viernes, 21 de noviembre de 2014

El infinito en la palma de la mano (Gioconda Belli)


El mágico relato de nuestros orígenes es probablemente el que más fascinación ha inspirado en la humanidad a lo largo de los tiempos. Poesía y misterio se dan la mano en esta sorprendente novela que nos presenta al primer hombre y la primera mujer descubriéndose y descubriendo su entorno, experimentando el desconcierto ante el castigo, el poder de dar vida, la crueldad de matar para sobrevivir y el drama de amor y celos de los hijos por sus hermanas gemelas.


LA AUTORA

Gioconda Belli, nació en Managua, Nicaragua. Es autora de una obra poética de reconocido prestigio internacional, por la que ha recibido el Premio Mariano Fiallos Gil, el Premio Casa de las Américas, el Premio Internacional Generación del 27 y el Premio Internacional Ciudad de Melilla. Su primera novela, La mujer habitada (1988), ha sido traducida a once idiomas con enorme éxito, especialmente en Italia o Alemania, donde ha superado el millón de lectores en veinticinco ediciones y ha obtenido el Premio de los Bibliotecarios, Editores y Libreros a la Novela Política de 1989 y el Premio Anna Seghers de la Academia de las Artes y, además, aunque no sea tan prestigioso como todos estos premios tiene también el honor de ser la novela cuya reseña más visitas ha recibido en este blog. También es autora de las novelas Sofía de los presagios (1990), Waslala (1996; Seix Barral, 2006) y El pergamino de la seducción (Seix Barral, 2005), y de El país bajo mi piel (2001), sus memorias durante el periodo sandinista.


MI OPINIÓN

La propia autora nos cuenta en una nota  introductoria cómo revisando libros en la casa de un familiar decidió escribir este libro. El relato bíblico de Adán y Eva ocupa unos cuarenta versículos del Génesis aunque existen infinidad de escritos apócrifos que por distintos motivos no fueron aceptados por la Iglesia para su inclusión en las Sagradas Escrituras. Algunos de estos escritos son las fuentes que Gioconda Belli cita como fundamentales para su documentación y encontramos libros tales como el Apocalipsis de Baruk, El Libro Perdido de Noé y los Libros de Adán y Eva.

El libro se encuentra dividido en dos partes. La primera, Hombre y mujer los creó, nos habla de la creación de Adán y Eva, de su vida en el paraíso y su posterior expulsión del mismo. En la segunda parte, Creced y multiplicaos, la narración se centrará en la descendencia de Adán y Eva y en cómo vive cada uno de ellos su nueva responsabilidad: ser padres.

Junto a estos dos personajes principales ocupan una posición relevante, como no podía ser de otra forma, Elokim (uno de los términos hebreos para nombrar a Dios), al que Adán y Eva se refieren como el Otro y que nunca aparece de forma directa sino a través de pensamientos, sueños y fenómenos naturales; y la Serpiente, cuyo papel va más allá de incitar a Eva a tomar el fruto del Árbol del Conocimiento, un higo (y no una manzana).

Gioconda Belli
Aunque evidentemente los personajes principales son Adán y Eva, la historia se centra especialmente en ella para mostrarnos no la dicotomía entre obediencia y desobediencia, sino que la decisión de comer el fruto se presenta como un acto de libertad y un ejercicio de responsabilidad. Se nos presenta a Elokim como un dios que crea universos por aburrimiento, un dios vengativo y justiciero, que otorga la libertad de decisión para luego castigar por haberla ejercido. Eva, tras reflexionar, llega a la conclusión de que Elokim quiere que tome la fruta y así inaugurar la historia de la humanidad. De este modo Gioconda Belli aleja a Eva de la imagen de mujer desobediente y pecadora y nos la presenta como la mujer que ejerce la libertad que se le ha dado y asume la responsabilidad de inaugurar la historia de la humanidad. Del mismo modo, Adán pierde en esta novela la imagen del pobre engañado por la pécora Eva y decide tomar la fruta en un acto de amor: “Una vez que tú la habías comido, ya no podía hacer otra cosa. Pensé que dejarías de existir.”

En la segunda parte, Adán y Eva se convertirán en padres. Las partes dedicadas a la primera menstruación de Eva, el descubrimiento del embarazo, las sensaciones que vive en su vientre y el posterior parto son de las más bellas de este libro en el que Gioconda Belli derrocha sensibilidad y convierte su prosa en pura lírica.

