miércoles, 22 de octubre de 2014

Bobo (Antonio Lagares)


Un periodista es asignado a cubrir la ejecución de un condenado a muerte. La tarea se convierte en un reto pues su trabajo incluye una entrevista, para cubrir el testimonio del último día de vida de un cautivo. El reportero terminó reuniendo material suficiente para un libro. No fue hasta diez años más tarde que recrea en su memoria el tiempo que pasó con ese hombre. Aquel que prefería ser llamado con el nombre de «Bobo», quien nunca se arrepintió de sus actos y vivió convencido de que hizo lo correcto. 


La historia de Bobo comienza a pulsar en la mente del periodista hasta que la transforma en una novela. La vida de un asesino con una memoria prodigiosa, una cultura incoherente con su condición y su nombre. Un individuo sin pudor, sin culpa, aferrando a la firme convicción de que actuó correctamente. 

Su texto recorre los recovecos de la vida de Bobo. Su infancia, sus relaciones personales y familiares, la terrible historia de su hermano y apoyo, los conflictos entre sus padres, la relación con el pilar de su vida que fue su perro de agua. El destino de Bobo está escrito. El juicio y la reflexión final serán, como siempre, a discreción del lector.


EL AUTOR

Antonio Lagares, nace un 7 de marzo de 1956 en Utrera (Sevilla). Vive en Morón (Sevilla) hasta 1975 que trasladan a su padre a San Fernando (Cádiz). En la actualidad continúa viviendo allí. Entre 1975-1980 realiza la carrera de Psicología en la Facultad de Ciencias de la Educación de Sevilla. En esta época se inicia en la literatura. Comienza su vida laboral en la industria farmacéutica, lo que le impide desarrollar sus inquietudes literarias por falta de tiempo. A pesar de ello, en los ratos libres, se dedica a preparar material pensando en futuro. En estos momentos está inmerso en proyectos literarios. Podéis ver más información sobre premios y publicaciones en su web


MI OPINIÓN

El año pasado tuve la oportunidad de leer la anterior novela del autor, "La rastreadora", una novela muy distinta a las que suelo leer y que me gustó mucho, así que cuando hace unos meses Antonio Lagares se puso en contacto conmigo para saber si me interesaba leer su último libro, no tuve duda alguna y acepté de inmediato muy atraída, además, por una sinopsis que encaja más en mis gustos.


Antonio Lagares
"Bobo", cuyo subtítulo es "¿Se puede justificar un asesinato?" es una novela en la que el protagonista, un condenado a muerte comenzará su narración haciendo un repaso de sus años en prisión pero pronto retrocederá en el tiempo para contarnos su vida desde la infancia. Una infancia marcada por sus problemas con el lenguaje y para relacionarse con personas distintas a su familia. Bobo, cuyo verdadero nombre es Fran, pero a quien su hermano Peter rebautizó, tiene problemas y a pesar de su paso por múltiples especialistas, ninguno es capaz de ponerle nombre a lo que le ocurre. ¿Es autista? ¿Tiene síndrome de Asperger? ¿Es retrasado?

Sea como sea nuestro protagonista tiene su propio mundo interior que podremos conocer minuciosamente a partir de todo lo que irá contando al periodista encargado de entrevistarle antes de su ejecución. De este modo sabremos que mantiene una relación muy especial con su Peter, su hermano mayor; sabremos que su vida cambió totalmente el día que sus padres le regalaron un perro de aguas, Curro. Todo ello es narrado de una forma sencilla a pesar de que Bobo es un personaje realmente complejo y lleno de matices al que llegaremos a conocer muy bien a través del minucioso perfilado que el autor realiza.

Los temas principales del libro son las relaciones familiares y la maldad, pero también, no podía ser de otra forma, los lazos que se crean entre un perro y su dueño. Aprovecha también el autor para hacer crítica  de cómo trata la sociedad a las personas que tienen algún tipo de problema mental o de conducta y toca también el tema de la culpa ya que, como he comentado antes, el subtítulo de la novela es “¿Se puede justificar un asesinato?” y es que a lo largo de toda la lectura veremos que Bobo no muestra arrepentimiento alguno por lo que hizo, sino todo lo contrario, está firmemente convencido de que actuó correctamente.

