viernes, 31 de octubre de 2014

Los muertos no aceptan preguntas (Antonia Romero)


Nela trabaja como traductora y vive en una pequeña casa en Castelldefels, un pueblo de la costa de Barcelona. Su mirada tiene la niebla de quien ha debido cerrar los ojos para avanzar sin despeñarse por el borde del precipicio. En la buhardilla de su casa esconde un secreto, algo que nadie ha de ver porque allí conjura a sus demonios. De su madre heredó una fotografía arrugada, y de su abuela, Mamanela, el don de hablar con los muertos.

LA AUTORA

Antonia Romero nació en Barcelona. Funcionaria de carrera, en la actualidad trabaja en la secretaría de un instituto de secundaria. Tiene varios premios literarios y de relatos, ha colaborado en revistas digitales y desde 2005 regenta un blog personal. En 2012 se lanzó al mercado digital, autopublicando sus dos novelas en internet. "La tumba compartida" alcanzó rápidamente los puestos más altos en las listas de best sellers y consiguió una avalancha de críticas positivas de los lectores.
Los libros que ha publicado hasta ahora, además de la ya nombrada, son "Los diletantes", "Los cambiantes", "Peso cero" y la novela de la que os hablo hoy, "Los muertos no aceptan preguntas".


MI OPINIÓN

Nunca había leído nada de Antonia Romero. Es más, debo admitir que su nombre ni me sonaba, sí los títulos de sus libros, pero la verdad es que no los relacionaba con ella a pesar de que tengo entendido que es una autora muy activa en redes sociales y aunque yo últimamente estoy un poco perdida de Twitter no siempre ha sido así y no, no me sonaba de nada (ahora ya la sigo) y es que ya sabéis que a veces parece que habito en otro mundo y lo que todo el mundo sabe para mí puede llegar a ser un verdadero misterio. Pero de pronto empecé a ver "Los muertos no aceptan preguntas" por todas partes y sin haber leído aún ninguna reseña su título y sobre todo su portada llamaron poderosamente mi atención. Empezar a leer reseñas entusiastas hizo que mis ganas se dispararan y la suerte quiso que me tocara en un sorteo organizado por el blog Libros que hay que leer, así que hoy os traigo mi opinión sobre "Los muertos no aceptan preguntas".

Nela es la protagonista de este libro. No quiero contar mucho sobre la trama, sólo os diré que Nela ha tenido una infancia más que difícil con una madre muerta prematuramente y que nunca demostró amor alguno hacia a ella y un padre de esos a los que podríamos llamar cualquier cosa menos padre. Aún así, Nela ha conseguido salir adelante, es una mujer independiente que aun arrastrando traumas y demonios lleva una vida normal, con pocos pero buenos amigos, una vida un tanto solitaria pero con la que ella se siente satisfecha. Además, Nela realmente nunca está sola porque tiene un don, el don de hablar con los muertos.

Antonia Romero
La novela se estructura en 22 capítulos de extensión de media a corta titulados con nombres de películas clásicas y comienzan siempre con un breve diálogo de la película en cuestión. Me ha parecido un detalle precioso que ha despertado en mí los deseos de volver a ver algunas de esas joyas. Además del buen gusto que demuestra la autora con estos títulos, no están escogidos al azar sino que guardan una íntima relación con lo que después encontraremos en el capítulo en cuestión.

La prosa de Antonia Romero es impecable, sencilla, elegante y muy cuidada. En algunos pasajes es realmente evocadora y consigue eso tan difícil que todos los lectores deseamos encontrar en los libros, consigue hacer sentir al lector. Mantiene un perfecto equilibrio entre diálogos y narración y nos ofrece descripciones muy detalladas y aun así muy fluidas de los ambientes en los que transcurre la novela, principalmente Casteldefells y la Costa de la Muerte. Además, funde perfectamente y sin confusión presente y pasado y es que la novela, a pesar de seguir un hilo cronológico lineal, está salpicada de numerosos flashbacks a través de los cuales iremos conociendo el pasado que ha marcado a la Nela que hoy conocemos. 