Una historia sagrada, pero también una historia atemporal y mundana ya que los temas principales son los celos, la libertad, la injusticia, la pasión, el bien y el mal como caras de una misma moneda.

Sólo puedo ponerle una pega a este libro y es el final. Creo que Gioconda Belli podría haberse ahorrado el giro final con el que parece querer integrar las teorías darwinianas y quedarse con la historia tal y como la conocemos todos: Caín ha asesinado a Abel y por ello es desterrado. Aún así, me ha gustado mucho esta lectura tan distinta a lo que suelo leer últimamente y tan diferente a todo. Una historia intimista, llena de magia y poesía que no me atrevería a recomendar a cualquier lector.


"Para ver el mundo en un grano de arena, 
 Y el Cielo en una flor silvestre, 
 Abarca el infinito en la palma de tu mano,
 Y la eternidad en una hora"
                                             (William Blake)



Ficha técnica
Título: El infinito en la palma de la mano
Autora: Gioconda Belli
Editorial: Seix Barral
Nº de páginas: 240
ISBN: 9788432212499


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Historia de una escalera (Antonio Buero Vallejo)


Buero Vallejo ha sabido igualar vida y pensamiento, conducta y prédica. De su lucidez y de su ejemplaridad, de su trabajo, ha surgido el teatro de más altura, tensión y trascendencia de la posguerra española. Como ha sabido demostrar con Historia de una escalera, hito en la recuperación teatral de España.

EL AUTOR
Antonio Buero Vallejo. (Guadalajara, 29 de septiembre de 1916 - Madrid, 29 de abril de 2000). Dramaturgo y pintor español. Desde su infancia se interesa por la literatura, sobre todo por el teatro. Estudia en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y, acusado de "adhesión a la rebelión", permanece en prisión desde 1939 hasta 1946. Allí coincide con Miguel Hernández y entablan una fuerte amistad. Al ser puesto en libertad comienza a colaborar en diversas revistas como dibujante y escritor de pequeñas piezas de teatro.
El éxito de crítica y público le llega en 1949 de la mano de Historia de una escalera, que al principio fue titulada por Buero Vallejo simplemente "La escalera". La obra fue galardonada con el Premio Lope de Vega y tuvo un gran éxito de público en el Teatro Español de Madrid. A partir de entonces escribió y estrenó, entre otras muchas, obras tales como "La señal que se espera", "Irene, o el tesoro", "Hoy es fiesta", "Aventura en lo gris" y "El tragaluz”.
El 1971 fue nombrado académico de la Real Academia Española. Ocupaba el sillón X.
Sus premios más importantes fueron en 1986 el Premio Cervantes y en 1996 el Premio Nacional de las Letras Españolas por toda su trayectoria literaria.
En 1997 publicó su última obra, "Misión al pueblo desierto" que se estrenó en Madrid el 8 de octubre de 1999.
Antonio Buero Vallejo murió en Madrid el 29 de abril de 2000, a los 84 años de edad.

MI OPINIÓN

En “Historia de una escalera” Buero Vallejo nos presenta una tragedia social que podemos calificar como universal ya que a pesar de estar limitada temporalmente en la posguerra española, aunque en ningún momento se hace referencia alguna concreta a ello, el drama que nos presenta es inherente a la naturaleza humana, los tiempos cambian, las personas evolucionan, pero las inquietudes, los desengaños, los anhelos, siguen siendo los mismos.  De la misma forma que podemos considerarla una obra atemporal, también destaca el hecho de que no indique la ciudad concreta donde se desarrolla la acción. De nuevo, podría suceder en cualquier lugar porque el individuo es el mismo en todas partes.

Antonio Buero Vallejo
En este drama en tres actos conoceremos a cuatro familias, vecinos de una misma escalera en la que todos se conocen. Entre el primer acto, donde se presenta a los personajes, y el segundo transcurren 10 años, y entre el segundo y el tercero, 20. El narrador que interviene para acotar las escenas es totalmente externo a la narración, simplemente expone  la posición de los personajes que van a intervenir y sitúa al lector, pero no se involucra en la historia.

