5 de diciembre de 2013

Expiación (Ian McEwan)


En la casa de campo de la familia Tallis, la madre se ha encerrado en su habitación con migraña, y el señor Tallis está en Londres. Briony, la hija menor, de trece años, ha escrito una obra de teatro para su hermano Leon, que hoy vuelve de la universidad. Cecilia, la mayor de los Tallis, también ha regresado de Cambridge, donde no ha obtenido las altas notas que esperaba. Quien sí lo ha hecho es Robbie, el brillante hijo de la criada de los Tallis. Es el día más caluroso del verano de 1935, y las vidas de los habitantes de la mansión parecen deslizarse con apacible elegancia. Pero resuenan unas sutiles notas disonantes: hay una curiosa tensión entre Cecilia y Robbie; la hermana de la señora Tallis ha enviado a su hija Lola, una nínfula quinceañera y seductora, a casa de sus tíos; y la imaginativa Brinoy ve a Cecilia que sale empapada de una fuente, vestida solamente con su ropa interior, mientras Robbie la mira...

Ian McEwan nació en Aldershot, Hampshire, en 1948. De padre militar, pasó gran parte de su infancia en el Lejano Oriente, Alemania y el Norte de África. Al regresar a Inglaterra se licenció en Literatura Inglesa en la Universidad de Sussex y se formó en creación literia en la Universidad de East Anglia. En 1978 publicó su primera novela, "Jardín de cemento". Tras ella se convirtió en uno de los más importantes novelistas británicos gracias a títulos como "El placer del viajero", "Amor perdurable", "Amsterdam" y otros muchos. En 2001 publicó la novela que os traigo hoy, "Expiación", que ha obtenido, entre otros premios, el WH Smith Literary Award, el People's Booker y el Commonwealth Eurasia. Esta novela fue llevada al cine en 2007 por Joe Wright protagonizada por Keira Kmightley y James McAvoy.

La sinopsis de esta novela es de las que me gustan, dice muy poco, realmente no dice nada de la trama pero crea la expectación suficiente como para adentrarse de lleno en su lectura. Me estreno con McEwan con este libro y creo que no podía haber elegido mejor título ya que he encontrado una historia apasionante escrita con una prosa magnífica.

Estructurada en cuatro partes la novela comienza en el verano de 1935, a las puertas de la Segunda Guerra Mundial. En esta primera parte se nos presentarán los personajes principales: la familia Tallis, especialmente sus dos hijas, Briony y Cecilia, pero también a su madre, hermano y primos. Junto a ellos, Robbie, el hijo de la criada.

La segunda parte nos llevará hasta la Segunda Guerra Mundial, concretamente a Francia, donde el ejército británico comienza su retirada desde Dunkerque en 1940. Esta es la parte cuya lectura puede resultar un tanto árida dado su marcado carácter bélico aún así destaca el tono profundamente intimista de la narración lleno de gran variedad de reflexiones sobre el ser humano en general y la guerra, en particular.

En la tercera parte volveremos a Londres, también durante la guerra, y sabremos qué ha sido de Briony, aquella niña que conocimos en el verano de 1935 y que ya es una joven que estudia enfermería. Finalmente, en la cuarta y última parte de la novela, volveremos a encontrarnos con Briony, ya anciana y también en Londres, en 1999.

Ian McEwan
Desde el inicio sabremos que la mayor ambición de Briony es ser escritora, hecho que el autor aprovecha para reflexionar sobre la creación literaria y su proceso. La imaginación de Briony es desbordante y más aún teniendo en cuenta que se halla en esa difícil etapa de la vida en la que se deja de ser niño para comenzar a adentrarse en la vida adulta. Ver a su hermana mayor, Cecilia, salir de una fuente en ropa interior ante la mirada atónita de Robbie, hará que la imaginación de Briony se desboque de tal modo que la niña terminará asumiendo como ciertas una serie de conclusiones erróneas. Conclusiones que, unidas a los hechos que acontecerán esa misma noche durante una cena de la familia, harán que la vida de todos cambie radicalmente.

El autor crea desde el principio una tensión no resuelta que se palpa desde el primer capítulo. Sabemos que algo va a suceder, todo apunta a ello y poco a poco la tensión irá subiendo hasta que los hechos, o lo que parecen serlo, estallan en la cara de los protagonistas y del lector.

Con una voz narrativa eminentemente introspectiva y siempre en tercera persona, salvo en la última parte que narrará la propia Briony, el autor irá saltando del punto de vista de un personaje a otro por lo que un mismo hecho lo veremos bajo distintas miradas, lo cual enriquece la lectura y la propia trama y ayuda a crear la tensión que comentaba anteriormente. Todo ello lo consigue McEwan con una prosa exquisita y elegante en la que priman las descripciones minuciosas sobre los diálogos. Ciertamente en algún momento puede resultar un tanto lenta la lectura debido al tono intimista que impregna la novela y debido también a los temas que trata: traición, mentira, culpabilidad... Pero también encontramos una crítica a los usos y costumbres británicos de la época y a la discriminación social y sexual.