Los personajes en general están muy bien perfilados y resultan naturales, de esos que, al igual que en la vida real, pueden terminar sorprendiéndote y diciendo eso de "jamás lo habría esperado de..." Ciertamente en algún secundario la autora ha caído en pequeños clichés, pero aún así son personajes muy creíbles que de una forma u otra están en la vida de Nela y que nos ayudan a comprender mejor el carácter de un personaje tan complejo como ella con la que debo admitir me costó un poco empatizar al principio.

Una novela difícil de encajar en un sólo género ya que en ella encontramos un poco de todo: thriller,  secretos familiares, romance y un toque sobrenatural muy bien tratado del que no se ha abusado en absoluto y del que se podrían dar mil explicaciones sin tener que pensar en visitas del mas allá. Me ha gustado mucho el tratamiento que la autora ha dado a este tema porque lo hace de forma que cada lector puede quedarse con la explicación que más le guste, más o menos racional. Pero si de tratamientos a temas espinosos hablamos tengo que quitarme el sombrero ante la maestría y el respeto que Antonia Romero muestra a la hora de tratar un tema tan escabroso y delicado como el maltrato. La autora no nos ahorra escenas y descripciones realmente crudas que pueden incluso llegar a herir sensibilidades pero sin abusar de dramatismos.

No dudo en recomendar "Los muertos no aceptan preguntas" porque aunque en algunos aspectos ha resultado un poco previsible ha cumplido a la perfección con las expectativas que tenía puestas en ella. Es una buena historia, muy bien contada y con una trama muy bien urdida. Uno de esos libros que aúnan calidad y entretenimiento y que te dejan con ganas de volver a encontrarte con el estilo cuidado y sencillo de una autora a tener muy en cuenta.



Ficha técnica
Título: Los muertos no aceptan preguntas
Autora: Antonia Romero
Editorial: Autopublicado Amazon
ASIN: B00L6BA89U




miércoles, 29 de octubre de 2014

El lector de Julio Verne (Almudena Grandes)


Nino, hijo de guardia civil, tiene nueve años, vive en la casa cuartel de un pueblo de la Sierra Sur de Jaén, y nunca podrá olvidar el verano de 1947. Pepe el Portugués, el forastero misterioso, fascinante, que acaba de instalarse en un molino apartado, se convierte en su amigo y su modelo, el hombre en el que le gustaría convertirse alguna vez. Mientras pasan juntos las tardes a la orilla del río, Nino se jurará a sí mismo que nunca será guardia civil como su padre, y comenzará a recibir clases de mecanografía en el cortijo de las Rubias, donde una familia de mujeres solas, viudas y huérfanas, resiste en la frontera entre el monte y el llano. Mientras descubre un mundo nuevo gracias a las novelas de aventuras que le convertirán en otra persona, Nino comprende una verdad que nadie había querido contarle. En la Sierra Sur se está librando una guerra, pero los enemigos de su padre no son los suyos. Tras ese verano, empezará a mirar con otros ojos a los guerrilleros liderados por Cencerro, y a entender por qué su padre quiere que aprenda mecanografía.

LA AUTORA

Almudena Grandes se dio a conocer en 1989 con "Las edades de Lulú", XI Premio La Sonrisa Vertical. Desde entonces el aplauso de los lectores y de la crítica no ha dejado de acompañarla, convirtiéndose en uno de los nombres más consolidados y de mayor proyección internacional de la literatura española contemporánea. Varias de sus obras han sido llevadas al cine y al teatro, y han merecido, entre otros, el Premio de la Fundación Lara, el Premio de los Libreros de Madrid y el de los de Sevilla, el Rapallo Carige y el Prix Méditerranée.

