14 de enero de 2017

Encuentro con Juan Manuel de Prada

Días antes de Navidad tuve la oportunidad de asistir a un encuentro con Juan Manuel de Prada con motivo de la reciente publicación de su última novela Mirlo blanco, cisne negro de la que os hablé ayer. El encuentro tuvo lugar en el Hotel Only You de Madrid y allí nos dimos cita, además del autor, unos cuantos blogueros deseosos de charlar con él.

Todo lo que rodea el mundo literario es parte fundamental de Mirlo blanco, cisne negro y en ella se menciona a los blogueros y no precisamente de forma elogiosa así que no es de extrañar que la primera pregunta fuera precisamente su opinión sobre la labor que realizamos. Comentó que al igual que en cualquier otra parte blogueros evidentemente hay de todo. Nuestra labor de divulgación le parece laudable y necesaria, sustituyendo en ocasiones a los críticos profesionales que tienen parte de responsabilidad en la decadencia de la literatura ya que los de los grandes medios a menudo han servido a otros intereses, utilizando el oficio para despotricar y hacer guerras literarias, razón por la cual ahora están en descrédito.

Esta crítica a este sector de la literatura está muy presente en la novela como lo está la crítica al monopolio que en su momento tuvieron las revistas literarias, a la hegemonía y el poder que ostentaban en los años 80-90 para encumbrar a quien querían siempre con una motivación mercantil e ideológica ya que era una época en la que el sector, al contrario de lo que sucede ahora, movía muchísimo dinero y los anticipos a escritores eran realmente jugosos.

Metidos más de lleno en su novela Juan Manuel de Prada nos comentó que los dos protagonistas de Mirlo blanco, cisne negro tienen muchas suyas, pero también otras muchas que nada tienen que ver con él. Tras 22 años publicando y aunque en la publicidad editorial se habla de un ajuste de cuentas con el mundo literario y él mismo, considera que quizá ese enfoque publicitario no ha sido el correcto y más bien hablaría de un balance de estos años en los que ha pasado por muchos estados de ánimo con respecto a su vocación literaria y ahora que ha alcanzado una cierta serenidad, frágil, ha sentido que era el momento de recapitular a través de una novela ya que una autobiografía le hubiera parecido pretenciosa.

El estilo narrativo es otro de los puntos que se trata en la novela a través de los dos escritores protagonistas, muy distintos ambos en este aspecto. Juan Manuel de Prada considera el estilo es la huella dactilar del autor, la radiografía de su alma y dependerá siempre del universo personal de cada uno por lo que cada autor debe encontrar el suyo. Además, todos evolucionamos con la edad y así lo hace también el estilo, normalmente hacia menos barroquismo del mismo modo que el conocimiento del alma humana que dan los años ayuda a la creación de personajes más complejos.

La relación entre maestro y discípulo, consagrado y novel, es el eje en torno al cual gira una novela que a pesar de comenzar como una sátira termina siendo una narración sobre las relaciones humanas por lo que la pregunta sobre cómo son sus relaciones con otros autores era inevitable y nos cuenta que le gusta especialmente relacionarse con los que están empezando, tratar con autores noveles es una transfusión de entusiasmo. Le pedimos que nos recomendará a algunos de estos autores noveles de los que tomé buena nota.

Fueron dos horas y media de charla en la que hubo tiempo para hablar también de sus gustos literarios. Se considera un lector muy ecléctico, algo que cree fundamental y que un lector no debe perder nunca. Lamentó que la única pega de dedicar tiempo a la escritura es leer menos y para finalizar nos confesó que su gran proyecto hubiera sido escribir una especie de Episodios Nacionales sobre el siglo XX, empezando con la pérdida de Filipinas, como hizo en su novela Morir bajo tu cielo, y terminando con los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, pero aunque es algo que no descarta es consciente de que es un proyecto muy difícil.

Solo me queda agradecer a la editorial la invitación y al autor su disposición para charlar y disfrutar de una tarde realmente agradable e interesante y aprovecho, de nuevo, para recomendaros la lectura de Mirlo blanco, cisne negro.



13 comentarios:

  1. Gracias por la crónica, una suerte poder acudir a estos actos
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues gracias por contarnoslo.

    ResponderEliminar
  3. Que bien os lo pasáis!!! Una excelente crónica como siempre :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que disfrutases del encuentro :)

    ResponderEliminar
  5. Hola! Me parece muy interesante todo lo que os comenté. Se nota que disfrutasteis del encuentro :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Muy muy interesante esta entrevista. Gracias ;D

    ResponderEliminar
  7. Pues gracias por acercarnos un poquito más a su autor, ya nos contarás cuales son esos autores noveles que me ha picado la curiosidad ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Jo, qué envidia me das! Gracias por la crónica.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Es una suerte poder compartir un rato con este hombre, más allá de ideas o de imagen de tertuliano tiene un talento extraordinario a la hora de escribir y es muy interesante departir con él sobre literatura
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Ohh qué encuentro más guay!! Me encantaría haber asistido. Envidio mucho Madrid por estos actos. Besos

    ResponderEliminar
  11. Oh qué interesante encuentro y resumen que has hecho Manuela, no conocía esta novela pero la buscaré, me interesa la opinión de alguien con tantos años de trayectoria escribiendo-
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Se pasó el tiempo mucho más deprisa de lo esperado. Besos.

    ResponderEliminar

¡ Gracias por tu comentario !