18 de diciembre de 2015

Cuentos de Amor de Locura y de Muerte - Horacio Quiroga


No soy lectora de relatos, son muy pocas las ocasiones en las que estos me satisfacen y, salvo honrosas excepciones como el caso de “American Noir”, lo normal es que me dejen un sabor agridulce. En el caso de Quiroga poco dulce ha habido, me he equivocado en la elección del libro y su lectura se me ha hecho eterna.


SINOPSIS

Escritos alrededor de los temas que obsesionaban al autor, como la fuerza invencible de la naturaleza o el misterio de las relaciones humanas, estos relatos dan testimonio de las dos modalidades que Quiroga cultivó con maestría: por un lado, los cuentos que saben construir un clima que envuelve al lector desde las primeras líneas y, por otro, los que se encaminan inexorablemente hacia un final impactante, donde los protagonistas se enfrentan a un instante que puede ser lúgubre, misterioso, macabro o insólito, pero siempre definitivo. 


EL AUTOR

Horacio Quiroga (Salto, 1878 - Buenos Aires, 1937) fue un cuentista, dramaturgo y poeta uruguayo. Fue el maestro del cuento latinoamericano, de prosa vívida, naturalista y modernista. 
Deportista y aficionado a las ciencias, funda la tertulia de Los tres mosqueteros y se inicia en las letras bajo el patrocinio de Leopoldo Lugones. Viaja a París en 1900 y hace una breve experiencia de la bohemia pobre. La mayor parte de su carrera transcurre en Argentina, donde llega a ser muy leído por sus cuentos publicados en revistas y recogidos en libro. Ejerce empleos consulares y la crítica de cine, y pasa largas temporadas en el medio rural de Misiones, en la frontera argentino-paraguayo-brasileña, ambiente del que tomará temas para sus narraciones. Su carrera se abre en la poesía, dentro del ámbito del modernismo, con Los arrecifes de coral (1901), obra sin mayor consecuencia. Una vida dramática, siempre cercana a la estrechez económica, matrimonios conflictivos, experiencias con el hachís y el cloroformo y el constante cerco del suicidio, alimentan su tarea cuentista, una de las más importantes de América. No le son ajenas las influencias de Rudyard Kipling, Joseph Conrad y, sobre todo, el magisterio de Edgar Allan Poe, por las atmósferas de alucinación, crimen, locura y estados delirantes que pueblan sus narraciones.



MI OPINIÓN

“Cuentos de Amor de Locura y de Muerte” así, sin coma, según parece por expreso deseo del autor, es un conjunto de 18 relatos en su primera edición y aunque con posterioridad el autor excluyó tres de ellos la edición que yo he leído y que adquirí en Amazon los incluye todos.

Como ya indica el título los temas principales que tratan estos cuentos son la muerte y el amor, pero también la locura, la adicción a las drogas, la avaricia y la gula tienen cabida en unos relatos que si bien en su mayoría suelen tener un comienzo realista acaban derivando en muchas ocasiones a cuentos más fantásticos donde la oscuridad y lo tenebroso impregnan el ambiente.

En varios de estos relatos es a través de los animales como Horacio Quiroga nos presenta la historia. Este es el caso por ejemplo de “El alambre de púa”, relato protagonizado por dos caballos, un grupo de vacas y un toro que interactúan entre sí; o el caso de “Yaguai” y “La insolación”, con perros en ambos casos como protagonistas. Estos son los relatos que más me han costado, he sido incapaz de conectar con narraciones en los que humaniza a los animales. No voy a negar que me resultaron realmente aburridos.

En cambio otros, como son “El almohadón de plumas” y “La gallina degollada” fueron más de mi gusto. El primero de ellos tiene un toque fantástico y casi de terror que, aunque no sea habitual que yo disfrute con este tipo de cosas, está tan bien narrado que te atrapa inmediatamente en una atmósfera de ansiedad. Lo mismo ocurre en el caso del segundo, una historia sencilla en la que desde el primer momento se intuye la tragedia y el autor consigue trasladar al lector esa tensión que hay en el ambiente del relato.

En general los cuentos me han resultado muy irregulares, pasando de narraciones apasionadas a otras tan frías y lentas que me desesperaban y en definitiva, como os decía al principio, está claro que me equivoqué al elegirlo como lectura. Éste no es un libro para mí y lógicamente no lo he podido disfrutar.  

