1 de julio de 2019

Cerrado por vacaciones


¡Nos vemos a la vuelta! 

No olvidéis pasar un feliz verano y llenarlo de grandes lecturas.


26 de junio de 2019

Viento de otoño - Brenna Watson


Es verdad que el género romántico no es lo mío, pero lo cierto es que cuando leí la primera  novela de Brenna Watson, El futuro tiene tu nombre, la disfruté mucho más de lo que esperaba y fue una lectura realmente agradable, además de estar muy bien escrita, así que cuando me ofrecieron la lectura de su segunda novela no voy a decir que no tuve mis dudas, lo romántico siempre me las genera, pero su ambientación histórica me atraía muchísimo y, afortunadamente, me lancé a por ella. Hoy os hablo de Viento de otoño.

Mi opinión


En 1330 un grupo de guerreros escoceses partió hacia Tierra Santa para enterrar el corazón de su rey, Robert the Bruce, pero el destino los llevó hasta Castilla para luchar al lado del rey Alfonso XI. Uno de ellos, Keilan Montroe, no volvió a Escocia y formó una familia lejos de su país. Años después su hija Gabriela se verá sola tras perder a toda su familia y decidirá, junto al fiel Angus Campbell, aquel otro escocés que acompañara a su padre y se quedara con él en Toledo, emprender el largo y peligroso camino hacia Escocia, hacia la única familia que le queda sin saber realmente quiénes de ellos continuarán con vida.

Así comienza Viento de otoño, una novela en la que se aprecia la evolución y el crecimiento de Brenna Watson como autora, así como la versatilidad de la que hace gala embarcándose en una trama con una excelente ambientación en la Escocia del siglo XIV tanto en sus escenarios como en la complicada situación política, ambientación tras la que sin duda hay una ardua labor de documentación que queda perfectamente integrada en una narración que fluye sin prisa, pero sin pausa, situándonos en el meollo de la historia gracias a numerosos detalles que la dotan de vida y verosimilitud.

Con una prosa culta a la vez que fluida, y un estilo elegante y muy cuidado, Brenna Watson nos acerca a unos personajes que rápidamente sentiremos cercanos y naturales, tan bien construidos que despiertan en el lector todo tipo de emociones. Compartiendo protagonismo con la valiente y decidida Gabriela encontramos a Duncan, jefe de los guerreros del clan Montroe, ambos forman el tándem perfecto en el que la fortaleza de carácter y el coraje, se dan la mano con la sensibilidad y los sentimientos más profundos, asistiendo el lector al nacimiento, paso a paso, de una relación que no solo tendrá que luchar contra los elementos externos que hacen de la suya una relación complicada, sino que también tendrán que hacerlo contra ellos mismos. La pluma de la autora, su exquisita sensibilidad, nos adentra en esta relación haciéndonos sentir parte de ella, vibrando con sus protagonistas, sufriendo cuando ellos lo hacen y embargándonos de la dulzura con la que va naciendo el amor entre ellos.

Historia y amor, junto con la lealtad y el honor, son los ingredientes principales de una novela que me ha trasladado totalmente las Highlands sumergiéndome en su lectura de tal forma que el tiempo pasaba sin darme cuenta y no, no es que yo me haya vuelto una romántica empedernida de pronto, pero Viento de otoño no solo es mucho más que una historia de amor, para mí lo principal es que ese romance me parece real, me lo creo, no está azucarado, no me empalaga, es una relación que nace poco a poco, en la que hay dudas, miedos… pero a la que finalmente nada ni nadie puede frenar hasta una verdadera explosión de los sentidos que Brenna Watson nos narra con tanto detallismo como sensibilidad, derrochando sensualidad en cada palabra.

En definitiva, Viento de otoño es una deliciosa novela de corte histórico romántico que nos narra con una prosa exquisita una maravillosa historia de amor, de honor y de lealtad. Una fantástica lectura con una magnífica ambientación en la Escocia del siglo XIV que hará las delicias no solo de los aficionados al género, sino también de aquellos que, como es mi caso, sin ser habituales se decidan a darle una oportunidad.