La construcción de los personajes es magnífica, muy especialmente en el caso de Briony, personaje que conoceremos de niña a la que acompañaremos en su camino hacia la madurez. Todos los personajes principales tienen una intensa vida interior y están llenos de matices, pero el autor consigue con facilidad que nos adentremos en ellos y sintamos como ellos. A través del personaje de Briony se realiza un análisis sobre la culpabilidad, la asunción de la responsabilidad de los actos y la forma en que cada uno intenta encontrar una penitencia con la que conseguir estar en paz consigo mismo. La forma en que cada uno busca su expiación.

Como colofón a este magnífico libro nos encontramos con un final que sólo puedo calificar de sorprendente por lo inesperado del mismo y por la nueva visión que nos da sobre muchas de las cosas que hemos leído a lo largo de la novela.

Una buena historia narrada de forma impecable. Una novela intensa que combina a la perfección el retrato bélico con la historia de un amor marcado por las dificultades desde su inicio. Una novela a lo largo de la cual no dejaremos de preguntarnos de qué forma puede alguien expiar sus culpas. Como he dicho al principio, una buena historia contada a través de la mejor literatura.


Ficha técnica
Título: Expiación
Autor: Ian McEwan
Editorial: Anagrama
Traductor: Jaime Zulaika
Nº de páginas: 448
ISBN: 9788433976550

24 comentarios:

  1. Me gustó esta novela, tanto la historia como el tono en que está narrada.

    ResponderEliminar
  2. Pues no me llamaba demasiado, pero ahora si que tengo curiosidad, me lo llevo anotado. Es verdad que el argumento despierta interés. Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Tengo apuntado a este autor que estoy viendo por varios blogs, tal vez como tu me estrene con esta novela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Sigue costándome mucho leer libros de tema bélico. Aunque lo que cuentas y cómo lo cuentas lo hace muy interesante, creo voy a dejarla para otra ocasión. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. El libro no lo he leído pero la película es una de mis preferidas, preciosa <3 Aunque me quité un poco la sorpresa saber ya lo que pasa al final, lo leeré en cuanto tenga oportunidad. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. De este autor he leído su primer libro "Jardín de cemento", sorprendente e interesante. Pero no sé porqué es un autor como que me produce recelo (y eso que lo que leí me gustó y mucho), manias inexplicables que voy a tener que solucionar.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Habláis tan bien de ella, que habrá que leerla, besotes

    ResponderEliminar
  8. Me he liado un poco con tanto personaje, pero no parece tener mala pinta. Tomo nota. gracias, besos.

    ResponderEliminar
  9. Tanto el libro como la novela me parecieron maravillosas. Tengo pendiente leer el último libro del autor, que es un thriller y tiene buena pinta.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Le tengo muchas ganas, y eso que ya he visto la película
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Tomo nota de tu opinión que pinta genial!

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que también te guste nuestro espacio :D
    ¡Un abrazo grande de parte de los tres!
    www.melodiasporescrito.com

    ResponderEliminar
  13. Todavía no he leído nada del autor pese a que me llama mucho, uno este título a otros ya anotados, convencida me marcho.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. A esta ya le tenía echado el ojo, y tu reseña me lo confirma.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  15. Ya le tenía ganas a esta novela. Así que con tu reseña, esas ganas aumentan...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. No he leído nada de este autor pero esta novela ya me interesaba antes y ahora con tus impresiones me has dejado con más ganas
    besos

    ResponderEliminar
  17. No me la apunto porque ya la tengo jeje, gracias por la reseña me has dado muchas ganas de empezarlo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Lo tengo pendiente desde hace mil! Pero me da una pereza... U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  19. Me la apunto porque te deja con ganas de más la sinopsis jaja
    Un besito

    ResponderEliminar
  20. ¡¡Hola Manuela!!
    Parece muy interesante aunque aún no he leído nada de este autor.
    Besos y feliz semana :)

    ResponderEliminar
  21. Me encanta este autor, y Expiación me parece una novela magnífica en la que los personajes brillan con luz propia. Tiene una de las mejores malas de la literatura contemporánea!
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Me encantó la película. No quiero leerme el libro porque ya sabría todo lo que ocurre, pero para quien no haya visto ni leído nada, lo recomiendo. una historia preciosa, aunque dura.

    ResponderEliminar
  23. Este sí que me lo anoto, que la época en la que está basado el libro me gusta mucho y sé que lo disfrutaré, además ya me pica la curiosidad con ese final que comentas.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  24. Es un libro muy interesante, muy bien estructurado y sorprendente.

    ResponderEliminar

¡ Gracias por tu comentario !