22 de enero de 2016

La verdad está equivocada - Nacho Abad


Aunque no suelo animarme con novelas escritas por caras conocidas de la televisión con Nacho Abad decidí hacer una de mis pocas excepciones y es que este periodista y criminólogo colaborador de “Espejo público” (Antena 3) siempre me ha transmitido una sensación de profesionalidad y rigurosidad. Si, además, se anima con una novela negra, género que cada vez me gusta más, no es de extrañar que me lanzara a por “La verdad está equivocada”, publicada por Ediciones B en diciembre pasado, en cuanto tuve la oportunidad. Hoy os traigo mis impresiones.


Guadalupe y Valentín lo tienen todo para ser felices: instalados en su lujosa finca, esperan el nacimiento de su primer bebé. Pero lo que parece un cuento de hadas está a punto de convertirse en una pesadilla.

Cuando ella desaparece sin dejar rastro, todas las sospechas se dirigen hacia Valentín. Empezará entonces una frenética investigación en la que las oportunidades de localizar con vida a Guadalupe, diabética y embarazada de ocho meses, se reducen por minutos.

La presión de la opinión pública –él es hijo de un gran torero y ella, una escritora de fama- condicionará todo lo que ocurra a continuación. Mientras los medios presentan a Valentín como un asesino desde el primer momento, la policía luchará por encontrar (o incluso fabricar) pruebas que inculpen al presunto culpable.


En la solapa del libro podemos leer que Nacho Abad es periodista y criminólogo. Se ha especializado en información de sucesos en El programa de Ana Rosa (Tele 5) y actualmente en Espejo Público (Antena 3). También ha presentado los programas nocturnos Rojo y negro (Tele 5) y La diana de… (Antena 3). Ha informado sobre los principales sucesos de la crónica negra de los últimos años, logrando a menudo exclusivas a nivel mundial. También escribe en La Razón.


En “La verdad está equivocada” conoceremos a Guadalupe, escritora de éxito casada con Valentín, empresario e hijo de un famoso torero. Ambos forman una pareja guapa y con dinero, una pareja aparentemente feliz, y más ahora que faltan pocas semanas para el nacimiento de su primer hijo, a la que es habitual ver en la prensa del corazón. Lo que parece una relación idílica dará un giro de 360 grados cuando ella desaparece sin dejar rastro y él se convierte en el principal sospechoso.

Con la voz de un narrador omnisciente en tercera persona el autor compone una novela negra que sin duda es también una novela coral ya que por ella desfilan multitud de personajes perfilados con mimo y detalle para que el lector pueda vivirlos y sentirlos como personas reales. La novela abarca todo el proceso de la investigación, con el grupo de homicidios y la policía científica, y llega hasta el proceso judicial y su sentencia. Dividida en tres partes, la primera se dedica a la investigación en sí misma, siendo ésta la parte más ágil de la novela y en la que encontraremos unos cuantos giros y sorpresas. La segunda nos retrotrae al pasado para conocer la infancia y juventud de Valentín y poder acercarnos a su compleja personalidad. Y ya en la tercera y última, asistiremos al proceso judicial que culminará con una sentencia.

Desde el inicio Nacho Abad imprime un ritmo a la narración que sin ser trepidante sí adquiere una tensión que impele al lector a caer en la trampa mortal de un capítulo más de forma que sus más de seiscientas páginas duraron en mis manos unos pocos días en los que el autor me hizo dudar de todo y de todos. Solo la segunda parte, la que mira al pasado para mostrarnos cómo creció y se forjó el hombre que hoy es Valentín, ralentiza un poco una lectura que se convierte en una tela de araña mientras seguimos paso a paso todo el proceso de un caso desde el mismo momento en el que se produce la desaparición de Guadalupe. El autor introduce al lector de lleno en la investigación y le ofrece todo tipo de detalles sobre la misma implicándolo así en un caso que intentará resolver encajando las distintas piezas de una trama que se complica conforme avanza la lectura.