MI OPINIÓN

"El lector de Julio Verne" es la segunda entrega de la serie "Episodios de una Guerra Interminable", un proyecto muy ambicioso en el que Almudena Grandes, emulando los "Episodios Nacionales" de Benito Pérez Galdós, obra que se cita también en esta novela, pretende acercar al público en general, a través de seis libros, lo que fue la posguerra española. Son novelas que pueden leerse de forma independiente y en cualquier orden ya que todas ellas son novelas cerradas aunque siempre se haga referencia en ellas a los otros libros. De hecho, como ya sabéis, yo no he leído la primera entrega y empecé por "Las tres bodas de Manolita" que es la tercera y ello no me ha impedido disfrutar plenamente de ambos libros.

En esta novela conoceremos a Nino, nuestro pequeño lector de Julio Verne. Nino, en el verano de 1947, tiene 9 años, su padre es guardia civil y vive en la casa cuartel de un pueblo, Fuensanta de Martos, de la Sierra Sur de Jaén. Una casa cuartel en la que conviven varias familias y en la que, a pesar de las paredes, es imposible no escuchar y no saber lo que un niño nunca debería conocer, porque son demasiadas las noches en las que los gritos de los detenidos no dejan dormir a Nino y a Pepa, su hermana pequeña. Noches en las que él le contará, al igual que Dulce, su hermana mayor, hiciera con él antes, que es una película, que esos gritos no son reales, y la dejará que se acurruque a su lado mientras canta para ella "Vamos a contar mentiras" hasta que se quede dormida.

Precisamente en esta escena Almudena Grandes hace gala de algo muy típico en su forma de escribir y son las escenas yuxtapuestas, aquellas en las que de forma paralela nos ofrece dos narraciones, en este caso los gritos de los detenidos que Nino y su hermana escuchan y la canción que Nino canta para ella. Me parece algo realmente complicado de conseguir de forma que no se cree confusión al lector y, además, termine siendo un pasaje lleno de fuerza y belleza. Fijaos:

"¿de verdad es una película, Nino?, pues claro, ¿qué iba a ser si no?, y sabía cuándo les pegaban puñetazos y cuándo eran patadas, ¿puedo acostarme aquí, contigo?,..., vamos a cantar, ¿quieres?, mi hermana lloraba y yo seguía escuchándolo todo, sabiéndolo todo, ahora que vamos despacio, y era imposible porque los calabozos no estaban lejos pero había paredes, puertas cerradas, ahora que vamos despacio, y ya no sabía lo que oía y lo que me imaginaba, vamos a contar mentiras, tralará, pero cuando empezaba a dudar de mis oídos, vamos a contar mentiras, tralará, todo volvía a empezar, vamos a contar mentiras, no me peguéis más, si yo no sé nada, por favor, por vuestra madre, no me peguéis más, por el mar corren las liebres, y por el mar corrieron, por el monte las sardinas, hasta que mi hermana se quedó dormida..."

Almudena Grandes
Pero ese verano la vida de Nino cambiará aunque hay cosas que seguirán igual, como el rechazo de otros niños del pueblo que no quieren jugar con ellos porque son hijos de guardias civiles. Ese verano llegará al pueblo Pepe el Portugués, un hombre soltero que vive solo y que se convertirá para Nino  en mucho más que un amigo, será su modelo, su ejemplo a seguir y será también quien le prestará el primer libro de Julio Verne. Y ese será el verano en el que Antonino, su padre, viendo que no crece y que no dará la talla para ser guardia civil, lo enviará al cortijo de las Rubias, ese elenco de mujeres fuertes que nunca puede faltar en las novelas de Almudena Grandes, para aprender mecanografía y Nino aprenderá mucho más que eso.

Aprenderá que hay historias en las que todos pierden, que hay guerras que nunca acaban, guerras que te pillan en el bando equivocado y eso ya nunca tendrá vuelta atrás. Como no podía ser de otra forma, la ideología de Almudena Grandes está muy patente en este libro, pero creo que en esta ocasión se ha alejado más que nunca del maniqueísmo fácil, de los buenos buenísimos y los malos malísimos, para ofrecernos, a través de unos personajes magistralmente trazados y llenos de claroscuros que les otorgan grandes dosis de realismo, una historia en la que todos perdieron. Una historia en la que nada es blanco y nada es negro porque es muy amplia la gama de grises.