"Bobo" cuenta una historia conmovedora en la que he echado en falta más emoción. Una historia que de por sí inevitablemente remueve sentimientos, pero que a mí no ha terminado de llegarme. Está bien contada, los personajes son creíbles pero para mi gusto le falta pasión. Aun así es una lectura recomendable porque como os digo es una buena historia aunque a mí no haya llegado a emocionarme del modo que esperaba.


Por cierto, ¿qué opináis? ¿Se puede justificar un asesinato? 




Ficha técnica
Título: Bobo
Autor: Antonio Lagares
Editorial: Autopublicado Amazon
ASIN: B00l8I9NTM

martes, 21 de octubre de 2014

Noviembre: mes de la no novela



Laky de Libros que hay que leer nos propone que noviembre sea el mes temático de la no novela. Todo cabe en este mes: relatos, ensayo, poesía... Yo por lo pronto me animaré con un libro de relatos y ya veremos si quizá cae algo de teatro, género al que no me aproximo desde hace muchísimo tiempo y que siempre me ha gustado mucho. 

Como es habitual también hay sorteos, siendo tres los libros que se sortean: "Al otro lado del cristal" de Juan Manuel Peñate Rodríguez; "A la hora convenida" de Juan Manuel Sainz Peña;  y "La vida no es verdad" de Pablo de Barco.

Podéis consultar las bases aquí.

¿Os animáis?

lunes, 20 de octubre de 2014

Esta semana leo... #63


Esta semana, tras terminar la pasada con "Bobo", continuo leyendo "El lector de Julio Verne". Me está durando un poco más de lo normal porque durante el fin de semana, salvo ayer domingo, no he leído nada, me he dedicado a disfrutar de la visita que me han hecho mis padres. De todas formas me queda muy poquito y cuando lo acabe me pondré con "Habitaciones cerradas" de Care Santos, un libro y una autora que tengo pendientes desde hace muchísimo tiempo. Además, es uno de los autores que me propuse para el Reto Eternos Pendientes y con esta lectura lo daré por cumplido. En cualquier caso, estas son mis intenciones pero ya sabéis que últimamente las incumplo cada dos por tres, así que ya veremos.

El que sí voy a leer con total seguridad, de forma simultánea, es "Lágrimas de tequila" de Cita Franco, un libro de relatos cuya reseña podréis leer en noviembre y con el que participaré en el mes temático de la no novela (a ver si preparo la entrada...) y que tengo pendiente desde hace unos meses.

SORTEOS

El universo de los libros sortea un ejemplar de "A las ocho en el Novelty". Bases aquí.




RETO LEEMOS EL QUIJOTE




Capítulo 41: Donde todavía prosigue el cautivo su suceso.

Efectivamente en este capítulo prosigue, y por fin termina, la historia del cautivo y no os voy a mentir, se me ha hecho muy pesada. Al principio la cogí con ganas y me estaba gustando, pero este capítulo, bastante más largo de lo que viene siendo habitual, se me ha hecho insufrible. Al menos ya los tenemos a todos, sanos y salvos a pesar de algunos percances, en tierras españolas.

viernes, 17 de octubre de 2014

Un millón de gotas (Víctor del Árbol)


Gonzalo Gil es un abogado metido en una vida que le resulta ajena, en una carrera malograda que trata de esquivar la constante manipulación de su omnipresente suegro, un personaje todopoderoso de sombra muy alargada. Pero algo va a sacudir esa monotonía.
Tras años sin saber de ella, Gonzalo recibe la noticia de que su hermana Laura se ha suicidado en dramáticas circunstancias. Su muerte obliga a Gonzalo a tensar hasta límites insospechados el frágil hilo que sostiene el equilibrio de su vida como padre y esposo. Al involucrarse decididamente en la investigación de los pasos que han llevado a su hermana al suicidio, descubrirá que Laura es la sospechosa de haber torturado y asesinado a un mafioso ruso que tiempo atrás secuestró y mató a su hijo pequeño.
Pero lo que parece una venganza es solo el principio de un tortuoso camino que va a arrastrar a Gonzalo a espacios inéditos de su propio pasado y del de su familia que tal vez hubiera preferido no afrontar.
Tendrá que adentrarse de lleno en la fascinante historia de su padre, Elías Gil, el gran héroe de la resistencia contra el fascismo, el joven ingeniero asturiano que viajó a la URSS comprometido con los ideales de la revolución, que fue delatado, detenido y confinado en la pavorosa isla de Nazino, y que se convirtió en personaje clave, admirado y temido, de los años más oscuros de nuestro país.

