lo podía haber contado King en menos de 100. Y ahora que llevo casi 400 lo mantengo.

Esta semana también comienzan mis vacaciones así que mientras leéis esto yo estaré o bien durmiendo si es muy temprano (la entrada está programada) o bien tirada en la playa si son más de las 12:00. También puede que esté tomando una cervecita bien fría si pasan las 14:30, en fin... que estoy de vacaciones hasta mediados de agosto y el blog también, aunque él a medias.

He dejado dos reseñas programadas para esta semana, "El nadador" y "Respirar por la herida", después no habrá más reseñas hasta que vuelva. Lo que sí voy a intentar es leer semanalmente el capítulo de El Quijote correspondiente y seguir publicando cada lunes esta sección, pero no prometo nada, más bien sospecho que no lo voy a cumplir y mis comentarios sobre esos capítulos los publicaré a la vuelta.

Seguiré medianamente activa en las visitas a vuestros blogs (si me toca algún sorteo que alguien me avise, por favor), también en Twitter y con el Candy Crush, así que si os pido ayuda para pasar de episodio no os hagáis los locos jajajaja.

Los que aún no tengáis vacaciones, tranquilos, pronto llegarán. Los que sí os encontréis ya en este fantástico periodo, disfrutadlo al máximo como pienso hacer yo.

¡Hasta la vuelta!


RETO LEEMOS EL QUIJOTE




Capítulo 28: Que trata de la nueva y agradable aventura que el cura y barbero sucedió en la mesma sierra

Con este capítulo me queda claro que Sierra Morena, al menos por aquella época, estaba llena de gente vagando por mal de amores o similar porque si no, no me explico la nueva aparición que tenemos. En este caso se trata de una bella mujer de nombre Dorotea que narrará su historia al cura, al barbero y a Cardenio, el cual no saldrá de su sorpresa al descubrir que la historia de ella está muy relacionada con la suya.

Seguimos en este capítulo sin saber nada de don Quijote y la verdad es que se le empieza a echar de menos.





viernes, 18 de julio de 2014

La leyenda del ladrón (Juan Gómez-Jurado)


Prepárate a transportarte a la Sevilla del siglo XVI, a un fascinante mundo de mendigos y prostitutas, nobles y comerciantes, espadachines y ladrones. El amor, la pasión y la venganza son los pilares de esta magistral novela de aventuras en torno a un niño salvado misteriosamente de la muerte, que crecerá para erigirse en la última esperanza de los desfavorecidos. El destino de Sancho y el de quienes le rodean hunde sus raíces en los secretos orígenes de la literatura. Su historia te cambiará para siempre.

EL AUTOR

Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977) es periodista. Ha pasado por las redacciones de algunos de los principales medios españoles. Sus novelas (Espía de Dios, Contrato con Dios, El emblema del traidor, La leyenda del ladrón, la más reciente, El paciente) se publican en más de cuarenta países, se han convertido en bestsellers mundiales y han conquistado a millones de lectores. En Hollywood hay planes para adaptar varias de ellas a la gran pantalla.


MI OPINIÓN


En 1587, a mitad de camino entre Écija y Sevilla, un comisario de abastos encuentra a un niño enfermo de peste abrazado al cadáver de su madre. Sin dudarlo, decide salvar al niño y llevarlo a un orfanato de Sevilla.

Así comienza esta novela de aventuras que a través de sus más de 600 páginas divididas en prólogo, setenta capítulos, epílogo y nota del autor, nos paseará por la Sevilla del siglo XVI para contarnos las aventuras y desventuras de aquel niño, Sancho, cuya vida se mezclará con personajes históricos reales tales como Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

Esta trama dedicada a Sancho, protagonista indiscutible de la novela, se verá mezclada con otro hilo argumental que gira en torno a la figura de Francisco de Vargas, importante y rico comerciante, cuyos métodos no son precisamente ni legales ni honestos. Ambas tramas terminarán confluyendo para terminar siendo una sola.

Lo más destacable de la novela es la magnífica ambientación que el autor, a través sin duda de una ingente documentación, consigue de la Sevilla del Siglo de Oro. Con unas descripciones espectaculares y aportando muchísimos detalles perfectamente integrados en la narración, Juan Gómez-Jurado nos traslada a la época a través de sus olores, sus colores y sus costumbres y lo hace de forma muy visual, tanto que es fácil imaginarte lo que vas leyendo. Las grandes diferencias entre ricos y pobres y la lucha diaria por sobrevivir en las calles, están especialmente bien retratadas.

Juan Gómez-Jurado
El autor nos ofrece una fantástica galería de personajes, muy variados todos ellos y perfectamente definidos en sus virtudes y defectos por lo que los hace muy cercanos al lector. Mis favoritos han sido Bartolo, maestro de Sancho en las malas artes del robo, y Josué, su gran amigo, su hermano. Son dos personajes realmente entrañables a los que es imposible no coger cariño.

En cambio, no puedo decir lo mismo de nuestro gran protagonista, Sancho. Lo siento, pero no he empatizado con él en ningún momento, no he logrado entender su forma de pensar y actuar y lo mismo me ha sucedido con otro personaje importante de la novela, Clara, una esclava propiedad del temible Francisco de Vargas. Creo que el hecho de no conectar con el protagonista y la considerable extensión de la novela, en mi humilde opinión alargada innecesariamente, han hecho que no disfrute de la lectura como lo han hecho el resto de lectores.

Me ocurrió exactamente lo mismo con Paul y Alys, protagonistas de "El emblema del traidor", con los cuales no conseguí conectar porque no podía entender sus decisiones y ello impidió que disfrutara plenamente de la lectura. Es decir, dos novelas con ambientación histórica de este autor que no terminan de convencerme por sus protagonistas. En cambio, el último libro del autor, "El paciente", no sólo me encantó sino que rápidamente empaticé con el doctor Evans. Lo que me lleva a preguntarme: ¿Son los protagonistas del pasado que traza el autor los que en cierto modo me fastidian las lecturas? He decidido que quizá pueda responder a esa pregunta leyendo "Espía de Dios" que se desarrolla en el siglo XXI y que, además, me viene genial para el mes temático del thriller.

Y es que creo que soy la única que no puede recomendar de forma entusiasta este libro. No es que no me haya gustado, si así hubiera sido sencillamente no lo habría leído, hace mucho que no me obligo a leer los libros que no me gustan, pero tampoco me ha enganchado por lo que se me ha hecho muy largo de leer. Aprecio la prosa del autor, sencilla y cuidada. La documentación que hay tras el libro, como os he dicho, es magnífica. Los personajes, en general, están muy bien dibujados, pero yo no he conseguido conectar con este libro.

A pesar de ello es, sin duda, una entretenida novela de aventuras que, además, bebe de la clásica novela picaresca española y que puede que yo en otro momento hubiera disfrutado más. Aun así, ha habido grandes momentos a lo largo de la lectura que, a pesar de las pegas, harán que guarde un grato recuerdo de ella y es que la integración en la trama de dos ilustres y admirados escritores como Cervantes y Shakespeare, es un acierto por parte del autor, el cual consigue dotar de cierto halo de realidad a unos hechos meramente ficticios pero que perfectamente podrían haber sucedido allá por nuestro Siglo de Oro.



Reto 25 españoles


Ficha técnica
Título: La leyenda del ladrón
Autor: Juan Gómez-Jurado
Editorial: Planeta
Nº de páginas: 672
ISBN: 9788408113126