El estilo de Almudena Grandes es inconfundible. Su prosa está llena de matices, en algunos momentos es casi poética, ni sobra ni falta una sola palabra. La estructura de sus libros siempre está muy elaborada, la autora se empeña, y se agradece, en no ponérselo fácil al lector y alrededor de la historia principal, hay otras muchas historias que no por ser secundarias dejan de tener vital importancia en el cambio que se opera en nuestro protagonista, en la pérdida de su inocencia y en los pasos que le llevan a ser el hombre que quiere ser.

La autora, mezclando realidad histórica y ficción y a través de la mirada inocente de un niño nos ofrece un retrato de los abusos cometidos contra muchos y del rechazo de muchos otros y todo ello lo hace a través de una historia costumbrista que, a pesar de estar llena de dolor, injusticia y crueldad, es también un canto a la amistad y a la lealtad y, sin duda alguna, a la literatura. Con su estilo inconfundible nos ofrece un retrato de la vida en los pueblos de la España profunda y de los maquis. Unas páginas a través de las cuales viviremos la tensión, el odio y el miedo con los que se vivía ya que si los protagonistas son unos de los puntos fuertes de este libro, no lo es menos la magnífica ambientación que la autora consigue.

Que Almudena Grandes es una de mis autoras favoritas, por no decir mi autora favorita, no es ningún secreto. Ha escrito diez novelas de las que he leído nueve y tres libros de relatos, de los cuales he leído uno. Y "El lector de Julio Verne", esta historia cruel, injusta, triste e inolvidable es, sin duda alguna, el libro que más me ha gustado.


Ficha técnica
Título: El lector de Julio Verne
Autora: Almudena Grandes
Editorial. Tusquets
Nº de páginas: 424
ISBN: 9788483836217




lunes, 27 de octubre de 2014

Esta semana leo... #64


Último lunes de octubre y como siempre vengo a contaros qué leeré esta semana. Ayer terminé "Habitaciones cerradas" de Care Santos, ha sido mi estreno con la autora y sólo puedo decir que el libro me ha encantado, no sé cómo lo tuve tanto tiempo esperando en mi estantería, me ha parecido una historia fantástica y muy bien contada así que sin duda repetiré con la autora.

Y ayer mismo me puse con "Una tarde de diciembre" de Delphine de Vigan. Ha sido el último libro en llegar a casa, lo hizo el viernes pasado, y no he podido resistirme así que lo he colado entre el montón de lecturas pendientes. A esta autora la descubrí el año pasado con "Nada se opone a la noche", tanto me gustó y me conmocionó este libro que sin dudarlo me lancé a por todos sus títulos publicados en español y así leí "Las horas subterráneas" ,"No y yo" y ya en 2014 "Días sin hambre". Sí, me vuelvo un poco psicótica cuando descubro un autor que me gusta y más psicótica me volví cuando vi que ya en 2007 Artime Ediciones había publicado por primera vez a Delphine de Vigan en España con un título que había resultado ganador en Francia del Premio Saint-Valentin de Novela Romántica 2006.

Descubrirlo y lanzarme en su búsqueda fue todo uno (yo, la que no suele leer novela romántica porque las historias de amor nunca la convencen). El gran chasco llegó cuando descubrí que el libro hace tiempo que está descatalogado, que mi librero de confianza me dijo que era como buscar una aguja en un pajar, que mil búsquedas por internet a la caza de la segunda mano no daban resultado, que en la base de datos de las bibliotecas de la Comunidad de Madrid sólo había un ejemplar y que en dicha Biblioteca, curiosamente, no aparecía físicamente... Fui suscribiéndome a mil alertas de librerías de segunda mano por si aparecía, volvía a hacer búsquedas de vez en cuando, una visita a El Rastro madrileño por si acaso, hasta que el jueves pasado el servicio de alertas de la Librería Alcaná me dio una maravillosa sorpresa y al día siguiente, por un módico precio y en perfecto estado, tenía "Una tarde de diciembre" conmigo. ¡Estoy deseando empezarlo!