Una gran historia de ideales traicionados, de vidas zarandeadas por un destino implacable, una visceral y profunda historia de amor perdurable y de venganza postergada; un intenso thriller literario que recorre sin dar respiro la historia europea.


EL AUTOR

Víctor del Árbol, nacido en Barcelona en 1968, fue funcionario de la Generalitat desde 1992 hasta 2012.

Cursó estudios en Historia en la Universidad de Barcelona, colaboró dos años como locutor y colaborador en el programa radiofónico de realidad social «Catalunya sense barreres» (Radio Estel, ONCE). Como escritor fue finalista del Premio Fernando Lara en 2008 con El abismo de los sueños (no publicada) y ganó el Premio Tiflos de Novela en 2006 con El peso de los muertos. En 2011 publicó La tristeza del samurái (Editorial Alrevés), que ha sido un éxito nacional e internacional y cuenta con el reconocimiento de la crítica y de numerosos premios. Entre ellos, Le Prix du polar Européen 2012 a la mejor novela negra europea.  

En 2013 publica su novela "Respirar por la Herida" finalista a la mejor novela extranjera en el festival de cine Negro de Beaune, finalista en el II Premio Pata Negra de Salamanca, finalista a la mejor novela negra 2014 que otorga el festival VLNC. Traducida al francés, la prestigiosa editorial Rosenbloom ha adquirido los derechos de edición en inglés para Australia, New Zeland, UK y USA.

El 13 de mayo de 2014  publica su última novela hasta la fecha "Un millón de gotas" (Editorial Destino) cuyos derechos ya han sido adquiridos para su traducción al francés por la editorial Actes Sud.


MI OPINIÓN

Víctor del Árbol me conquistó este verano con “Respirar por la herida” y desde entonces sólo tenía en mente volver a encontrarme con su prosa y sus historias. La ocasión llegó de la mano de su última novela publicada, “Un millón de gotas” y tras su lectura puedo confirmar que tal y como sospechaba, el autor se convierte para mí en el gran descubrimiento de mi año lector, tanto que en breve me lanzaré a por “La tristeza del samurái”.

Víctor del Árbol
Con una prosa impecable, directa y contundente y utilizando un narrador omnisciente el autor a lo largo de dos momentos temporales nos irá desgranando dos hilos argumentales que terminarán convergiendo en uno solo. En el presente conoceremos a Gonzalo Gil, un abogado sin demasiado éxito ni personal ni profesionalmente, cuya vida se verá sacudida tras el suicidio de Laura, su hermana, acusada de haber matado a un mafioso que secuestró y asesinó a su hijo. No todo parece estar tan claro y Gonzalo se verá obligado a dejar de ver la vida pasar al verse envuelto en una peligrosa investigación que le hará viajar hasta el pasado de su propia familia y empezar a descubrir quién fue realmente Elías Gil, ese padre ausente desde que era un niño. En esa búsqueda del héroe ausente será el propio Gonzalo quien se encuentre a sí mismo.

Por otro lado, acompañando a Elías Gil nos trasladaremos a 1933, momento en el que comienza el segundo hilo argumental de la novela el cual le confiere una importante carga histórica. De su mano viajaremos a la Unión Soviética con un joven Elías, hijo de minero y estudiante de ingeniería, imbuido del idealismo comunista y a través del cual el autor nos retrata con rigor la deportación de miles de personas a la isla de Nazino. La dureza y crueldad de lo que nos narra en estos capítulos es tan atroz que a veces se me hizo necesario parar la lectura, respirar y retomar después una narración en la que la lucha por la supervivencia lleva a tomar decisiones que marcarán para siempre la vida de las personas que vivieron aquellos hechos de forma que el pasado dejará una profunda huella cuyos efectos aún se sienten en el presente.

Víctor de Árbol vuelve a ofrecernos una novela de personajes a los que la vida ha zarandeado hasta llevarlos al límite. Se nota el mimo con el que el autor ha dibujado sus perfiles, alejándolos de cualquier estereotipo y ofreciendo al lector personas de carne y hueso, que tienen virtudes y tienen defectos. Personajes a los que no se juzga en la novela y a los que yo tampoco he sido capaz de juzgar porque aunque no haya  compartido sus decisiones, no dejan de ser personas a los que la vida y sus circunstancias en un momento dado han colocado ahí y no he podido evitar preguntarme qué hubiera hecho yo en su lugar. Y este mimo lo pone tanto en los personajes principales como en los secundarios, da igual cuál sea el papel que juegan en la novela porque todos son diseccionados por la pluma del autor que con maestría consigue que un mismo personaje sea a la vez héroe y villano.