El autor realiza en esta obra con tintes existencialistas una denuncia político-social y lo hace desde un punto de vista pesimista y conformista, quizá para denunciar que sin lucha no se sale de los problemas. El tiempo transcurre, 30 años pasan desde el inicio de la obra hasta el final, pero nada cambia, la escalera representa esa inamovilidad, la escalera es lo que ata, lo que impide avanzar, es la causante de la desgracia, desgracia en cierto modo asumida por los padres, pero contra la que los hijos, de un modo u otro intentan rebelarse aunque no lo consigan. El tiempo pasa, algunos vecinos ya no están, los jóvenes del principio van envejeciendo y asumen que nada ha cambiado, la escalera sigue allí, como siempre.

Una obra corta y sencilla de leer pero de gran profundidad para el lector que quiera ver más allá y no tome su lectura como un simple pasatiempo, para éste probablemente la obra resulte aburrida y anodina porque su argumento es tan sencillo aparentemente, sus personajes tan normales, no hay escenas impactantes, todo se desarrolla de una forma natural y aún así sólo es necesaria una lectura atenta para llenarnos de la amargura de sus personajes. Es increíble cómo sólo a través de diálogos, Buero Vallejo es capaz de trasladar tanto al lector, cómo transmite el ambiente tenso que se respira entre los vecinos, cómo nos habla de las carencias y las necesidades de los habitantes de esta escalera.

Como ya comenté en otra entrada, leí esta obra hace muchos años, siendo adolescente, y de ella recordaba cómo me impactó aunque no sabría decir el porqué. Hoy, tras su relectura, mi sensación es la misma pero distinta a la vez. No creo que en aquella primera lectura captara totalmente todo el drama social y todo el pesimismo y la amargura que Buero Vallejo deja en sus líneas ni, por supuesto, la maestría de un autor que, como he dicho anteriormente, transmite tanto y perfilar de forma tan completa y real a sus personajes sin necesidad de narración, única y exclusivamente a través de sencillos diálogos.


Ficha técnica
Título: Historia de una escalera
Autor: Antonio Buero Vallejo
Editorial: Austral
Nº de páginas: 160

ISBN: 9788467033281

lunes, 17 de noviembre de 2014

Esta semana leo... #67


Comencé durante el fin de semana "Ni de Eva ni de Adán" de Amélie Nothomb y lo terminaré hoy mismo. Es un libro muy breve, de menos de 200 páginas, y muy fácil de leer, lleno del sarcasmo y la acidez de los que suele hacer gala la autora. ¿Cuál empezaré después? Ni idea... estoy un poco en plan de lo que surja y me apetezca en ese momento en el que dejo la vista pasear sobre los títulos pendientes hasta que mi mirada vuelve una y otra vez a uno en concreto.

Por otro lado, esta semana sí espero empezar el libro de relatos "La vida no es verdad" ya que finalmente la semana pasada, a pesar de pasearlo todos los días en el bolso, no llegué ni a abrirlo. Ya sabéis que últimamente los relatos me acompañan en mi descanso para el tentempié de media mañana, pero en esta ocasión no ha sido así ya que he estado tan liada en la oficina que no he puesto un pie en la calle y he tenido que conformarme con las galletas que siempre hay en uno de los cajones de mi mesa. A ver si esta semana se me da mejor o, al menos, es más tranquila.


SORTEOS

Books & Co. sortea un ejemplar de "Invierno en París". Bases aquí.



Libros que hay que leer, El universo de los libros y Adivina quien lee organizan una lectura conjunta de "Un paso de más" y cada blog sortea cinco ejemplares del libro. Bases aquí, aquí y aquí.


De lector a lector sortea tres ejemplares de "La vida es suero". Bases aquí.





RETO LEEMOS EL QUIJOTE





Capítulo 45: Donde se acaba de averiguar la duda del yelmo de Mambrino y de la albarda, y otras aventuras sucedidas, con toda verdad.