28 comentarios:

  1. ¡Lo bueno es que ya se terminó! Este no me lo llevo que te he visto sufriendo un par de semanas y no estoy para malos ratos.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Este no creo que lo lea, no tengo ganas de sufrir yo también.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Vista tu experiencia,no me lo apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Vista tu experiencia,no me lo apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Tampoco soy de leer relatos, este lo dejo pasar. Un besote

    ResponderEliminar
  6. Siento que no lo hayas disfrutado. A ver si con la próxima lectura hay más suerte.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. No me acerco a este libro ni con un palo...

    ResponderEliminar
  8. Nosotras sólo hemos leído justamente “El almohadón de plumas” y “La gallina degollada”, y los dos nos gustan. Esperábamos que el resto de la obra de Quiroga fuera similar, pero por lo que comentas parece que no, así que de momento descartado.

    ResponderEliminar
  9. Pues con lo poco que me gustan a mi los relatos, tengo poco que añadir. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues nada, descartado queda.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, vaya parto más largo has tenido. Evidentemente, no me lo apunto. Todo sea por la letra Q, jajaja

    Buen finde

    ResponderEliminar
  12. No recuerdo la sensación de los demás relatos, pero si disfrutar y recordar justo los 2 que mencionas, debe ser porque destacan sobremanera. Te he leído padecer la lectura, pero mira el lado positivo, venciste el reto de la A la Z. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. No recuerdo la sensación de los demás relatos, pero si disfrutar y recordar justo los 2 que mencionas, debe ser porque destacan sobremanera. Te he leído padecer la lectura, pero mira el lado positivo, venciste el reto de la A la Z. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Ya te comenté, creo que lo hice, que sufrí con este libro de relatos y estoy de acuerdo con tu opinión. Y me gusta que una bloguera tenga el valor de decir que algo no le acaba de gustar. Gracias, por tu opinión honesta. Un besito.

    ResponderEliminar
  15. Ya te comenté, creo que lo hice, que sufrí con este libro de relatos y estoy de acuerdo con tu opinión. Y me gusta que una bloguera tenga el valor de decir que algo no le acaba de gustar. Gracias, por tu opinión honesta. Un besito.

    ResponderEliminar
  16. Pues yo como tu, no soy muy de relatos, si no fuera por el reto genérico yo creo que este año no habría caído ninguno.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Hola! No me llama, así que este lo voy a dejar pasar. Feliz fin de semana!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. He seguido la agonía en Twitter y ni loca los leo jajaja. Estoy leyendo yo una novela corta para la letra Q de este año que ya verás cuando la reseñe, te la puedes apuntar directamente para el reto del 2016 (que espero que vuelvan a convocar)

    ResponderEliminar
  19. Hola
    No he leído nada del autor pero quiero hacerlo pronto.
    Siento que no te haya gustado pero presiento que sí será de mi agrado ya que me gustan los relatos y la escritura pausada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Yo los relatos los cojo en ciertos momentos y me puede durar un libro meses. Si me doy empacho nos los disfruto. Yo creo que en todo libro de cuentos hay algunos que gustan más y otros menos.

    ResponderEliminar
  21. Pues Manuela después de tu reseña no me apetece nada leerlo. Olvidado, no hay nada peor que un libro que se te hace eterno.

    Yo tampoco era una gran amante de los relatos cortos porque si me gustaban me sabían a poco y no me acababa convencer esto de saltar de uno a otro, pero ahora en el blog solo estoy escribiendo relatos cortos y me doy cuenta de la gran dificultad que entraña explicar una historia en pocas líneas.

    Un saludo y feliz sábado

    ResponderEliminar
  22. Pues... Que no me lo llevo casi... Jajajaja! Me haces un favorazo eh? ;) Un besazo!

    ResponderEliminar
  23. No será, de los próximos, pero quiero leerlo :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Yo es que no soy de leer relatos... por eso creo que no me lo lleve.
    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Me encanta este autor, es genial =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  26. El volumen que yo elegí también incluía El almohadón de plumas y La gallina degollada pero así, de pasada, veo que el resto de relatos eran aún más especiales que los que yo he leído. Y tanta muerte... Aims.. es peliagudo Quiroga sí. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Ay, qué rabia, espero que este desacierto no te haga renegar de los libros de relatos... :(

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Hace años me aficioné a los libros de relatos, pero el que nos traes no me llama nada la atención. De entrada, animales y yo no somos buena combinación ...

    bsos!

    ResponderEliminar

¡ Gracias por tu comentario !