31 de agosto de 2016

La ciudad de la mentira - Iñaki Martínez


Hoy os propongo vivir una aventura plagada de espías en un destino cercano y, aún así, exótico. Nos vamos de viaje a Tánger y lo hacemos de la mano de Iñaki Martínez que con su novela “La ciudad de la mentira” fue finalista del Premio Nadal en 2015. Éstas son mis impresiones.

Sinopsis


Stanley Mortison, secretario del cónsul norteamericano, recluta como informadora a Joan Allison, una joven y atractiva periodista americana recién llegada a la ciudad con ansias de descubrir el mundo. Con el fin de mostrarle los entresijos de la cosmopolita ciudad, encargarán al joven sacerdote educado en Tánger Martín Ugarte que le muestre la ciudad. Esta decisión va a provocar una reacción en cadena de insospechadas consecuencias, poniendo en peligro la neutralidad del Protectorado y sacudiendo la vida de todos los implicados, que tendrán que enfrentarse a los intereses del prepotente cónsul español y su aliado, el peligroso cónsul alemán.

Aventureros y amantes, espías y traidores acabarán confluyendo en el centro del tablero, jugando los últimos movimientos de una partida en la que el engaño es parte de la estrategia por obtener el control del mundo.

El autor


Iñaki Martínez (Guatemala, 1954) es hijo de madre panameña y padre vasco (un exiliado y miembro de la Brigada Vasca durante la segunda guerra mundial). Licenciado en Derecho, creció y estudió en España, y durante su juventud fue miembro fundador de Euskadiko Ezkerra y militante de varias organizaciones políticas antifranquistas de Euskadi. Su vida siempre ha transcurrido entre Latinoamérica y España: ha formado parte de la comisión de relaciones internacionales de la guerrilla salvadoreña  y ha desarrollado funciones de representación internacional para el gobierno vasco. También ha trabajado como articulista de política internacional para diversos diarios del País Vasco, Panamá, México y Nicaragua. Es autor de Arresti, una novela sobre la relación entre ETA y el mundo empresarial. Con La ciudad de la mentira quedó finalista del Premio Nadal 2015.

Mi opinión


En 1923, y hasta 1956, Tánger fue declarada Zona Internacional de modo que tanto su gobierno como su administración dependían de una comisión internacional compuesta por varios países. En julio de 1939, a las puertas de la Segunda Guerra Mundial, Tánger no era solo un punto estratégico, sino que se convertiría en un hervidero de espías. “La ciudad de la mentira” nos sitúa en este momento histórico y arma una novela de aventuras y espionaje en torno a tres personajes principales. Stanley Mortison, secretario del cónsul norteamericano, ficha como informadora a la recién llegada Joan Allison, una joven periodista americana que dejando atrás un pasado que quiere olvidar, aterriza en Tánger con la intención de escribir una novela. Por mediación del consulado, el encargado de enseñar la ciudad a esta atractiva mujer será Martín Ugarte, un sacerdote de origen vasco, educado en Tánger.

Iñaki Martínez
Tres protagonistas tan bien dibujados que nos permiten rápidamente ponernos en su piel. Stanley Mortison es un diplomático de libro, su saber estar, su mano izquierda, su inteligencia, su bondad y su dureza, cuando ésta es necesaria, son los rasgos principales de un personaje que traspasa las páginas y que se convirtió en mi favorito durante la lectura. Joan Allison es una mujer adelantada a su tiempo, una joven decidida a empezar de cero lejos de su país y que tras su fachada de frivolidad esconde una mujer no solo valiente, sino más frágil emocionalmente de lo que ella misma está dispuesta a admitir. Y con Martín Ugarte el autor nos dibuja de forma fidedigna a un joven sacerdote que poco o nada sabe de la vida. Un joven sacerdote que se siente seguro en sus convicciones hasta que el amor llama a su puerta y hace tambalearse todo lo que creía firme hasta ese momento. Martín Ugarte es un personaje entrañable al que es imposible no coger cariño ya que representa ese primer despertar al amor que todos hemos vivido en algún momento.

Junto a estos tres protagonistas son muchos los personajes secundarios de muy variados orígenes y con diversas ocupaciones que habitan “La ciudad de la mentira” y es que casi podríamos hablar de una novela coral en la que cada uno de ellos son parte imprescindible en este tablero lleno de espías que nos traerá imágenes en blanco y negro y que inevitablemente nos hará pensar en “Casablanca”, película para la que Iñaki Martínez tiene varios guiños a lo largo de la novela, como es el caso de la protagonista y es que precisamente una Joan Allison fue coguionista de la película. En un encuentro con el autor al que pude asistir y tal y como él mismo cuenta al final de la novela, el germen de “La ciudad de la mentira” es una visita que unos años después de la muerte de su padre, y buscando conocer un poco más cómo fue su vida, realizó a un veterano comandante del batallón Gernika, batallón en el que también había servido su padre. Este comandante, al despedirse, les comentó que dedicaría la tarde a ver de nuevo “Casablanca”, añadiendo que no dejaba de ser curioso que en una película americana apareciera un personaje de apellido Ugarte, con lo difícil que es pronunciarlo en inglés.