RETO LEEMOS EL QUIJOTE


Capítulo 42: Que trata de lo que más sucedió en la venta y de otras muchas cosas dignas de saberse.

Está claro que a Cervantes le gustan los finales felices y es que, tras terminar el cautivo su historia, llegan a la venta unos nuevos visitantes que no voy a desvelar quiénes son para los que aún no lo hayáis leído, pero que han hecho que con este breve capitulo me reconcilie un poco con lo pesados que se me hicieron los anteriores.

Después del maravilloso encuentro que acontece en estas páginas dejamos a los huéspedes de la venta, llena a rebosar, que se vayan a descansar, salvo don Quijote, que se queda de centinela. Todos duermen hasta que empieza a escucharse una dulce voz entonando una canción...

miércoles, 22 de octubre de 2014

Bobo (Antonio Lagares)


Un periodista es asignado a cubrir la ejecución de un condenado a muerte. La tarea se convierte en un reto pues su trabajo incluye una entrevista, para cubrir el testimonio del último día de vida de un cautivo. El reportero terminó reuniendo material suficiente para un libro. No fue hasta diez años más tarde que recrea en su memoria el tiempo que pasó con ese hombre. Aquel que prefería ser llamado con el nombre de «Bobo», quien nunca se arrepintió de sus actos y vivió convencido de que hizo lo correcto. 


La historia de Bobo comienza a pulsar en la mente del periodista hasta que la transforma en una novela. La vida de un asesino con una memoria prodigiosa, una cultura incoherente con su condición y su nombre. Un individuo sin pudor, sin culpa, aferrando a la firme convicción de que actuó correctamente. 

Su texto recorre los recovecos de la vida de Bobo. Su infancia, sus relaciones personales y familiares, la terrible historia de su hermano y apoyo, los conflictos entre sus padres, la relación con el pilar de su vida que fue su perro de agua. El destino de Bobo está escrito. El juicio y la reflexión final serán, como siempre, a discreción del lector.


EL AUTOR

Antonio Lagares, nace un 7 de marzo de 1956 en Utrera (Sevilla). Vive en Morón (Sevilla) hasta 1975 que trasladan a su padre a San Fernando (Cádiz). En la actualidad continúa viviendo allí. Entre 1975-1980 realiza la carrera de Psicología en la Facultad de Ciencias de la Educación de Sevilla. En esta época se inicia en la literatura. Comienza su vida laboral en la industria farmacéutica, lo que le impide desarrollar sus inquietudes literarias por falta de tiempo. A pesar de ello, en los ratos libres, se dedica a preparar material pensando en futuro. En estos momentos está inmerso en proyectos literarios. Podéis ver más información sobre premios y publicaciones en su web


MI OPINIÓN

El año pasado tuve la oportunidad de leer la anterior novela del autor, "La rastreadora", una novela muy distinta a las que suelo leer y que me gustó mucho, así que cuando hace unos meses Antonio Lagares se puso en contacto conmigo para saber si me interesaba leer su último libro, no tuve duda alguna y acepté de inmediato muy atraída, además, por una sinopsis que encaja más en mis gustos.


Antonio Lagares
"Bobo", cuyo subtítulo es "¿Se puede justificar un asesinato?" es una novela en la que el protagonista, un condenado a muerte comenzará su narración haciendo un repaso de sus años en prisión pero pronto retrocederá en el tiempo para contarnos su vida desde la infancia. Una infancia marcada por sus problemas con el lenguaje y para relacionarse con personas distintas a su familia. Bobo, cuyo verdadero nombre es Fran, pero a quien su hermano Peter rebautizó, tiene problemas y a pesar de su paso por múltiples especialistas, ninguno es capaz de ponerle nombre a lo que le ocurre. ¿Es autista? ¿Tiene síndrome de Asperger? ¿Es retrasado?