El capítulo anterior finalizaba con la llegada del barbero al cual don Quijote y Sancho Panza despojaron de bacía y albarda y continúa en éste la discusión la cual, como viene siendo habitual cuando la locura de nuestro caballero es, además, apoyada por las chanzas de los demás, termina con todo el mundo discutiendo y agrediéndose. Así nos lo cuenta Cervantes:

"Toda la venta eran llantos, voces, gritos, confusiones, temores, sobresaltos, desgracias, cuchilladas, mojicones, palos, coces y efusión de sangre"

Y en medio de tal lío, aunque parezca mentira, fue la voz de don Quijote la que puso paz, aunque por poco tiempo. ¿Recordáis los galeotes que don Quijote liberó? Pues aquí tenemos a una cuadrilla que viene a prender al Caballero de la Triste Figura por aquellos hechos.

viernes, 14 de noviembre de 2014

El talento de Mr. Ripley (Patricia Highsmith)


En "El talento de Mr. Ripley", la más célebre novela de Patricia Highsmith, aparece su más fascinante personaje: el inquietante y amoral Tom Ripley, figura prototípica de un género que Patricia Highsmith ha inventado, que se sitúa entre la novela policíaca y la novela negra, entre Graham Greene y Raymond Chandler, donde el más trepidante suspense se aúna a un vertiginoso análisis psicológico. Mr. Greenleaf, un millonario americano, le pide a Tom Ripley que intente convencer a su hijo Dickie que está viviendo una bohemia dorada en Italia para que regrese al hogar. Tom acepta el encargo, y de paso pone tierra por medio a posibles problemas policiales, y encuentra a Dickie y a su amiga Marge, con quienes establece una turbia y compleja relación.


LA AUTORA

Patricia Highsmith (Fort Worth, Texas, 1921 - Locarno, Suiza, 1995) fue una novelista estadounidense famosa por sus obras de suspense.
Se graduó en 1942 en el Barnard College, donde estudió literatura inglesa, latín y griego. Concluidos sus estudios, se dedicó a redactar guiones de comics hasta su debut literario con Extraños en un tren (1950). La creación del personaje de Tom Ripley, ex convicto y asesino bisexual, la que más satisfacciones le dio en su carrera. Su primera aparición fue en 1955 en El talento de Mr. Ripley, y en 1960 se rodó la primera película basada en esta popular novela, con el título A pleno sol, dirigida por el francés René Clément y protagonizada por Alain Delon. A partir de allí se sucederían las secuelas: La máscara de Ripley(1970), El juego de Ripley (1974), El muchacho que siguió a Ripley (1980), entre otras. 


MI OPINIÓN

No se me ocurre título mejor para esta novela con la que me estreno con la reina del suspense, Patricia Highsmith, y es que el protagonista, Mr. Ripley, no cabe duda de que tiene talento  y mucho, aunque lo dirija hacia objetivos inadecuados, amorales, punibles… se me ocurren unos cuantos adjetivos.

Tom Ripley es un joven tímido que sobrevive gracias a pequeños y variados trabajos que alterna con alguna que otra estafa de poca monta. Es una persona gris, anodina, que no está conforme con su vida y que desprecia a aquellos que dicen llamarse sus amigos. Este Tom Ripley será el que un día conocerá a Herbert Greenleaf en un bar, el cual le hará una propuesta: viajar a Italia con todos los gastos pagados para intentar convencer a su hijo, Dickie, de que regrese a Nueva York. Tom encontrará así la oportunidad de salir de su monótona vida y de escapar a una más que probable denuncia por sus estafas.

Será en Italia, en la localidad costera de Mongibello, donde Tom se encontrará con Dickie Greenleaf, un joven rico, atractivo y divertido. Todo lo que Tom no es y todo lo que desearía ser porque Dickie lleva una vida despreocupada en Italia, dedicándose a navegar, a pintar y a divertirse junto a Marge, una amiga con quien mantiene una relación de amistad muy especial y que está enamorada de él en secreto.

Tom Ripley es un personaje fascinante. A lo largo de la novela iremos descubriendo que su infancia, huérfano de padres y criado por una tía, fue muy dura, nunca nadie le dio cariño y siempre se sintió despreciado. La inseguridad y el poco aprecio que por sí mismo tiene están perfectamente reflejados en el libro, pero llega un momento, cuando Tom conoce a Dickie, en el que se rebela contra quién es deseando ser el otro, ser Dickie, esa persona por la que siente una mezcla de admiración y envidia y de quien a lo largo de la novela se insinúa, aunque nunca se dice abiertamente, está enamorado. Esta homosexualidad insinuada es aprovechada por la autora para hacer crítica de una sociedad homófoba que desprecia, e incluso teme, a aquellos que tienen otras tendencias sexuales.