Si por algo destaca “La ciudad de la mentira” es por su exquisita ambientación que más allá de mostrarnos y describirnos paisajes y lugares, traslada al lector a la vida de una ciudad en la que la tolerancia muestra su máximo exponente con la buena convivencia existente entre las tres religiones que se mezclaban en la ciudad en aquella época: musulmana, cristiana y judía. Pero evidentemente y a pesar de esta sana tolerancia y este buen entendimiento no todo es fácil en Tánger. Los rumores que hablan sobre una inminente guerra son cada vez más fuertes y las buenas relaciones entre los distintos consulados son tan solo una máscara para esconder las alianzas de poder en un clima de preguerra. Iñaki Martínez nos traslada a una época fascinante y dibuja una ciudad cosmopolita y llena de glamour  que, además, se convirtió en un refugio para todo aquel que buscaba la libertad. Una ciudad a la que llegaron muchísimos refugiados republicanos tras nuestra Guerra Civil y a la que años después elegirían también como destino miles de judíos huyendo del nazismo.

En definitiva, “La ciudad de la mentira” es una novela de alianzas, intrigas y espionaje que se convierten en el hilo conductor de un libro en el que no falta una historia de amor. Una novela de historias entrecruzadas escrita con una prosa sencilla y cuidada con la que disfrutar de unas horas de aventuras. 

Ficha técnica



25 comentarios:

  1. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Los espías no me van mucho, así que lo dejo pasar.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Sin duda tiene una pinta estupenda esta novela. No me importaría nada leerla

    ResponderEliminar
  4. Pues fijate que de primera, esa ambientación en Tánger no me llamaba mucho, pero por tus impresiones me lo estoy replanteando y no me importaría leerla. Gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Las historias de espías no me van nada, pero si se cruzase en mi camino a lo mejor la leería. Besos

    ResponderEliminar
  6. No conocía esta novela pero lo que cuentas me atrae y no me importaría leerla
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me lo apunto! Me encantan las novelas de espías! Un saludo!!

    ResponderEliminar
  8. Tiene buena pinta. No la descarto. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Aunque no me disgusta la temática de espías no me convence del todo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Pues le tenía el ojo echado y pinta estupendamente, por supuesto, la reseña ayuda mucho. Me la apunto por si me la cruzo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  11. Mi maravillosa librera me dejó la edición no venal tiempo antes de que se publicara y me sorprendió mucho, conforme iba leyendo me iba gustando más. Muy recomendable

    Un besote

    ResponderEliminar
  12. No sé, los temas de espionaje no van mucho conmigo, pero sí que me llama lo que nos cuentas sobre la ambientación. Me lo pensaré.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Coincido plenamente contigo, una novela muy completa que consigue trasladarnos a Tánger,
    besucus

    ResponderEliminar
  14. Hola, pues me ha encantado tu reseña. Igual le doy una oportunidad. Gracias por la info.
    un saludo

    ResponderEliminar
  15. Bueno pues nos llevamos sensaciones parecidas, quizás yo un poco menos entusiasmada que tú, pero satisfecha del todo con una novela francamente entretenida
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Me descubres este título y aunque lo de echar unas horas de aventura con espías suena bien ahora mismo no es de lo que más me apetece.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que esa ambientación me gusta y viendo lo que la has disfrutado no me importaría leerla.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Hola! Este libro tiene muy buena pinta. No lo conocía, pero me lo llevo anotado porque me da la sensación de que me gustará.
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Me gusta la temática y la ambientación, espías y Tánger. Tomo nota, a ver si me da el tiempo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  20. Inevitable pensar en El tiempo entre costuras. No me desagrada el lugar en el que se ambienta, así que quizá acabe dándole una oportunidad.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  21. A mi esta vez la temática no me llama nada....el tema de espias no me gusta nada así que pocas veces me suelo animar...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Si me lo cruzo me haré con el, además el punto de los espías me llama
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Pues no me importaría nada leerla. Me encantan las novelas con buena ambientación, así que es un motivo más para acercarme a ella. Besos

    ResponderEliminar
  24. Tiene buena pinta, creo que me lo llevo apuntado!

    ResponderEliminar
  25. No lo conocía y creo que podría gustarme, lo apunto.

    Besotes

    ResponderEliminar

¡ Gracias por tu comentario !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...