28 de octubre de 2015

Justo antes de la felicidad - Agnès Ledig


Hay libros en los que te fijas en cuanto los ves en las librerías o en un catálogo de novedades. Libros que poco a poco, y solo viendo su portada y su título, se van haciendo un hueco en ti. Si de estos libros, además, comienzas a leer opiniones muy positivas y entusiastas, con comentarios sobre él que te hacen pensar que es justo el tipo de lectura que más sueles disfrutar y, para colmo, te lo comparan con algún autor o autora que te gusta mucho, es inútil resistirse demasiado porque sabes que, tarde o temprano, te harás con él. Cuando ya lo tienes entre las manos y lo abres por la primera página no hay vuelta atrás, la suerte está echada, ¿cumplirá con tus expectativas? Hoy os hablo de “Justo antes de la felicidad”.


SINOPSIS

Hace demasiado tiempo que Julie ha dejado de creer en los cuentos de hadas, en la bondad y todas esas patrañas. Con apenas veinte años, es cajera de un supermercado donde aguanta las impertinencias y el acoso de su jefe por miedo a perder su puesto. No se lo puede permitir, necesita ese trabajo. Es madre soltera y tiene que valerse por sí misma, ya que su familia le dio la espalda cuando se quedó embarazada del pequeño Lulú, un niño de tres años adorable.

Pero un día un desconocido le tiende una mano por pura generosidad. Conmovido por su situación familiar, Paul, un cliente del supermercado, la invita espontáneamente a pasar con el niño unos días en la costa bretona junto a él y su hijo Jérôme. Reacia en un primer momento, la joven madre acaba aceptando la propuesta sin saber que estas vacaciones van a cambiar sus destinos para siempre. Un viaje de no retorno y una cadena de sucesos inesperados mostrarán a Julie la cara más triste pero también la más amable de la vida.

Una historia llena de vitalidad y esperanza que nos reconcilia con la vida.
El optimismo, la ternura y un fino humor impregnan las páginas de esta emotiva novela.


LA AUTORA

Agnès Ledig es comadrona en Alsacia. Comenzó a escribir como terapia personal al enfermar su hijo de leucemia. En 2011 publicó su primera novela que fue seleccionada para el premio de la revista Femme actuelle. Ahora, con Justo antes de la felicidad, la autora ha sido galardonada con el premio de los libreros Maison de la Presse 2013 y se ha convertido en best seller indiscutible en Francia, y los derechos de traducción han sido vendidos a más de quince países.


MI OPINIÓN

Julie es madre soltera. Ella y su pequeño hijo de tres años apenas consiguen sobrevivir con el sueldo que gana como cajera en un supermercado. Un trabajo monótono y mal pagado en el que, además, tiene que soportar a un jefe muy dado a abusar de su poder con sus empleadas. Un día Paul, recién separado y a punto de jubilarse, depositará su compra en la caja que atiende Julie y algo le conectará con la tristeza de su mirada y con una lágrima atrevida que osa asomar a sus ojos. Tanto conectará que será el inicio de una amistad que les llevará hasta Bretaña y allí, en la orilla del mar y junto a Jérôme, el hijo ya adulto de Paul, y Lulu, hijo de Julie, conformarán un grupo tan heterogéneo como unido.

Agnès Ledig
Alternando el narrador omnisciente y la primera persona en la voz de Julie, la autora construye una novela ágil y de fácil lectura que con una prosa sencilla y un lenguaje cercano nos traslada una historia en la que priman las emociones y los sentimientos. Con un ritmo pausado vamos conociendo a los protagonistas de esta historia dura, pero llena de esperanza, en la que el dolor y la tristeza se atenúan con algún guiño en el que la autora hace gala de su sentido del humor.

Dice la faja del libro (dichosas fajas) que a Agnès Ledig se la compara con Anna Gavalda (dichosas comparaciones) y es cierto que la primera mitad de la novela me recordó en algún momento a esa otra autora francesa que tanto me gusta. Los tres adultos en Bretaña forman un trío tan desigual como encantador y entrañable, imposible no recordar a esos personajes tan dispares que se complementan hasta casi formar uno en “Juntos, nada más” porque también en “Justo antes de la felicidad” cada uno de ellos llega a la costa bretona con sus heridas, cada uno con una vida rota o a punto de desmoronarse. Tan frágiles y tan grises individualmente. Tan fuertes y coloridos todos juntos que la autora, como Gavalda, parece tejer el comienzo de la dicha a partir de retales.