Patricia Highsmith
El desarrollo de este personaje y su evolución en la novela es lo más destacable que he encontrado en esta lectura, porque si bien los personajes secundarios están perfilados en su justa medida, ni demasiado para quitar protagonismo a Ripley, ni tan poco como para no llegar a conocerlos, con Tom Ripley el  dibujo es minucioso y la autora demuestra verdadera maestría a la hora de desarrollar el diálogo interno del personaje a través del cual iremos conociendo el funcionamiento de su mente y nos adentraremos en la psiquis de una persona con un grave complejo de inferioridad unido a una envidia que lo llena de ira y que domina sus impulsos.

Los problemas de identidad de Tom quedan perfectamente reflejados en varias escenas de esta magnífica novela y la profundidad psicológica del personaje va creciendo conforme avanza la lectura. Ésta es la primera entrega de una saga de cinco libros, aquí conocemos al chico tímido que termina siendo el personaje perverso, amoral y visceral que me ha tenido pegada a las páginas del libro, pero no puedo dejar de preguntarme qué Mr. Ripley nos encontraremos en las posteriores novelas, será interesante ir descubriéndolo.

La autora utiliza un narrador omnisciente en tercera persona con una prosa tan concisa que me ha resultado un tanto fría y que hizo que me costara un  poco entrar en el libro. Tampoco me ayudó que aproximadamente la primera mitad de la novela se dedicara exclusivamente a presentar a los personajes sin que realmente ocurriera nada muy especial, pero aún así sigue siendo una lectura ágil ya que los diálogos son muy abundantes. Será precisamente el acontecimiento de un hecho muy relevante el que hará que el ritmo de la novela cambie y el libro gire hacía el género policíaco y de suspense y nos adentre en el círculo de engaños, mentiras y suplantaciones de identidad de Tom Ripley, un personaje con una amoralidad tal que es imposible no terminar seducido por sus recovecos y aristas. Un personaje que en un momento parece que va a desmoronarse para, minutos después, resurgir con una ira  que llega a asustar.

La autora no se detiene excesivamente en describir los escenarios donde se desarrolla la acción a pesar de que son unos cuantos: Mongibello, Roma, París, Venecia… Da la descripción justa para situarnos en el lugar y en lo que sí se detiene un poco más es en la descripción de los ambientes desenfadados y llenos de lujo en los que se mueve habitualmente Dickie y, por lo tanto, Tom.

Un libro que me ha sorprendido muchísimo. Me enfrenté a él sin ninguna idea preconcebida ya que ni siquiera he visto ninguna de sus adaptaciones cinematográficas, la más conocida y reciente de ellas protagonizada por Matt Damon, Jude Law y Gwyneth Paltrow. A Patricia Highsmith la tenía catalogada casi como “una de esas autoras que a mí no me gustan” y probablemente si Meg, Marilú y Ana Blasfuemia no hubieran propuesto a principios de este año el Reto Escritoras Únicas, jamás me habría acercado a ella.

Da igual que la trama en ocasiones resulte poco creíble (¿de verdad nadie baraja nunca la posibilidad de…?) porque como decía al principio, lo mejor de esta novela es el talento de Mr. Ripley para construir un entramado de mentiras y vivir durante meses en él. Talento para justificarse a sí mismo sus propias acciones por deleznables que éstas sean. Talento para seducir, atraer y repeler al mismo tiempo al lector y conseguir que, al menos en mi caso, alguna vez no es que haya estado de su parte pero sí haya temido por él hasta llegar a un final que sólo puedo calificar de perfecto, podrá gustar más o menos, pero es sencillamente perfecto.


Ficha técnica
Título: El talento de Mr. Ripley
Autora: Patricia Highsmith
Traductor: Jordi Beltrán
Editorial: Anagrama
Nº de páginas: 286
ISBN: 9788433930057




miércoles, 12 de noviembre de 2014

Una tarde de diciembre (Delphine de Vigan)


Matthieu Brin ha alcanzado el éxito con su primera novela y las cartas de admiradoras se agolpan en su buzón. Una de ellas le llama particularmente la atención. Es de una joven con la que mantuvo una breve e intensa relación hace más de diez años, poco antes de su matrimonio. La carta y su autora empiezan a obsesionarle y a afectar a su hasta entonces apacible vida familiar. La urgencia del deseo despierta su creatividad y resquebraja su estabilidad.