Una prosa directa y un lenguaje cuidado son las señas de identidad de la forma de escribir de un autor que no necesita de florituras para dejarnos pegados a sus páginas mientras nos habla de la maldad humana, pero también de la búsqueda de la verdad y de la lucha de aquellos que lo arriesgan todo por ella. Una novela que también aborda temas tales como la huella que el pasado imprime en el presente y en el futuro y cuya lectura no puede dejar indiferente. “Un millón de gotas” es mucho más que un libro con el que entretenernos  porque deja un poso del que es difícil huir. Es tal su intensidad y su dureza que debe disfrutarse con calma y dejarse llevar por las múltiples frases que obligan a parar la lectura y a reflexionar sobre nosotros mismos por muy alejadas que nuestras circunstancias, afortunadamente, estén de las relatadas en el libro.

El lector no tendrá descanso mientras lee, con el ritmo pausado que la propia novela imprime, este libro lleno de dolor, de silencio, de secretos, de un pasado que siempre vuelve. Un libro que no da un respiro. Un libro que te remueve, que deja poso y que llega para quedarse muy dentro del lector que un día decide aventurarse en sus páginas.


“La primera gota es la que empieza a romper la piedra. La primera gota es la que empieza a ser océano”



Ficha técnica
Título: Un millón de gotas
Autor: Víctor del Árbol
Editorial: Destino
Nº de páginas: 672
ISBN: 9788423348138




miércoles, 15 de octubre de 2014

Los sueños de la memoria (Juan P. Vidal)


Martín descubre, tras la repentina y trágica muerte de su mujer y de su socio, la infidelidad de ambos. Tras varios días de dudas, decide hacerle una prueba de paternidad a su hija. Después de muchas vacilaciones, la abandona y huye a Nueva York siguiendo la pista de un padre al que siempre creyó muerto. Allí comienza una nueva etapa. En un constante ir y venir del pasado al presente, vamos descubriendo cierto paralelismo entre la vida de su progenitor y la suya. En poco tiempo se ve enredado en una peligrosa disputa por la herencia del que posiblemente sea su padre y que se encuentra gravemente enfermo. Un trágico incidente, en el que se ve involucrada la úncia persona que había conseguido despertar de nuevo en él la ilusión por vivir, acelerará unos acontecimientos que le permitirán comprender la sombra de su pasado y el de su familia.

Una historia situada entre el apasionante mundo de la novela negra y la psicológica, entre el Madrid del siglo XX y el Nueva York del XXI; entre un futuro prometedor en una ciudad apasionante y un doloroso pasado.


EL AUTOR

Juan P. Vidal, actualmente reside en Brooklyn, Nueva York, donde ha vivido durante siete años. Además de su pasión por la literatura, es licenciado en Filosofía a la vez que economista. Doctorando en Filosofía, con un proyecto de investigación sobre Dostoyevski y el problema del mal. "Los sueños de la memoria" es su primera novela.


MI OPINIÓN


Hace unos meses Juan P. Vidal se puso en contacto conmigo para ofrecerme un ejemplar de su primera novela “Los sueños de la memoria”, publicada por Pàmies. Dado que la sinopsis me resultó muy atractiva, no dudé en aceptar inmediatamente aunque haya demorado su lectura hasta hace poco. Lo cierto es que mi intención era haber leído este libro durante el verano, época en la que me suele apetecer leer thriller y novela negra, género en el que parecía englobarse este libro. Finalmente pospuse su lectura  ya que algunas reseñas indicaban que se trataba de un libro de carácter intimista y con un ritmo lento, por lo que no me parecía que pudiera encajar en mis preferencias de lecturas estivales.

En este libro conoceremos a Martín, un hombre cuya vida sufre un cambio radical cuando su esposa fallece en un accidente de tráfico junto a su socio, el cual resulta ser no sólo su amante sino también el padre de su hija. Por si esto no fuera suficiente, la madre de Martín fallece dejando una carta en la que revela que el padre, desaparecido cuando Martín era un niño, no falleció sino que vive en Nueva York, lugar al que decide viajar con la única pista que le ha dejado su madre: David Zweig es el hombre que le ayudará a encontrar a su padre.