Nacho Abad
Pero más allá de la trama en sí misma, destaca en la novela la crítica que el autor realiza a los medios de comunicación, a la policía y a nuestro sistema judicial. En “La verdad está equivocada” se plantea cómo los profesionales del periodismo pueden influir con sus publicaciones de tal modo que un sospechoso se convierta automáticamente en culpable para la opinión pública sin haber sido aún juzgado. Va incluso más allá planteando cómo en muchas ocasiones la información que se ofrece y que se toma como la verdad ni siquiera ha sido mínimamente contrastada, una carencia de rigor que afortunadamente no afecta a todos los profesionales.

Tampoco la policía sale bien parada del todo en esta novela y es que, como en todos los colectivos, hay buenos y malos profesionales. Nacho Abad así lo refleja y junto a los que son rigurosos en su trabajo, se nos presenta también a los chapuceros y tramposos, capaces de manipular indicios para convertirlos en pruebas y cerrar un caso. Lo mismo sucede con los profesionales de la justicia y de este modo encontramos desde jueces deseosos de convertirse en estrellas mediáticas de la televisión, hasta abogados defensores que persiguen ese mismo fin en contraposición a aquellos que asumen con profesionalidad su cometido. Quizá la reflexión más importante sea que no todo vale para obtener una exclusiva, ni todo vale para obtener pruebas que incriminen a un sospechoso, ni todo vale para conseguir la sentencia que se desea.

Durante la lectura de “La verdad está equivocada” es fácil que el lector encuentre similitudes con casos de la crónica negra de nuestro país en los que efectivamente se ha hecho un juicio paralelo de los sospechosos e incluso subyace la idea de cómo podría cambiar una sentencia si en lugar de ser juzgado por un jurado popular lo hiciera un tribunal profesional. No cabe duda que el autor tiene un profundo conocimiento del mundo periodístico y del sistema policial y judicial y esto es algo que se transmite al lector y que logra una mayor implicación en lo que se lee.

La verdad no siempre es absoluta y, a veces, puede estar equivocada. Así, aunque el caso de Guadalupe está cerrado, son varias las cuestiones que quedan abiertas en “La verdad está equivocada” y es que cuando llegamos a la última página descubrimos que cerrar un caso no significa que se haya escrito su final por lo que habrá que esperar a “Probatio diabolica”, novela en la que actualmente trabaja Nacho Abad, para atar los cabos sueltos que quedan en la novela. A pesar de parecer que se trata de un final abierto os aseguro que el desenlace no defrauda y, aunque al menos en mi caso, tampoco sorprende la impresión final es tan satisfactoria que lo único que puedo hacer es desear que el autor no nos haga esperar demasiado para encontrarnos de nuevo con sus letras.

Como podéis ver no dudo en recomendaros esta novela negra, policíaca, coral y judicial, que aúna lo mejor de cada género en una trama muy bien construida y perfectamente armada, con unos personajes coherentes y un ritmo ágil que atrapa al lector desde la primera página. Una novela que no solo entretiene, sino que invita a la reflexión sobre los medios de comunicación y nuestro sistema policial y judicial.






33 comentarios:

  1. Yo no veo mucho la tele pero en ocasiones si que he visto al autor exponiendo sus ideas y se ve que se maneja en el tema y por lo que dices lo demuestra en la nvoela. Aunque no creo que termine leyéndola.