"Una tarde diciembre" es la historia de una mujer que escribe al hombre a quien una vez amó y al que nunca consiguió olvidar. Un testimonio revelador sobre lo frágil que puede ser la relación de pareja frente al desgaste del tiempo.


LA AUTORA

Delphine de Vigan es una autora francesa. Su novela "No y yo" recibió el Premio de los libreros y fue llevada a la pantalla por Zabou Breitman. "Las horas subterráneas" (2009), con una gran acogida crítica y muchos lectores, figuró en la lista de obras seleccionadas para el Premio Goncourt y obtuvo el Premio de los lectores de Córcega. "Nada se opone a la noche" ha obtenido numerosos premios entre ellos el Premio de novela FNAC y el Gran Premio de las Lectoras de Elle. Ha tenido un éxito arrollador en Francia, donde ha superado el medio millón de ejemplares y ha estado durante muchos meses en el ranking de las novelas más vendidas. Su primera novela, "Días sin hambre" fue publicada en nuestro país el año pasado por Anagrama. 

MI OPINIÓN

Se acabó. No hay más títulos de Delphine de Vigan en español así que si quiero seguir tendrá que ser en francés, pero por ahora se me ha pasado el ansia. ¿Quizá porque este es el título que menos me ha gustado de la autora? ¿Después de lo que me costó conseguirlo? Pues sí, y no es que no me haya gustado, es simplemente lo que he dicho, de todos sus libros es el que menos me ha gustado, pero en absoluto me ha decepcionado. Quizá haber conocido a la autora, como la mayoría, con su última y mejor novela, "Nada se opone a la noche", juegue siempre en contra de ella. Quizá la larga espera hasta conseguir tener este libro entre mis manos también influyó. Alguien, conocedor de lo poco que me gusta la novela romántica, piense que quizá sea por el género, pero no, tampoco es eso porque aunque se enmarque en el género romántico ya que habla de amor, para mí habla más de deseo y de la obsesión que puede generar una relación abocada al fracaso desde el principio. Porque esos son los temas más presentes en el libro.

Delphine de Vigan
Matthieu Brin trabaja en una revista de venta por catálogo y un día sintió la necesidad de escribir así que abrió un cuaderno de espiral y comenzó un libro que, para sorpresa de todos, se convirtió en un súper ventas. Ahora Matthieu, aunque sigue trabajando en la misma revista, es conocido en toda Francia. Ha pasado de ser una persona anónima, con una vida normal junto a su  mujer y sus dos hijos, a conceder entrevistas en televisión y prensa, a ser reconocido por la calle, a recibir cientos de cartas de admiradores todos los días. Un día encuentra en su buzón una carta distinta a las demás, una carta más personal, de alguien que, aunque no firma su correspondencia, no puede ser otra que Sara. De esta forma, el pasado y la mujer que Matthieu enterró en su memoria una tarde de diciembre vuelven, sin aviso y sin compasión.

Sara, con quien vivió un intenso y tórrido romance poco antes de casarse, sabedores ambos de que aquello no iba a ser nada más que algo pasajero, pero para ella fue mucho más que eso. ¿O realmente es, como os decía al principio, la obsesión por alguien que realmente nunca fue suyo? En sus cartas, Sara revive el pasado y recompone su memoria mientras narra cómo se conocieron, cómo nació y se desarrolló una relación en la que el sexo jugaba a vestir de amor lo que probablemente no era más que deseo y una atracción que cada cual vivió a su manera aunque para ambos fue igual de difícil de controlar.

En este libro, Delphine de Vigan crea unos personajes vivos, muy creíbles, que son fuertes y son tremendamente frágiles al mismo tiempo y a través de ellos nos ofrece dos formas muy distintas de enfrentarse a un pasado que vuelve. Sara se nos presenta como una mujer que no ha conseguido superar una relación maltrecha, que vive anclada en el dolor. Matthieu es un triunfador y lo tiene todo para ser feliz y aún así todo en él es frágil y su vida se desmorona cuándo empieza a plantearse qué fue lo que perdió realmente una tarde de diciembre. Conforme avanzamos en la lectura descubriremos que la autora, a pesar de este planteamiento tan simple, nos tiene preparada una evolución en ambos personajes que nunca podríamos haber esperado.