Ficha técnica





24 de junio de 2019

Esta semana leo... #290

Última semana de junio y la comienzo leyendo La señal de Maxime Chattam de la que llevo muy pocas páginas porque la semana pasada me organicé fatal, raro había sido lo de la anterior, y el fin de semana ha sido una auténtica locura.

Ahora sí que entro en la recta final para preparar mi examen de julio y, además, se avecinan mis bien merecidos días de descanso, sol, playa y lo que se tercie así que, salvo una reseña que dejo programada para esta semana, el blog cierra temporalmente por vacaciones. Este año, en principio, serán largas porque he llegado a un estado de agotamiento total, pero prometo volver con las pilas bien cargadas y con muchas lecturas veraniegas por contaros.

¡Disfrutad!

20 de junio de 2019

El aspecto del diablo - Craig Russell


Vuelvo a caer una y otra vez porque a pesar de tener mil lecturas pendientes cuando me ofrecen un thriller voy como un corderito detrás de él y si lo que me encuentro son novelas como ésta volveré a hacerlo una y otra vez. Hoy os hablo de El aspecto del diablo.

Mi opinión


Checoslovaquia, 1935. Los Seis Diabólicos llevan años encerrados en Hrad Orlù, un psiquiátrico ubicado en un tétrico castillo cuya leyenda cuenta que se construyó para cerrar la boca del infierno. Viktor Kosárek, un joven psiquiatra se dispone a abandonar Praga e incorporarse a su plantilla para probar nuevos métodos mientras la ciudad vuelve a temblar por los crímenes de un sanguinario asesino apodado Delantal.

Un narrador omnisciente en tercera persona será el encargado de trasladarnos una lectura que tiene tanto de thriller como de novela gótica. A través de esta voz el lector no solo obtiene una amplia información, sino que se ve inmerso en el claustrofóbico ambiente del castillo, siente el miedo que se vive en las calles de Praga y se empapa del crispado ambiente político que asola una Europa en la que se cuece la Segunda Guerra Mundial y un país en el que la tensión étnica va creciendo poco a poco.

La demencia más absoluta y los crímenes más horrendos son los protagonistas de una novela que bebe de las teorías de Carl Jung y se empapa de los mitos y las supersticiones de Centroeuropa y Europa del Este. Con descripciones tan justa como visuales y diálogos naturales e inteligentes, Craig Russell sigue un hilo temporal lineal salpicado de flashbacks para acercarnos no solo a la vida de sus personajes, sino para hacernos penetrar en su psique y sin duda alguna lo consigue, tanto que la lectura de El aspecto del diablo nos depara momentos realmente escalofriantes porque no es solo el joven psiquiatra quien intenta entrar en la mente enferma de Los Seis Diabólicos, sino que somos nosotros mismos, los lectores, los que penetraremos en ellas para vivir de primera mano el horror que nos enfrenta a la oscuridad total, esa que invade a aquel a quien su mente lúcida le ha abandonado sin ni siquiera él mismo saberlo.

En El aspecto del diablo dos hilos argumentales, la investigación de los crímenes de Delantal y el tratamiento psiquiátrico de Los Seis Diabólicos, avanzan de forma paralela hasta tocarse en un punto para formar una historia tan única como escalofriante de la que el lector forma parte quiera o no, tal es la fuerza de lo narrado y la pericia del autor a la hora de hacerlo, con una prosa tan rica como cuidada y un estilo culto y elegante que invita a una lectura pausada a pesar de la continua necesidad de saber más y de adentrarnos sin remedio en la locura más absoluta.

En definitiva, El aspecto del diablo es una tétrica y oscura novela que combina con acierto lo mejor del thriller con la novela gótica ofreciendo al lector unas cuantas horas de inquietante lectura hasta un desenlace que no por esperado deja de ser menos impactante.

Ficha técnica