Sea como sea nuestro protagonista tiene su propio mundo interior que podremos conocer minuciosamente a partir de todo lo que irá contando al periodista encargado de entrevistarle antes de su ejecución. De este modo sabremos que mantiene una relación muy especial con su Peter, su hermano mayor; sabremos que su vida cambió totalmente el día que sus padres le regalaron un perro de aguas, Curro. Todo ello es narrado de una forma sencilla a pesar de que Bobo es un personaje realmente complejo y lleno de matices al que llegaremos a conocer muy bien a través del minucioso perfilado que el autor realiza.

Los temas principales del libro son las relaciones familiares y la maldad, pero también, no podía ser de otra forma, los lazos que se crean entre un perro y su dueño. Aprovecha también el autor para hacer crítica  de cómo trata la sociedad a las personas que tienen algún tipo de problema mental o de conducta y toca también el tema de la culpa ya que, como he comentado antes, el subtítulo de la novela es “¿Se puede justificar un asesinato?” y es que a lo largo de toda la lectura veremos que Bobo no muestra arrepentimiento alguno por lo que hizo, sino todo lo contrario, está firmemente convencido de que actuó correctamente.

"Bobo" cuenta una historia conmovedora en la que he echado en falta más emoción. Una historia que de por sí inevitablemente remueve sentimientos, pero que a mí no ha terminado de llegarme. Está bien contada, los personajes son creíbles pero para mi gusto le falta pasión. Aun así es una lectura recomendable porque como os digo es una buena historia aunque a mí no haya llegado a emocionarme del modo que esperaba.


Por cierto, ¿qué opináis? ¿Se puede justificar un asesinato? 




Ficha técnica
Título: Bobo
Autor: Antonio Lagares
Editorial: Autopublicado Amazon
ASIN: B00l8I9NTM

martes, 21 de octubre de 2014

Noviembre: mes de la no novela



Laky de Libros que hay que leer nos propone que noviembre sea el mes temático de la no novela. Todo cabe en este mes: relatos, ensayo, poesía... Yo por lo pronto me animaré con un libro de relatos y ya veremos si quizá cae algo de teatro, género al que no me aproximo desde hace muchísimo tiempo y que siempre me ha gustado mucho. 

Como es habitual también hay sorteos, siendo tres los libros que se sortean: "Al otro lado del cristal" de Juan Manuel Peñate Rodríguez; "A la hora convenida" de Juan Manuel Sainz Peña;  y "La vida no es verdad" de Pablo de Barco.

Podéis consultar las bases aquí.

¿Os animáis?

lunes, 20 de octubre de 2014

Esta semana leo... #63


Esta semana, tras terminar la pasada con "Bobo", continuo leyendo "El lector de Julio Verne". Me está durando un poco más de lo normal porque durante el fin de semana, salvo ayer domingo, no he leído nada, me he dedicado a disfrutar de la visita que me han hecho mis padres. De todas formas me queda muy poquito y cuando lo acabe me pondré con "Habitaciones cerradas" de Care Santos, un libro y una autora que tengo pendientes desde hace muchísimo tiempo. Además, es uno de los autores que me propuse para el Reto Eternos Pendientes y con esta lectura lo daré por cumplido. En cualquier caso, estas son mis intenciones pero ya sabéis que últimamente las incumplo cada dos por tres, así que ya veremos.

El que sí voy a leer con total seguridad, de forma simultánea, es "Lágrimas de tequila" de Cita Franco, un libro de relatos cuya reseña podréis leer en noviembre y con el que participaré en el mes temático de la no novela (a ver si preparo la entrada...) y que tengo pendiente desde hace unos meses.

SORTEOS

El universo de los libros sortea un ejemplar de "A las ocho en el Novelty". Bases aquí.




RETO LEEMOS EL QUIJOTE




Capítulo 41: Donde todavía prosigue el cautivo su suceso.

Efectivamente en este capítulo prosigue, y por fin termina, la historia del cautivo y no os voy a mentir, se me ha hecho muy pesada. Al principio la cogí con ganas y me estaba gustando, pero este capítulo, bastante más largo de lo que viene siendo habitual, se me ha hecho insufrible. Al menos ya los tenemos a todos, sanos y salvos a pesar de algunos percances, en tierras españolas.