Formalmente el libro se encuentra dividido en cuatro partes que hacen referencia al momento que vive Martín: El presente, El viaje, El pasado y El futuro que a su vez se subdividen en capítulos sin numerar y de corta extensión, lo cual confiere cierta agilidad a una lectura muy reflexiva en la que a través de la voz del propio Martín seremos partícipes tanto de su presente como de su pasado, con continuos saltos en el tiempo que, en ocasiones, pueden resultar un tanto confusos. Pero lo principal de Martín es que nos hará partícipes de sus reflexiones, de sus estados de ánimo, de las cosas que le atormentan, en definitiva de la profunda crisis de identidad por la que atraviesa.

De este modo, conoceremos muy bien a este personaje, del que el autor ha realizado un completo trazado psicológico, justo lo contrario  que ocurre con otro personaje importante en la novela: Marta. No he entendido la relación entre ambos porque el dibujo que el autor realiza de ella dista mucho de la percepción que Martín nos traslada, el cual parece sentirla como alguien cercano, incluso cariñosa, pero a la cual yo he sentido fría. Por un lado, Martín con sus reflexiones nos muestra una Marta que no tiene nada que ver con aquella con quien conversa y con quien mantiene unos diálogos realmente intensos que dotan a Marta de un carácter analítico que me ha resultado poco natural.

La parte de novela negra y de misterio de este libro no deja de ser una mera excusa para trasladarnos el tormento de Martín, su protagonista. De hecho la intriga es mínima, resultando muy predecible el misterio a resolver. Es además, una novela llena de descripciones y detalles y, sobre todo, de profundas reflexiones y razonamientos un tanto filosóficos, se nota la formación del autor, que a mí personalmente me han agotado en algunos momentos y me han parecido un tanto pretenciosos en otros, haciendo que la lectura se me hiciera realmente lenta y densa.

En definitiva, una novela en la que he sufrido muchos altibajos ya que el inicio es dinámico y realmente prometedor para ir decayendo hacia la mitad del libro, muy especialmente en toda la parte dedicada a la relación de Martín y Marta. Afortunadamente hacia al final comienza la parte negra de la novela que, aunque un tanto rocambolesca, hace que el libro tome un poco más de ritmo. Aun así su tónica general es la falta de acción que a mi parecer promete la sinopsis de esta novela que habla fundamentalmente sobre la importancia de las raíces familiares para encontrar nuestra propia identidad.


Reto 25 españoles
Cruce de caminos negro y criminal

Ficha técnica
Título. Los sueños de la memoria
Autor: Juan P. Vidal
Editorial: Pàmies
Nº de páginas: 300
ISBN: 9788415433484

lunes, 13 de octubre de 2014

Esta semana leo... #62


Comienzo la semana de nuevo con dos libros entre las manos y es que tras terminar durante el fin de semana "Los sueños de la memoria", libro difícil de definir y del que os hablaré el miércoles próximo, comencé "Bobo" de Antonio Lagares, que será una de mis lecturas para el mes temático de la novela autopublicada y "El lector de Julio Verne" de Almudena Grandes, segunda entrega de sus Episodios de una Guerra Interminable, dentro de la lectura conjunta organizada por Hojas de Alisio. Esta lectura conjunta comenzó el mes pasado con el primer episodio, "Inés y la alegría", lectura en la que no participé porque el libro no me apetece, y finalizará en noviembre con "Las tres bodas de Manolita", libro que ya he leído y cuya reseña podéis ver aquí.

SORTEOS

Libros que hay que leer sortea un ejemplar de "La hermandad" de Marcos Chicot. Bases aquí.




RETO LEEMOS EL QUIJOTE


Capítulo 40: Donde se prosigue la historia del cautivo

Continuamos en este capítulo conociendo la historia del cautivo que comenzó en el capítulo anterior y que continuará en el siguiente porque el hombre está claro que tiene mucho que contar. Si la semana pasada lo dejamos siendo esclavo en Constantinopla, esta semana cambiará las tierras turcas por Argel, donde coincidirá con nuestro autor y es que creo que a Cervantes, aunque se de forma breve, le encanta hacer cameos.

En este capítulo sabremos por fin cómo el cautivo conoció a Zoraida, la cual ahora se hace llamar María, pero será la próxima semana cuando sepamos cómo consiguieron finalmente salir de Argel y llegar a tierras cristianas.