La autora hace gala de su prosa llena de sensibilidad y belleza para analizar minuciosamente los engranajes del amor, la fuerza del deseo, la dependencia emocional, la frustración, la monotonía en la pareja... ofreciéndonos, como siempre, esa forma suya de escribir llena de fuerza y sensibilidad y, en esta ocasión, también de sensualidad. Además, como más tarde haría en "Nada se opone a la noche", nos deja unos apuntes sobre el proceso creativo de un escritor, sobre las manías, sobre lo dificultoso que puede ser en ocasiones compaginar la escritura con la vida cotidiana.

Es el libro que menos me ha gustado de Delphine de Vigan y aún así me ha gustado mucho, muchísimo. La autora nos ofrece en esta ocasión una novela con muchas lecturas. El lector que quiera leerá una novela exclusivamente romántica. Otros lectores sólo verán deseo, sexo y traición. Muchos, como en mi caso, leerán un pedazo de vida que, además, está muy bien escrito y en el que la autora consigue alejarse de los numerosos clichés sobre los temas que toca y en los que hubiera sido muy fácil caer.

"A veces la piel tiembla, palpita, implora, a veces la piel reclama una mano, cualquier otra, una mano desconocida, extraña, o quizás la cicatriz mansa, invisible, de una caricia perdida."


Ficha técnica
Título: Una tarde de diciembre
Autora: Delphine de Vigan
Traductor: Juan Carlos Durán Romero
Editorial: Artime
Nº de páginas: 192
ISBN: 9788493570217

lunes, 10 de noviembre de 2014

Esta semana leo... #66


Muchos ya sabréis que durante el fin de semana he leído "Viajo sola". Me ha durado 48 horas entre las manos ya que lo comencé el viernes por la tarde y ayer domingo ya lo había terminado, prácticamente lo he devorado porque es una novela totalmente adictiva. Se trata de una lectura conjunta y mi reseña no podréis leerla hasta diciembre, pero os la recomiendo desde ya.

Y esta semana voy a cambiar totalmente de registro, dejo la novela negra nórdica y me animo a volver a leer un género que abandoné hace años: el teatro. La obra elegida no es otra que "Historia de una escalera" de Antonio Buero Vallejo. La leí siendo adolescente y me impactó muchísimo. Algún tiempo después, en mis años universitarios, la vi representada por un grupo de teatro de la ONCE, si no recuerdo mal, y salí sobrecogida del Teatro Municipal Isabel la Católica de Granada. Hoy comienzo la lectura con muchas ganas y, ¿por qué no decirlo?, con una ilusión especial.

Y como últimamente le he cogido el gusto a esto de leer relatos mientras desayuno, es mejor que llevarse una novela porque la trampa mortal de un capítulo más me hacía perder la noción del tiempo y tardaba en volver a la oficina, comienzo también a leer "La vida no es verdad", un libro de relatos que me tocó en el concurso que organizó Laky de Libros que hay que leer con motivo del mes temático de la no novela.


SORTEOS

Historias susurradas celebra su cuarto aniversario sorteando cuatro libros: "Ofrenda a la tormenta" de Dolores Redondo, "Una esposa perfecta" de Katherine Scholes, "Cómo enamorarte", de Cecelia Ahern y "La luz de tu mirada" de Amber Lake. Bases aquí.



RETO LEEMOS EL QUIJOTE



Capítulo 44: Donde se prosiguen los inauditos sucesos de la venta.

Continuamos con los líos amorosos del falso mozo de mulas y la joven Clara, la hija del oídor, sobrina del cautivo... Ya sabéis que todo el mundo termina en la venta por una razón u otra, no sé si estarán en temporada alta pero la verdad es que estos venteros se van a hacer de oro con tanto visitante, aunque en esta ocasión hay alguno que intenta irse sin pagar aprovechando el revuelo que forman los criados del padre del falso mozo de mulas cuando por fin dan con él.

¿Y a quién le piden ayuda la hija del ventero y Maritornes cuando ven que al ventero lo están moliendo a palos los que intentan irse sin pagar? Pues a nuestro caballero andante claro, aunque esta vez parece que no está muy por la labor.

Y es que Cervantes en este capítulo nos ofrece varias historias paralelas, las dos comentadas y una más, adivinad quién llega a la venta... ¡El barbero con el que ya tuvieron un encontronazo nuestros amigos! Veremos cómo termina el asunto.