Es a partir de esta primera mitad cuando se produce un cambio tanto en el tono como en el ritmo de la novela y es que acontece un hecho dramático que cambiará la vida de nuestros protagonistas para siempre. Es entonces cuando la narración deriva a lo que yo suelo llamar autoayuda disfrazada de novela. “Justo antes de la felicidad” se llena de múltiples reflexiones y mensajes positivos sobre la esperanza, la lucha, la amistad… Mensajes tan directos que apenas dejan margen al lector para que reflexione y sienta por sí mismo. Angés Ledig escribió esta novela como una especie de terapia cuando su hijo enfermó de leucemia y supongo que ésta es la razón por la que habrá sido para la autora muy difícil separar la narración de sus propias vivencias y junto al mensaje de que a pesar de todo la vida sigue, la autora ha desnudado su corazón a través de personajes ficticios.

En definitiva, y a pesar del pero que os he comentado, “Justo antes de la felicidad” es una historia sencilla y amena. Una novela triste, pero llena de vitalidad y narrada con naturalidad. Una novela con la que sonreír, con la que llorar y con la que, a pesar de todo, volver a sonreír.


22 comentarios:

  1. A mí me pareció una novela muy triste. Quizás me pilló en un momento bajo.

    ResponderEliminar
  2. Pues le tenía echado el ojo a esta historia pero esta segunda parte me deja un poco dubitativa. Lo maduraré un poco.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No necesito ahora este tipo de historia, quizás para mas adelante.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ahora mismo no me llama, pero igual más adelante si lo leo. Un besote

    ResponderEliminar
  5. Me uno al club: de momento no me la voy a llevar. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta lo que cuentas, una buena reseña de un libro que me llevo anotado, pero para más adelante, que no estoy ahora en un buen momento para este tipo de historias...
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Yo la tengo anotada en los libros a indagar. Ya veremos que decido. Esa parte negativa de la reseña me hace dudar.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  8. A mi me encantó, yo lloré mucho porque fui totalmente a ciegas y no sabía que iba a pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Tengo muchas ganas de leerla, besotes

    ResponderEliminar
  10. Sabes que este tipo de novelas no son mis preferidas, aunque nunca se puede decir que no. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola! Lo tengo pendiente y espero poder ponerme pronto con él porque me llamo bastante la atención. Gracias por la reseña! Besos!

    ResponderEliminar
  12. Pues creo que no es para mi, esos mensajes tan explícitos y de poco margen me tiran muy atrás. Oye, pero que me viene hasta bien por los pendientes!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me llama este libro. Lo tendré muy en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. La portada es preciosa, desde luego, y lo que cuentas de él me ha gustado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Pues creo que lo voy a dejar estar, no te he visto nada entusiasmada y tengo mucho pendiente
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Pues aunque hayas solventado la lectura parece que tampoco te ha entusiasmado mucho... Y hay que seleccionar lecturas ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Por mi ánimo no me apetece nada triste ahora...pero el mes que viene puede que si y tu reseña me ha gustado mucho y no es la primera que leo en la misma línea.
    Así que me la levo apuntada.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. No me veo leyéndola. Me suena como a autoayuda. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Ay! Lo de autoayuda disfrazado de novela....

    ResponderEliminar
  20. Ains, con lo bien qué íbamos! Me estabas convenciendo con tu reseña de hacerle hueco pero al llegar a la parte esa que el ritmo y la trama cambia y aparece la autoayuda encubierta he hecho plof: no creo que pueda leer ahora mismo un libro así, no me suelen gustar nada. 1beso!

    ResponderEliminar
  21. No lo conocía y no pinta mal , pero no será ahora, quizá no estoy para autoayudas, aunque las prefiero así, veladas en la narración, antes que en un libro completamente dedicado a ello. Besos

    ResponderEliminar
  22. Pues me parece interesante...

    Besotes

    ResponderEliminar

¡ Gracias por tu comentario !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...