    ResponderEliminar
  2. Pues se ha despachado a gusto con todos los sectores!Tengo rechazo a los televisivos/escritores,pero Abad siempre me ha caído bien y la trama me gusta.Sólo me para un poco lo de próxima novela.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Uy qué bien, juicio y tofo. Sin duda, ésta es de las mías.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tengo demasiado libros pendientes, así que no creo que lo vaya a leer. Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues dejas claro que merece mucho la pena leerla. Me gusta este hombre y no sabía que la novela era suya. Me la llevo anotada.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tampoco me gusta leer libros de autores televisivos, pero este tiene buena pinta :)

    ResponderEliminar
  8. Ya sabes que lo tengo por tu culpa jajaja. A ver cuando le puedo hacer un hueco. Un besote

    ResponderEliminar
  9. Tiene una pinta estupenda, me frena un poco que no este todo cerrado y haya una segunda parte... pero en fin, va a mi lista!
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Menos mal que me has puesto la foto, que me estaba devanando los sesos a ver quien era el señor. xD
    No me importaría llevármela, la verdad, creo que tiene un cóctel interesante de ingredientes que me gustan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Por lo que cuentas tiene muy buena pinta, aunque me echa un poco pata atrás lo del autor televisivo. Gracias por la reseña.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Ahhhh me está encantando.... me faltan 50 páginas para acabarla. Coincido contigo en algunas cosas, pero he leído por encimita, para poder acabarla sin prejuicios. Luego te cuento, preciosa.

    ResponderEliminar
  13. Solo una cosita, por dios, que no todos los policiamos somos tan majaderos e ineptos porque nos ponen en la novela...

    ResponderEliminar
  14. Ya te leí en Twitter que te estaba gustando mucho y pensé en que tenía que leerla; ahora después de leerte me afirmo en ese pensamiento, le haré un hueco.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Jo, no sabía que este hombre tenía una novela.... No veo la tv prácticamente, así que como para saberlo...
    Oye, me has picado mucho la curiosidad, así que me la voy a anotar.
    Besotes

    ResponderEliminar
  16. Ya sabes que me he hecho con ella. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Yo tampoco suelo animarme con novelas escritas por caras telivisivas, pero con esta igual me animo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Sus intervenciones me parecen sensatas y lejos del sensacionalismo. Me gusta lo que cuentas de la novela por lo que no me importaría leerla. Besos.

    ResponderEliminar
  19. La temática me gusta, no me importaría leerla (al presentador no lo sigo mucho, la verdad)
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que puede ser interesante =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Pues lo que más me atrae es como ha tratado el tema de los medios de comunicación al ser los implicados personajes famosos...muy interesante.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Hola! En la tv nunca me ha gustado este señor, pero el libro pinta muy bien, así que me lo llevo anotado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Me pasa lo que a ti, soy reacio a lecturas de este tipo de autores pero veo que el que nos presentas hoy se toma como una excepción y, por lo que nos cuentas en la reseña, desde luego que merece la pena leerlo. Tomo nota. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Parece interesante, la tendré en cuenta,
    besucus

    ResponderEliminar
  25. Me ha recordado un poco al de Perdida (Gone girl). Sin duda lo apunto, últimamente me estoy aficionando a leer este tipo jajaj Saludos ❤❤

    ResponderEliminar
  26. A mi también me gusta mucho Nacho, como periodista, y no sabia que tenia un libro, pero me lo apunto.
    Besotes

    ResponderEliminar
  27. Pues no sabía que tenía una novela y no me disgusta para nada. Me la llevo bien apuntada. Un beso!

    ResponderEliminar
  28. Pues desde que la acabaste lleva esperándome en el Kindle... Así que la leeré.

    ResponderEliminar
  29. Pues desde que la acabaste lleva esperándome en el Kindle... Así que la leeré.

    ResponderEliminar
  30. Como no veo demasiada televisión no conocía al autor, pero el libro tiene muy buena pinta
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Hola!
    Tiene muy buena pinta, así que me la apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Si se me cruza no me importaría leerla
    Besos

    ResponderEliminar
  33. No tenía ni idea de que este presentador se había lanzado a la literatura, y me parece coherente que sea con una novela negra! El problema es que tengo demasiadas cosas del género por leer, así que no me termino de animar a sumar más a mi lista. 1beso!

    ResponderEliminar

¡ Gracias por tu comentario !